lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


Deja un comentario

“patria”, de fernando aramburu: historia íntima de una desgarradura colectiva



“Pedir perdón exige más valentía que disparar un arma, que accionar una bomba. Eso lo hace cualquiera.” F.A.

Elogiada y celebrada como la novela definitiva sobre el “conflicto vasco”. Laureados, la novela y el autor (que gracias a ella ganó el Premio a la Crítica 2016 y el Premio Nacional de Narrativa 2017), se ha convertido también en un producto mediático y comercial: “exito de crítica y público” “record de ventas” son las coletillas con las que se presenta cualquier comentario, reseña y alusión a la novela.

Ciertamente, “Patria”, tiene una gran valía literaria. También refleja una gran valentía por parte de su autor al abordar un tema controvertido, polémico y caliente (en tanto que, como autor de origen donostiarra, no puede abordarle desde la indiferencia o la imparcialidad sino que le requiere el posicionarse en uno u otro punto de vista). Por ello, quizás, aunque opta por ofrecer un cuadro amplio del “espectro social del pais vasco” el relato se decanta como más favorable para un lado que para el otro, sin dejar de exponer, de forma novelada, los argumentos de ambas posiciones y los sentimientos y la psicología íntima que subyace en ellos.

La novela, como tal obra artística, tiene muchas lecturas, muchos enfoques para la crítica y el análisis, pero todos palidecen ante la enorme carga política que contiene el tema sobre el que trata: la convivencia dentro de la sociedad vasca de finales del s.XX en el contexto del “terrorismo”, la “lucha armada”, el “conflicto en Euskal Herria” y etiquetas similares cuya sola enunciación ya define la postura política del interlocutor, o su inconsciente posicionamiento.

Desde el punto de vista literario, el relato de Aramburu fluye con gran maestría por una corriente entre el realismo y la novela piscológica, pues nos describe con gran acierto y pequeñas pinceladas la cotidianidad de una sociedad en el ámbito de una pequeña ciudad industrial vasca sobre los años 80 del s. XX, sus costumbres y sus relaciones personales, utilizando la psicología profunda de los personajes. Desde un relato interior, introspectivo, con saltos atras y adelante en el tiempo, en un juego de relevos entre los distintos personajes, el autor nos va relatando lo que en el fondo es la historia de una ruptura, la pérdida de la amistad y el desgaste que la vida y el paso del tiempo produce en la amistad, el amor, el ánimo, la ideología.

Básicamente es el relato de la relación entre dos personalidades muy marcadas, dos madres vascas, paradigmas de una sociedad profundamente matriarcal, cuyas vidas se alejan una de otra pero no de una manera natural sino por el desgarro de una lucha política, social y cultural que las trasciende y que no son capaces de superar.

A mi juicio, es una novela de gran calidad literaria con una notable capacidad de combinar contenido y forma para ofrecer una relato íntimo y personal de un complejo conflicto político y social (al margen de las consideraciones políticas, jurídicas, históricas, y el gran drama humano de las víctimas).

A pesar de su extensión, su lectura es muy ágil y fluída. Una novela muy recomendable. Un saludo

BIOGRAFIA: Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959https://www.planetadelibros.com/autor/fernando-aramburu/000028897), considerado ya como uno de los narradores más destacados en lengua española, es autor de las novelas Fuegos con limón (1996), Los ojos vacíos (2000, Premio Euskadi), que junto con Bami sin sombra (2005) y La gran Marivián (2013) conforman la «Trilogía de Antíbula», El trompetista del Utopía (2003), Viaje con Clara por Alemania (2010), Años lentos (2012, VII Premio Tusquets Editores de Novela y Premio de los Libreros de Madrid) y Ávidas pretensiones (Premio Biblioteca Breve 2014). Como cuentista ha publicado asimismo los volúmenes Los peces de la amargura (2006, XI Premio Mario Vargas Llosa NH, IV Premio Dulce Chacón y Premio Real Academia Española 2008), El vigilante del fiordo (2011) y Patria (Premio Nacional de Narrativa, Premio Nacional de la Crítica, Premio Euskadi de Literatura, entre otros)

SINOPSIS EDITORIAL: El retablo definitivo sobre más de 30 años de la vida en Euskadi bajo el terrorismo.

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.



  • Nº de páginas: 648 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: TUSQUETS EDITORES
  • ISBN: 9788490663196
Anuncios


Deja un comentario

“la vieja familia. saga de los longevos 1”, de eva garcía sáenz: truco o trato.


“Estábamos ya llegando a Puente Viesgo cuando vimos aparecer la silueta cónica de la montaña. Monte Castillo dominaba todo el valle de Toranzo, por eso había sido el punto de oteo de las manadas de ciervos en tiempos de mi padre” E.G.S.

La categorización de las obras literias en géneros o subgéneros ayuda al lector, en primer lugar, a escoger sus lecturas; en segundo lugar, a entender y valorar lo que esta leyendo, contrastando su calidad con otras novelas parecidas y buscando los elementos definidores, esos que motivaron su elección. Sin embargo, algunas veces, la perfecta y ajustada adscripción a un género fomenta la pereza intelectual por el abandono de las obligadas rutinas de observar, cuestionar y razonar nuestras lecturas, además de otro interés como es la búsqueda del entretenimiento y el disfrute.

Cuando nos encontramos una novela ecléctica, ambigua, de dificil clasificación, que no se deja definir por corriente alguna, nada más que la mera narración de una historia, surgen dificultades al valorarla si las ideas preconcebidas del lector no son inmediatamente ratificadas sino refutadas por un texto que le deja huerfano de referencias y reconocimientos y le impide seguir por el sendero que le motivó a iniciar su lectura.

La novela “la vieja familia” a tenor de la sinopsis de la presente novela, podría enmarcarse dentro del género de la novela histórica, quizás igualmente más propio de un thriller histórico. Pero sin embargo no es ni lo uno ni lo otro. Se anuncia con un elemento fantástico, como es la edad del protagonista, el cual se remota a la Prehistoria, y se desarrolla en un museo arquelógico. Con estos mimbres la autora podria haber elaborado un relato mejor anclado a la trama de base. Por el contrario, su lectura nos lleva hacia una novela de corte romántico, realmente una historia de amor y desamor, de seducción, de relaciones románticas, con un transfondo histórico -bastante superficial- y enmarcada en una trama palgada de intrigas familiares, indisolubles relaciones tóxicas -como sólo una familia puede, a veces, fomentar ineludiblemente-, un sustrato científico muy bien documentado y engarzado en la trama y, como no podía faltar, un misterio irresuelto que acaba por solucionarse.

Lo cierto es que su lectura no me ha gustado. A pesar de que su ritmo es agil, propio de un best seller – que lo es, sin que ello signifique, por sí solo, carencias en su calidad-, los personajes responden a estereotipos, más como exigencias de propio género en el que se conduce que por su propio rol en la trama. Su marcada adscrición a la novela romántica, no enteramente dominante pero sí mayoritaria, oscurece todas las demás fortalezas de la novela, sobre todo los diálogos y la estructura del relato, un juego a voces en primera persona, alternadamente por ambos protagonistas, con aclaratorias regresiones al pasado remoto de uno de ellos. La ambientación histórica, si bien bastante documentada, al igual que la argumentación pseudo científica que justifica la extraordinaria longevidad de los protagonistas, en realidad aparece algo fría y banal, pues no deja de ser un exótico trampantojo que nos distrae de la verdadera esencia, netamente sentimentaloide, de la novela. Como siempre que emito una opinión discrepante o desfavorable, recomiendo la lectura personal para despejar dudas y formarse la propia opinión sobre el valor y calidad de la obra en cuestión. Un saludo

BIOGRAFIA: Eva García Saénz de Urturi, novelista española nacida en Vitoria en 1972. Su primera novela, objeto de esta reseña, fue editada vía Amazon, con una gran respuesta del público. La saga de los longevos: La vieja familia- saga de los longevos 1, 2012; Los hijos de Adán -saga de los longevos 2, 2014; El silencio de la ciudad blanca, 2016; Los ritos del agua -trilogia de la ciudad blanca 2, 2017

SINOPSIS EDITORIAL: ¿Qué harías si tu jefe, un experto arqueólogo, te confesara que nació hace 10.300 años? Iago del Castillo, un carismático longevo de 10.300 años al frente del Museo de Arqueología de Cantabria, se ve arrastrado, en contra de su voluntad, a dirigir una investigación genética: sus hermanos Nagorno —un conflictivo escita de casi 3.000 años— y Lyra —una huidiza celta de 2.500 años—, cansados de enterrar durante siglos a sus familias efímeras, están obsesionados con identificar su rara mutación y tener hijos longevos. Adriana, una joven y resuelta prehistoriadora, regresa a su Santander natal, contratada por el museo, dispuesta a rehacer su vida y aclarar el extraño suicidio de su madre, la psicóloga de cabecera de la alta sociedad cántabra, ocurrido quince años atrás. Iago y Adriana chocan desde el primer momento, aunque entre ellos surge una intensa atracción que ambos intentan ignorar. No imaginan que su pasado determina su destino. Cuando descubran la cruda realidad y reaccionen, las consecuencias de sus actos les dejarán marcados para siempre.

  • Nº de páginas: 592 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: LA ESFERA DE LOS LIBROS
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788490609644


Deja un comentario

“carter”, de ted lewis: duro, directo y brutal.


“La lluvia llovía” T.L.

La literatura, como el cine, es una perfecta radiografía de la sociedad. Esta afirmación, tan obvia por otra parte, no deja de ser cierta por mucho que el abuso de su utilización nos dé la sensación de ser uno de los lugares comunes de toda reseña literaria.

Sin embargo, la lectura de novelas como “Carter”, de Ted Lewis, escrita sobre 1969, nos hace reflexionar sobre cómo ha cambiado nuestra mentalidad y nuestra percepción de los valores morales imperantes, la aceptación y rechazo de ciertas conductas, ciertas expresiones y ciertos tópicos que, como la moqueta estampada en techo y paredes, hacen que salten todas las alarmas de nuestro censor moral interno.

La anecdota de la novela, la historia de una venganza, articulada en el tópico regreso al lugar de la infancia y la confrontación con conclictos familiares no resueltos, deja paso y protagonismo a la arrebatadora personalidad del personaje principal: inteligente, brutal, despiadado y obsesivo.

Sin embargo, su lectura hace reventar las costuras de lo políticamente correcto. Al igual que esas antiguas películas en las que sus personajes no paran de fumar en público o donde el alcohol parece ser un condimento indispensable, el ambiente que refleja esta novela no encaja en nuestra moral imperante hoy en día.

Esto es lo que más me ha llamado la atención en su lectura. La falta de escrupulos del personaje, la utilización de otros personajes secundiarios para alcanzar sus objetivos, el abuso de la fuerza bruta, el trato vejatorio a las protagonistas femeninas, la presencia constante de la sordidez ambiental y moral, la amargura del recuerdo, el desapego afectivo, etc.

Apenas han transcurrido 50 años desde su publicación y su fuerza impactante ha permanecido intacta, no así la sensación de que existe una distancia moral infranqueable, más que la mera distancia física o temporal.

La novela es contundente, atrayente, adictiva. La trama es atractativa, bien llevada, a mi juicio. Los personajes estan también perfectamtne construidos y definidos. El estilo literario es directo, rápido, con diálogos ágiles y coherentes. Me recuerda vagamente a las novelas de otro duro de la novela negra, el personaje Parker de Richard Stark (Donald Westlake), también contemporaneo del autor, aunque un poco anterior.

Es de destacar la adaptación cinematográfica llevada a cabo por Mike Hodges en 1971, protagonizada por un espléndido y convincente Michael Caine, con el título de “Get Carter”

Una novela muy recomendable.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: Jack Carter, principal sicario de los mafiosos londinenses Les y Gerald Fletcher, regresa a su ciudad natal en el norte de Inglaterra tras ocho años de ausencia. La última vez que estuvo allí fue para enterrar a su padre, y ahora vuelve para el funeral de su hermano Frank. Según la policía, la muerte de Frank fue accidental: su coche se despeñó por un precipicio con él borracho al volante. Pero Jack, que conocía bien a su hermano a pesar de la mala relación que mantenían, sospecha de la versión oficial y comienza a interrogar a todos aquellos que conocían a Frank

BIOGRAFIA: Escritor británico, nacido en Manchester en 1940 y fallecido en Londres en 1982. Fue músico, pintor, ilustrador. Escribió una serie de novelas, principalmente dentro del géner de novela negra o criminal, entre las que destacan All the Way Home and All the Night Through, Londres, New Authors Ltd., 1965; Jack’s Return Home, Londres, Michael Joseph, 1969; Plender, Londres, Michael Joseph, 1971; Billy Rags, Londres, Michael Joseph, 1973; Jack Carter’s Law, Londres, Michael Joseph, 1974; The Rabbit, Londres, Michael Joseph, 1975; Boldt, Londres, Michael Joseph, 1976; Jack Carter and the Mafia Pigeon, Londres, Michael Joseph, 1977; GBH (Grievous Bodily Harm), Londres, coll. Sphere, Little & Brown, 1980

  • Título: Carter
  • ISBN: 978-84-946809-0-8
  • Autor: Ted Lewis (traducción de Damià Alou)
  • Editorial: Sajalín. Colección Al marge

 


Deja un comentario

FELIZ AÑO 2017


28/12/2017

Como en este blog somos de no tirar nada, hemos decidido aprovechar todos los buenos deseos, felicitaciones y buenos propósitos que recibimos en enero para acabar de sacarles todo su jugo antes de que caduquen. 

Por ello, queremos felicitaros a todos vosotros, esforzados lectores, por este año 2017 cuyo inmimente final pronto estrenamos, 

Os deseamos de todo corazon que os vaya bién en en este año que despedimos; que, como dice el refrán, no importa como se empieza sino como se acaba.

Feliz año 2017 


Deja un comentario

lecturas de 2017: seguimos en la brecha


Un año más, como siempre por estas fechas, publico la relación de mis lecturas a lo largo de este ciclo que ahora acaba. Suele ser un ejercicio gratificante y agradable: volver hacia atras en el tiempo y ver en perspectiva el trabajo realizado (aunque, en este caso, la satisfacción es doble por cuanto que no no es negocio sino ocio). Repasar los títulos leidos: ver por donde ha ido discurriendo mi interés en este año que acaba; cuantificar, desde la distancia, el tiempo que he dedicado a la lectura y, por el contrario, el que he distraido en otras tareas, se guramente, menos placenteras.

Puedo observar varias circunstancias destacables:

1.- Advierto un peso más importante de la novela y literatura de ficción sobre el ensayo, seguramente debido a una mayor necesidad de evasión y distracción.

2.- También destaco una peso muy grande en mis lecturas de Stephen King. Seguramente, he sucumbido a la corriente  iniciada por el estreno de la película “It” y he redescubierto a este gran autor, releyendo alguna de sus obras. Aviso de que me falta alguna otra que aún tengo en la pila de la cabecera de mi mesita.

3.- La gran novedad ha sido que me he iniciado en la lectura de obras en su versión original en lengua inglesa. He escogido dos autores bien distintos, Paul Auster y John Grisham. Uno de ellos, Auster, porque es uno de mis autores favoritos y ha sido tocado por el don de contar: su prosa fluye interminable, como un riachuelo de agua clara que se pierde y dispersa en la maraña del campo. El otro, Grisham, por ser un autor superventas, de muy facil lectura y una calidad superior a la media. 

De entre todas mis lecturas, me sorprendió muy gratamente el libro de Laurent Binet “la séptima función del lenguaje”, por su originalidad, la fuerza y peso de la trama, su rigor y el gran trabajo de investigación. Creo que es una novela que se aleja del convencionalismo, el conformismo y la vanalidad imperante. Quizás por los mismos motivos, me impactaron, muy gratamente, también, las novelas de Margaret Atwood y Ain Rand. 

El cuento de la criada me gustó por el desasosegante futuro que nos presenta y la denuncia de la fragilidad en nuestra sociedad del sistema democrático, en constante equilibrio entre la pérdida de libertades, por un lado,  y la anarquía y el caos, por el otro, con el mismo resultado en ambos casos, siempre pierde la parte más débil, en este caso el papel de la mujer en la sociedad. 

“El manantial”, me gustó y me sorprendió gratamente, a pesar de las connotaciones politicas que trae aparejada esta autora, porque pone de manifiesto, tal y como se ha venido confirmando hoy en día,  tantos años despues, que existe una corriente social, política, institucional, que desmerece el esfuerzo individual primando un interés colectivo, global, aunque ello provoque la anulación de la facultad de autoafirmación de la persona. En cierto modo comparte el mismo pesimismo que la novela de Atwood y podemos extraer de ambas las mismas reflexiones.

Por último, al igual que todos los años, hago manifestación expresa de mi compromiso de continuar mi tarea con este blog. Aunque dicho compromiso se renueva tácitamente con cada entrada que elaboro, cada comentario que respondo y cada visita que recibo, no esta de más dejarlo por escrito para recordarme que no hay ganancia sin sacrificio.

Si es cierto que cada vez hay menos entradas; lejos queda esa efervescencia de los inicios. Pero yo soy un corredor de fondo y tras el arranque inicial no pienso dejar la carrera hasta la meta final. A pesar del esfuerzo y, sobre todo, la falta de tiempo, continuaré con el blog. Lo mismo que continuao con mis lecturas.

Muchas gracias a todos lo que me seguís, comentais y leeis.

Un saludo.

LECTURAS DE 2017

ENERO

.- “Día cero”, de David Baldacci

.- “Memoria total”, de David Baldacci

.- “Ocho millones de maneras de morir”, de Lawrence Block

.- “La séptima función del lenguaje”, de Laurent Binet

.- “Estado de transmisión”, de Chris Moriarty

FEBRERO

.- “El engaño populista”, de Axel Kaiser y Gloria Alvarez

.- “El círculo”, de David Eggers

.- “Remolcando a Jehova”, de James Morrow

.- “Hermano menor”, de Cory Doctorow

MARZO

.- “La economía del empobrecimiento común”, de Juan Ramón Rallo

.- “La canción de las sombras”, de John Connolly

.- “Parque Gorki”, de Martin Cruz Smith,

.- “El peso del corazón”, de Rosa Montero

ABRIL

.- “El otro lado”, de Michael Connelly

.- “El hombre marcado”, de Peter V. Brett

.- “La lanza del desierto”, de Peter V. Brett

.- “La voz de la espadas. La primera ley I”, de Joe Abercrombie

.- “Antes de que los cuelguen. La primera ley II”, de Joe Abercrombie

.- “El último argumento de los reyes. La primera ley III”, de Joe Abercrombie

MAYO

.- “La sed”, de Jo Nesbo.

.- “No hay cuervos”, de John Hart

.- “El rey de la mentira”, de John Hart

.- “El manantial”, de Ayn Rand

JUNIO

.- “El silencio del pantano”, de Juanjo Braulio

.- “Frente a la gran mentira”, de Antonio García Trevijano

.- “Nunca vuelvas atras”, de Lee Child

JULIO

.- “El cuento de la criada”, de Margaret Atwood

AGOSTO

.- “La Torre Oscura I. El Pistolero”, de Stephen King

.- “Porqué y cómo mataron a Calvo Sotelo”, de Luis Romero

.- “Safari sangriento”, de Deon Meyer

SEPTIEMBRE

.- “Efecto dominó”, de Olivier Norek

.- “Quien pierde, paga”, de Stephen King.

.- “It”, de Stephen King

OCTUBRE

.- “La larga marcha”, de Stephen King como Richard Bachman

.- “Bajo el hielo”, de Bernard Minier

.- “Eso no estaba en mi libro de historia”, de Francisco García del Junco

.- “El hombre que perseguía su sombra. Milleniun 05”, de David Lagercrantz

.- “The book of illusions”, de Paul Auster

NOVIEMBRE

.- “Regina beatissima ”, de Juan García Atienza

DICIEMBRE

.- “The brethren”, de John Grisham.

.- “4 3 2 1”, de Paul Auster

 

 

 


1 comentario

“el cuento de la criada”, de margaret atwood: nadie nos condujo hasta aquí, nosotros mismos hemos permitido esto que ahora, al despertar, llamamos pesadilla.


“Pensamos que podíamos hace que todo fuera mejor. ¿Mejor?, repito en voz baja. ¿Cómo puede creer que esto es mejor? Mejor no significa nunca mejor para todos, comenta. Para algunos siempre es peor” M.A.

A mediados de los años 80 del siglo pasado, la escritora canadiense Margaret Atwood escribió un relato aterrador sobre nuestro inmediato futuro. En aquella época de incertidumbre y de cambio, que culminaría con el enorme acontecimiento de la caída del bloque soviético y la finalización “oficial” de la Guerra Fría, aparece esta novela relatando la transición de una sociedad americana democrática y abierta hacia un régimen pseudoreligioso, totalitario y fundamentalista que, con excusa del sempiterno enemigo exterior, instaura una sistema de represión de las libertades fundamentales cuyas víctimas son, esencial y principalmente, las mujeres (aunque discriminadas en función de su rango o categoría social).

H.P. Lovecraft dijo una vez, en su ensayo sobre el horror en la literatura, que el más intenso miedo de la humanidad es el miedo a lo desconocido. En mi opinión, la humanidad, tal como ahora la conocemos las personas producto cultural del extinto siglo XX, ha venido a matizar ese miedo a lo desconocido tornándolo, de un modo sutil, hacia un miedo a la incertidumbre.

Frente al optimismo y la felicidad propios de tiempos de bonanza y vacas gordas, en época de crisis y de cambio la sopecha suplanta todas las certezas y la falta de confianza trae consigo un miedo aterrador y paralizante a un incierto futuro.

La literatura distópica sirve como advertencia de las sombras de una realidad insatisfactoria y como conjuro del peligro probable que se cierne sobre el mundo y amenaza con mostrarse cierto y real.

Claramente encuadrado dentro de éste subgénero, la presente esta novela sirve como denuncia, en igual medida que como prevención, de los riesgos que puede correr toda sociedad de convertirse paulatinamente en una dictadura, con el apoyo involuntario de una ciudadania pasiva que va cediendo parcelas de libertad, dejandose arrebatar sin apenas percibirlo, derechos y libertades esenciales. Creo que fue Benjamin Franklin quien dijo que aquel que renuncia a su libertad por su seguridad no merece ninguna de ambas.

Evitando aventurar elementos de la trama, puedo decir que es muy interesante y significativo que el elmento debil de la sociedad que describe, las mujeres (aunque no todas), son relegadas a unas funciones básicas, ciertamente degradantes cuando no son voluntarias, como son la de procreación o la tareas del hogar; son clasificadas en función de sus “aptitudes”, son marcadas con un uniforme diferenciador; y su vida social o relacional es eliminada y permanentemente sujeta a la sospecha y el miedo a la delación.

La novela esta narrada en primera persona, a modo de un largo monologo narrativo, Al final de la novela nos enteramos que, en realidad, el relato en sí es una transcripción de unas cintas de audio. Por eso el estilo es directo, sencillo, a modo de confesión o reflexión personal, con dialogos transcritos por la propia narradora, en los que a menudo inserta glosas o comentarios con referencias retrospectias que nos trasladan a un tiempo anterior que siempre va comparando con el momento actual de la narración. Estas digresiones y saltos en el tiempo hacia un pasado relativamente cercano, donde las cosas eran muy distintas del presente de la protagonista, estan intercaladas de un modo sutil e inteligente que ayuda al lector a entender el porqué de esa situación y le alienta a seguir leyendo para ir encontrando las claves de esa sociedad extrañamente parecida a la nuestra.

El personaje consigue convencer al lector de la autenticidad y credibilidad de su historia, pues la justificación de la misma es coherente y lógica a tenor del devenir de los acontecimientos que va contando.

A mi juicio, la autora adopta esteretipos en la definición y desarrollo de los caracteres principales. Quizás intencionadamente, permite percibir a los distintos personajes algo rígidos, encasillados en un papel previamente asignado, con escasos matices en su definición y evolución. Ciertamente muy adecuado al tipo de sociedad rígida y controladora que denuncia en la novela.

Esta obra ha sido recientemente adaptada para el formato televisivo y se está emitiendo en estos momentos una serie de televisión que no he querido ver para no distorsionar mi reseña.

Como colofón, recomiendo esta novela, tanto por su enfoque innovador en cuanto a la concreta temática, la represión y cosificación de la mujer, tan actual en estos momentos, como por la aterradora posibilidad de que nuestra evolución como sociedad se dirija hacia ese horizonte de limitación de libertades y sumisión voluntaria de los ciudadanos en aras de un bien superior. Tal y como ya ocurrió una vez con el ascenso del nazismo y el comunismo, que contaron ambos con una amplio apoyo popular y acabaron, mal, muy mal, como todo el mundo sabe.

Un saludo.

MARGARET ATWOOD: (Ottawa, 1939) Escritora canadiense con una variada y prolífica obra: Ojo de gatoAlias Grace y Oryx y Crake, finalistas del premio Booker; El asesino ciego, premio Booker. Ha recibido también el Governor General’s Award, el Premio Montale, el Premio Príncipe de Asturias de la Letras, el Premio Crystal, el Premio Nelly Sachs, el Premio Giller y el National Arts Club Literary Award. Su novela El cuento de la criada se ha adaptado a la televisión como serie de TV.

SINOPSIS EDITORIAL: En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo.

El cuento de la criada

  • Título original: Tha Handmaid’s Tale
  • ISBN: 978-84-9838-801-5
  • Número de páginas: 416
  • Tipo de edición: Rústica con solapas
  • Editorial: Salamandra
  • Traducción: Elsa Mateo Blanco


Deja un comentario

lecturas 2016: listas y más listas. el agua fluye, pero siempre es el mismo río.


“Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran”. André Gide.

Como cada año, presento una relación de mis lecturas de 2016. Viene siendo tradicional, por estas fechas, hablar de que no nos ha vuelto a tocar la lotería de Navidad. Támbién es un recurrente “dejá vu” las listas de lo mejor del año que va acabando y, más adelante, las listas de propósitos y deseos para el año que entra.

Siguiendo, pues, con esta tradición, ahí os dejo mi pequeña contribución a la galaxia de las listas. Vistas en su conjunto, puedo observar una vez más el predominio de la novela sobre el ensayo. La poesía o el teatro apenas aparece (mea culpa), aunque es más por falta de capacidad que de motivación. Ya lo he explicado recientemente.

Dentro de la novela veo, como otros años, un predominio de la novela negra (de intriga, suspense o thriller, como queramos llamarla). También me percato que he leído bastantes novelas de ciencia ficción, lo cual no es raro, pues es hacia ahí donde se orientan mis gustos. Es significativa la escasez de novelas de tipo histórico, teniendo en cuenta que mis apetencia por la Historia alcanza niveles de gula. Analizando esta cuestión, he llegado a la conclusión de que pudiera ser por cierta aversión a historias bastardas cuando los hechos reales superan con creces la imaginación de cualquier autor. En todo caso, mis fuentes suelen ser blogs, reseñas, webs y demás instrumentos digitales que tienen dificil acomodo en este blog.

Visto en perspectiva, echo de menos otro tipo de lecturas como pueden ser los autores clásicos o novela mainstream. A estas alturas, finalizado el año y dando comienzo uno nuevo, siempre afloran buenas intenciones, nuevos proyectos y propósitos de cambio y mejora. Tengo lecturas eternamente “pendientes” como la de autores, para mí desconocidos, o apenas explorados, pero siempre presentes: Pynchon, David Foster Wallace, Philip Roth, o Don deLillo. Siento que debo iniciarme en ellos con una especial disposición y, al final, nunca encuentro un buen momento. ¿Tiene sentido lo que digo?.

En todo caso, sigo en la brecha, con ilusión, con ganas, contando con el apoyo e la gente que me lee, gente que “le gusto”, gente que comparte, opina y colabora, a los que agradezco su permanente presencia callada y atenta. 

Un saludo.

LECTURAS DE 2016

.- “Porqué fracasan los paises“, de Daron Acemoglu y James A. Robinson.

.- “Matar a un ruiseñor“, de Harper Lee

.- “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” (versión de Andres Trapiello)

.- “Nos mienten“, de Eduardo Vaquerizo

.- “Reamde“, de Neal Stephenson

.- “España contraataca”, de Pablo Victoria

.- “Bajos fondos”, de Andrew Jachss

.- “Gente de barro“, de David Brin

.- “Los cazadores de la oscuridad“, de Donato Carrisi

.- “Flashfoward”, de Robert J. Sawyer

.- “Policía”, de Jo Nesbo

.- “El partido“, de Richard McGregor

.- “Justicia Auxiliar”, de Anne Leckie

.- “Carbono alterado”, de Richard morgan

.- “El año del diluvio“, de Margaret Atwood.

.- “Khimera”, de Cesar Perez Gellida

.- “El sindrome E“, de Frank Thilliez

 .- “La décima víctima”, de Rober Sheckley

.- “El día de pasado mañana”, de Robert H. Heinlein

.- “El libro del Día del Juicio Final”, de Connie Willis

.- “Relojes de hueso”, de David Mitchel

.- “Camino de servidumbre”, de Frederick Hayek

.- “El cristiano mágico“, de Terry Southern

.- “La verdad sobre el caso de Harry Quebert“, de Joel Dicker

.- “Hijos del dios binario”, de David B. Gil

.- “Los impunes”, de Richar Price

.- “El resplandor“, de Stephen King

.- “Dr. Sueño“, de Stephen King

.- “Steelheart”, de Brandon Sanderson

.- “La mano izquierda de Dios”, de Paul Hoffman

.- “Los viajeros de la noche”, de Helen Wecken

.- “El problema de los tres cuerpos”, de Liu Cixin

.- “El misterio de Salem´s Lot“, de Stepehn King

.– “La zona muerta”, de Stephen King

.- “El psicoanalista”, de John Katzenbach

.- “Cuesta abajo”, de Michael Connelly

.- “Joyland”, de Stephen King

.- “Fria venganza“, de Dan Simmons

.- “Moros y Cristianos”, de Jose Javier Esparza.