lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


1 comentario

“regina beatissima”, de juan garcia atienza: la leyenda negra es “the new black”


“En ambos reinos se estaba llegando a una crisis interna en la que no se planteaba únicamente el enfrentamiento entre dos facciones polñiticas rivales, provocado en gran parte por la misma falta de sentidos de ambos soberanos, que no fueron capaces de establecer un orden interno de pacíficas libertades, sino que permitieron que los conversos y sus antiguos hermanos judíos, se enfrentaran frontalmente” J.G.A.

En un mundo ideal, todo acercamiento serio a un personaje histórico debería ser objetivo, integral y contrastado documentalmente. Obviamente, como últimamente andamos escasos de mundos ideales, debemos conformarnos con este que nos ha tocado vivir. Por eso, la alternativa es un poco menos ambiciosa y el relato de los acontecimientos históricos viene cargado, consciente o inconscientemente – dependiendo de la “maldad” del autor- de prejuicios ideológicos, ignorancias, leyendas infundadas y, más habitualmente de lo que pretendemos reconocer, manipulación directa e interesada.

Cabe decir, para evitar equivocos inmediatamente, que el presente ensayo de Juan García Atienza no se encuentra en este último caso. No ocurre así, sin embargo, con el personaje histórico sobre el que se centra, la reina Isabel la Católica, tan significativo, tan icónico, que pocos personajes históricos, salvo quizás su homónima inglesa, han conseguido suscitar tanto interés, tanta polémica y tanta controversia, engrandecida por su importancia histórica y su ubicación clave en un momento crucial de nuestro país e, indiscutiblemente, del de todo el continente europeo, como poco, y del continente americano, también.

El autor expresa a lo largo de su ensayo la intención de acercarse al personaje sin la carga ideológica que ha caracterizado el estudio histórico del mismo. La figura de la reina (pretendidamente) santa se ha utilizado con fines propagandísticos, para el afianzamiento moral e histórico del régimen franquista, por ejemplo, erigiendose en una impostada continuidad histórica de un destino trascendente y espiritual iniciado por la reina castellana.

Ello ha traido consigo la ocultación de hitos en su gobierno que pudieran empañar el brillo atribuido, o directamente la manipulación en la interpretación de su significación histórica.

Sin ánimo de exhaustividad, lo cual excedería mi capacidad y desbordaría el carácter de nuestro pequeño espacio de intercambio, podemos atender a tres o cuatro puntos que desarrolla el ensayo de Juan García Atienza.

El primero de ellos, ya anotado anteriormente, y el más importante a mi juicio, es la voluntad expresada del autor de romper con una corriente hagiográfica, acrítica y parcial en el estudio histórico del reinado de los Reyes Católicos y de la figura de Isabel la Católica. Los restantes, se concretan y desarrollan en alguno de los acontecimientos y hechos del reinado de Isabel I que han sido frecuentemente distorsionados u ocultados.

Ya hemos hablado de la apropiación franquista de la figura de los Reyes Católicos, incluso de sus símbolos, para dotarse de legitimidad y sustento ideológico y moral. Puede que sea el ejemplo más claro. Ello ha tenido como consecuencia que la figura de la reina haya sido idealizada y acomodada al relato politico imperante.

Obviamente, hoy en día, nuestra sociedad es más libre y esta más abierta a la crítica, aunque también nos cuesta liberarnos de esa servidumbre voluntaria que son los viejos hábitos y esteretipos y las bananlizaciones producto de la pereza o la inmediatez.

Apenas se indaga, por ejemplo, en las oscuras maniobras en su acceso a la corona de Castilla, no tan distintas de las conjuras, extrañas alianzas, traiciones y engaños que se daban en otros reinos en otras épocas, pasadas y futuras. Tampoco sobre su matrimonio con Fernando de Aragón, “subsanado” con posterioridad, el cual estuvo muy lejos de ser un matrimonio por amor y mucho más cerca de ser un buen matrionio de conveniencia y una carta más entre otras muchas que se barajaron.

Otro hecho ominoso de su reinado que suele pasarse por alto es la expulsión de los judíos y el yugo a los conversos, o la expulsión de los moriscos, que tan mal hizo a una población autoctona, más o menos permeable a la integración y asimilación -cultural y política-, pero excluidos radicalmente por su condición religiosa y su constante mancha de un concepto monolítico, uniforme, ultraconservador y mesianico que orientó el ideario y voluntad de la reina castellana durante toda su vida.

La creación de la Nueva Inquisición es un elemento muy importante de la leyenda negra española que merece ser estudiado y denigrado, como tan bien han sabido llevar a cabo hasta la distorsión abosoluta otros historiadores y panfletarios igualmente interesados y parciales, animados por rivalidades históricas con nuestro país.

Finalmente, yo destacaría, la ficticia idílica armonía entre el matrimonio de los Reyes Católicos y la, igualmente ficticia, armonía entre ambos reinos. Si bién fue voluntad de los monarcas en todo momento dar continuidad a la dinastía mediante una habil política matrimonial de sus descendientes, frustrada por los avatares de la vida y de la muerte, nunca existió una paridad entre ambos reinos, ni una cohesión administrativa, tal y como se pone de manifiesto en las tensiones que hoy sufrimos, de rabiosa actualidad.

Respecto a los aspectos formales, el ensayo me ha parecido algo lento y pesado. Es claro que no es un relato novelado y la prosa del autor es muy correcta, pero, como todo el mundo, encuentro altibajos en mi lectura, quizás debido a mi propias faltas que a las de Juan García Atienza. Con todo, pese a ser una publicación de hace quince años, es una lectura interesante y recomendable que cumple con su objetivo.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: ¿Santa o pecadora? En este ensayo, Juan G. Atienza indaga en las páginas más oscuras de la vida y del quehacer de la Reina Católica. Una mujer tan marcada por el ansia de poder que no dudó en salvar cualquier obstáculo para alcanzarlo.

Distintos hechos luctuosos allanaron su camino: el sospechoso fallecimiento de su hermano, el infante Alfonso, que dirimió la cuestión sucesoria; las extrañas circunstancias de la muerte de don Pedro Girón, el brutal maestre de Alcántara, cuando se encontraba de camino de sus esponsales con la princesa, a quien no le convenía este enlace; o la del mismo rey Enrique IV, que motivó su inmediata y nada improvisada proclamación como soberana. Además, un matrimonio por razón de Estado, que contribuiría a engrandecer el reino de Castilla con una activa política imperialista; el establecimiento de la Inquisición,que provocó una atmósfera de terror generalizado; la dramática expulsión de los judíos… Son algunos de los episodios revisados a la luz de nuevas investigaciones.

Un estudio crítico que examina el controvertido reinado de una reina mesiánica y devota, quien sentó las bases de un Estado teocrático imperialista. El autor indaga en los aspectos más negros de su política, muchas veces solapados por diferentes intereses, tan alejados de cualquier aureola de santidad que sirviera de modelo ejemplar a los católicos.

BIOGRAFIA:  Juan G. Atienza (Valencia 1930 – Madrid 2011) licenciado en Filología Románica por la Universidad Complutense de Madrid. En 1976 publicó su primer ensayo histórico, Los santos imposibles. Otras obras fueron Guía de la España mágicaLa rebelión del GrialNuestra Señora de LuciferLa meta secreta de los templariosLa mística solar de los templariosLos lugares templarios españolesMonjes y monasterios españoles en la Edad MediaLa ruta sagradaCaminos de SefaradAntología de leyendas (4 vols.), La cara oculta de Felipe IILos pecados de la Iglesia y Los peregrinos del Camino de Santiago entre otros). También trabajó, tempranamente, en cine y TV.

  • Fecha de publicación 19/09/2002
  • Páginas 416
  • ISBN 9788497340731
  • Formato16x24 Rústica
Anuncios


Deja un comentario

“vida de los doce césares”, de cayo suetonio tranquilo: crónicas y chascarrillos del imperio; cuando la prensa rosa se escribía en piedra.


“Que Augusto mantuviera relaciones adulteras, ni siquiera sus amigos lo niegan, aunque lo justifican afirmando que las mantuvo movido, no por la lujuria, sino por la astucia, a fin de averiguar más facilmente, a traves de sus esposa, los planes de sus enemigos” C.S.T

Pocas obras de autores clásicos griegos o latinos reunen en si mismas las virtudes de la erudición y la amenidad como la “Vida de los doce Césares” de Suetonio. Quizás, salvo la magnífica obra de Ovidio, “Las metamorfosis”; algunas de las biografias de Plutarco; o la formidable “Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres”, de Diogenes Laercio, con la que comparte, si no estilo, al menos sí un contenido anecdótico y ligero cargado de intención lúdica y valor histórico incalculable.

Esta obra reune la biografía de los doce Césares de Roma. El primero, del que proviene el nombre y el que llegó a sentar las bases del Imperio, aunque nunca llegó a ser emperador, el divino Julio Cesar, y los sucesivos once emperadores que le siguieron: su sobrino Augusto, Tiberio, Caligula, Claudio, Neron, Galba, Vitelio, Oton, Vespasiano, Tito y Domiciano.

No pretendiendo ser más que una relación de la vida y hechos de los personajes biografiados, con una misma estructura esquemática que va desde los origenes familiares, juventud, hechos releantes de su vida pública y muerte y herederos, su estilo ameno y sencillo y la profusión de anecdotas de la vida intima y personal de los protagonistas hace de esta obra un relato fácil de leer, divertido y muy interesante desde el punto de vista histórico.

Alejada de las eruditas y, a veces, plúmbeas obras biográficas, la relacion de anecdotas y curiosidades no permiten acercarnos de una manera directa y divertida a las costumbres y a la vida real de los personajes estudiados, sin perder el interés en el relato histórico.

Una obra muy recomendable y muy interesante en tanto que nos permite acceder a una obra clásica, generalmente resesrvadas a estudiosos o personas con un interés más elevado, académico o profesional, siendo unos meros profanos en el mundo greco latino y simple aficionados que quieren aprender un poco más sbre tan apasionante periodo histórico.

Además, la edición de Alfonso Cuatrecasas tiene un pequeño estudio previo de unas cincuenta páginas, sobre la obra y el periodo que relata, con cuadro cronológico y bibliografía, que ayuda mucho a aquel que quiera profundizar un poco más.

Finalmente, un consejo: no dejeis de acompañar vuestra lectura con un paseo por el Foro romano y el Palatino, paseando “in situ” por los lugares y ambientes que recoge el el libro. Una autentica delicia, aunque no esté al alcance de todos.

Un saludo

 

CAYO SUETONIO TRANQUILO: Escritor y biógrafo romano, nacido en Hipona (actual Argelia) el año 70 d.c. y fallecido el año 126 d.c. Fue coetaneo de los emperadores Trajano, del que fue tribuno y también encargado de lal bibliotecas y archivos públicos, y del emperador Adriano, del que fue amigo y secretario personal, hasta que cayó en desgracia. Fue amigo igualmente del historiador Plinio el Joven, por quien sabemos la mayoría de sus datos biograficos. Ejerció como profesor y abogado. Sus obras más importantes, las únicas que se han conservado hasta nuestros días, son “De vitam duodecim Cesarum” y “De viri ilustribus”. Fue un autor de mucha influencia en la Edad Media.

SINOPSIS EDITORIAL: A lo largo de sus trece siglos de historia, Roma vivió tres momentos cruciales que marcaron de modo irreversible su evolución política y humana y, a través de ella, la de una gran parte de la actual Europa: la creación de la República tras la expulsión de los reyes etruscos (509 a. C.); la transformación de la República en Imperio (27 a. C.), y, por último, la división definitiva del Imperio en dos partes, Oriental y Occidental, llevada a cabo por Teodosio, con la imposición del cristianismo como religión del Imperio (395 d. C.).
La obra principal de Cayo Suetonio Tranquilo, Vida de los doce césares, nos traslada como espectadores de excepción a uno de esos hitos -el de la paulatina sustitución de la República por el Imperio-, introduciéndonos en la vida de los doce primeros hombres que pergeñaron, concretaron y consolidaron esa nueva estructura política del Estado romano, algunos de los cuales se hicieron tristemente célebres debido a su crueldad, desmanes y abusos de toda índole, si bien todos ellos forman la galería de personajes más conocidos y populares de la antigua Roma.

la vida de los doce cesares-9788467034622

  • Editorial: Espasa Calpe S.A.
  • Colección: Austral-Ciencias y Humanidades
  • Traducción y edición: Alfonso Cuatrecasas
  • ISBN: 978-84-670-2701-3
  • Páginas: 476 


Deja un comentario

“moros y cristianos. la gran aventura de la españa medieval”, de josé javier esparza: los polvos de antaño que componen el molde de la historia que somos.


“¿Una ciudad mora pidiendo auxilio a un rey cristiano contra el rey de los moros? Si, porque en esta España de moros y cristianos, y en este momento de nuestra historia, los campos no estan definidos de manera tajante. En la España mora sigue habiendo numerosísimos mozárabes, es decir, cristianos bajo poder musulmán, que porbablemente constituían todavía la mayoría de población de Al-Ándalus.” J.J.E.

¿No os ha pasado alguna vez, estar reunidos un grupo de amigos ante el televisor para comentar y debatir el último giro de acontecimientos en programas culturales como “Sálvame” y su magnífica versión premium, sólo apta para eruditos: “Sálvame de luxe”, o cualquier otro de similar altura intelectual como “Gra hermano” o “La isla” y, de repente, preguntaros angustiados, todos al unísono, si alguna vez pudiera haber una sóla obra, aunque sea escrita, que no fuera tan densa y espesa, tan restrictiva para la inmensa mayoría, una obra que aunara erudición y divulgación? ¿Y, desolados ante la falta de respuesta, sumiros en una profunda reflexión introspectiva y cuestionaros el sentido de la vida, del mundo y del universo, y buscar consuelo en la profunda y vasta y variada oferta cultural de cadenas televisivas como Tele 5, resignados ante el árido, complejo y elitista panorama del espectro televisivo actual? No, seguro que no. Y como inocentada, la verdad, tampoco ha sido una maravilla.

Pero, sin embargo, podeis estar de enhorabuena porque, esta vez en serio, existe un autor que se ha atrevido a llevar a cabo la tarea imaginada pero nunca resuelta. Con osadía extrema se ha adentrado en el mercado editorial, ofreciendo al público una serie de ensayos históricos, sobre la historia de España, pretendiendo conjugar, nada menos, la divulgación, el entretenimiento y el rigor. Y ha conseguido una difusión digna del mejor Dan Brown siendo además, que sus fuentes son las históricas, y su relato tiene una base científica, salvo lagunas que hay que rellenar con especulaciones fundadas, razonadas y bien argumentadas.

Esta obra, “Moros y cristianos”, estudia el periodo histórico que abarca desde el s. X hasta la batalla de las Navas de Tolosa en el año 1212. Es el segundo libro de una trilogía formada por el libro titulado “La Aventura del Reino de Asturias” dedicado al periodo comprendido entre la invasión del la península por los árabes en el año 711 hasta el asiglo X, con la creación del Reino de Leon, y otro tercer libro titulado “Santiago y cierra España” que abarca desde la batalla de las Navas de Tolosa hasta la unificación de los reinos de España con los Reyes Católicos y la toma de toma de Granada en 1492.

El estilo de la presente obra ayuda a asimilar la profusión de datos y nombres que va desgranando a lo largo del relato de la historia de al España Medieval. No encontrando otra manera más lógica que hacerlo siguiendo un orden cronológico, el autor, sin embargo, muestra un gran esfuerzo por la amenidad, la claridad, la precisión y la concisión. Su prosa es sencilla y descriptiva. Su contenido hace hincapíe en los personajes y sus vicisitudes, más que en los acontecimientos en sí. Esto ayuda a seguir el discurso temporal relacionando y contextualizando fechas y lugares con cada personaje, facilitando, de este modo, una mirada en perspectiva sobre los acontecimientos de este largo proceso histórico de origen, transformación y consolidación de los distintos reinos cristianos de la Peníncula Ibérica.

A modo de travellin cinematográfico, uno va pasando las hojas del libro sin apenas darse cuenta, disfrutando de las aventuras de nuestros antepasados, incluso más divertidas y delirantes que las de la ficción.

Es precisamente, la gran labor de Jose Javier Esparza como narrador la que hace que este ensayo histórico se disfrute enteramente como una novela, Y por eso es un libro muy recomendable para iniciarse de un modo ameno y erudito en la historia de la España Medieval: un periodo tan extenso en el tiempo, tan complejo y tan importante en la configuración de la nuestra sociedad actual (a nivel jurídico, político, social y cultural).

Un saludo.

BIOGRAFIA: Nacido en Valencia en 1963. Licenciado en Ciencias de la Información (Periodismo) por la Complutense, ha cursado estudios de doctorado en Ciencias Políticas y en Historia en la misma universidad, y ampliado estudios en el IEP de Aix-en-Provence (Francia). Formado en las redacciones de ABC y YA, fue redactor jefe de la revista cultural PUNTO Y COMA, jefe de Cultura del semanario EL SIGLO, responsable de comunicación de la Fundación BBV (hoy BBVA) y director de la revista de pensamiento HESPERIDES. Colaborador de la RAZON ESPAÑOLA, de Gonzalo Fernández de la Mora. Desde 1991 hasta 2012 escribió diariamente la crítica de televisión para los periódicos del GRUPO VOCENTO a través de la agencia COLPISA. Vinculado políticamente al PARTIDO POPULAR (PP). Después formó parte del grupo promotor de la revista cultural EL MANIFIESTO y dirigió el diario digital elmanifiesto.com antes de incorporarse a la cadena COPE. Desde 2010 pasó a formar parte del equipo del GRUPO INTERECONOMIA. Como escritor ha publicado más de veinte libros:
La cruzada del océano: la gran aventura de la conquista de América, 2015; Santiago y cierra, España. El nacimiento de una nación, 2013; Moros y cristianos. La gran aventura de la España medieval, 2011; La gran aventura del Reino de Asturias. Así empezó la Reconquista, 2009
Novela Histórica:El caballero del jabalí blanco, 2012; El Reino del norte, 2014; Los Demonios del Mar, 2016; Héroes españoles de la A a la Z, 2012; El terror rojo en España. Epílogo: el terror blanco, 2007; El Libro negro de Carrillo, 2010; El libro negro de la izquierda española, 2011;
Ensayo:Historia de la Yihad. Catorce siglos de sangre en nombre de Alá, 2015; Juicio a Franco, 2011; En busca de la derecha (perdida), 2010; Guía políticamente incorrecta de la civilización occidental, 2009; Los ocho pecados capitales del arte contemporáneo, 2007; El bienio necio. Crónica del zapaterismo, 2006; El invento del maligno. Informe sobre la televisión, 2001; Las metamorfosis de Fausto. Milagro y tragedia del espíritu de la modernidad (inédito); Curso general de disidencia, 1997; Ejercicios de vértigo, 1994
Novela:El Final de los Tiempos. El dolor, 2002; El Final de los Tiempos II. La muerte, 2007

SINOPSIS EDITORIAL: La historia de este libro empieza donde terminó La gran aventura del Reino de Asturias. Entramos en una España de moros y cristianos donde no siempre es fácil separar historia y leyenda: Asistiremos al nacimiento y expansión de varios reinos cristianos en la península, a su superioridad militar frente al islam y, en definitiva, a la conformación de las identidades históricas y políticas que van a dar lugar a España tal y como hoy la conocemos. Los musulmanes no pondrán las cosas fáciles. Primero, Abderramán III elevará el emirato de Córdoba a la condición de califato y lanzará agresivas campañas contra la cristiandad española. Así vendrán nuevos siglos de guerra sin fin. Finalmente, la batalla de las Navas de Tolosa, en 1212, significará el ocaso definitivo del islam español. Y con ella empezará una etapa nueva.

Moros y cristianos: la gran aventura de la España medieval (Historia Divulgativa nº 2) de [Esparza, José Javier]

  • Nº de páginas: 736 págs.
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Editorial: LA ESFERA DE LOS LIBROS
  • ISBN: 9788493210380


Deja un comentario

“el partido”, de richard mcgregor: el capitalismo “made in china”


“The remarkable and largely overlooked truth about China is that it is still governed on Soviet hardware.” R.M 

Producto de su inteligencia, rendida a su genialidad, Napoleón Bonaparte alumbró una frase sobre China que ha venido citándose desde entonces en cualquier análisis de la realidad de dicho país: cuando China despierte, el mundo temblará.

En cierto modo, China ya ha despertado y el mundo no ha temblado. Al menos no por su despertar sino, ahora, por su recaída en el sueño y la recesión.

Mirándolo en perspectiva, una civilización milenaria que ha aportado a la humanidad gran base de su conocimiento material y espiritual, se encuentra hoy sometida a un proceso de cambio y adaptación desde un régimen político surgido a mediados del siglo pasado, apena 70 años, que es una nimiedad en comparación con su trayectoria y su importancia. Sin embargo la realidad es la que manda y, lejos ya las gestas y logros antiguos, la importancia e influencia actual del régimen chino y su comportamiento económico es determinante para el desarrollo y evolución de la economía global.

El libro objeto de reseña, nos acerca un poco más a la realidad de un régimen dictatorial y sus esfuerzos de conjugar y conciliar dos concepciones políticas y económicas tan dispares como el comunismo y el capitalismo. En realidad el capitalismo con los viejos modos totalitarios maoístas. Y también las maniobras de supervivencia de un aparato político elitista, represor y totalitario, el Partido Comunista Chino, y sus mecanismos de influencia y control sobre la estructura económica del país.

Pese a las expectativas sembradas por subtitulo de la obra, “El mundo secreto de los gobernantes comunistas chinos”, verdaderamente no responde exactamente a lo que se publicita. No es que sea un mal libro, sino que su contenido, al menos a mi parecer, no es tan profundo y sistemático como promete. Abarca distintos aspectos de la estructura económica China  y expone las facciones dentro del partido y sus distintas tendencias respecto del papel que debe adoptar la economía China en la globalizada economía de mercado capitalista. También saca a la luz el alto grado de nepotismo que impregna al régimen comunista chino, donde las distintas familias se reparten el pastel en los distintos sectores de la economía (financiero, tecnológico, energético, etc) intrigando para perpetuarse en el mismo indefinidamente a costa del sufrimiento pasivo de la inane población.   

En resumen, aunque no esencial para profundizar en la realidad política, social y económica de la China actual, si es un libro interesante y ameno que merece la pena leer.

Un saludo

 

SINOPSIS EDITORIAL: El Partido es la esclarecedora investigación de Richard McGregor sobre el Partido Comunista Chino, y el papel fundamental que desempeña en este país desde hace casi un siglo. Muchos libros han examinado el ascenso económico de China, su historial de derechos humanos y la turbulenta historia de sus relaciones internacionales, pero ninguno ha abordado la cuestión central para la comprensión de todos estos temas: cómo funciona el gobierno en el poder comunista. Un retrato magistral y perspicaz.

Richard McGregor, escritor y periodista australiano nacido en 1958. Ha sido el corresponsal jefe en la sección política del periódico The Australian, para Japón y China. También trabajó para “The International Herald Tribune”, la “BBC” y el “Far Eastern Economic Review. Ha trabajado como periodista en Taiwan, Sidney, Melbourne y Camberra. Actualmente es el former bureau chief del “Finacial Times”. Ha recibido varios premios, en 2008 y 2010 el “Society of Publishers in Asia” (SOPA), y el “Editorial Excellence Award” por el reportaje de las revueltas de Xinjiang.

el partido: los secretos de los lideres chinos-richard mcgregor-9788475069470

  • Nº de páginas: 375 págs.
  • Traducción: Laura Vidal
  • Editorial: TURNER
  • ISBN: 9788475069470


Deja un comentario

“¿por qué fracasan los países?”, de daron acemoglu y james a. robinson: tenemos la receta, nos falta cogerle el punto en la cocina


“Para nuestra teoría, es crucial la relación entre prosperidad e instituciones políticas y económicas inclusivas. Las instituciones económicas inclusivas que hacen respetar los derechos de propiedad crean igualdad de oportunidades y fomentan la inversión en habilidades y nuevas tecnologías.” D.A y J.A.R.


La experiencia nos enseña que existen todo tipo de personas: los listos, los tontos, los trabajadores, los vagos … (vaya, en una sola frase he tirado a la basura todo mi condicionamiento sobre la corrección política en el lenguaje).

Y todos nosotros nos hemos encontrado alguna vez con esas personas que, siendo muy listos, muy tontos, muy trabajadores o muy vagos, tienen una desigual desenvoltura en su trabajo o en su vida social. Algunos que, pese a contar, aparentemente, con unas grandes cualidades humanas, no cesan de arruinar su vida laboral o personal, perdiendo el trabajo o rompiendo sus relaciones afectivas o familiares; esos que decimos que no acaba de consolidar sus expectativas, sus potencialidades, en definitiva, que tiene “mala suerte”. Pero normalmente no es cuestión de suerte, es cuestión de sus propias acciones, de su errónea actitud frente a los retos, de su concepción de la vida, de la elecciones que toma a cada momento en sus decisiones. A veces nos decimos que esas personas nunca cambiarán, aunque lo cierto es que todos cambiamos. Eso es facil, lo dificil es cambiar a mejor.


¿No puede pasar lo mismo con los países? ¿Cómo es posible que algunas sociedades evoluciones hacia una economía desarrollada y protectora, plena de bienestar para sus ciudadanos; y otros, en cambio, se vean avocados a la quiebra económica y política? Y ello pese a contar con recursos naturales y con unas condiciones óptimas, a priori, para el progreso y el desarrollo. Ahí también decimos que nunca llegarán a nada, porque ellos (“ellos”, claro), no son como nosotros.

El libro objeto de reseña no se dedica a las personas, sino a los paises. Sus autores pretenden responder a la pregunta que explicita su título: ¿por qué fracasan los países? La respuesta, aun cuando pueda parecer sencilla (osado que es uno), no lo es tanto. Ni siquiera el sentido común, que a veces nos basta para diagnosticar y predecir el devenir de un “bala perdida”, nos puede servir de guía para aventurar una respuesta.


Otros antes que ellos ya propusieron distintas soluciones a la cuestión planteada y Acemoglu y Robinson, rebaten una a una, con ejemplos claros y concretos, las distintas teorías propuestas por otros autores ciertamente reconocidos en el mundo científico. Podríamos pensar que es la geografía, ubicación, climatología, abundancia de recursos y materias primas, etc, la que determina los logros y desarrollo de los países; o la cultura; o las políticas, acertadas o desacertadas de sus líderes. Critican y rebaten las teorías formuladas en ese sentido por economistas como Paul Collier o Jeffrey Sachs, antropólogos como Jared Diamond o sociólogos como Max Weber.

Sin embargo, la tesis del ensayo que comentamos entiende que la clave radica en las instituciones, concretamente el carácter lo que denomina instituciones inclusivas o extractivas en función de su carácter “inclusivo” o “extractivo” en tanto que favorecedoras de la distribución de la riqueza entre sus ciudadanos o, por el contrario la adopción de políticas extractivas, esto es, esquilmadoras de la riqueza de cada país, en beneficio de una élite. Esto, unido a un desarrollo de la tecnología y al favorecimiento de lo que denominan la “destrucción creativa”, sienta las bases para un desarrollo económico sostenible que da lugar, en un periodo de tiempo posterior, al progreso económico y al bienestar de las naciones.


El concepto, obviamente, es un poco más complejo, aunque los autores lo desarrollan de un modo claro y sencillo, con amenidad y limpieza y ofreciendo numerosos ejemplos en su apoyo, con un repaso a países como Estados Unidos, Inglaterra, China, URSS, Sierra Leona, Etiopía o Congo y un recorrido por distintas épocas históricas, desde el Imperio Romano, la Conquista de América, la Independencia Americana, la Revolución Francesa, la I Guerra Mundial, la Primavera árabe, etc. Van desarrollando su tesis logrando que este libro pueda ser leído con facilidad por un lector profano en economía, en historia o sociología.


Considero que es un libro muy recomendable. Desarrolla, de un modo atractivo, una respuesta aceptable (al menos teóricamente), al interrogante que todos nos hacemos en estos tiempos de conflicto y cambio ¿cuál es la fórmula del éxito y del fracaso?.
Un saludo

 

 

 

DARON ACEMOGLU, 03/09/1967 es profesor de Economía en el MIT y ha recibido la medalla John Bates Clark en reconocimiento a su contribución al avance de la ciencia y la investigación.

JAMES A. ROBINSON, 1960, es politologo, economista y profesor de la Universidad de Hardvard. Experto en política y eonomía latinoamericana y africana.

Ambos son autores del libro “Economic Origins of Dictadorship and Democracy”

 

RESEÑA EDITORIAL: Que determina que un país sea rico o pobre? Como se explica que, en condiciones similares, en algunos paises haya hambrunas y en otros no? Que papel tiene la politica en estas cuestiones? Que algunas naciones sean mas prosperas que otras, se debe a cuestiones culturales?, a los efectos de la climatologia?, a su ubicacion geografica? No, en absoluto. Ninguna cuestion relativa a la prosperidad de un pais esta relacionada con estos factores, sino que proviene de otro mucho mas tangible: la politica economica que dictaminan sus dirigentes. Son los lideres de cada pais, afirman los reconocidos profesores Daron Acemoglu y James A. Robinson en este libro, quienes determinan con sus politicas la prosperidad de su territorio, y asi ha ocurrido en todos los periodos de la historia, como demuestran en este apasionante estudio.

  • Nº de páginas: 608 págs.
  • Editorial: DEUSTO S.A. EDICIONES
  • Traducción: Marta García Madera
  • ISBN: 9788423412662


Deja un comentario

“un mundo de ayer. memorias de un europeo”, de stefan zweig: una época que fué, una luz que se apaga.


“En la lengua que había escrito y en la tierra en que mis libros se habían granjeado la amistad de millones de lectores, mi obra literaria fue reducida a cenizas. De manera que ahora soy un ser de ninguna parte, forastero en todas; huésped, en el mejor de los casos. También he perdido a mi patria propiamente dicha, la que había elegido mi corazón, Europa, a partir del momento en que ésta se ha suicidado desgarrándose en dos guerras fratricidas.” S.Z.

El 21 de Febrero de 1941 el escritor austriaco, Stefan Zweig, escribió sus últimas palabras: “Ojalá puedan ver el  amanecer después de esta larga noche. Yo, demasiado impaciente, me voy antes de aquí”. Y verdaderamente eran las últimas, por cuanto que días después fue encontrado muerto, junto con su segunda esposa, Lotte, víctima de un último acto de desesperación, su suicidio.

Su impaciencia le llevó a tomar una drástica decisión. Su impaciencia y su pesimismo ante el avance irrefrenable del ejército alemán, que amenazaba con instaurar en Europa un “Reich de mil años” y así hacer desaparecer todo vestigio de una cultura europea, optimista, tolerante, diversa y activa, que moldeó su persona y su carácter, que tanto le dio al escritor vienes y a la que supo corresponder con la totalidad de su obra.

Esta autobiografía, es más bien una biografía intelectual por cuanto que relata la trayectoria pública del escritor, sus años de formación, sus relaciones con artistas e intelectuales: músicos, poetas, novelistas y dramaturgos, eludiendo toda mención a sus relaciones privadas y personales, su familia, su vida y sentimientos íntimos. Es a la vez una disección sociológica de la sociedad europea anterior a la I Guerra Mundial y del periodo de entreguerras, la época de esplendor y decadencia del Imperio Austro-Hungaro.

Testigo de un mundo que ya fue y no será ya jamás, legó a la posteridad este libro triste y nostálgico. Su título, “un mundo de ayer” es bastante significativo respecto del tono general de la obra, el repaso a una vida, el repaso a un mundo pasado, el relato de “los años irrecuperables” de “nuestra generación”, -que esos fueron los títulos inicialmente pensados por Zweig junto con “Europa fue mi vida”-.

El subtítulo, “memorias de un europeo” refleja el sentimiento de pertenencia de Zweig a una cultura supranacional más que a una patria o nación concreta. El desarraigo que le otorgaba su ascendencia judía fue accidental, como él mismo relata; pero su voluntad cosmopolita y paneuropea fue consciente, al igual que la férrea defensa de su individualidad en un mundo obligado a tomar partido entre los dos grandes imperios en guerra. Stefan Zweig se niega a sumarse a la euforia belicista y opta por el exilio y la beligerancia a favor de la paz, a favor del sentimiento nacional europeo, a favor de la universalidad de la cultura.

Tres cosas destacarían en esta obra. En primer lugar, el permanente sentimiento de desolación que rezuma al relatar sus vivencias en contraste con la expresión declarada de optimismo vital que parecía animar su actividad intelectual. Igualmente destaca su privilegiada situación personal lo material –hijo de una acomodada familia judía que le concedió total libertad para orientar su formación de un modo autodidacta y que le posibilitó viajar por todo el mundo sin apenas sufrir estrecheces económicas. Por último, especialmente, es de interés su contacto, a veces de íntima amistad, con las grandes personalidades intelectuales y culturales de su época: Rilke, Verhaeren, Rolland, Rodin, Bazalgette, Strauss, Pirandello, Freud, Bernard Shaw, H.G. Wells, Einstein, Thomas Mann, Joseph Roth, James Joyce, Proust, e incluso Dalí, sobre las cuales desgrana anécdotas y comentarios de sus encuentros, junto con esa aguda capacidad  de penetrar en los caracteres y ofrecernos un bosquejo psicológico de cada uno de ellos.

Creo que es una obra esencial en cuanto a su calidad y amenidad de su relato. Y también respecto de su carácter ejemplarizante y descriptivo, al retratar certeramente un mundo que pudo ser nuestra herencia pero que el desastre de ambas guerras mundiales desbarató y nos hurtó para siempre. Ese mundo en transición entre la época del esplendor, optimismo y seguridad del finales del siglo XIX y nuestro mundo individualista, fragmentado y huérfano de valores universales.

Un saludo. 

 

Stefan Zweig, escritor austriaco, biógrafo, dramaturgo, traductor y novelista nacido en Viena en 1881 y fallecido en Petrópolis, Brasil, el  22 de febrero de 1942. De una familia acomodada, eligió una formación autodidacta y cosmopolita, visitando Europa (Berlín, Paris, Londres,) América (New York, Boston, Filadelfia, Baltimore) y Africa e India.

Durante la I Guerra Mundial destacó por su postura antibelicistas y su negativa a condenar a cualquiera de los dos bando enfrentados. Durante los prolegómenos de la II Guerra Mundial inició un largo exilio del que nunca regresaría.

Su obra se caracteriza por una gran profundidad psicológica de los personajes, tanto en novelas como obras teatrales o biografías, animadas por un espíritu de tolerancia y defensa de la libertad individual frente a la imposición ideológica o restricción cultural nacionalista.

Bibliografía escogida

Teatro: Thersite, 1907; Jeremias, 1916. Ficción: Carta de una desconocida, 1927; Veinticuatro horas en la vida de una mujer, 1929; Novela de ajedrez, 1941. Biografías: Fouché, el genio tenebroso, 1929; Americo Vespucio. La historia de un error histórico, 1931; María Antonieta, 1932; María Estuardo, 1934; Erasmo de Rotterdam, 1934; Tres Maestros: Balzac, Dickens, Dostoievski.; Castellio contra Calvino, Conciencia contra Violencia. Autobiografía: El mundo de ayer, publicado tras su muerte.

SINOPSIS EDITORIAL: El mundo de ayer es uno de los más conmovedores y atractivos testimonios de nuestro pasado reciente, escrito además con mano maestra por un europeo empapado de civilización y nostalgia por un mundo, el suyo, que se iba desintegrando a pasos agigantados. Escritor extraordinariamente popular y testigo de excepción de los cambios que convulsionaron la Europa del siglo XX entre las dos guerras mundiales, Zweig recuerda, desposeído y en tierra extraña, en unas circunstancias personales de insospechado dramatismo, los momentos fundamentales de su vida, paralela en mucho a la desmembración de aquella Europa central que se quería más libre y segura, al abrigo de la locura y la tormenta. El resultado es un libro capital, uno de los mejores de Zweig y referencia inexcusable para entender los desvaríos de un siglo devastador.

 Portada El mundo de ayer

  • Colección: El Acantilado, 44
  • Traducción: J. Fontcuberta  y A. Orzeszek
  • ISBN: 978-84-95359-49-0
  • Nº de edición: 20ª
  • Formato: 13×21 cm
  • Páginas: 552


2 comentarios

“para acabar con todas las guerras” (ensayo) de adam hochschild, cuando la euforia de la guerra envenenó los corazones


“Desde el principio, decenas de miles de personas de ambos bandos reconocieron en la guerra la catástrofe que era. Creían que el inevitable coste en vidas no merecía la pena, y algunos de ellos anticiparon con trágica claridad al menos parte de la pesadilla en la que se sumiría Europa como consecuencia de la misma y lo expresaron públicamente. Además, dijeron que lo que pensaban en una época en la que era necesario tener mucho valor para hacerlo, ya que el ambiente estaba cargado de un ferviente nacionalismo y un desprecio por los disidentes que a veces se traducía en violencia” A.H

En 1914, la civilización europea emprendió un camino por el cual, lejos de cumplirse los designios del presidente norteamericano W. Wilson en el sentido de iniciar “una guerra que acabaría con todas las guerras”, al término de la misma se construiría “una paz para acabar con la paz”, tan inestable, tan desproporcionada, tan abusiva, que se constituiría en la excusa inmediata para el estallido de la posterior II Guerra Mundial.

En efecto, como coincidieron en reconocer numerosos contemporáneos, la percepción de la sociedad británica o francesa, y no digamos la opinión pública alemana, y la mayor parte de sus dirigentes, estaban a favor de una confrontación militar que consideraban inevitable, necesaria e, incluso, beneficiosa. Más aún, dada la escalada militarista y la permanente tensión y conflicto político existente entre las distintas potencias, apenas hubo voces discrepantes, salvo muy pocas excepciones, que supieran formular sus protestas en ese momento y manifestar su oposición a la gran catástrofe a que daría lugar.

Numerosos testimonios, biografías, ensayos históricos, reportajes periodísticos y obras de ficción como novelas  y poesías, relatan las ansias contenidas que se iban acumulando en el periodo previo al estallido del conflicto y el posterior entusiasmo desbordante con el que los responsables políticos y los ciudadanos voluntarios acogieron la posibilidad de acudir al frente y luchar –morir- en una guerra que preveían rápida, contundente e indolora.

La realidad de la guerra fue muy distinta, tal y como relatan las desgraciadas estadísticas de fallecidos -civiles y militares-, los estudios sobre las cuantiosas pérdidas económicas y la fractura de una concepción del mundo que definitivamente abandona el siglo XIX para abocarse de lleno al siglo XX.

Como muy bien relata Hochschild, la Primera Guerra Mundial supuso un cambio drástico para la civilización occidental. A nivel político supuso el derrumbe definitivo del imperio otomano, sustentado durante mucho tiempo por la endeble ficción de su carcasa administrativa. También trajo consigo la metástasis del Imperio Ruso que devino en el cáncer revolucionario y posterior régimen estalinista, que tantas vidas segó. También feneció el Imperio Astro-Hùngaro y su acharolada pretenciosidad, configurado como una amalgama insoluble de etnias y culturas regida por una ineficaz bicefalia.

Igualmente, la contribución al esfuerzo bélico de los territorios de Africa y Asia sujetos al mandato imperialista británico y francés inoculó el virus de la autoconciencia y la determinación que iniciaría el declive del imperialismo y el fin del colonialismo, aunque permanecería adormecido y latente hasta el fin de la II Guerra Mundial.  

A nivel estrictamente militar, supuso, por primera vez la  incorporación de la industria al esfuerzo bélico mediante la creación de  innovaciones técnicas orientadas específicamente hacia su aplicación militar, como fueron el alambre de espino, el lanzallamas, el tanque; o el empleo masivo y sistemático de aquellas otras que, si bien ya existían con anterioridad, como el submarino, el dirigible, la ametralladora o el aeroplano, nunca antes se habían utilizado entre potencias europeas.

Las peores consecuencias de esta “gran guerra” fueron sobre todo las ingentes pérdidas humanas y la devastación de territorios y poblaciones, llegando a alcanzar, según estadísticas generalmente aceptadas, la cifra de ocho millones de combatientes muertos.

El libro objeto de reseña nos cuenta, con la amenidad propia de una crónica periodística, la historia de la guerra mundial vista desde la perspectiva de la retaguardia británica. No pretende ofrecer un relato exhaustivamente detallado de la campaña bélica ni de las repercusiones políticas o sociales de este primer gran conflicto del siglo XX. Simplemente nos entrega la semblanza biográfica de una serie de personajes históricos, todos ellos británicos, que fueron voces discordantes en el gran corifeo belicista.

Desde el Jubileo de la Reina Victoria de 1887 hasta el fin de la guerra, aparecen por sus páginas, en un sencillo entramado de biografías hilvanadas, personajes como Pankhurst, las sufragistas inglesas que pasaron de un activismo radical contra el Primer Ministro Lloyd George a una defensa cerrada e igualmente radical a favor del belicismo –salvo Sylvia, cuya coherencia intelectual le impidió adherirse a la causa bélica en la que, a su juicio enfrentaba a la clase trabajadora, independientemente de su nacionalidad, para garantizar y favorecer los intereses de la élite gobernante. Junto a ella, el fundador del Partido Laborista Independiente, el pacifista y socialista James Keir Hardie; o el filósofo Bertrand Russel, también opositor a la guerra, que sufrió de ostracismo y persecución política –aunque fue tratado con el “rigor” que correspondía a su clase social.

Igualmente nos acerca a la biografía de Charlotte Despard, dama inglesa de alta alcurnia que se caracterizó por un enfervorizado activismo en pro de las reformas sociales y en contra de una guerra que, casualmente comandaba su hermano John French, conde de Ypres, jefe del Estado Mayor Imperial de marzo de 1912 a abril de 1914, sustituido posteriormente por Douglas Haigh. También se cruza en el relato Alfred Milner, el administrador colonial de Sudáfrica que posteriormente fue nombrado miembro del Gabinete de Guerra y administrador colonia.

Es este un libro muy recomendable como complemento a otros como el libro ya reseñado de Sebastian Haffner, centrado en el ámbito sociológico del Reich alemán; o un libro más general, sobre las causas históricas de la guerra como “1914” de Margaret McMillan; o libros más técnicos como “La Primera Guerra Mundial” de Hew Strachan o “1914. El año de la catástrofe de Max Hastings. También, dentro del género narrativo son de destacar otras obras “El miedo”. Gabriel Chevallier. “14”, de Echenoz, “Tempestades de acero”. Ernst Jünger. “Las aventuras del buen soldado Svejk”. Jaroslav Hasek. “El final del desfile”. Ford Madox Ford. Así como biografías como la de Robert Graves o Stefan Zweig que abarcaron dicho periodo.

Un saludo.  

Adam Hochschild, escritor, periodista e historiador nacido en Nueva York en 1942.)  En 1998 publicó  El fantasma del rey Leopoldo, una historia de la conquista y colonización del Estado Libre del Congo por el Rey Leopoldo II de Bélgica. Con este libro ganó el premio Duff Cooper en Inglaterra y fue finalista en el del National Book Critics Circle de Estados Unidos. Su libro Enterrad las cadenas, publicado en 2005 acerca del movimiento antiesclavista en el Imperio Británico fue también finalista del National Book Award. Hochschild ha escrito también para la revistas The New Yorker, Harper’s Magazine, The New York Review of Books, The New York Times Magazine, y The Nation.

Para acabar con todas las guerras

  • traductor: FONTAL, YOLANDA; SARDIÑA,
  •  editorial: PENINSULA
  •  año de edición: 2013
  •  páginas: 624
  •  isbn: 978-84-9942-179-7