lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


Deja un comentario

“patria”, de fernando aramburu: historia íntima de una desgarradura colectiva



“Pedir perdón exige más valentía que disparar un arma, que accionar una bomba. Eso lo hace cualquiera.” F.A.

Elogiada y celebrada como la novela definitiva sobre el “conflicto vasco”. Laureados, la novela y el autor (que gracias a ella ganó el Premio a la Crítica 2016 y el Premio Nacional de Narrativa 2017), se ha convertido también en un producto mediático y comercial: “exito de crítica y público” “record de ventas” son las coletillas con las que se presenta cualquier comentario, reseña y alusión a la novela.

Ciertamente, “Patria”, tiene una gran valía literaria. También refleja una gran valentía por parte de su autor al abordar un tema controvertido, polémico y caliente (en tanto que, como autor de origen donostiarra, no puede abordarle desde la indiferencia o la imparcialidad sino que le requiere el posicionarse en uno u otro punto de vista). Por ello, quizás, aunque opta por ofrecer un cuadro amplio del “espectro social del pais vasco” el relato se decanta como más favorable para un lado que para el otro, sin dejar de exponer, de forma novelada, los argumentos de ambas posiciones y los sentimientos y la psicología íntima que subyace en ellos.

La novela, como tal obra artística, tiene muchas lecturas, muchos enfoques para la crítica y el análisis, pero todos palidecen ante la enorme carga política que contiene el tema sobre el que trata: la convivencia dentro de la sociedad vasca de finales del s.XX en el contexto del “terrorismo”, la “lucha armada”, el “conflicto en Euskal Herria” y etiquetas similares cuya sola enunciación ya define la postura política del interlocutor, o su inconsciente posicionamiento.

Desde el punto de vista literario, el relato de Aramburu fluye con gran maestría por una corriente entre el realismo y la novela piscológica, pues nos describe con gran acierto y pequeñas pinceladas la cotidianidad de una sociedad en el ámbito de una pequeña ciudad industrial vasca sobre los años 80 del s. XX, sus costumbres y sus relaciones personales, utilizando la psicología profunda de los personajes. Desde un relato interior, introspectivo, con saltos atras y adelante en el tiempo, en un juego de relevos entre los distintos personajes, el autor nos va relatando lo que en el fondo es la historia de una ruptura, la pérdida de la amistad y el desgaste que la vida y el paso del tiempo produce en la amistad, el amor, el ánimo, la ideología.

Básicamente es el relato de la relación entre dos personalidades muy marcadas, dos madres vascas, paradigmas de una sociedad profundamente matriarcal, cuyas vidas se alejan una de otra pero no de una manera natural sino por el desgarro de una lucha política, social y cultural que las trasciende y que no son capaces de superar.

A mi juicio, es una novela de gran calidad literaria con una notable capacidad de combinar contenido y forma para ofrecer una relato íntimo y personal de un complejo conflicto político y social (al margen de las consideraciones políticas, jurídicas, históricas, y el gran drama humano de las víctimas).

A pesar de su extensión, su lectura es muy ágil y fluída. Una novela muy recomendable. Un saludo

BIOGRAFIA: Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959https://www.planetadelibros.com/autor/fernando-aramburu/000028897), considerado ya como uno de los narradores más destacados en lengua española, es autor de las novelas Fuegos con limón (1996), Los ojos vacíos (2000, Premio Euskadi), que junto con Bami sin sombra (2005) y La gran Marivián (2013) conforman la «Trilogía de Antíbula», El trompetista del Utopía (2003), Viaje con Clara por Alemania (2010), Años lentos (2012, VII Premio Tusquets Editores de Novela y Premio de los Libreros de Madrid) y Ávidas pretensiones (Premio Biblioteca Breve 2014). Como cuentista ha publicado asimismo los volúmenes Los peces de la amargura (2006, XI Premio Mario Vargas Llosa NH, IV Premio Dulce Chacón y Premio Real Academia Española 2008), El vigilante del fiordo (2011) y Patria (Premio Nacional de Narrativa, Premio Nacional de la Crítica, Premio Euskadi de Literatura, entre otros)

SINOPSIS EDITORIAL: El retablo definitivo sobre más de 30 años de la vida en Euskadi bajo el terrorismo.

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.



  • Nº de páginas: 648 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: TUSQUETS EDITORES
  • ISBN: 9788490663196


Deja un comentario

“la vieja familia. saga de los longevos 1”, de eva garcía sáenz: truco o trato.


“Estábamos ya llegando a Puente Viesgo cuando vimos aparecer la silueta cónica de la montaña. Monte Castillo dominaba todo el valle de Toranzo, por eso había sido el punto de oteo de las manadas de ciervos en tiempos de mi padre” E.G.S.

La categorización de las obras literias en géneros o subgéneros ayuda al lector, en primer lugar, a escoger sus lecturas; en segundo lugar, a entender y valorar lo que esta leyendo, contrastando su calidad con otras novelas parecidas y buscando los elementos definidores, esos que motivaron su elección. Sin embargo, algunas veces, la perfecta y ajustada adscripción a un género fomenta la pereza intelectual por el abandono de las obligadas rutinas de observar, cuestionar y razonar nuestras lecturas, además de otro interés como es la búsqueda del entretenimiento y el disfrute.

Cuando nos encontramos una novela ecléctica, ambigua, de dificil clasificación, que no se deja definir por corriente alguna, nada más que la mera narración de una historia, surgen dificultades al valorarla si las ideas preconcebidas del lector no son inmediatamente ratificadas sino refutadas por un texto que le deja huerfano de referencias y reconocimientos y le impide seguir por el sendero que le motivó a iniciar su lectura.

La novela “la vieja familia” a tenor de la sinopsis de la presente novela, podría enmarcarse dentro del género de la novela histórica, quizás igualmente más propio de un thriller histórico. Pero sin embargo no es ni lo uno ni lo otro. Se anuncia con un elemento fantástico, como es la edad del protagonista, el cual se remota a la Prehistoria, y se desarrolla en un museo arquelógico. Con estos mimbres la autora podria haber elaborado un relato mejor anclado a la trama de base. Por el contrario, su lectura nos lleva hacia una novela de corte romántico, realmente una historia de amor y desamor, de seducción, de relaciones románticas, con un transfondo histórico -bastante superficial- y enmarcada en una trama palgada de intrigas familiares, indisolubles relaciones tóxicas -como sólo una familia puede, a veces, fomentar ineludiblemente-, un sustrato científico muy bien documentado y engarzado en la trama y, como no podía faltar, un misterio irresuelto que acaba por solucionarse.

Lo cierto es que su lectura no me ha gustado. A pesar de que su ritmo es agil, propio de un best seller – que lo es, sin que ello signifique, por sí solo, carencias en su calidad-, los personajes responden a estereotipos, más como exigencias de propio género en el que se conduce que por su propio rol en la trama. Su marcada adscrición a la novela romántica, no enteramente dominante pero sí mayoritaria, oscurece todas las demás fortalezas de la novela, sobre todo los diálogos y la estructura del relato, un juego a voces en primera persona, alternadamente por ambos protagonistas, con aclaratorias regresiones al pasado remoto de uno de ellos. La ambientación histórica, si bien bastante documentada, al igual que la argumentación pseudo científica que justifica la extraordinaria longevidad de los protagonistas, en realidad aparece algo fría y banal, pues no deja de ser un exótico trampantojo que nos distrae de la verdadera esencia, netamente sentimentaloide, de la novela. Como siempre que emito una opinión discrepante o desfavorable, recomiendo la lectura personal para despejar dudas y formarse la propia opinión sobre el valor y calidad de la obra en cuestión. Un saludo

BIOGRAFIA: Eva García Saénz de Urturi, novelista española nacida en Vitoria en 1972. Su primera novela, objeto de esta reseña, fue editada vía Amazon, con una gran respuesta del público. La saga de los longevos: La vieja familia- saga de los longevos 1, 2012; Los hijos de Adán -saga de los longevos 2, 2014; El silencio de la ciudad blanca, 2016; Los ritos del agua -trilogia de la ciudad blanca 2, 2017

SINOPSIS EDITORIAL: ¿Qué harías si tu jefe, un experto arqueólogo, te confesara que nació hace 10.300 años? Iago del Castillo, un carismático longevo de 10.300 años al frente del Museo de Arqueología de Cantabria, se ve arrastrado, en contra de su voluntad, a dirigir una investigación genética: sus hermanos Nagorno —un conflictivo escita de casi 3.000 años— y Lyra —una huidiza celta de 2.500 años—, cansados de enterrar durante siglos a sus familias efímeras, están obsesionados con identificar su rara mutación y tener hijos longevos. Adriana, una joven y resuelta prehistoriadora, regresa a su Santander natal, contratada por el museo, dispuesta a rehacer su vida y aclarar el extraño suicidio de su madre, la psicóloga de cabecera de la alta sociedad cántabra, ocurrido quince años atrás. Iago y Adriana chocan desde el primer momento, aunque entre ellos surge una intensa atracción que ambos intentan ignorar. No imaginan que su pasado determina su destino. Cuando descubran la cruda realidad y reaccionen, las consecuencias de sus actos les dejarán marcados para siempre.

  • Nº de páginas: 592 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: LA ESFERA DE LOS LIBROS
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788490609644


Deja un comentario

“carter”, de ted lewis: duro, directo y brutal.


“La lluvia llovía” T.L.

La literatura, como el cine, es una perfecta radiografía de la sociedad. Esta afirmación, tan obvia por otra parte, no deja de ser cierta por mucho que el abuso de su utilización nos dé la sensación de ser uno de los lugares comunes de toda reseña literaria.

Sin embargo, la lectura de novelas como “Carter”, de Ted Lewis, escrita sobre 1969, nos hace reflexionar sobre cómo ha cambiado nuestra mentalidad y nuestra percepción de los valores morales imperantes, la aceptación y rechazo de ciertas conductas, ciertas expresiones y ciertos tópicos que, como la moqueta estampada en techo y paredes, hacen que salten todas las alarmas de nuestro censor moral interno.

La anecdota de la novela, la historia de una venganza, articulada en el tópico regreso al lugar de la infancia y la confrontación con conclictos familiares no resueltos, deja paso y protagonismo a la arrebatadora personalidad del personaje principal: inteligente, brutal, despiadado y obsesivo.

Sin embargo, su lectura hace reventar las costuras de lo políticamente correcto. Al igual que esas antiguas películas en las que sus personajes no paran de fumar en público o donde el alcohol parece ser un condimento indispensable, el ambiente que refleja esta novela no encaja en nuestra moral imperante hoy en día.

Esto es lo que más me ha llamado la atención en su lectura. La falta de escrupulos del personaje, la utilización de otros personajes secundiarios para alcanzar sus objetivos, el abuso de la fuerza bruta, el trato vejatorio a las protagonistas femeninas, la presencia constante de la sordidez ambiental y moral, la amargura del recuerdo, el desapego afectivo, etc.

Apenas han transcurrido 50 años desde su publicación y su fuerza impactante ha permanecido intacta, no así la sensación de que existe una distancia moral infranqueable, más que la mera distancia física o temporal.

La novela es contundente, atrayente, adictiva. La trama es atractativa, bien llevada, a mi juicio. Los personajes estan también perfectamtne construidos y definidos. El estilo literario es directo, rápido, con diálogos ágiles y coherentes. Me recuerda vagamente a las novelas de otro duro de la novela negra, el personaje Parker de Richard Stark (Donald Westlake), también contemporaneo del autor, aunque un poco anterior.

Es de destacar la adaptación cinematográfica llevada a cabo por Mike Hodges en 1971, protagonizada por un espléndido y convincente Michael Caine, con el título de “Get Carter”

Una novela muy recomendable.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: Jack Carter, principal sicario de los mafiosos londinenses Les y Gerald Fletcher, regresa a su ciudad natal en el norte de Inglaterra tras ocho años de ausencia. La última vez que estuvo allí fue para enterrar a su padre, y ahora vuelve para el funeral de su hermano Frank. Según la policía, la muerte de Frank fue accidental: su coche se despeñó por un precipicio con él borracho al volante. Pero Jack, que conocía bien a su hermano a pesar de la mala relación que mantenían, sospecha de la versión oficial y comienza a interrogar a todos aquellos que conocían a Frank

BIOGRAFIA: Escritor británico, nacido en Manchester en 1940 y fallecido en Londres en 1982. Fue músico, pintor, ilustrador. Escribió una serie de novelas, principalmente dentro del géner de novela negra o criminal, entre las que destacan All the Way Home and All the Night Through, Londres, New Authors Ltd., 1965; Jack’s Return Home, Londres, Michael Joseph, 1969; Plender, Londres, Michael Joseph, 1971; Billy Rags, Londres, Michael Joseph, 1973; Jack Carter’s Law, Londres, Michael Joseph, 1974; The Rabbit, Londres, Michael Joseph, 1975; Boldt, Londres, Michael Joseph, 1976; Jack Carter and the Mafia Pigeon, Londres, Michael Joseph, 1977; GBH (Grievous Bodily Harm), Londres, coll. Sphere, Little & Brown, 1980

  • Título: Carter
  • ISBN: 978-84-946809-0-8
  • Autor: Ted Lewis (traducción de Damià Alou)
  • Editorial: Sajalín. Colección Al marge

 


Deja un comentario

FELIZ AÑO 2017


28/12/2017

Como en este blog somos de no tirar nada, hemos decidido aprovechar todos los buenos deseos, felicitaciones y buenos propósitos que recibimos en enero para acabar de sacarles todo su jugo antes de que caduquen. 

Por ello, queremos felicitaros a todos vosotros, esforzados lectores, por este año 2017 cuyo inmimente final pronto estrenamos, 

Os deseamos de todo corazon que os vaya bién en en este año que despedimos; que, como dice el refrán, no importa como se empieza sino como se acaba.

Feliz año 2017 


Deja un comentario

lecturas de 2017: seguimos en la brecha


Un año más, como siempre por estas fechas, publico la relación de mis lecturas a lo largo de este ciclo que ahora acaba. Suele ser un ejercicio gratificante y agradable: volver hacia atras en el tiempo y ver en perspectiva el trabajo realizado (aunque, en este caso, la satisfacción es doble por cuanto que no no es negocio sino ocio). Repasar los títulos leidos: ver por donde ha ido discurriendo mi interés en este año que acaba; cuantificar, desde la distancia, el tiempo que he dedicado a la lectura y, por el contrario, el que he distraido en otras tareas, se guramente, menos placenteras.

Puedo observar varias circunstancias destacables:

1.- Advierto un peso más importante de la novela y literatura de ficción sobre el ensayo, seguramente debido a una mayor necesidad de evasión y distracción.

2.- También destaco una peso muy grande en mis lecturas de Stephen King. Seguramente, he sucumbido a la corriente  iniciada por el estreno de la película “It” y he redescubierto a este gran autor, releyendo alguna de sus obras. Aviso de que me falta alguna otra que aún tengo en la pila de la cabecera de mi mesita.

3.- La gran novedad ha sido que me he iniciado en la lectura de obras en su versión original en lengua inglesa. He escogido dos autores bien distintos, Paul Auster y John Grisham. Uno de ellos, Auster, porque es uno de mis autores favoritos y ha sido tocado por el don de contar: su prosa fluye interminable, como un riachuelo de agua clara que se pierde y dispersa en la maraña del campo. El otro, Grisham, por ser un autor superventas, de muy facil lectura y una calidad superior a la media. 

De entre todas mis lecturas, me sorprendió muy gratamente el libro de Laurent Binet “la séptima función del lenguaje”, por su originalidad, la fuerza y peso de la trama, su rigor y el gran trabajo de investigación. Creo que es una novela que se aleja del convencionalismo, el conformismo y la vanalidad imperante. Quizás por los mismos motivos, me impactaron, muy gratamente, también, las novelas de Margaret Atwood y Ain Rand. 

El cuento de la criada me gustó por el desasosegante futuro que nos presenta y la denuncia de la fragilidad en nuestra sociedad del sistema democrático, en constante equilibrio entre la pérdida de libertades, por un lado,  y la anarquía y el caos, por el otro, con el mismo resultado en ambos casos, siempre pierde la parte más débil, en este caso el papel de la mujer en la sociedad. 

“El manantial”, me gustó y me sorprendió gratamente, a pesar de las connotaciones politicas que trae aparejada esta autora, porque pone de manifiesto, tal y como se ha venido confirmando hoy en día,  tantos años despues, que existe una corriente social, política, institucional, que desmerece el esfuerzo individual primando un interés colectivo, global, aunque ello provoque la anulación de la facultad de autoafirmación de la persona. En cierto modo comparte el mismo pesimismo que la novela de Atwood y podemos extraer de ambas las mismas reflexiones.

Por último, al igual que todos los años, hago manifestación expresa de mi compromiso de continuar mi tarea con este blog. Aunque dicho compromiso se renueva tácitamente con cada entrada que elaboro, cada comentario que respondo y cada visita que recibo, no esta de más dejarlo por escrito para recordarme que no hay ganancia sin sacrificio.

Si es cierto que cada vez hay menos entradas; lejos queda esa efervescencia de los inicios. Pero yo soy un corredor de fondo y tras el arranque inicial no pienso dejar la carrera hasta la meta final. A pesar del esfuerzo y, sobre todo, la falta de tiempo, continuaré con el blog. Lo mismo que continuao con mis lecturas.

Muchas gracias a todos lo que me seguís, comentais y leeis.

Un saludo.

LECTURAS DE 2017

ENERO

.- “Día cero”, de David Baldacci

.- “Memoria total”, de David Baldacci

.- “Ocho millones de maneras de morir”, de Lawrence Block

.- “La séptima función del lenguaje”, de Laurent Binet

.- “Estado de transmisión”, de Chris Moriarty

FEBRERO

.- “El engaño populista”, de Axel Kaiser y Gloria Alvarez

.- “El círculo”, de David Eggers

.- “Remolcando a Jehova”, de James Morrow

.- “Hermano menor”, de Cory Doctorow

MARZO

.- “La economía del empobrecimiento común”, de Juan Ramón Rallo

.- “La canción de las sombras”, de John Connolly

.- “Parque Gorki”, de Martin Cruz Smith,

.- “El peso del corazón”, de Rosa Montero

ABRIL

.- “El otro lado”, de Michael Connelly

.- “El hombre marcado”, de Peter V. Brett

.- “La lanza del desierto”, de Peter V. Brett

.- “La voz de la espadas. La primera ley I”, de Joe Abercrombie

.- “Antes de que los cuelguen. La primera ley II”, de Joe Abercrombie

.- “El último argumento de los reyes. La primera ley III”, de Joe Abercrombie

MAYO

.- “La sed”, de Jo Nesbo.

.- “No hay cuervos”, de John Hart

.- “El rey de la mentira”, de John Hart

.- “El manantial”, de Ayn Rand

JUNIO

.- “El silencio del pantano”, de Juanjo Braulio

.- “Frente a la gran mentira”, de Antonio García Trevijano

.- “Nunca vuelvas atras”, de Lee Child

JULIO

.- “El cuento de la criada”, de Margaret Atwood

AGOSTO

.- “La Torre Oscura I. El Pistolero”, de Stephen King

.- “Porqué y cómo mataron a Calvo Sotelo”, de Luis Romero

.- “Safari sangriento”, de Deon Meyer

SEPTIEMBRE

.- “Efecto dominó”, de Olivier Norek

.- “Quien pierde, paga”, de Stephen King.

.- “It”, de Stephen King

OCTUBRE

.- “La larga marcha”, de Stephen King como Richard Bachman

.- “Bajo el hielo”, de Bernard Minier

.- “Eso no estaba en mi libro de historia”, de Francisco García del Junco

.- “El hombre que perseguía su sombra. Milleniun 05”, de David Lagercrantz

.- “The book of illusions”, de Paul Auster

NOVIEMBRE

.- “Regina beatissima ”, de Juan García Atienza

DICIEMBRE

.- “The brethren”, de John Grisham.

.- “4 3 2 1”, de Paul Auster

 

 

 


1 comentario

“el cuento de la criada”, de margaret atwood: nadie nos condujo hasta aquí, nosotros mismos hemos permitido esto que ahora, al despertar, llamamos pesadilla.


“Pensamos que podíamos hace que todo fuera mejor. ¿Mejor?, repito en voz baja. ¿Cómo puede creer que esto es mejor? Mejor no significa nunca mejor para todos, comenta. Para algunos siempre es peor” M.A.

A mediados de los años 80 del siglo pasado, la escritora canadiense Margaret Atwood escribió un relato aterrador sobre nuestro inmediato futuro. En aquella época de incertidumbre y de cambio, que culminaría con el enorme acontecimiento de la caída del bloque soviético y la finalización “oficial” de la Guerra Fría, aparece esta novela relatando la transición de una sociedad americana democrática y abierta hacia un régimen pseudoreligioso, totalitario y fundamentalista que, con excusa del sempiterno enemigo exterior, instaura una sistema de represión de las libertades fundamentales cuyas víctimas son, esencial y principalmente, las mujeres (aunque discriminadas en función de su rango o categoría social).

H.P. Lovecraft dijo una vez, en su ensayo sobre el horror en la literatura, que el más intenso miedo de la humanidad es el miedo a lo desconocido. En mi opinión, la humanidad, tal como ahora la conocemos las personas producto cultural del extinto siglo XX, ha venido a matizar ese miedo a lo desconocido tornándolo, de un modo sutil, hacia un miedo a la incertidumbre.

Frente al optimismo y la felicidad propios de tiempos de bonanza y vacas gordas, en época de crisis y de cambio la sopecha suplanta todas las certezas y la falta de confianza trae consigo un miedo aterrador y paralizante a un incierto futuro.

La literatura distópica sirve como advertencia de las sombras de una realidad insatisfactoria y como conjuro del peligro probable que se cierne sobre el mundo y amenaza con mostrarse cierto y real.

Claramente encuadrado dentro de éste subgénero, la presente esta novela sirve como denuncia, en igual medida que como prevención, de los riesgos que puede correr toda sociedad de convertirse paulatinamente en una dictadura, con el apoyo involuntario de una ciudadania pasiva que va cediendo parcelas de libertad, dejandose arrebatar sin apenas percibirlo, derechos y libertades esenciales. Creo que fue Benjamin Franklin quien dijo que aquel que renuncia a su libertad por su seguridad no merece ninguna de ambas.

Evitando aventurar elementos de la trama, puedo decir que es muy interesante y significativo que el elmento debil de la sociedad que describe, las mujeres (aunque no todas), son relegadas a unas funciones básicas, ciertamente degradantes cuando no son voluntarias, como son la de procreación o la tareas del hogar; son clasificadas en función de sus “aptitudes”, son marcadas con un uniforme diferenciador; y su vida social o relacional es eliminada y permanentemente sujeta a la sospecha y el miedo a la delación.

La novela esta narrada en primera persona, a modo de un largo monologo narrativo, Al final de la novela nos enteramos que, en realidad, el relato en sí es una transcripción de unas cintas de audio. Por eso el estilo es directo, sencillo, a modo de confesión o reflexión personal, con dialogos transcritos por la propia narradora, en los que a menudo inserta glosas o comentarios con referencias retrospectias que nos trasladan a un tiempo anterior que siempre va comparando con el momento actual de la narración. Estas digresiones y saltos en el tiempo hacia un pasado relativamente cercano, donde las cosas eran muy distintas del presente de la protagonista, estan intercaladas de un modo sutil e inteligente que ayuda al lector a entender el porqué de esa situación y le alienta a seguir leyendo para ir encontrando las claves de esa sociedad extrañamente parecida a la nuestra.

El personaje consigue convencer al lector de la autenticidad y credibilidad de su historia, pues la justificación de la misma es coherente y lógica a tenor del devenir de los acontecimientos que va contando.

A mi juicio, la autora adopta esteretipos en la definición y desarrollo de los caracteres principales. Quizás intencionadamente, permite percibir a los distintos personajes algo rígidos, encasillados en un papel previamente asignado, con escasos matices en su definición y evolución. Ciertamente muy adecuado al tipo de sociedad rígida y controladora que denuncia en la novela.

Esta obra ha sido recientemente adaptada para el formato televisivo y se está emitiendo en estos momentos una serie de televisión que no he querido ver para no distorsionar mi reseña.

Como colofón, recomiendo esta novela, tanto por su enfoque innovador en cuanto a la concreta temática, la represión y cosificación de la mujer, tan actual en estos momentos, como por la aterradora posibilidad de que nuestra evolución como sociedad se dirija hacia ese horizonte de limitación de libertades y sumisión voluntaria de los ciudadanos en aras de un bien superior. Tal y como ya ocurrió una vez con el ascenso del nazismo y el comunismo, que contaron ambos con una amplio apoyo popular y acabaron, mal, muy mal, como todo el mundo sabe.

Un saludo.

MARGARET ATWOOD: (Ottawa, 1939) Escritora canadiense con una variada y prolífica obra: Ojo de gatoAlias Grace y Oryx y Crake, finalistas del premio Booker; El asesino ciego, premio Booker. Ha recibido también el Governor General’s Award, el Premio Montale, el Premio Príncipe de Asturias de la Letras, el Premio Crystal, el Premio Nelly Sachs, el Premio Giller y el National Arts Club Literary Award. Su novela El cuento de la criada se ha adaptado a la televisión como serie de TV.

SINOPSIS EDITORIAL: En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo.

El cuento de la criada

  • Título original: Tha Handmaid’s Tale
  • ISBN: 978-84-9838-801-5
  • Número de páginas: 416
  • Tipo de edición: Rústica con solapas
  • Editorial: Salamandra
  • Traducción: Elsa Mateo Blanco


Deja un comentario

lecturas 2016: listas y más listas. el agua fluye, pero siempre es el mismo río.


“Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran”. André Gide.

Como cada año, presento una relación de mis lecturas de 2016. Viene siendo tradicional, por estas fechas, hablar de que no nos ha vuelto a tocar la lotería de Navidad. Támbién es un recurrente “dejá vu” las listas de lo mejor del año que va acabando y, más adelante, las listas de propósitos y deseos para el año que entra.

Siguiendo, pues, con esta tradición, ahí os dejo mi pequeña contribución a la galaxia de las listas. Vistas en su conjunto, puedo observar una vez más el predominio de la novela sobre el ensayo. La poesía o el teatro apenas aparece (mea culpa), aunque es más por falta de capacidad que de motivación. Ya lo he explicado recientemente.

Dentro de la novela veo, como otros años, un predominio de la novela negra (de intriga, suspense o thriller, como queramos llamarla). También me percato que he leído bastantes novelas de ciencia ficción, lo cual no es raro, pues es hacia ahí donde se orientan mis gustos. Es significativa la escasez de novelas de tipo histórico, teniendo en cuenta que mis apetencia por la Historia alcanza niveles de gula. Analizando esta cuestión, he llegado a la conclusión de que pudiera ser por cierta aversión a historias bastardas cuando los hechos reales superan con creces la imaginación de cualquier autor. En todo caso, mis fuentes suelen ser blogs, reseñas, webs y demás instrumentos digitales que tienen dificil acomodo en este blog.

Visto en perspectiva, echo de menos otro tipo de lecturas como pueden ser los autores clásicos o novela mainstream. A estas alturas, finalizado el año y dando comienzo uno nuevo, siempre afloran buenas intenciones, nuevos proyectos y propósitos de cambio y mejora. Tengo lecturas eternamente “pendientes” como la de autores, para mí desconocidos, o apenas explorados, pero siempre presentes: Pynchon, David Foster Wallace, Philip Roth, o Don deLillo. Siento que debo iniciarme en ellos con una especial disposición y, al final, nunca encuentro un buen momento. ¿Tiene sentido lo que digo?.

En todo caso, sigo en la brecha, con ilusión, con ganas, contando con el apoyo e la gente que me lee, gente que “le gusto”, gente que comparte, opina y colabora, a los que agradezco su permanente presencia callada y atenta. 

Un saludo.

LECTURAS DE 2016

.- “Porqué fracasan los paises“, de Daron Acemoglu y James A. Robinson.

.- “Matar a un ruiseñor“, de Harper Lee

.- “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” (versión de Andres Trapiello)

.- “Nos mienten“, de Eduardo Vaquerizo

.- “Reamde“, de Neal Stephenson

.- “España contraataca”, de Pablo Victoria

.- “Bajos fondos”, de Andrew Jachss

.- “Gente de barro“, de David Brin

.- “Los cazadores de la oscuridad“, de Donato Carrisi

.- “Flashfoward”, de Robert J. Sawyer

.- “Policía”, de Jo Nesbo

.- “El partido“, de Richard McGregor

.- “Justicia Auxiliar”, de Anne Leckie

.- “Carbono alterado”, de Richard morgan

.- “El año del diluvio“, de Margaret Atwood.

.- “Khimera”, de Cesar Perez Gellida

.- “El sindrome E“, de Frank Thilliez

 .- “La décima víctima”, de Rober Sheckley

.- “El día de pasado mañana”, de Robert H. Heinlein

.- “El libro del Día del Juicio Final”, de Connie Willis

.- “Relojes de hueso”, de David Mitchel

.- “Camino de servidumbre”, de Frederick Hayek

.- “El cristiano mágico“, de Terry Southern

.- “La verdad sobre el caso de Harry Quebert“, de Joel Dicker

.- “Hijos del dios binario”, de David B. Gil

.- “Los impunes”, de Richar Price

.- “El resplandor“, de Stephen King

.- “Dr. Sueño“, de Stephen King

.- “Steelheart”, de Brandon Sanderson

.- “La mano izquierda de Dios”, de Paul Hoffman

.- “Los viajeros de la noche”, de Helen Wecken

.- “El problema de los tres cuerpos”, de Liu Cixin

.- “El misterio de Salem´s Lot“, de Stepehn King

.– “La zona muerta”, de Stephen King

.- “El psicoanalista”, de John Katzenbach

.- “Cuesta abajo”, de Michael Connelly

.- “Joyland”, de Stephen King

.- “Fria venganza“, de Dan Simmons

.- “Moros y Cristianos”, de Jose Javier Esparza.


Deja un comentario

¿por qué mario benedetti?, es culpa mía, lo siento: el único poeta que entiendo.


A estas altura, ya te habrás percatado, bloguero aventurero, de que este sitio solo reseña prosa. Escas0s poetas han pasado por este sitio. Que yo recuerde, quizás, aparte de Benedetti, Jorge Manrique. Pero éste no cuenta porque no es poeta sino cimiento de una cultura, literatura sólida u profunda que esculpe en roca pura los fundamentos de nuestra civilización española, europea y occidental . 

Alguna vez debo de haber justificado esta carencia en base a mis preferencias y prejuicios. Suelo pensar que no me gusta la poesía. Pero luego me acuerdo, precisamente, de Jorge Manrique, de Benedetti, de Luis Cernuda, de Lope de Vega, Becquer o Cesar Vallejo. Si me pongo a pensar seriamente, lo que descubro no es una cuestión de sensibilidad o atracción. No me gusta la poesía porque no la entiendo. Y precisamente por eso, me gustan algunos poemas y poesías de algunos autores concretos. Y precisamente por eso, creo yo, me gusta todo lo que he leído de Benedetti. A él si le entiendo. Esa es la explicación.

No es objeto de este blog hablar sobre mí. Aunque mucho dice de mí si soy yo quien opina y escribe. Hoy, como excepción, he dejado abierta una rendija un poco mayor. A veces, la poesía no solo se escribe en un papel en blanco sino también en una hoja de cuadrícula, Y esa es la que yo puedo sentir.

Y, como se dice, para muestra… Un saludo

 

Esta mañana desperté emocionado
con todas las cosas que tengo que hacer
antes que el reloj sonara.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.
Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día está lluvioso
o puedo dar gracias porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero
o puedo estar contento porque mis finanzas me empujan
a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud
o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo
lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo
o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas
o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos
o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar
o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela
o puedo abrir mi mente enérgicamente
y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar
o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente y cuerpo.

Hoy el día se presenta ante mí esperando a que yo le dé forma

y aquí estoy, soy el escultor.

Lo que suceda hoy depende de mí. Yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.

Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes…. M.B


2 comentarios

las estadísticas del blog. al final solo queda uno


 

Hola, paso a publicar las estadísticas de este blog. 

Lo primero que veo es que podría meter a todos mis seguidores en un taxi. Lo malo es que me saldría algo cara la carrera puesto que estáis todos repartidos en distintos continentes.

Cada vez somos menos, así que espero que el descenso no haya sido por causa de defunción o asesinato (entonces si que se parecería a la novela de “los diez negritos”). Lo más probable es que sea ya el asesino, ¿os he matado de aburrimiento?. Perdón, en todo caso.  

Ante todo, tengo que daros las gracias a todos por compartir y participar conmigo en este blog, con paciencia y resignación. Yo mismo he sufrido muchas veces cierta frustración al acceder a un blog que me gusta y comprobar que apenas tiene actividad.

Lo cierto es que ha bajado mi actividad. Hasta ahora no he sido del todo consiente de ello: los números cantan.

Es mi intención seguir publicando y hacerlo de un modo regular y con una periodicidad más constante, la suficiente para mantener la atención, sin agobios (sobre todo por mi parte).

También es mi intención seguir publicando contenidos interesantes. De hecho, creo que mis lecturas son interesantes y pienso que es bueno compartir opiniones y sensaciones sobre las propias aficiones, para seguir fomentando el hábito e interés por la lectura.

Se acerca el Fin de Año y este va a ser uno de mis propósitos para 2016. Veremos si lo consigo. Seguro que con el apoyo y participación de los seguidores del blog.

Un saludo y buen Fin de Año.

 

 

Mira los fuegos artificiales lo que yo leo por bloguear en WordPress.com.. Échale un vistazo al 2015 informe anual.

Origen: Vea los #fireworks que cree mediante mi blog en #WordPressDotCom. Mira mi 2015 reporte anual.


Deja un comentario

feliz navidad. solo eso.


 

 

 

 

 

 

navidad en la nieve muñeco de nieve

 

Aunque el whatsapp también existe, aprovecho para felicitar la Navidad desde este blog. Feliz Navidad, que no falte felicidad. Ponerle el color que queráis. Y mucho azúcar -emocional, que el otro es hipercalorico. 


Deja un comentario

lecturas 2015: lee lo que yo leo y lo que no leo. enumeración y valoraciones


Always Remember To Fall Asleep With A Dream And Wake Up With A Purpose

Si algo tengo claro, es que el mundo va a seguir girando. Que el tiempo sigue su curso y que, pese a nuestras vanas quejas y lamentos, no se nos escurre de las manos, sino que, de vez en cuando, somos nosotros quienes nos distraemos y nos apartamos de su camino , momentáneamente. 

Así ha sido y así será.

Podemos argumentar en contra. Podemos oponernos racional o visceralmente. Da igual. No vamos a cambiar nada. Como no cambiamos el color de los objetos sólo con el guiño de nuestra mirada.

El mundo va a seguir girando… Es un hecho.

Y algunos nos lamentamos de que las cosas no deberían ser como son. Incluso cuando nuestra ansiedad no es más que una cuestión de percepción, interpretación y falta de criterio.

De todos modos, ya asoma el nuevo año 2016. Ahora toca hacer esas interminables listas sobre lo bueno que fue esto o aquello en el año que dejamos; sobre nuevos proyectos o quimeras para el año que afrontamos. Listas y más listas en las que sometemos a juicio lo inevitable o adormecemos nuestros remordimientos con proyectos futuros que también, este año, volveremos a incumplir.

Bueno, el hombre del siglo XXI no parecer ser muy distinto del del siglo XX. Únicamente hemos cambiado las listas manuscritas por las listas digitales. Unos y ceros, en cualquier caso.

Aquí os presento la mía. 

Veo que cada año, la lista de mis lecturas parece menguar. Me digo y me repito a mi mismo que la causa es la falta de tiempo. Perdón. No es esa la verdad. La falta de dedicación y el empleo de mi tiempo -el tiempo- a otros menesteres, ese es el motivo. Es cuestión de cambio de rutinas y de la adopción de otras aficiones imposibles de compatibilizar con la de la lectura (desgraciadamente carezco del don de la ubicuidad).

También las estadísticas me están diciendo que no publico entradas en el blog con la regularidad de antaño. Quizás padezco cierto pereza bloguera (flojera, desidia, apatía, dejadez, galbana, gandulería, haraganería, indiferencia, vagancia, pachorra. ¡Viva el corta y pega!).

A pesar de ello, me mantengo fiel a los compromisos adquiridos antaño, renovando mis votos:

SILENCIO, como abstención de palabra vana y estúpida, al menos bajo mi criterio, que cada uno perfectamente puede pensar y expresar su opinión sobre mis carencias intelectuales, mi pretenciosas opiniones y mis juicios equivocados.

OBEDIENCIA, como acatamiento a las normas de respeto y libertad autoimpuestas al crear este blog.

POBREZA, como independencia económica total, en tanto que no obtengo (ni yo ni nadie, espero), ni un duro en publicidad, ni patrocinios espurios. Eso sí, tampoco soy ingenuo, no quiero el que quiera acallar este blog pierda la posibilidad de intentarlo con una muy significativa (millonaria) cantidad: por favor, hacedmelo saber, estoy esperando.

CASTIDAD. Bueno, también tendréis que entender que mientras estoy escribiendo en el blog no estoy en otras cosas… 

“La columna de hierro”, de Taylor Caldwell.

Los héroes“, de Joe Abercrombie.

Mr. Mercedes“, de Stephen King.

“Sangre Guerrera”, de Christian Cameron.

“Africanus, el hijo del cónsul”, de Santiago Posteguillo.

“Legiones malditas”, de Santiago Posteguillo.

“El color de la magia”, de Santiago Posteguillo.

Linda, como en el asesinato de linda, de Leif G.W. Persson.

El murcielago“, de Jo Nesbo.

Quien mate al dragón“, de Leif, G.W. Persson.

“El leopardo”, de Jo Nesbo 

“A ciegas”, de Josh Malerman.

“Lágrimas en la lluvia”, de Rosa Montero.

El fantasma de Harlot“, de Norman Mailer.

“El invierno del lobo”, de John Connolly.

La suave superficie de la culata“, de Antonio Manzanera.

“Memento mori”, de Cesar Pérez Gellida.

“Un millón de gotas”, de Victor del Arbol.

“Alex” de Pierre Lemaitre.

“La Estrella Polar”, de Martin Cruz Smith.

“La economia no miente”, de Guy Sorman.

“La rebelión del Atlas”, de Ayn Rand.

“Cucarachas”, de Jo Nesbo.

“La mejor venganza”, de Joe Abercrombie.

“Lo que no te mata, te hace más fuerte”, de David Lagencrantz.

“Pilgrim”, de Terry Hayes.

“La agonía del asesino”, de James Sallis.

“Odiseo: el juramento”, de Valerio Massimo Manfredi.

“Limpieza de sangre”, Arturo Pérez Reverte.

“Las aventuras del capitán Alatriste”, de Arturo Pérez Reverte.

El cártel“, de Don Winslow.

“Arena en los zapatos”, de Juan Sasturain.

“Fulgor de muerte”, de Elmore Leonard.

“Personal”, de Lee Child.

“Luna peligrosa”, de Lee Child.

“El camino difícil”, de Lee Child.

“Mala suerte”, de Lee Child.

“Fantasmas”, de Jo Nesbo.

“Locke en 90 minutos”, de Paul Strathern

“Legión”, de Brandon Sanderson.

“Limbo”, de Bernard Wolfe.

Observo que hay mucha novela. Sobre todo novela negra y literatura de evasión, en el buen sentido. Los autores ya son conocidos y repetidos. Veo que es como si instintivamente no hubiera querido arriesgarme con otras lecturas o autores que pudieran arrebatarme los pocos momentos dedicados a la lectura. En cualquier caso. Os puedo decir que he disfrutado con cada una de ellas. Ahí están las reseñas (pocas), que lo reflejan.

Eso eso es todo. Con el nuevo año volveré con mis locos proyectos de lectura siempre incumplidos.

Un saludo.  

 

 

 


3 comentarios

Los números de 2014


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 14.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 5 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.


Deja un comentario

lecturas de 2014, lo que yo leí en “lo que yo leo”: conflicto y desgaste


A continuación, la relación de mis lecturas del año 2014 que apenas ha iniciado la cuenta atrás de su propia consunción. 

Si los números no fallan…, son 37 obras de las cuales abunda el Ensayo (11) la Novela de Ciencia Ficción (11), y la Novela Negra o Trhiller (9), también Novela (2), el  relato (2) y las biografías (2).

Si la memoria no me falla…, creo que he leído mucho menos que el año pasado. Debe ser cosa de la crisis (crisis ambiental, mental, de gestión de tiempo, de organización… si algo abunda en una crisis son los adjetivos). Hoy tengo la sensación que no he sabido aprovechar adecuadamente mi tiempo personal. Al final del año siempre tengo la sensación de que haber roto el reloj de arena y de que sus finos granos se me escurren entre las manos la dimensión espacio temporal y que eso ha afectado a mi actividad intelectual.

De cualquier modo, lo que sí queda claro es que ha bajado mi “producción” en el blog. Pese a la evidente merma en las entradas vuelvo a reiterar el compromiso personal asumido cada año de continuar con este trabajo, y  de hacerlo con la misma seriedad y rigor (el que me permitan mis capacidades). 

Lo mejor de este año que acaba son sin duda las efemérides de la I Guerra Mundial y la profusión de ensayos y novelas al respecto, y el rescate del olvido de otras obras clásicas, como la de Barbara Tuchman (los cañones de  agosto) y la de Sebatian Haffner, reseñada en el blog.

Lo peor del año quizás haya sido la sensación de hastío repecto de la novela, lo que se ha traducido en la busca de otro tipo de lecturas con más “contenido” como los ensayos o el redescubrimiento de las biografías, como la extraordinaria  de Stefan Zweig, subgénero que tengo previsto degustar este año que arranca. También ha habido alguna decepción, ya comentada en el blog. 

Haffner, Sebastian. “los siete pecados capitales del Imperio Alemán durante la I Guerra Mundial” E

Leonard, Elmore. “un tipo implacable” N

McFayden, Cody. “el hombre sombra” N

Rojas, Mauricio. “historia de la crisis de Argentina” E

Higgins, George V. “los amigos de Eddie Coyle” N

Rand, Ayn. “vivir” N

Stephenson, Neal. “snow crash” N

Varley, John. “la persistencia de la visión” (relato)

Stross, Charles. “accelerando” N

Hotchschild, Adam. “para acabar con todas las guerras” E

Gibbson, William. “conde cero” N

Koch, Stephen. “el fin de la inocencia” E

Taibbi, Marc. “cleptopía” N

Vinge, Vernor. “un fuego en el abismo” N

King, Stephen. “apocalipsis” N

Barry, Max. “lexicon” N

Bueso, Emilio.”cenital” N

Nesbo, Jo. “la estrella del diablo” N

Connolly, John. “la ira de los angeles” N

Connolly, John. “malvados” N

Rankin, Ian. “sobre la tumba” N

Tartt, Donna. “el secreto” N

Block, Lawrence. “cuando el antro sagrado cierra” N

Tuchman, Barbara. “los cañones de agosto” E

Rallo, Juan Ramón. “la economía del empobrecimiento común” E

Perez Abellán, Francisco. “matar a Prim” E

Redondo, Dolores. “el guardián invisible” N

Muller, John (coord..) “Podemos, deconstruyendo a Pablo Iglesias” E

Somalo, Javier y Noya, Mario. “porqué dejé de ser de izquierdas”

Tocqueville, alexis de. “el Antiguo Régimen y la Revolución Francesa”

Umbral, Francisco. “Cela, un cadaver exquisito”

Eco, Umberto.”apostillas a <El nombre de la rosa>”

Carrasco, Jesus. “Intemperie”

Zweig, Stefan. “un mundo de ayer”

Dick, Philip K. “tiempo desarticulado”

Dickens, Charles.”canción de navidad”

 

Eso es todo, el próximo años mucho más.

Un saludo 

 


Deja un comentario

“un tipo implacable” de elmore leonard: un western sin caballos.


“Señor Long, quiero ser muy claro, para que lo comprenda Ud. muy bien. Si me veo obligado a sacar el arma, dispararé a matar” E.L.

Paradójicamente, Elmore Leonard, ha alcanzado la inmortalidad con su reciente fallecimiento. Al deshacerse de su envoltura mortal y caduca, su obra le confiere ahora una vocación de perdurabilidad que su maltrecho cuerpo nunca podía haberle dado. Y no es que fuera un autor desconocido, puesto que su obra es muy extensa y ha conseguido llegar a un público mayoritario, gracias también a las numerosas adaptaciones de sus novelas y relatos como “Los cautivos”, película del oeste dirigida por Budd Boetticher; “El tren de las 3:10” de la que se han realizado varias versiones cinematográficas, en 1957 y 2007; “Hombre” protagonizada en 1967 por Paul Newman; Jackie Brown de Quentin Tarantino, en 1997; “Persecución mortal” de John Madden, con Micky Rourke y Diane Lane; “Get Shorty” fue adaptada para el cine bajo el título de “Como conquistar Holliwood”, con John  Travolta y Danny de Vito; y también Out of Sight de 1998, dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por George Clooney con el título de “un romance muy peligroso”. La serie de TV “Justified” en la que participaba como productor esta basada en Raylan, uno de sus personajes más carismáticos.

Hoy en día es considerado un clásico de la literatura del género negro, con importantes distinciones y premios y elogiosas críticas que le denominan “el Dickens de Detroit”, habiendo desarrollado una técnica narrativa basada en diálogos ágiles y un estilo depurado y sencillo (de cierta dificultad técnica), que el propio autor ha sistematizado con la formulación de su famoso  decálogo de escritura: las diez reglas básicas que todo escritor debe seguir para, en palabras del propio Leonard, alcanzar la invisibilidad en su obra, esto es, para desaparecer como escritor y dejar que sea la propia narración la que vaya desarrollándose sin que se perciba que el autor está detrás de la obra contándonos qué sucede.

Este decálogo consiste básicamente en prohibiciones, en pautas sobre lo que un escritor NO debe hacer para arruinar una novela. Mi regla favorita es la número “ 10. Intenta quitar la parte que los lectores tienden a saltarse”, porque refleja el estilo que pretende crear el autor, novelas accesibles, gratificantes, fáciles de leer, de una extensión razonable (entre 300 y 400 páginas) y sin la (innecesaria) presencia de un narrador que se entromete en la trama y rompe el ritmo con retóricas descripciones del paisaje o del paisanaje.

La novela objeto de reseña esta ambientada en Estados Unidos, concretamente en Oklahoma y Kansas City, en la época de la Ley Seca, a principios de los años treinta, donde surge una nueva fiebre del oro (negro) y nace un nuevo tipo de forajido, evolución del cuatrero que, sin abandonar las maneras del salvaje oeste, ahora se dedica a atracar bancos empuñando su metralleta Thompson, a lomos de su flamante Packard o Ford, y siguiendo el ritmo improvisado del Jazz de la banda de Count Bassie;  tipos que viven rápido y mueren muy jóvenes y cuya única aspiración es alcanzar la popularidad estelar de una novedosa competición, la carrera por convertirse en “public enemy number one”, como Dillinguer, Bonie y Clyde, o Bobby Face, cuyos enfrentamientos con las fuerzas del orden y la nueva agencia FBI al mando de J.Edgard Hoover alcanza tal grado de violencia que al final es difícil distinguir quién representa a la legalidad .

El protagonista de la novela, Carl Webster, es un joven agente federal que alcanza notoriedad gracias a su estilo caballeresco, pausado, elegante y letal para con los criminales a los que persigue y que pronto se convierte en un buen reclamo para la naciente industria del periodismo de investigación. Se enfrenta a un grupo de seguidores del KKK liderados por un ex_agente federal radicalizado; a un grupo de mafiosos de los “club de alterne” de Kansas cuyas actividades “extralegales” no es incompatible, al parecer, con el noble ejercicio de un cargo municipal (vamos, como ahora); a un atracador de bancos de poca monta y a un hijo de papá, magnate del petróleo, que va superando su pequeño complejo de peter pan por el expeditivo método de convertirse en un sociópata asesino con afán de notoriedad.

Destaca en la novela la presencia de las mujeres, cuyo protagonismo en la historia no es secundario ni mucho menos, las cuales componen sin embargo, a mi juicio, una sola figura femenina, cuya imagen caleidoscópica se forma con todas ellas: una mujer de frontera, endurecida por la cultura imperante del sometimiento a la dominación masculina, pero con capacidad de autosuficiencia fortalecida por las condiciones extremas de su supervivencia. Son mujeres que buscan una salida como madres, esposas, amantes o prostitutas, sorteando siempre la presión de los hombres con quienes conviven, que pretenden decidir siempre sobre su destino con la naturalidad que otorga una costumbre inmemorial,  sin percatarse que son más débiles e inmaduros que ellas.

Mi juicio sobre la novela, sin ser negativo, no es muy entusiasta, puesto que considero que esta es una obra menor de entre las de Leonard siendo más importantes, a mi juicio, obras como Ciudad Salvaje, Joe LaBrava o Persecución mortal, más cercanas al “hard boliled” y con menor acento western que le confiere la ambientación histórica de esta novela.

También es cierto que siento cierta reticencia a atribuirle la categoría de maestro de la novela negra comparable a Chandler o Hammet o incluso asimilarle a autores de una generación anterior como James M. Cain o Jim Thompson. Sin embargo, si creo que forma parte de ese elenco de autores como Donald E Westlake, Chester Himes, George V Higgins,  Mike Spillane, Robert B. Parker (con los que comparte ciertas similitudes de estilo, salvando las distancias) que no conviene olvidar y cuya obra es muy conveniente frecuentar (y aprender). 

Según la web del autor, otros títulos suyos Yibuti; Raylan; El día de Hitler; Tu ganas, Jack; Mister Paradise; Persecución mortal; Un tipo implacable; El Blues del Misisipi; Almas paganas; Ciudad salvaje; Cuba libre; Cócktail explosivo; Pronto; Hombre desconocido 89; Bandits; Joe LaBrava; 

Un saludo 

  • Editorial: Alianza Editorial
  • Páginas: 384
  • Año: 2011
  • Traductor: Catalina Martínez Muñoz
  • Tamaño: 200×130 mm
  • EAN: 9788420653204


4 comentarios

traduttore, traditore, las grandes escaladas o los propósitos para el año 2014


Empieza el año y todos tenemos hecha la lista de nuestros propósitos -o expectativas- para el año que iniciamos. Empezando dicha lista, nos dice la estadística que se encuentran el perder peso y sucedáneos (ir al gimnasio, dejar de comer basura -en sentido figurado, que si fuera literal yo me apuntaría a éste-, dejar el alcohol y el tabaco, etc.); también el de ser buenos y similares (con la esposa, con el jefe, con los hijos, padres, hermanos, tíos, compañeros de trabajo y similares…, con todos menos con Montoro); y también, cómo no, el de leer UN libro.

Personalmente yo ya cumplí estos objetivos en el año 2000, TODOS: perdí el peso que gané y volví a ganar peso para volverlo a perder, dejé de comer la comida basura que cocinaban otros (que conste que en modo alguno incluyo a MAMA) y empecé a comer la basura que yo mismo me cocinaba; dejé de PAGAR un gimnasio al que no iba; dejé de fumar el humo de los demás y elegí tomar RON en vez de beber alcohol; también conseguir ser BUENO con todos, deje de ser un mal hijo para convertirme en un mal padre; conseguí ser mi propio jefe (con lo que me ahorre muchos problemas laborales e inicié un via crucis con otros muchos que ni siquiera sabía que existían); alcancé la perfección matrimonial cuando descubrí que el HABLARLO TODO con tu pareja no solo no es progresista sino que ha roto muchos matrimonios (ahora solo lo habla ella y yo escucho, con una sola oreja).

Tras esta desusada verborragia autobiográfica llego al motivo de esta entrada en el blog, mis, nobles y sinceros, propósitos de lectura para el año que comienza. Obviamente también conseguí hace años alcanzar el propósitos de leer UN libro. La hazaña en mi caso va a consistir, para este año 2014, poder leer mis”ochomiles”, esos libros que, por una razón u otra nunca pude terminar o nunca pude empezar, o nunca pude volver a releer, o nunca pude volver a releer después de volverlos a releer.

La causa principal de no haber leído nunca Ulises, de James Joyce, o Guerra y Paz de Tolstoy o En busca del tiempo perdido, de Proust fue siempre esa pereza intelectual que a veces me embarga ,que en este caso se escudaba en que no existía ninguna traducción digna de sustituir al original y que por lo tanto todos los hallazgos literarios del autor se perdían aun antes de poder llegar a mí. Si a esto añadimos el conflicto y polémica habida, por ejemplo en el caso de Guerra y Paz, con varias ediciones “estrella” en que cada una reivindicaba ser la “definitiva” y que, a la larga,desmotivan a futuro lector que no sabe o no puede decidirse por una en concreto. Algo parecido me ha pasado siempre con la traducción de En busca del tiempo perdido, sobre la que existe una inacabada de Pedro Salinas y otra de Mauro Armiño y otra de Carlos Manzano  y ante mi falta de decisión decidí finalmente posponer su lectura.

La dificultad en leer a Chautebriand o a Musil siempre ha estribado en que, gracias a Dios, no he tenido una larga temporada en el Hospital o en un penal en Turquía, la Habana o, pongamos por caso, Soto del Real, por lo que mi tiempo ha ido fluyendo sin apenas lagunas mentales por mi parte y no he tenido una larga, larga, larga posibilidad de abstracción.

A Roberto Bolaño, pobre, siempre le he dejado para otro día, a pesar d eque me gustó “los detectives salvajes” e hice promesa, muchas veces, de leer 2666.

A Tocquevile y a Thomas Mann les empecé en su día, y un traslado de estado (que no de Estado, ni de estado -civil-, ni de estado-de buena esperanza-) me obligó a interrumpir su lectura y, más tarde, teniendo dudas sobre las la edición de sus textos, otra vez el traidor traductor, decidí dejarlo par amás adelante al ver que no me convencieron las traducciones que manejaba.

A Fernando del Paso y a Mujica Lainez siempre les he tenido en mente y, como casi todo, nunca he encontrado un momento adecuado para iniciarme en su lectura. Todo llegará. 

El libro de Yourcernar, parece que se me ha atragantado, pese a la muy buena impresión que me causaron otros como Opus Nigrum o, incluso, El amante. 

Dejo para el final el Quijote, porque este es otro de los libros que todo el mundo se propone leer algún día y yo, lo confieso, al menos me lo he leído tres veces a lo largo de mi vida lectora, y ya llevo mucho tiempo intentando volverlo a coger, pero nunca, nunca, nunca, encuentro un hueco y siempre lo dejo para más tarde.

Estas son, pues, mis propuestas para el año 2014. Ya veremos si consigo coronar estas altas cumbres o me queda´re, como casi siempre, en el campamento base. Un saludo. 

  • 1. Everest     8.848 m, En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust

  • 2 K2   8.611 m, El hombre sin atributos, de Robert Musil

  • 3 Kanchenjunga 8.586 m, Ulises, de James Joyce

  • 4 Lhotse 8.516 m, Guerra y Paz, de Leon Tolstoy

  • 5 Makalu 8.463 m, Los hermanos Karamazov, de Fiodor Dostoievsky

  • 6 Cho Oyu 8.201 m, 2666, de Roberto Bolaño 

  • 7 Dhaulagiri  8.167 m, Memorias de Ultratumba, de Chautebriand

  • 8 Manaslu 8.163 m, La democracia en America, de Alexis de Tocqueville

  • 10 Annapurna 8.091 m, El Quijote, de Miguel de Cervantes

  • 11 Gasherbrum I 8.068 m, La Montaña mágica, de Thomas Mann

  • 12 Broad Peak 8.047 m, Memorias de Adriano, de Margueritte Yourcernar

  • 13 Gasherbrum II   8.035 m, Bomarzo, de Manuel Mujica Lainez

  • 14 Shisha Pangma  8.027 m Noticias del Imperio, de Fernando del Paso 


Deja un comentario

Un año más, otro año más. Las estadísticas de “loqueyoleo”


 

Felices Fiestas y Feliz Año 2014

 

Un año más, que es un año menos, según se mire.

 

Un año más de crisis, precariedad y pesimismo, o un año menos, según se mire.

 También un año más para seguir disfrutando con la familia, con las amistades, para seguir compartiendo nuestras aficiones y alegrías: de nuestro tiempo finito aún nos queda un poco más para paladear la vida.

En estas fechas somo más permeables al optimismo y la felicidad contagiosa, a la generosidad entres las personas. Pese a los tópicos, nunca está de más sentirse feliz y hacérselo sentir a los más cercanos.

Por eso, ahora que acaba el año, o enpieza, según se mire, te ofrezco un REGALO que no esta compuesto de palabras, sino de pausas: te dejo este momentito a solas contigo mism@ para que pienses únicamente y exclusivamente en tí, en tus proyectos, en tus ilusiones, y en tus alegrías…

 

Y luego las compartes con las personas cercanas  

 

Porque como dijo Balzac, AUNQUE NADA CAMBIE, SI YO CAMBIO, TODO CAMBIA.

 

Por eso cada uno podemos empezar a cambiarlo todo.

Muchas gracias a todos los que me visitaís, a los que intervenís y participáis (aunque sólo sea ojenado un poco).

Gracias, un poco más efusivas, a quienes encabezáis la lista de los comentarios: vuestra aportación enriquece este blog.

Un saludo especial para  plared. Esto no es un concurso, pero si lo fuera tu ganarías de calle. Muchas Gracias

Un saludo . 

 

 

 

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un tren subterráneo de la ciudad de Nueva York transporta 1.200 personas. Este blog fue visto alrededor de 6.800 veces en 2013. Si fuera un tren de NY, le tomaría cerca de 6 viajes transportar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.


Deja un comentario

lecturas del año 2013: una reflexión


De nuevo procedo a relacionar mis lecturas de este año 2013.

En comparación con las del año pasado observo una notable diferencia, son muchas menos. Puede que haya tenido menos tiempo para leer, puede que haya escogido unos libros más voluminosos, puede que este blog me haya restado tiempo o me haya impuesto otra forma de leer, más pausada, más reflexiva. como se dice vulgarmente, los números cantan y, efectivamente, he leído mucho menos. Pero la cantidad nunca fue sinónimo de calidad.

También observo por su temática que me he decantado mucho más hacia la novela negra que hacia otros géneros como la ciencia ficción o la novela histórica o el ensayo. Esto también lo achaco al trabajo que desarrollo en el blog, que de algún modo condiciona mis lecturas hacia aquellas obras que son más agradables reseñar o que exigen un menos esfuerzo o, en suma, para las que estoy más capacitado para analizar y comentar. Ciertamente, los libros de ensayo, los cuentos infantiles, los artículos periodísticos o las cientos de páginas web que leo a lo largo del año tampoco son un material adecuado para reseñar, así que, sin querer estoy dando una orientación al blog quizás un poco más comercial que todo “loqueyoleo”. 

De cualquier modo, sigo con la misma determinación que al principio. Y con el compromiso expuesto en el encabezamiento, que sigo a rajatabla. Todas las reseñas vienen referidas a libros que yo leo, son comentarios personales que están sujetos a discusión y todo el mundo puede opinar y participar, con la única exigencia de respeto hacia los demás. 

Un saludo

Lecturas año 2013

“la contracultura, qué fue, qué queda” de Ruiz Aja, Luis

“el imperio contracultural” de Britto Garcia

un disparo” de Child, Lee

de mecánica y alquimia” de Muñoz Rengel, Juan Jose

la caja negra” de Connelly, Michel

los 500” de Quirk, Matthew

ciudad permutación” de Egan, Greg

“el corazón del laberinto” de Pinillos, Jose Luis

axiomático” de Egan, Greg

el último deseo” de Sapkowski, Andrezj

el primer naufragio” de Ramirez, Pedro J

mundo de día” de Farmer, Philip J

el declive del estado del bienestar. Entre la promesa del verano y el frio del invierno” de Persson, Leif G.W.

“hablarles de reyes, batallas y elefantes” de Enard, Matías

el declive del estado del bienestar. Otro tiempo, otra vida” de Persson, Leif G.W.

el declive del estado del bienestar. En caída libre como un sueño” de Persson, Leif G. W.

danza de dragones” de Martin, George R.R.

el umbral de la noche” de King, Stephen

“los mitos de Cthulhu” de Llopis, Rafael

el gran reloj” de Fearing, Kenneth

negro” de Pauvert, Olivier

“la mirada del observador” de Behm, Marc

drácula” de Stoker, Bram

“estado contra mercado” de Rodriguez Braun, Carlos

el fantasma del rey Leopoldo” de Hotschild, Adam

el corazón de las tinieblas” de Conrad, Joseph

la chica mecánica” de Bacigalupi, Paolo

“cuentos en verso para niños perversos” de Dahl,  Roal

“charlie y la fabrica de chocolate” de Dahl, Roal

a quemarropa”, de Westlake, Donald

el oscuro invierno” de Mark, David

china montaña zhang” de MacHugh, Maureen F

“anatomía del crimen.guia de la novela y cine negro” de Sanchez Soler, Mariano

el extraño caso del Dr. Jeckill y Mr Hyde” de Stevenson, Robert Louis

crímenes exquisitos” de Garrido, Vicente y Abarca, Nieves

“los genocidas” de Disch, Thomas M

“el abuelo” de Perez Galdos, Benito

enquiridion” de Epicteto

meridiano de sangre” de MacCarthy, Cormac

muñeco de nieve” de Nesbo, Jo

el fugitivo” de King, Stephen

“el género negro: orígenes y evolución de la literatura policial y su influencia en latinoamérica” de Giardinelli, Mempo

el detective moribundo” de Persson, Leif G.W

total keops” de Izzo, Jean Claude

“las vocales malditas” de Borbolla, Oscar de la

“la gran mascarada” de Revel, Jean Francois

“tiempos modernos” de Jhonson, Paul

 


Deja un comentario

participacion en el concurso del blog Libros y Literatura 2013


Al igual que el año pasado, este año vuelvo a participar en el concurso del blog literario, LIBROS Y LITERATURA (cuyo enlace os facilito: Libros y Literatura.es).

Sinceramente, mi participación se ha debido más a la insistencia de responsables de dicho blog que a mi propia iniciativa, algo adormilada y aterida por el frío invernal. También me ha motivado el cambio de bases del concurso que permite la participación con una reseña ya publicada de libre elección del concursante. Soy muy reacio a participar en este tipo de concursos porque no me gusta que programen mis lecturas (y eso que algunas de las propuestas ya las tenía en mi punto de mira); me gusta leer a mi ritmo y dejar que sea mi libre albedrío quien guie mis pasos y no la arbitrariedad o conveniencia de otros.

De cualquier modo, empujado a ello o no, comparto completamente la iniciativa de este Blog, Libros y Literatura, en promover y promocionar los blogs literarios y agradezco su trabajo y su insistencia.

Si quieres participar haz clik AQUI o en la imagen del concurso.

La reseña con la que participo se refiere a

el detective moribundo” de Leif G. W. Persson

La elección ha sido fácil: por un lado es la última publicada (que eso ayuda a recordar) y por otro lado (y principalmente) porque este autor ha sido un verdadero hallazgo para mí y lo considero el mejor autor de novela negra nórdica (que he leído).

Por cierto, el quiera también puede votar las mejores reseñas, yo me conformo con que leáis la mía.

Un saludo.


1 comentario

“los genocidas”, de thomas m. disch: la agonía de una civilización terminal sustentada por la persuasión de una biblia y la fuerza de una pistola.


“El descenso a la raíz fue rápido y eficiente. El tamaño del agujero aseguraba que no pasara más de una persona a la vez; pero el miedo aseguraba que esa persona lo hiciera con la mayor celeridad posible” T.M.D.

Dicen que el hombre, sometido a una situación extrema, es cuando muestra lo mejor y lo peor de sí mismo. Como si el riesgo de su propia extinción despojara al individuo de todo disfraz cultural y convencional y aflorara su naturaleza primigenia como un instintivo mecanismo de defensa y supervivencia.

Dicen igualmente que el comportamiento de una comunidad formada por una masa informe de individuos no es el mismo como colectivo que el que pudiera ser considerando singularmente a los individuos que la conforman.

La novela objeto de esta reseña no es un ensayo etiológico ni un texto antropológico o psicológico, aunque nos retrata el comportamiento y circunstancias de una sociedad en degradación victima de una agresión extrema e insuperable que la lleva a la extinción y los procesos psicológicos y actitudes de distintos individuos que la forman. Los restos de un mundo después del Apocalipsis y las pequeñas y míseras tribulaciones de los pocos sobrevivientes al desastre.

Toma como punto de partida una inexplicada invasión alienígena, en un escenario en el cual las ciudades de la tierra han sido calcinadas por unas extrañas máquinas voladoras llamadas “los incineradores” y la superficie terrestre ha sido literalmente invadida por una plaga de gigantescas plantas de casi un centenar de metros cuyos grandes hojas acaparan la luz del sol y sus raíces agotan los recursos hídricos del planeta, provocando la extinción inexorable de la flora y la fauna. La tierra se ha convertido en una parcela de cultivo extraterrestre y una fuente de recursos y suministros en la que el género humano no tiene cabida como especie.

La raza humana sufre asolada por el hambre, quedando relegada a pequeñas y atrincheradas comunidades agrícolas,o en grupúsculos de nómadas depredadores que asaltan sorpresivamente las granjas en busca del necesario sustento. 

Existe una pequeña comunidad dirigida por un anciano llamado Anderson, quien de un modo inteligente ha conseguido mantener a su grupo a salvo de las plantas, de los incineradores y de los nómadas. Con una férrea disciplina, somete a los miembros de su comunidad tanto espiritualmente, imbuido de una fanática fe religiosa apoyada por la única Biblia que poseen, como coactivamente, utilizando como símbolo de autoridad un revolver Magnum Python.

Su sucesores naturales al mando del grupo son su hijo mayor,  Neil, buen trabajador, pero de escasa inteligencia, y el hijo menor Buddy, inteligente pero díscolo y reacio al sometimiento que le exige la autoridad paterna. Sin embargo, el conflicto en la novela surge con la aparición de Jeremiah Orville.

En un fallido ataque a la comuna de Anderson, es hecho prisionero y posteriormente incorporado a la comunidad al apreciar sus cualidades; sin embargo alberga en su interior un resentimiento oculto y un afán de venganza  contra Anderson por el asesinato de su novia.

Huyendo de la persecución de los incineradores se adentran en una cueva que va a dar a las raíces de las plantas. Logran introducirse en ellas y se mantienen vivos en su interior durante la temporada invernal, a oscuras, errando desconcertados en el sistema de drenaje de las plantas descubren el sistema de drenaje de las plantas. Finalmente llega la primavera y con ella la recogida de la cosecha alienígena… y no digo más  

La idea que se desprende de la novela es que una sociedad en regresión desborda sus límites y barreras normativas dejando vía libre a la insolidaridad, la rapiña, las luchas tribales por la hegemonía de los recursos escasos y a la intolerancia, religiosa y política, como elemento de cohesión como defensa frente a la anarquía. Sin apenas referentes espaciales y temporales, perdida igualmente la perspectiva respecto del hábitat cotidiano, los distintos personajes van sufriendo una transformación psicológica en diferentes rumbos: surge el amor, la locura, la ambición, el abandono a los apetitos, la envidia, la responsabilidad.

Sin embargo, las anteriores reflexiones no son sino un intento por mi parte de extraer de la novela lo mejor que puede ofrecer, que es el germen de unas ideas que lamentablemente apenas desarrolla.

A nivel argumental detecto algunas inconsistencias del relato como la existencia de un lámpara de combustible inagotable (¿en los años 70?, imposible) que los protagonistas utilizan en el interior de las raices de las plantas y que nunca parece tener fin. Por otro lado, el abandono de fábricas y ciudades, según el relato, habría provocado una carencia de combustibles fósiles y de cualquier fuente de generación de electricidad que no sea la fuerza motriz.

También me parece, en cierto modo, un error del autor al no aportar en ningún momento indicación alguna de quienes sean los alienígenas invasores ni cómo la humanidad ha llegado al estado en el que arranca la novela. Sí es cierto que perdería originalidad si incidiera en una temática que ya han tratado otras muchas novelas, pero la ausencia de explicación deja huérfano a de coherencia y comprensión a todo el relato.

No puedo sino comparar esta novela con “el día de los trífidos” de Wyndham, publicada en 1951, y concluir que “los genocidas” no alcanza ese nivel de calidad, ofreciendo, por comparación, un resultado más pobre y decepcionante.  

Contraportada:

Las ciudades de todo el mundo han sido reducidas a cenizas y unas plantas alienígenas han conquistado la Tierra. Estas plantas, capaces de superar los ciento ochenta metros de altura, se han adueñado del suelo de todo el mundo y están acabando con las reservas de los Grandes Lagos. En la zona norte de Minnesota, Anderson, un viejo granjero armado con una Biblia en una mano y una pistola en la otra, dirige a la población de una pequeña aldea en una desesperada batalla diaria por continuar su precaria existencia. Entonces entra en escena Jeremiah Orville, un extranjero errante cegado por una peculiar y secreta sed de venganza, convirtiendo la lucha por sobrevivir en una tarea sobrecogedora.

Editorial: La Factoría de Ideas 
Páginas : 217
ISBN : 978-84-9800-741-1
Traductor: Ariel Bignami


Deja un comentario

“lo que yo leo” cumple un año


 

Y va a hacer un regalo a sus lectores (sí, creo que alguno tiene):

Mantiene el compromiso adquirido el día de su nacimiento, mantiene el estilo, la calidad (¿calidad?) y el ritmo de publicación, mantiene su apertura a opiniones, comentarios y colaboraciones.

Todo va a ser igual, y a su ritmo: dejemos que los sucesos sucedan.

Muchas gracias y un saludo.


4 comentarios

“la chica mecánica” de paolo bacigalupi. ¿dónde está la chica mecánica?


“Piratas genéticos. Fabricantes de calorías. Incluso por PurCal, cuando aprietan las hambrunas. ¿Por qué te crees que dejamos que permanezcan agazapados en Koh Angrit? Por si acaso les necesitamos,. Por si acaso fracasamos y debemos apelar a ellos y suplicarles que nos den su arroz, su trigo y su soja” P.B.

 

El único estímulo que me incitó a leer esta novela fue la profusión de premios que había recibido: Premio Nébula (2009), Premio Hugo (2010), Premio Compton Crook (2010), Premio Locus (2010) a la mejor primera novela. Ni la preciosa ilustración de la portada, ni la sinopsis editorial, que reseña un argumento atractivo y original; sólo la opinión mayoritaria de crítica y lectores que se traduce casi automáticamente en la concesión de premios, lo cual conlleva –o debería- a una cierta excelencia.

Desgraciadamente, una vez más se ha visto ratificada mi idea de que no hay nada mejor que leer uno mismo cualquier obra literaria para formarse un criterio propio sobre ella, no fiarse del juicio ajeno ni de la publicidad engañosa, elegir uno mismo, aún a riesgo de equivocarse.

Todo este exordio viene a cuento para mostrar mi absoluta decepción respecto a éste libro. No es que sea un desalmado y un desagradecido insensible, totalmente ignorante del trabajo que supone a cualquier autor elaborar su obra o totalmente ciego a las virtudes de la misma. “¿Pensarán vuestras mercedes que es fácil hinchar un perro?”, como dijo Cervantes en su prólogo al Quijote. Pues no, considero, incluso, que es más fácil hinchar un perro que escribir un libro, por ello siento mucho apuro al comunicar públicamente una mala crítica que no deja de ser una impresión personal, estrictamente particular y, además, comunicada con las carencias que me acompañan. De ahí esta justificación que, tampoco, debería haber escrito.

La novela, con todo, tiene sus virtudes que van a lomos de su principal defecto. Lo mejor es su argumento y lo peor, a mi juicio, es la falta de un desarrollo conceptual y formal mucho más amplio de esa idea inicial. Obviamente no estamos hablando de un ensayo socio-político ni un tratado de antropología cultural, pero si el principal valor de la novela no radica ni en la penetración psicológica de sus personajes, ni en la intriga de la trama, ni en un virtuosismo estilístico, sino en el ambiente distópico y la crítica implícita hacia una postura contemporánea permisiva frente a la explotación extrema de los recursos y la manipulación genética con fines estrictamente comerciales. Mi juicio es que no desarrolla suficientemente ese aspecto y no logra ese objetivo, no lo consigue.

La historia se desarrolla en el siglo XXII. Supuestamente en Tailandia. En un mundo superpoblado y globalizado donde la sobreexplotación de los combustibles fósiles ha provocado una carencia energética que tiene que suplirse mediante la fuerza motriz de animales mastodónticos creados genéticamente para tal fin; donde la alteración medioambiental ha provocado la elevación del nivel de los océanos obligando a las ciudades a defenderse mediante la construcción de barreras; donde la alteración genética de los productos agroalimentarios y el abuso de semillas estériles ha provocado la casi extinción de las semillas naturales y la proliferación de plagas y enfermedades epidémicas de resultado mortal.

Una sociedad en regresión, en pleno retroceso del desarrollo humano.

A nivel político, conviven dos políticas de actuación, fuertemente enfrentadas, por un lado la postura aperturista, basada en el comercio y en el intercambio, en la práctica sustentada por las grandes corporaciones agroalimentarias proveedoras de calorías genéticamente manipuladas – promovida por el Ministerio de Comercio- y, por otro lado, la corriente proteccionista, conservadora, basada en la autarquía y el cerco a las influencias extrañas, preservadora de la materia prima genética contenida en las semillas tradicionales no contaminadas por la manipulación, protegidas naturalmente frente a las plagas artificialmente inducidas que son portadoras de las enfermedades que asolan a la población –promovida por el Ministerio de Medio Ambiente-.

Anderson Lake es un agente comercial encubierto de la empresa AgriGen cuyo objetivo es conseguir nuevo material genético de las reservas de semillas del reino de Tailandia. Hok Seng es un inmigrante chino, superviviente de muchas guerras, que trabaja como secretario en la fábrica tapadera de Anderson. Emiko es una “neoser” un ser humano producido artificialmente, adaptado genéticamente para la sumisión, que es explotada sexualmente en un protibulo de mala muerte. Jaidee es un capitán “camisa blanca”, funcionario del Ministerio de Medio Ambiente, que se dedica a corregir las infracciones medioambientales y que por cuestiones políticas cae en desgracia. La capitana Kanya es su lugarteniente.

Este análisis esquemático se deduce del contenido de la novela, pero la plasmación final en la obra literaria es pobre porque los recursos que emplea el autor son ineficientes. La exótica ambientación tailandesa se sustenta únicamente en la importación directa de expresiones tailandesas –supongo yo, porque el tailandés sólo lo veo en el plato-. La profusión de neologismos cuyo significado u origen no acaba de explicar aburren y distraen excesivamente al lector, que cada vez que retoma el libro debe hacer un esfuerzo para volver a conectar con la ambientación. Los personajes y sus relaciones no están correctamente imbricados, aparecen y desaparecen en un esquema modular sin apreciarse interacciones complejas. Al respecto, me resultó chocante la aparición de una segunda chica “neoser” japonesa, Hiroko, que acompaña a la capitana Kanya, supuestamente para ayudarla a la localización y captura de la chica “neoser” Emiko y nunca se produce un encuentro entre ambas, nunca se explica tampoco que acurre con dicho personaje, un mero fleco que cuelga. El epílogo final tampoco me gusta, es una solución fácil para acabar de cerrar la trama, un “corta y pega” para poder salir de un argumento que no tenía solución.

Por cierto ¿Dónde está la chica mecánica?. No es un robot mecánico. Tampoco su protagonismo en la novela, se justifica más que en el episodio que desestabilizará el equilibrio entre las facciones del gobierno tailandés. Una novela aburrida y pobre. Si no partiera de unas expectativas tan altas podría haber sido una novela aceptable. Esta es mi opinión.

Un saludo 

SINOPSIS DE LA EDITORIAL: Bienvenidos al siglo XXII.

Anderson Lake es el hombre de confianza de AgriGen en Tailandia, un reino cerrado a los extranjeros para proteger sus preciadas reservas ecológicas. Su empleo como director de una fábrica es en realidad una tapadera. Anderson peina los puestos callejeros de Bangkok en busca del botín más preciado para sus amos: los alimentos que la humanidad creía extinguidos. Entonces encuentra a Emiko…

Emiko es una «chica mecánica», el último eslabón de la ingeniería genética. Como los demás neoseres a cuya raza pertenece, fue diseñada para servir. Acusados por unos de carecer de alma, por otros de ser demonios encarnados, los neoseres son esclavos, soldados o, en el caso de Emiko, juguetes sexuales para satisfacer a los ricos en un futuro inquietantemente cercano… donde las personas nuevamente han de recordar qué las hace humanas.

 

  • Plaza & Janés
  • 544 páginas
  • Traducción: Manuel de los Reyes
  • ISBN: 9788401339400


Deja un comentario

“el último deseo” de andrezj sapkowski, amplíe su vocabulario sobre brujería mágia y alquimia


“Pero si tengo que elegir entre un mal y otro, prefiero no elegir en absoluto” A.S.

Apenas carente de referentes en el género de la fantasía y precisamente por ello bien pertrechado, creo yo, por lecturas previas de obras clásicas que trascienden el género como “El Señor de los Anillos”, la serie “Juego de Tronos” y la serie –aun no completa- de “El nombre del viento”, o “La historia interminable” -dentro del ámbito juvenil-, abordo la lectura de la novela “el último deseo” del polaco Andrezj Sapkowski instigado por una constante y persistente corriente crítica que la coloca entre las mejores de su categoría y ensalzan a su autor comparándolo a otros autores, genios creativos, como Stanislav Lem, también polaco, Raymond Chandler o el Umberto Eco de “el nombre de la rosa”.

Según comentarios y reseñas, la saga de la que forma parte -el ciclo sobre el brujo Geralt de Rivia- que se inicia con ésta y a la que siguen otras seis obras: ”La espada del destino”; “La sangre de los elfos”; “Tiempo de odio”; “Bautismo de fuego”; “La torre de la golondrina”; y “La dama del lago I” y “II”, ha supuesto un revulsivo para la corriente literaria de  la fantasía de hechicería y espada, dándole un impulso renovador mediante la aportación de personajes ambivalentes, no tan polarizados y dotados de más matices psicológicos.

Con los antecedentes de mi escasa experiencia y las lecturas de referencia de obras señeras junto con la polución mediática, mi impresión sobre esta obra es más bien pobre: “el último deseo” ni apasiona ni convence.

No ayuda su estructura fragmentaria, compuesta de siete capítulos autónomos e independientes entre sí, hilvanados mediante el artificio del relato retrospectivo del protagonista, que quizás pretenda ser un mero prólogo introductorio de la saga;  ni la tímida presentación de los personajes; ni la trama insustancial; ni tampoco la escasa descripción de la época, vagamente medieval, que no define ni temporal ni geográficamente, sin aportar significativamente elementos de descripción del entorno y del mundo de la novela, con sus burgos, sus castillo y espadachines y caballeros.

La novela contiene lo que tiene que tener y lo que se espera de ella pero carece de la riqueza en matices del mundo de la Tierra Media, la penetración psicológica del detective Marlowe y la intriga y  profundidad intelectual del nombre de la rosa.

A pesar de mi desencanto esta obra tiene como elemento muy positivo su lenguaje con variados registros, preciosista en ocasiones, con un amplio vocabulario profusamente enriquecido con neologismos y cultismos sobre la temática de monstruos, engendros y seres fantásticos así como de plantas, hierbas e ingredientes medicinales, utensilios y herramientas, vocablos de uso infrecuente que quizás haya de agradecer en igual medida al traductor al castellano: lobisón (hombre lobo); estrige (del lat. strix, -igis), lechuza; lamia (del lat. lamĭa), Figura terrorífica de la mitología, con rostro de mujer hermosa y cuerpo de dragón; estramonio (del lat. mod. stramonĭum), Planta herbácea de la familia de las Solanáceas; oxiacanta (del gr. ὀξυάκανθα), espino; anfisbena (del lat. amphisbaena, y este del gr. ἀμφίσβαινα). Reptil saurio, sin patas, lo cual hace que se asemeje a una pequeña culebra; echetrezna, Planta de la familia de las Euforbiáceas; eufrasia (del gr. εὐφρασία, alegría). Hierba vellosa, de la familia de las Escrofulariáceas; bardana (Como el fr. bardane, de or. inc.). lampazo, planta compuesta y otras muchas. Gracias a esta obra podemos desempolvar nuestro diccionario, el gordo.

Otro aspecto positivo que ha llamado mi atención es la revisión de cuentos clásicos como “La Bella y la Bestia”, “Blancanieves y los Siete Enanitos”, “Rumpelstiltskin”, “Caperucita Roja”, “Aladino”, “El flautista de Hamelin” que se integran como episodios dentro de la trama y a los que devuelve sus orígenes oscuros, míticos y fantásticos de los que autores como Perrault, Grimm o Andersen extrajeron y recopilaron de la tradición oral y de las antiguas leyendas y mitos medievales, reinterpretándolas y, ciertamente edulcorándolas y catalogándolas como un producto infantil y juvenil. Ahora los monstruos aparecen como seres atormentados, seres dolientes cuya fealdad es el resultado de su propio sufrimiento; las bellas y jóvenes doncellas lideran un cuadrilla de siniestros mercenarios y espadachines y los genios de la botella más parecen un tornado devastador que un ser cumplidor y agradecido.

La trama de la novela se reduce a los recuerdos que va desgranando el brujo Geralt de Rivia durante su estancia convaleciente en un santuario en el que se repone de sus heridas. Nos va ofreciendo distintas historias intercaladas donde se relatan los variados encargos que el brujo acomete como parte de su trabajo y que, principalmente consiste en limpiar y exterminar de engendros y monstruos maléficos aldeas y castillos.

A mi juicio no es ésta una obra recomendable como libro independiente, siendo preciso quizás para su valoración enmarcarla dentro del contexto mayor de la serie completa, pero para ello es necesario indagar más en el autor y leerse la continuación de la saga, lo cual es una tarea que hay que afrontar motivado únicamente por la crítica consultada.

Un saludo

Andrzej Sapkowski, (Lodz, Polonia, 1948) autor de literatura fantástica creador del personaje Geralt de Rivia, cuya sga de novelas se compone de siete volúmenes: El último deseoLa espada del destinoLa sangre de los elfosTiempo de odio,Bautismo de fuegoLa torre de la golondrina y La dama del lago. La narrativa corta de Sapkowski ha sido recogida en la colección Camino sin retorno. También es autor de la Trilogía de las Guerras Husitas, formada por NarrenturmLos guerreros de Dios y Lux perpetua. Su obra más reciente es Víbora, que transcurre en Afganistán durante la invasión soviética.

SINOPSIS EDITORIAL ALAMUT
Geralt de Rivia, brujo y mutante sobrehumano,
se gana la vida como cazador de monstruos en una tierra de magia
y maravilla: con sus dos espadas al hombro
-la de acero para hombres, y la de plata para bestias-
da cuenta de estriges, manticoras, grifos, vampiros
quimeras y lobisomes, pero sólo cuando amenazan la paz.
Irónico, cínico, descreído y siempre errante, 
sus pasos lo llevan de pueblo en pueblo
ofreciendo sus servicios,
hallando las más de las veces que los auténticos monstruos
se esconden bajo rostros humanos. 
En su camino sorteará intrigas, 
elegirá el mal menor, debatirá cuestiones de precio, 
hollará el confín del mundo y realizará su último deseo:
así comienzan las aventuras del brujo Geralt de Rivia.

El Último Deseo / La Saga de Geralt de Rivia 1
  • Nº de páginas: 254 págs.
  • traducción: Jose Maria Fajaldo
  • Editoral: ALAMUT EDICIONES
  • ISBN: 978849889025


2 comentarios

repaso breve sobre las mejores lecturas del año 2012


Habiéndose extinguido el año 2012. al parecer ha resurgido de sus cenizas un nuevo año 2013, curiosamente correlativo respecto del anterior (ya preguntaré si va a ser siempre así o ha sido mera casualidad). De todos modos, para no perder el hilo y darle continuidad, quiero hacer una selección de lo mejor que he leído en el difunto 2012. Obviamente es una opinión personal y el criterio es aleatorio y arbitrario pues unas veces es la calidad literaria lo que nos atrae de un libro, otras las ideas que transmite y otras muchas las meras sensaciones que despierta, sin que lleguemos a dilucidar cuánto de cada uno ellos prima en la selección. También la elección de estas lecturas la dejamos a veces en manos del azar o del instinto  siendo muy cierto que todos los libros cuya lectura llegamos a terminar son los náufragos sobrevivientes de una feroz expurgación que a modo de la quema del Don Quijote va desbrozando nuestro horizonte lector.

ENSAYO: “posguerra,” de Tony Judt,

La monumental obra del escritor e historiador británico, fallecido en 2010, en la que recorre la historia de la reconstrucción europea desde 1945 hasta el fin del milenio. Me gustó porque es una obra muy documentada y exhaustiva con una estructura, yo diría que concéntrica, que siguiendo una línea temporal va analizando el progreso y evolución de las distintas naciones europeas hasta la actualidad sin dejar de observar minuciosamente los distintos hitos políticos, económicos, sociales y culturales que van definiendo a cada país individualmente y que van conformando una idea de comunidad supranacional que hoy denominamos Unión Europea. Me gustó porque, desde la perspectiva temporal, ha sabido transmitir la idea de que el mundo tal y como hoy lo vivimos no se creó ayer y que desde una idea surgida al rescoldo de las ruinas de un desastre bélico hemos construido una sociedad común, aun conservando los particularismos nacionales. De todos los libros leídos en el año 2012 es, con diferencia, el mejor de los que he leído, según mi opinión.

NOVELA: el nombre del viento” y “el temor de un hombre sabio“, de Patrick Rothfuss.

Ambas obras la incluyo en un mismo apartado por ser continuación una de otra. Yo, ingenuo de mí, me las leí seguidas y de un tirón, sin apenas respirar, sin advertir que aún no ha publicado la tercera obra que remata la trilogía. Me gustó porque, siendo una obra de “fantasía”, no es ni mucho menos una obra fantasiosa sino la historia extraordinaria de un hombre extraordinario, contada en primera persona, con amenidad, sutileza y calidad literaria, que contiene aventuras, humor e intrigas en correcta proporción.

juego de tronos” de George R R Martin. 

Otra novela de fantasía que me gusta precisamente por lo que no tiene de fantasía y sí mucho de novela “histórica” alternativa: intrigas dinásticas, maniobras políticas, guerras y aventuras. Relatada con una técnica formal muy atrayente, amena y profunda, que permite captar las sutilezas de la caracterización de sus numerosísimos  personajes, y mantener el ritmo narrativo dejando al lector en la expectativa justa para querer seguir leyendo la continuación. Aún voy por la tercera parte (y las que me quedan), pero la recomiendo encarecidamente (y no se te ocurra ver antes la fabulosa serie de TV ).

CLASICOS: el diccionario del diablo” de Ambrose Bierce.

Una relectura de un clásico que demuestra su condición de tal por cuanto que lejos de perder actualidad con el paso del tiempo ha ido ganado en ironía y humor, llegando a veces a ser una radiografía de nuestra sociedad actual. Y es que el ser humano ya ha culminado su evolución y, de verdad, parece que no hemos cambiado nada. Si quieres leer mi reseña, haz click AQUI

RELATOS:la historia de tu vida” de Ted Chiang

Mi especial falta de aprecio hacia los relatos (quizás por una tendencia excesiva a lo prolífico y verborreico)  no me ha impedido acercarme a un autor del que desconocía casi todo y al que ahora no puedo dejar de ensalzar. La serie de relatos de ciencia ficción que recoge este volumen destacan tanto por abarcar una temática muy variada que afecta a distintas disciplinas científicas (teología, sociologia, linguistica, física, etc) como por abordarlos desde una distinta técnica formal. Me sorprendió y me cautivó. Muy recomendable en su conjunto. Si quieres leer mi reseña, has click AQUI

CIENCIA FICCION:ready player one” de Ernest Cline

Siendo un género que me apasiona, no podía dejar de incluir una novela en ésta categoría. Han sido muchas las novelas de ciencia ficción que he leído este año pasado. Destaco especialmente ésta por dos motivos, el primero porque entiendo que es una obra magnífica, terriblemente evocadora para aquellos que vivimos nuestra infancia-adolescencia en los 80  y con una trama muy original, adictiva y entretenida. El segundo motivo, creo haberlo dicho en mi reseña, porque estuve a punto de desecharla sólo por la portada y, gracias a un vistazo casual a una reseña en un blog,  me aventuré  a leerla con gran satisfacción. Si quieres leer mi reseña haz click AQUI.

Estas son mis mejores sensaciones de 2012. Ahora que lo pienso, debería haber llevado un registro de lecturas “fallidas” y ofrecer “los peores momentos de 2012”, pero lo cierto es que de los libros desechados, dejados a medio leer o apenas iniciados tampoco me acuerdo especialmente. Sin embargo será éste uno de los propósitos del nuevo año, una especie de aviso a lectores descuidados. Así lo haré.

Un saludo.  


Deja un comentario

las estadísticas de 2012: la ilusión de un recién nacido


 

Finaliza el año 2012 y recibo con sorpresa las estadísticas de este blog. La verdad es que con seis meses de vida no solo he aprendido sino que he disfrutado enormemente con ello. Ha sido para mí un esfuerzo personal (quitando tiempo al tiempo, si eso es posible) y un esfuerzo intelectual (si eso es igualmente posible). Esto no es la gala de los Oscars, ni tampoco he participado en ningún concurso así que sería absurdo hacer un lista de agradecimientos. Existe una íntima satisfacción por haber iniciado una actividad bloggera totalmente nueva para mí y descubrir este medio de comunicación e intercambio de conocimiento tan accesible y, a la vez , tan anónimo. Pero no puede dejar de hacer mención a las personas que han participado dejando comentarios y opiniones. Ellas me han animado a seguir al constatar que no estaba solo. También me han enseñado muchas cosas -y seguirán haciéndolo- al permitirme entrar en sus respectivos bloggs y mostrar su trabajo y su buen hacer. 

Un saludo.

 

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

 

 The new Boeing 787 Dreamliner can carry about 250 passengers. This blog was viewed about 1.200 times in 2012. If it were a Dreamliner, it would take about 5 trips to carry that many people.

Haz click para ver el reporte completo.


1 comentario

relación de lecturas año 2012: un tiempo recobrado


Obsesionados como estamos con el tiempo no nos percatamos de que nuestra vida es como una flecha que ya ha sido lanzada. No, no estoy hablando de una especie de determinismo existencial sino de la apreciación de una evidencia que muy a menudo permanece ajena a nuestra percepción: El tiempo no se gasta, somo nosotros quienes nos gastamos. Nuestra vida discurre y se aleja y el tiempo permanece (es una opinión, una de tantas).

Sin embargo existe una actividad humana en la que detenemos nuestras vidas y nos adentramos en otro universo donde no sentimos alejarnos sino que nuestras vidas permanecen inalteradas, esa actividad es la lectura. Por supuesto, hay otras -no todas legales, no todas individuales- pero ninguna como la afición a las letras para concedernos la satisfacción de tiempo recobrado, e incluso la relectura, nos ofrece la oportunidad de recuperar sensaciones, pensamientos y sentimientos y sumarles otros nuevos, siempre en constante renovación.

A continuación cuelgo la relación de lecturas de este año 2012 que pasamos. Un saludo.

RELACION DE LECTURAS AÑO 2012

“los grandes imperios coloniales”, de Luis Comellas

“posguerra” de Tony Judt

“el nombre del viento” de Patrick Rothfuss

“america” de James Ellroy

“seis de los grandes” de James Ellroy

“la aventura de la reconquista” de J. J. Esparza

“ la mujer que arañaba las paredes” de Jussi Adler-Olsen

“el rio congo” de Peter Forbath

“contra armada” de Luis gorrochategui Santos

“la oscura inmensidad de la muerte” Massimo Carlotto

“el poder de las tinieblas” de John Connolly

“takio” de Yoshikawa

“grandes reyes españoles de la edad media” de Juan Antonio Vaca de Osma

“economía explicada a zapatero” de Pedro Schwartz

“el disparate nacional” de Roberto Centeno

“el turista” de Olen Steinbauer

“zulu” de Caryl Ferey

“juego de tronos. canción de reyes” de George R. R. Martin

“el liberalismo no es pecado” de Carlos Rodriguez Braun

“los fantasmas de Belfast” de Neville Stuart

“más alla del crash” de Santiago Niño Becerra

“la voz de los muertos” de Julián Sanchez

“el crash de 2010” de Santiago Niño Becerra

“esclavos de la oscuridad” de Jean Christophe Grange

“el teorema” de Adam Fower

“la matanza de los gitanos” de Ken Bruen

“conde cero” de William Gibson

“lobos” de Donato Carrissi

“deja en paz al diablo” de John Verdon

“la oscuridad de los sueños” de Michael Conelly

“la pulsión de muerte” de Jed Rubenfeld

“22/11/63” de Stephen King

“el diccionario del diablo” de A. Bierce

“drive” de James Sallis

“mao, la historia desconocida” de Chang Jung

“el libro de arena” de Jorge Luis Borges

“la senda del perdedor” de Charles Bukowski

“la desagradable profesión de jonathan hoag”, de Robert A. Heinlein

“llamada de un extraño” de Rafael Alcalde

“la noche tiene mil ojos” de William Irish

“”el último buen beso” de James Crumley

“el asesino burlón” de Jim Thompon

“la historia de tu vida” de Ted Chiang

“pedro páramo” de Juan Rulfo

“nuestra especie” de Marvin Harris

“american gods” de Neil Gaiman

“lo mejor de stanley g. weinbaum” de Stanley G Weinbaum

“black and blue” de Ian Rankin

“la música del adiós” de Ian Rankin

“la mirada de las furias” de Javier Negrete

“ready player one” de Ernst Cline

“perros de callejeros” de Elmore Leonard

“cuervos” de John Conolly

“música de callejón” de Georges Pelecanos

“montaigne” de Stefan Zweig

“criaturas de la noche” de Lázaro Covadlo

“aguas gélidas” de Michael Koryta

“mirrorshades” de Bruce Sterling (antología)

“el método” de July Zeh

“leyes de mercado” de Richard Morgan

“malditos, heterodoxos y alucinados” de Javier Memba (artículos)

“la sociedad informe” de Gerard Imbert

“el pozo” de Ernesto Sábato

“rebelarse vende” de Andrew Potter y Joseph Heat


2 comentarios

participación en el concurso del blog Libros y Literatura 2012


El blog literario, LIBROS Y LITERATURA (cuyo enlace os facilito: Libros y Literatura.es) organiza un concurso con el objetivo de promover los blogs literarios, encontrar la mejor reseña literaria y premiar a sus autores.

Si quieres participar haz clik AQUI o en la imagen del concurso

Teniendo en cuenta el gran trabajo que realiza este blog en la promoción de la literatura y la información sobre novedades literarias y, en general sobre noticias interesantes del mundo de los libros, lo cierto es que el premio deberían concederselo a las personas que colaboran día día en el blog Libros y Literatura.

Por mi parte he decidido participar con la ilusion del principiante y aportar mi granito de arena a este concurso dirigido al mundo de las personas que gustan de la lectura y de hablar (o escribir) sobre libros.

Con apenas 37 reseñas en este blog cualquiera podría pensar que lo he tenido fácil para elegir una y no ha sido así ni mucho menos: puede que la primera por ser la primera; puede que sobre un autor español; puede que, mejor, sobre un autor que me haya impactado… Al final he elegido la reseña a la que corresponde este enlace: Frankenstein, de Mary Selley.

Porque es una obra excelente, una de mis preferidas; porque la reseña en cuestión quiere poner de manifiesto los innumerables prejuicios que a veces debe sortear un buen libro por causa de las ideas preconcebidas vertidas alegremente por el cine o la televisión; porque, en suma, mi afan como bloggero, además de la satisfacción personal, que basta y sobra, es la de reivindicar la literatura como máxima expresión de la cultura y, a la vez, del ocio solitario y gratificante.

Un saludo (y buena suerte)


2 comentarios

“aguas gélidas” de michel koryta: no, definitivamente no es stephen king


“Muchacho, te prometo una cosa: aquí nadie va a estar a salvo a no ser que lleven mi apellido y mi sangre” M. K.

Como la auténtica comida tradicional que una vez probaste en casa de tu abuela y cuyos recuerdos sensoriales nunca te abandonaron, como una maldición que ha alterado para siempre la objetividad de tu criterio y todo te sabe ahora demasiado artificial, demasiado elaborado, notoriamente insípido, así me siento yo al acabar de leer esta novela y descubrí, demasiado tarde, que Michael Koryta no es Stephen King.

Los recursos utilizados para pintar el ambiente de “terror paranormal”, como los sueños inducidos por la bebida, o la tormenta perfecta cuya venida se va a anunciando  desde el principio, no llegan a forjar la personalidad de la novela; los elementos de intriga son insuficientes y el final muy, muy, muy esperado. Quien haya leído “el Apocalipsis” o “la Tormenta del siglo” de Stephen King puede dejar a un lado el presente libro si busca una temática de terror o efectos paranormales (incluso me aventuro a proponer que puede leer cualquier otro libro mejor que éste).

La machacona comparación con “El resplandor” de Stephen King no es más que una ofensa a la objetividad que encubre un reclamo publicitario bastante poco sutil. Por otro lado, la existencia de un balneario es meramente anecdótica puesto que la trama no transcurre en su interior, ya entiendo que tantos libros que reseñar… no estamos para perder el tiempo leyéndolos, ¡¡faltaría más¡¡.

A mi juicio, la voluntad de justificar y explicar las capacidades precognitivas del personaje añade un elemento de lógica racional que anula posteriormente toda intención de regresión onírica al pasado: la explicación rompe la magia.

La trama es interesante, a priori, pero el desarrollo se me antoja predecible e insípido. El protagonista, dotado de ciertas capacidades paranormales  precognitivas, inicia una investigación sobre el pasado de un agonizante multimillonario con intención de hacer una película homenaje por encargo de un familiar. Para ello acude a su pueblo de origen y descubre a través de los sueños inducidos por el agua embotellada hace más de setenta años que la historia del pueblo oculta una tragedia antigua y que el personaje facineroso que provocó, en su juventud, la huída del millonario, vuelve en forma de ente que ha poseido el alma de su nieto, pretendiendole utilizar como instrumento de venganza.

Una subtrama sobre el conflicto sentimental del protagonista y su fracaso profesional, así como la larga espera de una meteoróloga aficionada que lleva prediciendo una tormenta apocaliptica, aumentan artificialmente el peso de las páginas de la novela lo suficiente para que el futuro lector no considere que ha gastado su dinero por nada.

¿Se me nota que no me ha gustado nada y que me arrepiento, como fue mi intención inicial, de no haber abandonado su lectura en la página 10?

Michael Koryta nació en 1982 en Bloomington (Indiana, EEUU), ha escrito varias novelas de serie negra protagonizadas por el investigador Lincoln Perry: Esta noche digo adiós (Tonight I Said Goodbye, 2004), El lamento de las sirenas (Sorrow’s Anthem, 2006), Una tumba acogedora (A Welcome Grave, 2007) y The Silent Hour, 2009, cuyas buenas críticas no deben ser empañadas por la presente reseña.

Un saludo 

  • Nº de páginas: 430 págs.
  • Editoral: ROCA EDITORIAL DE LIBROS
  • Traducción: Carlos Isern
  • ISBN: 9788499181790


Deja un comentario

“american gods” de Neil Gaiman: los antiguos dioses viven una road movie.


” Tienes que entender todo el rollo de los dioses. No es cuestión de magia. Es cuestión de ser tú mismo, pero el tú en el que cree la gente. Se trata de ser la esencia concentrada y ampliada de ti mismo. Tienes que convertirte en trueno o en la fuerza de un caballo o en sabiduría. Te adueñas de toda la fe y te haces más grande, más guay, más allá de lo humano. Te cristalizas —Hizo otra pausa—. Y entonces un día se olvidan de ti, ya no creen en ti nunca más. no se sacrifican y no les importa.” N.G.

¿Es  fantasía, es ciencia ficción, un relato costumbrista o una novela picaresca moderna? Porque de todo tiene: aparecen dioses antiguos como Odin, Horus o Kali, junto con dioses nuevos como Medios de Comunicación, Ciudad, Mundo, enfrentados en una batalla por la supremacía entre los creyentes; tipos trashumantes que recorren las carreteras y pueblos de USA timando a la gente o prostituyéndose para obtener recursos  y poder sobrevivir junto a  nuevos ricos que cuentan con la sofisticación y glamour de yupies tecnológicos;  pequeñas localidades de la America Profunda y sitios pintorescos que la historia ya ha olvidado…

El guionista de comics Neil Gaiman, autor británico nacido en 1960, cuya obra más reconocida es la serie de comics The Sandman, ha escrito una novela atípica sobre la decadencia personal de los dioses olvidados y la dura batalla por la subsistencia frente a los nuevos dioses de la tecnología, la globalización  y la sociedad de la información en un mundo actual de descreídos en que la fé de los creyentes equivale al crédito bancario (tiene la misma raíz etimológica) y en que un dios sin crédito pierde calidad de vida y se ve obligado a malvivir como un inmigrante ilegal de baja extracción social y recursos limitados.

El personaje principal, llamado Sombra sale de la cárcel anticipadamente por el fallecimiento de su mujer y su mejor amigo en un accidente de tráfico y, sin arraigo alguno ni expectativa laboral, es contratado por un viejo tuerto, timador y mujeriego que se hace llamar Wednesday para que haga de guardaespaldas y chico  para todo. Hasta la página 108 no nos enteramos que en realidad es Odin, el diós escandinavo y que su peregrinar por el territorio marginal de USA obecede a su interés en reclutar a los viejos dioses de América ya olvidados por la gente ( los dioses nórdicos Odin, Thor, Loki; los bálticos Chernabog, y las Zoryas; las Nornas; el dios africano Anansi y la Reina de Saba; Eostre; la diosa hindú Kali, los egipcios  ThothAnubisHorus y Bast; el dios indio Wisakedjak o Manitú) en la próxima batalla contra los dioses de la modernidad.

Sin pretender desvelar la trama, el lector se va dando cuenta que el papel de Sombra tiene un peso importante en el relato a medida en que las indicaciones difusas que al principio se nos va ofreciendo (sueños extraños, personajes extraños, extraños ambientes) adquieren mayor definición y la novela salta sin transición desde un ambiente  realista a otro fantástico e irreal en el que el personaje se asemeja a  Ulises o a Orfeo en su descenso a los infiernos.

Una crítica al libro es que hace muchas referencias veladas a la mitología nórdica con la que estamos poco familiarizados y también alude a personajes de The Sandman que, si uno no es conocedor de su mundo puede perderse los guiños del autor.

Otra crítica al argumento es que mientras que conocemos a través de los ojos de Sombra el submundo de los dioses olvidados apenas conocemos quienes son los dioses del presente,  la novela no define a los personajes del otro lado y  no nos ofrece sus motivaciones, sus caracteres.

Pese a ello, son críticas menores porque el libro es entretenido,de fácil lectura,  original, divertido a veces y muy interesante por su temática que tiene mucho de guión de cómic

Un saludo.

  • Premio British Fantasy-Derleth 2002, Novela (Nominado)

 

  • Premio British Science Fiction 2002, Novela (Nominado)

 

  • Premio Geffen 2003, Libro de Fantasía (Ganador)

 

  • Premio Hugo 2002, Novela (Ganador)

 

  • Premio International Horror Guild, 2002, Novela (Nominado)

 

  • Premio Italia 2003, Novela Internacional (Puesto: 2)

 

  • Premio Italia 2004, Novela Internacional (Puesto: 2)

 

  • Premio Locus 2002, Novela de Fantasía (Ganador)

 

  • Premio Mythopoeic 2002, Literatura para adultos (Nominado)

 

  • Premio Nebula 2003, Novela (Ganador)

 

  • Premio Phantastik 2004, Novela Extranjera (Nominado)

 

  • Premio Bram Stoker 2002, Novela (Ganador)

 

  • Premio World Fantasy 2002, Novela (Nominado)

 


Deja un comentario

“payasos y monstruos” de Albert Sanchez Piñol: los monstruos del poder absoluto en Africa.


“Lider del Acero”, “Milagro Único”, “Señor de Todas las Bestias de la Tierra y Peces del Mar”, A.S.P.

Albert Sánchez Piñol (Barcelona, 1965) escritor y antropólogo español. Ha escrito una novela ganadora del Premio Ojo Crítico 2003,  La piel fría (inicialmente publicada en catalán), así como otra extraordinaria novela ambientada en Africa en los albores de la primera Guerra mundial titulada Pandora en el Congo (2005), a mitad de camino entre la novela de aventuras y la temática fantástica al estilo Lovecraft (dicho sea sin pretender que este atroz reduccionismo, curiosamente certero pero también breve y apresurado,  empañe  su estupenda calidad literaria).

La obra “Payasos y monstruos” pone de manifiesto dos de las facetas de la vida personal de escritor, por un lado su contacto y conocimiento de Africa (es, según su biografía, miembro del Centro de Estudios Africanos)  y por otro sus estudios de antropología. Tanto una como otra se encuentran presentes en el relato biográfico de los distintos dictadores Africanos que recoge el libro.

Sin consistir en un sesudo ensayo socio-político sobre las causas y consecuencias de su ascenso al poder o su significación política y económica en su particularismo concreto o a nivel “global”, sí es un libro interesante para documentarse de una manera superficial pero suficiente sobre el elenco de dictadorzuelos y personajillos que convirtieron sus respectivos paises en una dictadura bananera más propio de una película de cine mudo. De ahí el título tan descriptivo de Payasos (absurdos e hilarantes) y Monstruos (genocidas, torturadores, y psicopatas). Sin embargo, debido a las graves consecuencias que su actuación trajo para sus propios subditos las sonrisas dejan paso a la indignación y el bochorno.

Muchas veces nos preguntamos cómo es posible el atraso del continente africano, aquí podemos encontrar una respuesta y la semilla de la responsabilidad de nuestros propios estados occidentales.

El libro se compone de los siguientes capítulos:

Uganda: Amin Dada, El espectáculo del poder o el poder del espectáculo;  República Centroafricana: Bokassa. El emperador del mal gusto;  Malaui: El Dr. Banda y Mr Hyde;  República Democrática del Congo: Mobutu Sese Seko y la cueva de los ladrones;  Guinea:  Sekou Touré. El gran fabulador; Guinea Ecuatorial: Macías Nguema. El hombre de los mil nombres;Guinea Ecuatorial: Obiang Nguema. Dictador de última generación.

Es un libro de fácil lectura, y muy interesante, ideal como aperitivo para introducirse aún más en la historia de los regímenes africanos.

Un saludo

Portada de Payasos y monstruos
Páginas: 200

Publicación: 01/06/2006

Temática: Historia y biografías

ISBN: 9788403097094

 Editorial: Aguilar