lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


Deja un comentario

“patria”, de fernando aramburu: historia íntima de una desgarradura colectiva



“Pedir perdón exige más valentía que disparar un arma, que accionar una bomba. Eso lo hace cualquiera.” F.A.

Elogiada y celebrada como la novela definitiva sobre el “conflicto vasco”. Laureados, la novela y el autor (que gracias a ella ganó el Premio a la Crítica 2016 y el Premio Nacional de Narrativa 2017), se ha convertido también en un producto mediático y comercial: “exito de crítica y público” “record de ventas” son las coletillas con las que se presenta cualquier comentario, reseña y alusión a la novela.

Ciertamente, “Patria”, tiene una gran valía literaria. También refleja una gran valentía por parte de su autor al abordar un tema controvertido, polémico y caliente (en tanto que, como autor de origen donostiarra, no puede abordarle desde la indiferencia o la imparcialidad sino que le requiere el posicionarse en uno u otro punto de vista). Por ello, quizás, aunque opta por ofrecer un cuadro amplio del “espectro social del pais vasco” el relato se decanta como más favorable para un lado que para el otro, sin dejar de exponer, de forma novelada, los argumentos de ambas posiciones y los sentimientos y la psicología íntima que subyace en ellos.

La novela, como tal obra artística, tiene muchas lecturas, muchos enfoques para la crítica y el análisis, pero todos palidecen ante la enorme carga política que contiene el tema sobre el que trata: la convivencia dentro de la sociedad vasca de finales del s.XX en el contexto del “terrorismo”, la “lucha armada”, el “conflicto en Euskal Herria” y etiquetas similares cuya sola enunciación ya define la postura política del interlocutor, o su inconsciente posicionamiento.

Desde el punto de vista literario, el relato de Aramburu fluye con gran maestría por una corriente entre el realismo y la novela piscológica, pues nos describe con gran acierto y pequeñas pinceladas la cotidianidad de una sociedad en el ámbito de una pequeña ciudad industrial vasca sobre los años 80 del s. XX, sus costumbres y sus relaciones personales, utilizando la psicología profunda de los personajes. Desde un relato interior, introspectivo, con saltos atras y adelante en el tiempo, en un juego de relevos entre los distintos personajes, el autor nos va relatando lo que en el fondo es la historia de una ruptura, la pérdida de la amistad y el desgaste que la vida y el paso del tiempo produce en la amistad, el amor, el ánimo, la ideología.

Básicamente es el relato de la relación entre dos personalidades muy marcadas, dos madres vascas, paradigmas de una sociedad profundamente matriarcal, cuyas vidas se alejan una de otra pero no de una manera natural sino por el desgarro de una lucha política, social y cultural que las trasciende y que no son capaces de superar.

A mi juicio, es una novela de gran calidad literaria con una notable capacidad de combinar contenido y forma para ofrecer una relato íntimo y personal de un complejo conflicto político y social (al margen de las consideraciones políticas, jurídicas, históricas, y el gran drama humano de las víctimas).

A pesar de su extensión, su lectura es muy ágil y fluída. Una novela muy recomendable. Un saludo

BIOGRAFIA: Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959https://www.planetadelibros.com/autor/fernando-aramburu/000028897), considerado ya como uno de los narradores más destacados en lengua española, es autor de las novelas Fuegos con limón (1996), Los ojos vacíos (2000, Premio Euskadi), que junto con Bami sin sombra (2005) y La gran Marivián (2013) conforman la «Trilogía de Antíbula», El trompetista del Utopía (2003), Viaje con Clara por Alemania (2010), Años lentos (2012, VII Premio Tusquets Editores de Novela y Premio de los Libreros de Madrid) y Ávidas pretensiones (Premio Biblioteca Breve 2014). Como cuentista ha publicado asimismo los volúmenes Los peces de la amargura (2006, XI Premio Mario Vargas Llosa NH, IV Premio Dulce Chacón y Premio Real Academia Española 2008), El vigilante del fiordo (2011) y Patria (Premio Nacional de Narrativa, Premio Nacional de la Crítica, Premio Euskadi de Literatura, entre otros)

SINOPSIS EDITORIAL: El retablo definitivo sobre más de 30 años de la vida en Euskadi bajo el terrorismo.

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.



  • Nº de páginas: 648 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: TUSQUETS EDITORES
  • ISBN: 9788490663196


Deja un comentario

“justo”, de carlos bassas del rey: cuando la vida vuelve la mirada atrás.


“Cualquiera puede matar a un hombre. Pero convertirlo en un arte discreto lleva su tiempo” C.B

Bajo el ropaje de una novela negra se esconde un relato íntimo y nostálgico de una ciudad, Barcelona, que fue y ya no es ni será. Si bien la anecdota es la historia de un “ejecutor” en su ancianidad, con unos cuantos trabajos pendientes de realizar, lo cierto es que la novela brilla por la maestría con que su autor recorre las calles de una ciudad invisible al habitante joven, turista o vecino. El protagonista recorre los viejos barrios y los viejos lugares de la Barcelona de los 60 o 70 -posiblemente la Barcelona que vió nacer a su autor- y su mirada no ve lo aparente sino la degradación o el cambio, que no necesariamente tienen que ser intercambiables: viejos barrios que permanecen escondidos en los escaparates de la modernidad, viejos tugurios y locales que aun cultivan los hábitos de antaño, despercibidos para todo aquel que nunca conoció su juventud y esplendor. Los muchos guiños que el autor hace al lector aluden a referencias de la literatura negra de la transición, Montalban, Gonzalez Ledesma (con el que comparte un significativo parecido su protagonista “Mendez” con el “Justo” de Basas del Rey) y otros cronista de nuestra ciudad condal como fueron Juan Marsé o Eduardo Mendoza.

El tono de la novela, directo, conciso y rápido, pero sin perder ese aire intimista y nostálgico al que aludimos, se ayuda de un narrador en primera persona, con puntuales interlocuciones con el lector, consiguiendo su complicidad y aceptación. Las escasas doscientas páginas también ayudan a su lectura, al igual que su lenguaje, sencillo pero al mismo tiempo trabajado, elaborado. El tratamiento de los personajes, absorbido principalmente por el dibujo preciso y certero de su protagonista, es correcto aunque algo escaso en matices. Sin embargo, la calidad del trabajo realizado con el protagonista es notable. El autor ha sabido encontrar una voz a medio camino entre la aóranza, la amargura y la resignación pero sustentada en la determinación de un objetivo inconcluso. Como se cita en la propia novela, parafraseando a Kierkegaard, sabe reflejar esa mirada por encima del hombro que echamos sobre una vida ya pasada, que tuvimos que afrontar siempre hacia adelante.

En resumen, una novela amena y entretenida, con un excepcional tratamiento del lenguaje y una trama interesante. Muy recomendable. Un saludo

BIOGRAFIA: Escritor nacido en Barcelona, el año 1974. Es Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra y profesor en la Escuela de Imagen y Sonido CTL de Pamplona . En 2007 obtuvo el premio “Plácido” al mejor guión de largometraje en el IX Festival Internacional de Cine Negro de Manresa. Ha publicado numerosas novelas: El samurái errante; Justo; Aki y el misterio de los cerezos; Mal trago; Mujyokan; 72 haikus y un jisei; Siempre pagan los mismos; El honor es una mortaja; El hombre sin nombre

SINOPSIS EDITORIAL: La verdadera justicia debe ser fría, implacable, desapasionada. Y para aplicarla, Dios decidió que cada generación contara con treinta y seis Justos, los tzadik, hombres anónimos que mantienen el equilibrio entre el Bien y el Mal sobre la faz de la Tierra. Justo Ledesma es uno de ellos. Un viejo irascible que discurre por las calles de un barrio, el de Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera, que ya no es el suyo; de una ciudad, Barcelona, que dejó de serlo hace tiempo. Un hombre cansado que, consciente de que su fin está cerca, decide saldar cuentas con su pasado; con un pasado que regresa de forma inesperada cincuenta años después. Escrito en una primera persona de estilo directo y peculiar, Justo esconde un triple relato: el de una vida dedicada a una misión sagrada, el de una venganza y el de la nostalgia por un tiempo cada vez más lejano, por unas calles cada vez más ajenas, por una ciudad moribunda que se desangra víctima de sus propios anhelos, de sus propios errores.

justo-carlos bassas del rey-9788417077235

  • Nº de páginas: 192 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: ALREVES
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788417077235


Deja un comentario

“la vieja familia. saga de los longevos 1”, de eva garcía sáenz: truco o trato.


“Estábamos ya llegando a Puente Viesgo cuando vimos aparecer la silueta cónica de la montaña. Monte Castillo dominaba todo el valle de Toranzo, por eso había sido el punto de oteo de las manadas de ciervos en tiempos de mi padre” E.G.S.

La categorización de las obras literias en géneros o subgéneros ayuda al lector, en primer lugar, a escoger sus lecturas; en segundo lugar, a entender y valorar lo que esta leyendo, contrastando su calidad con otras novelas parecidas y buscando los elementos definidores, esos que motivaron su elección. Sin embargo, algunas veces, la perfecta y ajustada adscripción a un género fomenta la pereza intelectual por el abandono de las obligadas rutinas de observar, cuestionar y razonar nuestras lecturas, además de otro interés como es la búsqueda del entretenimiento y el disfrute.

Cuando nos encontramos una novela ecléctica, ambigua, de dificil clasificación, que no se deja definir por corriente alguna, nada más que la mera narración de una historia, surgen dificultades al valorarla si las ideas preconcebidas del lector no son inmediatamente ratificadas sino refutadas por un texto que le deja huerfano de referencias y reconocimientos y le impide seguir por el sendero que le motivó a iniciar su lectura.

La novela “la vieja familia” a tenor de la sinopsis de la presente novela, podría enmarcarse dentro del género de la novela histórica, quizás igualmente más propio de un thriller histórico. Pero sin embargo no es ni lo uno ni lo otro. Se anuncia con un elemento fantástico, como es la edad del protagonista, el cual se remota a la Prehistoria, y se desarrolla en un museo arquelógico. Con estos mimbres la autora podria haber elaborado un relato mejor anclado a la trama de base. Por el contrario, su lectura nos lleva hacia una novela de corte romántico, realmente una historia de amor y desamor, de seducción, de relaciones románticas, con un transfondo histórico -bastante superficial- y enmarcada en una trama palgada de intrigas familiares, indisolubles relaciones tóxicas -como sólo una familia puede, a veces, fomentar ineludiblemente-, un sustrato científico muy bien documentado y engarzado en la trama y, como no podía faltar, un misterio irresuelto que acaba por solucionarse.

Lo cierto es que su lectura no me ha gustado. A pesar de que su ritmo es agil, propio de un best seller – que lo es, sin que ello signifique, por sí solo, carencias en su calidad-, los personajes responden a estereotipos, más como exigencias de propio género en el que se conduce que por su propio rol en la trama. Su marcada adscrición a la novela romántica, no enteramente dominante pero sí mayoritaria, oscurece todas las demás fortalezas de la novela, sobre todo los diálogos y la estructura del relato, un juego a voces en primera persona, alternadamente por ambos protagonistas, con aclaratorias regresiones al pasado remoto de uno de ellos. La ambientación histórica, si bien bastante documentada, al igual que la argumentación pseudo científica que justifica la extraordinaria longevidad de los protagonistas, en realidad aparece algo fría y banal, pues no deja de ser un exótico trampantojo que nos distrae de la verdadera esencia, netamente sentimentaloide, de la novela. Como siempre que emito una opinión discrepante o desfavorable, recomiendo la lectura personal para despejar dudas y formarse la propia opinión sobre el valor y calidad de la obra en cuestión. Un saludo

BIOGRAFIA: Eva García Saénz de Urturi, novelista española nacida en Vitoria en 1972. Su primera novela, objeto de esta reseña, fue editada vía Amazon, con una gran respuesta del público. La saga de los longevos: La vieja familia- saga de los longevos 1, 2012; Los hijos de Adán -saga de los longevos 2, 2014; El silencio de la ciudad blanca, 2016; Los ritos del agua -trilogia de la ciudad blanca 2, 2017

SINOPSIS EDITORIAL: ¿Qué harías si tu jefe, un experto arqueólogo, te confesara que nació hace 10.300 años? Iago del Castillo, un carismático longevo de 10.300 años al frente del Museo de Arqueología de Cantabria, se ve arrastrado, en contra de su voluntad, a dirigir una investigación genética: sus hermanos Nagorno —un conflictivo escita de casi 3.000 años— y Lyra —una huidiza celta de 2.500 años—, cansados de enterrar durante siglos a sus familias efímeras, están obsesionados con identificar su rara mutación y tener hijos longevos. Adriana, una joven y resuelta prehistoriadora, regresa a su Santander natal, contratada por el museo, dispuesta a rehacer su vida y aclarar el extraño suicidio de su madre, la psicóloga de cabecera de la alta sociedad cántabra, ocurrido quince años atrás. Iago y Adriana chocan desde el primer momento, aunque entre ellos surge una intensa atracción que ambos intentan ignorar. No imaginan que su pasado determina su destino. Cuando descubran la cruda realidad y reaccionen, las consecuencias de sus actos les dejarán marcados para siempre.

  • Nº de páginas: 592 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: LA ESFERA DE LOS LIBROS
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788490609644


Deja un comentario

“la noche a través del espejo”, de frederic brown: una resaca creativa.


 

Se trata de una secuencia onírica perfecta. Y tenga en cuenta que el Jabberwocky, que probablemente sea lo mejor del segundo libro de Alicia, esta escrito en el lenguaje de los sueños. Esta lleno de palabras como “frumioso”, “hombroroso”, “esmeso”, palabras que ofrecen una imagen perfecta dentro de un contexto, pero sin que logremos dar con dicho contexto. En un sueño entendemos completo su significado, pero lo olvidamos al despertarnos” F.B.

A todo aficionado a la literatura le fascina y embelesa esa capacidad de algunos autores de convertir la técnica de la metaliteratura en un género, o subgénero narrativo en sí mismo, por la pericia y maestría de encarnar en la trama y estructura de su obra sus reflexiones e inquietudes sobre la teoría literaria o la crítica y estudio de otras obras de ficción.

Contando con el antecedentes, entre otros, de la famosa escena cervantina del expurgo de la bibliteca de Don Quijote, la presente obra de Frederic Brown nos anuncia, ya desde el título de la misma, su admirado tributo a la obra de Lewis Carroll.

Y en su interior nos encontramos con una novela negra excelente que recrea la presencia constante del personaje Alicia pero sin caer en el plagio o simulación, sino que nos ofrece un relato original, con un argumento atractivo, propio de la novela negra, y una trama perfecta que, como los engranajes de un reloj, va cerrando el circulo de su propio argumento a medida que van transcurriendo las horas en la ficción, aclarandose las incognitas en la misma medida en que las horas del reloj vienen anunciando el día y el fin de la noche y del sueño.

Durante su lectura, no deja de asomar una vaga semejanza con la película “After Hours” de Scorsese (“Jo, que noche” titulada en español), bastante posterior a su publicación, obviamente. Toda la trama se desarrolla en una noche demencial, absurda y onírica, donde sospechamos que el personaje principal pierde la conciencia por un uso demasiado “terapeutico” del alcohol. O quizás, como el propio personaje reiteradamente reflexiona, más que perder la conciencia, gana una lucidez “distinta”, una extraña percepción mística producto de la resaca.

Dado el año de publicación, alrededor de 1950, al lector actual, subyugado por la ideología de lo políticamente correcto, le puede parecer excesivo tanta referencia al alcohol. Y ciertamente choca un poco con nuestra imagen actual de lo que es el efecto socializador de la bebida con el permanente trasiego del protagonista y sus contantes referencias al wisky y a la cerveza. Pero todo ello no deja de explicar racionalmente el devenir del los acontecimientos, el comportamiento del personaje y sus propias reflexiones.

Narrada en primera persona, al estilo de la genial película “Sunset Bolulevard”, de Wilder, de 1950 (“El crepusculo de los dioses”, en España) – perdón por las constantes referencias cinematográficas, al parecer las ideas me vienen hoy en formato imagen-, los dialogos son abundantes, precisos, certeros, no redundantes y, en ocasiones, bastante profundos y serios.is C

Su lenguaje, dentro del subgénero en que se encuadra, además de las referencias y reflexiones a la obra de Lewis Carroll, es sencillo, sin construcciones extrañas ni largas subordinadas, directo y preciso, centrado en orientarnos en los acontecimientos que relata más que en la descripción d eambientes y personajes.

Estos, los personajes, se pueden reducir a uno solo, el protagonista, siendo el resto meros actores secundarios que van apareciendo y desapareciendo en la medida en que lo exige su guión.

Sobre la trama, ya hemos dicho que no ofrece una intriga interesante, amena, genial en su sencillez y en su estructura, donde cada elemento, cada hilo de acontecimientos, va siendo anudado y aclarado al final. Una factura clásica sin trucos de prestidigitación técnica, ni espectaculares triples saltos y torsiones argumentales, ni el apocalipsis final al que nos han venido acostumbrando las novelas actuales. Simplemente una clásica novela policial genial y maravillosa.

Un saludo

BIOGRAFIA: Fredric Brown, escritor norteamericano nadido en 1906 en Cincinnatti y fallecido en Tucsa, Arizona, en 1972. Principalmente autor de relatos policiacos, suele ser más reconocido tambiñen por sus relatos y novelas de ciencia ficción. En ambos géneros se mostró muy prolífico.  1948 El asesinato como diversión; 1949 Universo de locos; 1949 La caza del asesino; 1950 La noche a través del espejo; 1953 Amo del espacio;1955 ¡Marciano, vete a casa!; 1957 Vagabundo del espacio.

SINOPSIS EDITORIAL: Considerada la obra cumbre de Fredric BrownLa noche a través del espejo, recrea la alocada estructura de Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo, en un relato poicíaco donde nada es lo que parece, y que se va complicando conforme avanza la acción, repleta de ingenio y sentido del humor. 
El protagonista, Doc Stoeger, es un editor de un periódico semanario local de una pequeña ciudad, harto de no no haber publicado una sola exclusiva en veinterés años. La visita de un extraño personaje, que como Stoeger también es un declarado amanate de la literatura de Lewis Carroll, lo atrapa de un cadena de sucesos extraños, casi surrealistas, que pondrán en peligro su propia vida. Un final tan inesperado como sorprendente cierra una novela policíaca perfecto y extraña, rebosante de ingenio, que trasciende los límites del género negro y se ha ido convirtiendo con el tiempo en uno de los clásicos de la novela norteamericana del siglo XX.

  • Editorial: Reino de Cordelia
  • Traducción: de Susana Carral y Juan Salvador
  • Colección: Literatura
  • Páginas: 304
  • Formato: 13 x 20 rústica con sobrecubierta y cuadernillos cosidos
  • ISBN-13: 978-84-15973-22-5


2 comentarios

“propiedad y libertad”, de richard pipes: tú y yo, tuyo y mío.


“Estas concepciones se convirtieron en los fundamentos de la independencia europea debido, especialmente, a que en el siglo XVII el término “propiedad” llegó a abrcar no solamente las posesiones físicas de las personas sino también la posesión de sus vidas y su libertad”  R.P.

Cuando, en el año de la conmemoración del centenario de la revolución soviética, te preguntan en una entrevista sobre los beneficios que trajo al mundo dicho acontecimiento y tu respuesta es algo así como que “no hubo nada positivo ni grandioso”, “un legado de millones de cadáveres” y “un régimen de terror sin precedentes”, tienes que tener clara tu posición y bién preparado tu argumentario para hacer frente a la avalancha de críticas filoizquierdistas y al rodillo de la intelectualidad bienpensante, políticamente correcta y adalid de una tolerancia unidireccional. Obviamente, sin contar con el abierto contraataque (dialéctico) desde posiciones políticas comunistas. Esta anecdota define claramente al personaje, recientemente fallecido, Richar Pipes. Independientemente de las connotaciones políticas de su trabajo, al parecer existe consenso en que fue un historiador riguroso, especializado en la historia rusa y en la revolución soviética y el comunismo. Su perfil político, muy, muy conservador, (fue consejero de Reagan y asesor de la CIA en época de George W. Bush), no empaña, sin embargo, su valía intelectual y la validez de su trabajo como historiador.

Este ensayo titulado “Propiedad y libertad. Dos conceptos inseparables a lo largo de la historia” hace innecesaria toda reseña acerca de su tesis principal, explicitada en su título. Al igual que esas novelas policiacas en las que su autor revela en las primera páginas quién es el asesino, Richard Pipes, sin ningún género de duda, ya nos muestra desde el inicio quien mató a quién y, casi, el por qué.

Aun cuando el concepto de libertad, no suficientemente entendido -ni explicado-, ha variado a lo largo de la historia del pensamiento humano, hoy en día es unánimente admitido como un pilar fundamental de la esencia del hombre, un derecho “natural” e “innato” y, por supuesto, “fundamental”. No así ha ocurrido con el concepto de propiedad, comunmente etiquetado como “privada” o “pública”, sobre cuyo fundamento ha pivotado, oscilado y pendulado, igualmente la concepción del ser humano como sujeto -u objeto- político, en función de si constituye un derecho o nó, innato o culturalmente construido.

Lo que sí ha logrado el profesor Pipes, de una manera rigurosa y honesta, a mi juicio, es formular la teoría de la íntima correlación entre ambos conceptos, al modo de vasos comunicantes, de tal modo que el uno, con el otro, se encuentran unidos en una relación de interdependencia tal que que la ausencia de cualquiera de ellos -y en especial, el controvertido derecho de propiedad- condiciona gravemente la fortaleza del otro, en este caso el derecho a la libertad.

Empieza el libro en sud dos primeros capítulos, ofreciendo una definición del concepto de propiedad a lo largo de la historia tanto de la idea de la libertad como de la institución en sí. En los dos capítulos siguientes, desarrolla y concreta este concepto en la historia de Inglaterra y Rusia, como ejemplos extremos de la distinta concepción del derecho propiedad y sus consecuencias en términos de protección y desarrollo de la libertad política. El último capítulo contiene un análisis de la propiedad en el siglo XX y los riesgos, según el autor, de que se resienta y altere el equilibro entre ambos derechos por causa de las agresiones del estado del bienestar en la democracia occidental -principalmente la norteamericana.

No me considero, verdaderamente, capacitado para decantarme por una postura u otra, a favor o en contra de la tesis del libro. En todo caso, no para formular y expresar coherentemente mi propia opinión, lo cual sería irresponsable y desafortunado. Mi valoración sobre el libro, eso sí, es muy positiva. Entiendo que el tema a tratar, no estrictamente literario, pudiera ser árido o pesado, pero la redacción del libro -sin duda por la propia traducción de Josefina Diego- es ligera, amena, fácilmente entendible, sin abuso de compleja terminología o conceptos excesivamente técnicos. Este trabajo es muy interesante y muy recomendable. Sirva igualmente mi modesta reseña para rendir homenaje al autor recientemente fallecido. Un saludo.

INDICE

Cap I: La idea de propiedad

Cap II: La institución de la propiedad

Cap III: Inglaterra y el nacimiento de la democracia parlamentaria

Cap IV: La Rusia Patrimonial

CapV: La propiedad en el s. XX

SINOPSIS EDITOIAL: Richard Pipes analiza dos conceptos fundamentales, propiedad y libertad, desde perspectivas históricas y filosóficas. Pipes- profesor de Historia en la Universidad de Harvard y especialista en historia rusa- toma como ejemplo dos naciones que los han entendido de maneras distintas a lo largo de su historia, Inglaterra y Rusia, para revelar los vínculos entre propiedad privada y la noción de libertad como un derecho inherente al ser humano. 
Sin embargo, es un análisis que no se limita a cuestiones económicas. es un recorrido complejo y enriquecedor, que destaca por su impecable narrativa, a lo largo de la historia de la lucha del ser humano por hacer valer su individualismo e integrarse plenamente en su sociedad.

BIOGRAFIA: RICHARD PIPES, historiador poláco, de origen judío, nacido en Cieszyn, Silesia, Polonia el 11 de julio de 1923 y fallecido en Cambridge, Massachusetts, E.E.U.U. EL 17 de mayo de 2018). Su especialización en estudios sobre Rusia le favoreción ser director del Russian Research Center de la Universidad de Harvard y miembro del Consejo de Seguridad Nacional de Ronald Reagan.

Sus obras son, entre otras: The Formation of the Soviet Union: Communism and Nationalism, 1917–1923 (Harvard University Press, 1954); Russia under the Old Regime (Charles Scribner’s Sons, 1974); The Russian Revolution (1990); Communism: The Vanished Specter (1994); Concise History of the Russian Revolution (1995); Three “Whys” of the Russian Revolution (1997); también ha sido editor de The Unknown Lenin: From the Secret Archives (Yale University Press, 1996.

propiedad y libertad: dos conceptos inseparables a lo largo de la-richard pipes-9788475065038

  • Nº de páginas: 406 págs.
  • Editorial; TURNER
  • Traductor: Josefina de Diego 
  • ISBN: 9788475065038


Deja un comentario

“tiempos oscuros”, de john connolly, ¿qué pasa cuando la pereza y la mediocridad organizan una fiesta?


“La prolongada supervivencia de Parker bastaba para hacer creer a cualquiera, si le daba por ahí, en la existencia de Dios, o para negarla, depende de cómo viera cada uno la resistencia de aquel hombre” J.C

Casi siempre en Carnavales aprovecho para vestirme con esos trapos que ya no utilizo y salir a la calle disfrazado de mi mismo pero, quizás, un poco menos yo mismo que habitualmente. Quien me conoce advierte la diferencia, es estilo “retro” en el vestir, la audacia de haberme atrevido a salir a la calle de cierta guisa. Quien no me conoce se queda en la superficie de un estilo chabacano, antiguo, desfasado; algo así como la moda de mercadillo o de “contenedor de basura”.

Pues bién, Jonh Connolly ha estado practicando el “dumpster diving” y ha conseguido regalarnos una novela perfectamente prescindible, predecible, aburrida y carente de esfuerzo.

En anteriores reseñas ya aventuraba mi decepción ante cada entrega de novelas de la serie “Parker”. La trama se vuelve cada vez más predecible, menos innovadora. Los personajes no alcanzan, ni siquiera, a ser parodias de si mismos. Son meros calcos. Una gavilla de superficialidad y clichés para cada uno de ellos, atadita con la marca distintiva de cada uno.

En resumen, una novela tramposa y sin sustancia.

Mi crítica, quizás algo dura, esta sometida a opiniones y debate.

Y la pregunta de título de esta reseña no es meramente retórica. La respuesta: se autoinvitan la decepción y el aburrimiento.

Un saludo.

 

OTRAS RESEÑAS SOBRE JOHN CONNOLLY EN ESTE BLOG: “Cuervos“, “La ira de los ángeles” y “Malvados” y “Todo lo que muere”

BIOGRAFIA (fuente: Planeta de Libros) Connolly (Dublín, 1968) estudió filología inglesa en el Trinity College y periodismo en la Dublin City University. Reside en Dublín, pero pasa parte del año en Estados Unidos, donde se desarrollan sus obras. Es autor de la novela Malvados, del volumen de relatos de terror Nocturnos y de la serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Charlie Parker, tituladas Todo lo que muere (Shamus Award 1999), El poder de las tinieblasPerfil asesinoEl camino blanco (Barry Award 2003), El ángel negroLos atormentadosLos Hombres de la GuadañaLos amantesVoces que susurranMás allá del espejoCuervosLa ira de los ángelesEl invierno del lobo y La canción de las sombras.

SINOPSIS EDITORIAL: Jerome Burnel se convirtió, años ha, cuando trabajaba para una joyería, en un héroe (a su pesar). Intervino para evitar un homicidio múltiple, pero en su empeño se destruyó a sí mismo. Su vida familiar y profesional se truncó, y él acabó encarcelado, embrutecido. Fuerzas desconocidas le humillaron, enviándolo a prisión por un crimen que no cometió. Cree que es cuestión de tiempo el que esas fuerzas lo maten, pero antes de morir quiere respuestas, y recurre al detective privado Charlie Parker.
Le habla entonces de la chica que estaba marcada para la muerte, pero fue salvada; le habla de los que lo atormentaban, y de una comunidad que se esconde en una empalizada en ruinas… Parker no es como los demás hombres. Murió, y volvió a nacer. Está listo para presentar batalla. Y se acercará (junto a sus viejos amigos Angel y Louis) a una misteriosa y aislada comunidad, The Cut, en la que rigen el terror, la intimidación y el asesinato, todo ello en nombre del ser al que sirven; todo en nombre del Rey Muerto.

  • EDITORIAL: Tusquets
  • ISBN: 9788490664988
  • FECHA DE PUBLICACIÓN: 1 de Enero de 2018
  • 480 páginas
  • TRADUCCION: Vicente Campos


Deja un comentario

“4 3 2 1”, de paul auster: cuando el yo es también la circunstancia.


“Dios no estaba en ninguna partes, dijo para sí, pero la vida estaba en todas partes, y la muerte estaba en todas partes, y los vivos y los muertos estaban unidos” P.A.

En la novela “Siddartha”, de Herman Hesse, reflexiona el barquero Vasudeva sobre las muchas voces que tiene el río y que habla con múltiples tonos, aunque permanezca siempre siendo el mismo río.

Con ésta novela, 4 3 2 1, Paul Auster ha querido romper con el principio de causalidad y nos regala una estupenda novela donde la anecdota biográfica del protagonista transcurre en cuatro sucesivas y paralelas narraciones donde la contingencia se impone a nuestro concepto lineal del tiempo y la biografía; donde el protagonista rescata del río de su vida cuatro diferentes meandros por donde discurren sus cuatro vidas posibles. Cuatro versiones distintas de una misma vida, donde el error de un nombre condiciona el resto de su existencia, donde tomar un camino u otro conduce, inevitablemente, aunque por extrañas y distintas bifurcaciones, al mismo destino.

Podría haber utilizado el autor el recurso de lo fantástico o la ciencia ficción para justificar el relato de las diferentes vidas de Archie Ferguson; podría haber recurrido fácil refugio de lo onírico o al de la locura. Sin embargo, mucho más audaz que todo eso, Paul Auster se abandona al simple -y estimulante- oficio de narrar. En un juego de matrioscas queda encerrada una historia que nos va contando, en cuatro versiones distintas cada capítulo Se encadenan las palabras en frases, las frases en párrafos y los párrafos en capítulos que se justifican por sí mismos. Y en el trayecto, el goce de la narración pausada, amena, florida de personajes y reflexiones, fecunda en destellos de ingenio, diálogos interesantes y una minuciosa disección psicológica de los personajes que releva una enorme perspicacia y un trabajo y estudio de las personas ciertamente admirable.

La obra relata, en efecto, cuatro realidades alternativas de la vida de su protagonista. Cuatro trayectorias vitales que comparten protagonista y personajes secundarios. En cada una de ellas explora el autor el “cómo hubiera sido si…” y nos presenta cada etapa de la vida del protagonista ofreciendo cuatro posibilidades en función de sucesos, comportamientos y avatares de su vida.

La genialidad de la novela radica en la libertad que deja Auster al protagonista para que explore su propia vida. Estamos leyendo, siempre en primera persona, las reflexiones del protagonista y siempre se nos representa con la misma voz, la misma expresión, el mismo razonamiento, aunque los caminos que toma sean ligeramente diferentes y sus ilusiones, aficiones, amores y desamores vayan alternándose, barajándose, diluyéndose en la propia historia y además en la historia del siglo XX en Norteamérica (la guerra y la posguerra, la lucha por los derechos civiles, el magnicidio, todos se encuentran ahí).

Esta larga novela, que algunos ya han calificado de “la gran novela americana”, es una gran obra de literatura, escrita por uno de los grandes escritores norteamericanos. Fácil de leer, atrayente y atractiva. Quizás exagere un poco al decir que me faltarían tantas páginas como ésta tiene para hacer una correcta alabanza de ella, pero la recomiendo encarecidamente. Después de tantos años sin publicar una novela, después de sus mejores éxitos – para mí sigue siendo insuperable la trilogía de Nueva York- tenemos una gran obra maestra que el tiempo sabrá poner en su sítio.

Un saludo.

BIOGRAFIA: Escritor norteamericano nacido New Jersey el 03/02/1947, de familia judía de clase media de ascendencia polaca.Estudió en la Universidad de Columbia, literatura francesa, italiana e inglesa. Trabajó como traductor, articulista e, incluso, en un petrolero; también ha escrito y dirigido películas de cine como “Smoke” (1995) y “Blue in the face” con Wayne Wang; “Lulú on the bridge”(1998) y “La vida interior de Martin Frost” (2007), en la que actúa su hija Sophia, la sha dirigido en solitario.Es un escritor muy reconocido internacionalmente

  • Premio Morton Dauwen Zabel 1990 (Academia Estadounidense de las Artes y las Letras)
  • Premio Médicis 1993 (Francia) a la mejor novela de un autor extranjero por Leviatán
  • Independent Spirit Award 1995 al mejor guion original por Smoke
  • Premio Literario Arzobispo Juan de San Clemente 2000 (Santiago de Compostela) porTombuctú
  • Caballero de la Orden de las Artes y las Letras (Francia, 1992)
  • Premio del Gremio de Libreros de Madrid 2003 al mejor libro del año por El libro de las ilusiones
  • Premio Qué Leer 2005 que otorgan los lectores de esta revista por La noche del oráculo
  • Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2006
  • Premio Leteo 2009 (León)
  • Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de General San Martín 2014

Sus obras principales, entre otras obras autobiogáficas, poesía, teatro y guiones cinematográficos, son:

  • La trilogía de Nueva York (The New York Trilogy): Ciudad de cristal (City of Glass, 1985), Fantasmas (Ghosts, 1986) y La habitación cerrada (The Locked Room, 1986). El palacio de la luna; La música del azar; Leviatán (Leviathan, 1992); El libro de las ilusiones (The Book of Illusions, 2002); 4 3 2 1 (4 3 2 1, 2017), trad. de Benito Gómez Ibáñez, Seix Barral, 2017

SINOPSIS EDITORIAL: El único hecho inmutable en la vida de Ferguson es que nació el 3 de marzo de 1947 en Newark, Nueva Jersey. A partir de ese momento, varios caminos se abrirán ante él y le llevarán a vivir cuatro vidas completamente distintas, a crecer y a explorar de formas diferentes el amor, la amistad, la familia, el arte, la política e incluso la muerte, con algunos de los acontecimientos que han marcado la segunda mitad del siglo XX americano como telón de fondo.

  • Nº de páginas: 960 págs.
  • Editorial: SEIX BARRAL
  • Traducción: Benito Gómez Ibañez
  • ISBN: 978843223289

 

 


Deja un comentario

“cuerpodivino”, de theodore sturgeon: si el sexo es el mensaje, el cuerpo es el medio.


“-. Señor Currier –le dije de todo corazón-, por la manera que ud. dice esas palabras, “¡no es cierto!” es como si creyera que entre lo verdadero y falso hay diferencia. ¡No la hay! ¿Qué importa cómo es o deja de ser una cosa? Solo importa lo que dice la gente de ella.” T.S.

Calificar la presente novela como ciencia ficción es, ciertamente, un atrevimiento: bien por una extrema negligencia y lasitud intelectual, atribuyendo sin más dicha etiqueta por consideración al autor, mayormente enmarcado en el género; bien por un ejercicio consciente de considerar todo aspecto mísitico-religioso de la cultura humana bajo la perspectiva de un relato literal sobre el poder y capacidad mágica de unos seres extraordinarios que alteran nuestra vida y conductas sometiendonos a la tiranía de una idea que trasciende a nuestra existencia individual y colectiva.

No encuentro otro modo de definir esta novela -bastante recomendable, dicho sea, de paso, como anticipo a esta reseña.

La trama se basa en la aparición en una pequeña parroquia norteamericana de un personaje autodenominado “Cuerpodivino”. Surge de no se sabe donde, vestido unicamente con la dignidad de su desnudez. Su efecto sobre las personas es extraordinario. De algún modo, con la mera imposición de sus manos nos cura el dolor, físico pero también emocional. De algún modo, levanta ese velo que oculta nuestra verdadera esencia y nos hurta, a los demás y a nosotros mismos,  de nuestro propio ser, del concepto de lo que somo intimamente. Te pregunta quién eres, te toca y te descubre si, verdaderamente, eres quien dices ser, tú mismo.

La novela se estructura en una serie de capitulos protagonizados cada uno por un habitante de dicho pueblo que va relatando en primera persona su experiencia con este personaje. Con una técnica muy bien diseñada, la historia va avanzando linealmente desde las distintas perspectivas personales, pasandose el relevo en el discurso tanto de su propia experiencia y antecedentes como el de la trama que va desarrollandose.

La novela se centra en los personajes, es un relato introspectivo que prescinde de descripciones vanales sobre el paisaje y su entorno o el contexto social o histórico. Estos personajes actuan y se comportan como arquetipos. Su personalidad esta definida con acierto, pero se aprecia cierto esquematismo en su construcción, no hay matices, son modelos, creo que por voluntad consciente del autor, a traves de los cuales cobra sentido en el conjunto de la novela.

El tema que el autor nos presenta no es otro que la esencia de la religión cristiana primitiva, el mensaje de amor de Cristo -interpretado literalmente como amor sexual, aunque sin la carga de la culpa ni la noción de pecado concupiscente- la comunión esencial entre los fieles, su íntimo conocimiento -sexual- y la aceptación de uno mismo y la comunicación directa con lo divino sin intermediarios -la Iglesia, la infame, que diría Voltaire.

Personalmente, me ha gustado esta novela. Te la recomiendo si te gusta un tipo de mensaje místico-filosófico algo superficial, al estilo Paulo Coelho, pero con mejor calidad literaria. Es entretenida, interesante y cortita, por lo que se puede uno entregar a su lectura sin demasiado desgaste.

Un saludo.

BIOGRAFIA: Edward Hamilton Waldo, que luego cambió su nombre por el de Theodore Hamilton Sturgeon. Escritor norteamericano nacido en 1918 en State Island y fallecido en 1985, en Oregon. Forma parte de los autores reconocidos de la Edad de Oro de la ciencia ficción. Su primera colección de relatos, publicada en 1949, fue prologada por Ray Bradbury. Los cristales soñadores, en 1950; “Más que humano” en 1954, ganadora de la primera edición del premio International Fantasy y, en 1955 las recopilaciones de relatos Regreso y Caviar. Obtuvo el premio Nebula, el premo Hugo y el premio World Fantasy Life Achievement. Llegó a crear unas 41 novelas y 221 relatos, guiones para cine y televisión (entre ellos, para capítulos de Star Trek).

Promulgó la Ley y Corolarios de Sturgeon:

  • La Ley de Sturgeon:Nothing is always absolutely so (“Nada es siempre absolutamente así“).

  • La Revelación de Sturgeon:Ninety percent of everything is shit (“El noventa por ciento de todo es mierda“).

  • Corolario 1:La existencia de inmensas cantidades de basura en ciencia ficción es admitida y es lamentable; pero no es más antinatural que la existencia de basura en cualquier parte.

  • Corolario 2:La mejor ciencia ficción es tan buena como la mejor ficción en cualquier campo.

SINOPSIS EDITORIAL: Ésta es la última novela de Theodore Sturgeon, a la que dedicó dieciocho años de trabajo y no quiso publicar en vida. Cuerpodivino, un personaje misterioso, una especie de mesías, llega a un pequeño pueblo rural y su presencia va cambiando la vida de las personas que se le acercan. En ocho capítulos narrados en primera persona por otros tantos habitantes del pueblo, conocemos las más secretas miserias de esos seres y asistimos a su transformación, producto de una nueva sensibilidad: el sexo es amor, es religión.

  • Editorial: Plaza&Janés 2000
  • Páginas: 190
  • ISBN-10: 8401540968
  • ISBN-13: 978-8401540967
  • Traducción: Marcial Souto

 

 

 

 

 

 


Deja un comentario

“carter”, de ted lewis: duro, directo y brutal.


“La lluvia llovía” T.L.

La literatura, como el cine, es una perfecta radiografía de la sociedad. Esta afirmación, tan obvia por otra parte, no deja de ser cierta por mucho que el abuso de su utilización nos dé la sensación de ser uno de los lugares comunes de toda reseña literaria.

Sin embargo, la lectura de novelas como “Carter”, de Ted Lewis, escrita sobre 1969, nos hace reflexionar sobre cómo ha cambiado nuestra mentalidad y nuestra percepción de los valores morales imperantes, la aceptación y rechazo de ciertas conductas, ciertas expresiones y ciertos tópicos que, como la moqueta estampada en techo y paredes, hacen que salten todas las alarmas de nuestro censor moral interno.

La anecdota de la novela, la historia de una venganza, articulada en el tópico regreso al lugar de la infancia y la confrontación con conclictos familiares no resueltos, deja paso y protagonismo a la arrebatadora personalidad del personaje principal: inteligente, brutal, despiadado y obsesivo.

Sin embargo, su lectura hace reventar las costuras de lo políticamente correcto. Al igual que esas antiguas películas en las que sus personajes no paran de fumar en público o donde el alcohol parece ser un condimento indispensable, el ambiente que refleja esta novela no encaja en nuestra moral imperante hoy en día.

Esto es lo que más me ha llamado la atención en su lectura. La falta de escrupulos del personaje, la utilización de otros personajes secundiarios para alcanzar sus objetivos, el abuso de la fuerza bruta, el trato vejatorio a las protagonistas femeninas, la presencia constante de la sordidez ambiental y moral, la amargura del recuerdo, el desapego afectivo, etc.

Apenas han transcurrido 50 años desde su publicación y su fuerza impactante ha permanecido intacta, no así la sensación de que existe una distancia moral infranqueable, más que la mera distancia física o temporal.

La novela es contundente, atrayente, adictiva. La trama es atractativa, bien llevada, a mi juicio. Los personajes estan también perfectamtne construidos y definidos. El estilo literario es directo, rápido, con diálogos ágiles y coherentes. Me recuerda vagamente a las novelas de otro duro de la novela negra, el personaje Parker de Richard Stark (Donald Westlake), también contemporaneo del autor, aunque un poco anterior.

Es de destacar la adaptación cinematográfica llevada a cabo por Mike Hodges en 1971, protagonizada por un espléndido y convincente Michael Caine, con el título de “Get Carter”

Una novela muy recomendable.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: Jack Carter, principal sicario de los mafiosos londinenses Les y Gerald Fletcher, regresa a su ciudad natal en el norte de Inglaterra tras ocho años de ausencia. La última vez que estuvo allí fue para enterrar a su padre, y ahora vuelve para el funeral de su hermano Frank. Según la policía, la muerte de Frank fue accidental: su coche se despeñó por un precipicio con él borracho al volante. Pero Jack, que conocía bien a su hermano a pesar de la mala relación que mantenían, sospecha de la versión oficial y comienza a interrogar a todos aquellos que conocían a Frank

BIOGRAFIA: Escritor británico, nacido en Manchester en 1940 y fallecido en Londres en 1982. Fue músico, pintor, ilustrador. Escribió una serie de novelas, principalmente dentro del géner de novela negra o criminal, entre las que destacan All the Way Home and All the Night Through, Londres, New Authors Ltd., 1965; Jack’s Return Home, Londres, Michael Joseph, 1969; Plender, Londres, Michael Joseph, 1971; Billy Rags, Londres, Michael Joseph, 1973; Jack Carter’s Law, Londres, Michael Joseph, 1974; The Rabbit, Londres, Michael Joseph, 1975; Boldt, Londres, Michael Joseph, 1976; Jack Carter and the Mafia Pigeon, Londres, Michael Joseph, 1977; GBH (Grievous Bodily Harm), Londres, coll. Sphere, Little & Brown, 1980

  • Título: Carter
  • ISBN: 978-84-946809-0-8
  • Autor: Ted Lewis (traducción de Damià Alou)
  • Editorial: Sajalín. Colección Al marge

 


Deja un comentario

“aniquilación”, de jeff vandermeer: la sutíl diferencia entre lo raro y lo extraño.


“Todos vivimos en una especie de sueño continuo –le dije-. Cuando despertamos, es porque algo, algún hecho o algún pequeño incordio, ha alterado los límites de lo que tomábamos por realidad” J.V

Con el anuncio del próximo estreno de la película basada en la novela “Aniquilación” de Jeff VanderMeer, objeto de esta reseña, me entró la curiosidad de leer primero la novela, anticipándome a la película, para poder compararlas despues. Debo reconocer que cedí a la tentación de avivar el fuego del la eterna confrontación entre “cine o literatura”, tan gratificante, tan prolífica y tan enriquecederora en tanto que fuente inagotable de opiniones, razonamientos, conversaciones y estímulos intelectuales.

Por otro lado, la corta extensión de la novela y las críticas leidas apresuradamente, todas ellas muy favorables, suponían un buen incentivo para dicha tarea.

Al final, de la lectura de esta obra no he sacado impresiones muy favorables.

Siempre que emito una crítica negativa lo hago con muchas reservas. No siento que sea yo la persona indicada para expresar un juicio negativo, con gran carga de subjetividad, basado en una precaria formación y una nula experiencia en el proceso de la creación literaria. Sobre todo, cuando se suele reducir a unas cuantas líneas amargas el trabajo, seguramente laborioso, de un escritor que ha tenido la valentía de exponerse publicamente al escrutinio de pedantes como yo. Sin embargo, tampoco puedo renunciar a mi libertad de expresar dichas opiniones y al placer y satisafacción de compartirlas en un espacio tan libre, voluntario y espontaneo como en el que nos encontramos. Por otro lado, aunque las reseñas positivas sean más fáciles de emitir y de aceptar, no dejan por ello de ser menos imprudentes y precipitadas que las otras.

Dicho esto, una pequeña justificación totalmente innecesaria, centrémonos en el asunto.

La peor parte de la novela se la lleva la trama y desarrollo de la acción. Aunque el tema de fondo pueda parecer sugerente y atractivo, su desarrollo no me ha satisfecho. La anecdota del relato me parece superficial, insustancial, posiblemente extraña y fantástica pero no arrebatadoramente sugerente. Incluso me ha parecido algo apresurado el final de la novela. La verdad es que su lectura me ha resultado aburrida y agotadora pues, por momentos, he hecho esfuerzos por acabarla. Percibo cierta ausencia de credibilidad interna, aunque parezca atrevido decirlo de un relato de ciencia ficción que, por esencia, debe ser increible. Los hechos que transcurren en la novela y la evolución de los personajes acorde a los mismos carecen de solidez. No se cómo explicar algo que percibo en la novela. Algo así como cuando abres una puerta y te encuentras de repente con un objeto incongruente. Pasada la sorpresa inicial, tienes que aceptar su presencia puesto que, de hecho, esta ahí. Eso es lo que me ha ocurrido con esta novela. Los protagonistas se comportan como se comportan porque así lo ha determinado el autor, pero no por una evolución natural de los hechos del relato. Y no me vale la excusa de la opresión de un ambiente enrarecido y sobrenatural o los influjos de vaya-Ud.-a-saber-que-ha-pasado-aquí.

La estructura se sustenta en una relato en primera persona por parte de su protagonista con saltos temporales hacia atrás, a modos de flash-back que van poniendonos en antecedentes de su vida anterior y de los motivos y circunstancias que le han llevado a vivir la experiencia que va relatando. Todo ello, sinceramente, bastante banal y tópico, como lo puede ser una conflicto conyugal no resuelto.

Existe una novela española, escrita por Sanchez Piñol, titulada “La piel fría” que pudiera tener alguna semejanza con la presente novela. Eso sí, mucho mejor escrita y con un desarrollo de los personajes más profundo, más completo, mejor elaborado. Al igual que la trama que, esta sí, recrea un ambiente angustioso, un terror lovecraftiano, bastante más atractivo que la novela que nos ocupa.

En resumen, a mi no me gustó. Aunque aconsejo leerla para formarse un criterio propio, dada su extensión y la facilidad de su lectura.

Un saludo

BIOGRAFIA: Escritor, crítico y editor americano, nacido en 1968. Se le reconoce como uno de los principales promotores del movimiento New Weird. Ha sido profusamente galardonado con premios como el Nebula (porAniquilación), Rhysling, British Fantasy, BSFA y World Fantasy de Novela Corta. Además, ha sido finalista en los premios Hugo. Pocas de sus obras han sido traducidas al castellano: Veniss soterrada (2012); La Biblia steampunk (2013); la trilogía Southern Reac, Aniquilación, Autoridad, Aceptación (2014)

SINOPSIS EDITORIAL: En un futuro no determinado, el Área X es un lugar remoto y escondido declarado zona de desastre ambiental desde hace décadas. La naturaleza salvaje ha conquistado el lugar y su acceso está prohibido. La agencia estatal Southern Reach ha enviado diversas expediciones pero casi siempre han fracasado: todos los miembros de una expedición se suicidaron; otros enloquecieron y acabaron matándose entre sí, y los integrantes de la última expedición regresaron convertidos en sombras de lo que un día fueron.

Ésta es la expedición número doce. El grupo está compuesto por cuatro mujeres: una antropóloga, una topógrafa, una psicóloga y la narradora, una bióloga. Su misión es cartografiar el terreno y recolectar muestras, anotar todas sus observaciones tanto de su entorno como de sus compañeras. Pronto descubren una gran anomalía geográfica y formas de vida más allá de todo entendimiento. Mientras se enfrentan a una naturaleza tan bella como claustrofóbica, el pasado y los secretos con los que cruzaron la frontera se vuelven cada vez más amenazantes.

Aniquilación es el primer volumen de la Trilogía Southern Reach, una serie que crea un mundo como nunca has imaginado y que nos enfrenta al extraño que se esconde dentro de nosotros mismos.
  • Editorial: Destino (20149
  • 256 páginas
  • Tírulo original: Annihilation
  • Traducción: Isabel Margelí
  • ISBN: 9788423348091

 

 

 


Traductor: Isabel Margelí Bailo
Páginas: 240
Publicación: 2014
Editorial: Destino
ISBN: 9788423348231


Deja un comentario

“la navaja de occam”, de henri loevenbruck: arte y filosofía en el mercadillo.


“La gente profiere muchas necedades cuando solo maneja parcialmente un tema” H.L.

Receta para un best seller:

  • .- un título sugerente, preferiblemente con referencias expresas a un autor, doctrina o escuela filosófica poco conocida.
  • .- un crimen con un modus operandi muy elaborado
  • .- una secta o grupo con reminiscencias nazis, satanicas y, imprescindible, cierto fundamentalismo religioso.
  • .- un protagonista inteligente, guapo, rebelde, poseedor de todos los clichés del galán cinematográfico.
  • .- una investigación frenética a lo largo del territorio
  • .- la reinterpretación de una simbología arcana oculta bajo la realidad cotidiana

Ciertamente, con la aparición del “Código da Vinci”, se inició, una corriente literaria que resultó enormemente productiva (para el autor y la editorial) y que dió lugar a una plétora de imitadores que siguieron explorando el filón.

Aquella novela, sin embargo, con ser la primera que, con estos mimbres, alcanzó una repercusión mediática global, no dejó de ser un producto original, ameno y divertido que, sin mayores pretensiones, introdujo en el públicó un interés por el arte y las representaciones simbolicas de conocimientos casi olvidados.

Sabiendo, con prevención, que el producto en cuestión es pura ficción fagocitando conceptos más complejos que luego nos ofrece en pequeñas dosis aptas para nuestro consumo fácil, la novela consiguió, a pesar de la polémica surgida, su objetivo de divertir y distraer.

Con ello trajo, igualmente, como consecuencia, la banalización del arte, la filosofía y la cultura, induciendo a error a muchos lectores que, sin una formación más profunda, ni tiempo ni voluntad de contrastar los datos ofrecidos, asumieron como ciertas las especulaciones del autor.

Pero no deja de ser una novela, una ficción, una recreación muy libre de elementos y personajes históricos y no una tesis sobre el arte y la cultura. Cada una elaborada bajo distinta finalidad y función, cada una con un formato diferente y dirigida a un consumidor diferente, que sabe lo que busca en cada caso.

La novela objeto de la presente reseña sigue la receta antes expuesta: puro entretenimiento, sin mayores pretensiones. Es verdad que resulta entretenida, pero también utiliza una fórmula ya demasiado explotada como para resultar atractiva. Los personajes son estereotipos ya vistos en multitud de ocasiones. Sin una elaboración original, sin complejidades reales, sólo una suma de psicologismo barato y adolescente. La trama es interesante, pero previsible. Su desarrollo es muy superficial, al igual que la justificación del título, mediante la inclusión recurrente de referencias a la filosofía nominalista de Ockham en pequeñas píldoras más adeuadas para una revista del corazón que para una novela “seria”. Definitivamente, el autor no es Umberto Eco. Por otro lado, me irritó sobre manera, ese torpe y burdo guiño final que nos ofrece una previsible segunda parte que, esta vez, sí me voy a perder.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: Asesinatos en serie. Una secta sanguinaria surgida del pasado. Seis páginas de un famoso manuscrito del siglo XIII misteriosamente desaparecidas. Un grupo oculto está dispuesto a cualquier cosa con tal de volver a descubrir un secreto olvidado de la Edad Media. ¿Contendrán las páginas del famoso cuaderno de Villard de Honnecourt, guardado en la Biblioteca Nacional francesa, un secreto capaz de desatar tanta violencia? ¿Y cuál es el vínculo entre esos misteriosos textos y la hermandad de los Compañeros del Deber? Desde los sótanos de las catedrales, desde Reims hasta París, pasando por Chartres y las misteriosas regiones del Sur, una frenética carrera en busca de la verdad. 

BIOGRAFIA:  Escritor francés nacido en París en 1972. Estudió en la Sorbona literatura inglesa y norteamericana. Fue redactor jefe de la revista Science Fiction Magazine durante algunos años. Ha escrito, dentro del la llamada “Trilogía de la Moira”, las novelas “la loba y la niña”, “la guerra de los lobos” y “la noche de la loba”, en 2017; “el testamento de los siglos”, 2008 y el “síndrome Copernico”, de 2008; “la nvaja de Occam”, 2009 y “las catedrales del vacío”, 2013.

La navaja de Occam

  • Editorial: ViaMagna. 
  • Año: 2009.
  • Páginas: 637 p.
  • Traducción: Laura Nadine Martínez.
  • ISBN: 978-84-92688-59-3


Deja un comentario

FELIZ AÑO 2017


28/12/2017

Como en este blog somos de no tirar nada, hemos decidido aprovechar todos los buenos deseos, felicitaciones y buenos propósitos que recibimos en enero para acabar de sacarles todo su jugo antes de que caduquen. 

Por ello, queremos felicitaros a todos vosotros, esforzados lectores, por este año 2017 cuyo inmimente final pronto estrenamos, 

Os deseamos de todo corazon que os vaya bién en en este año que despedimos; que, como dice el refrán, no importa como se empieza sino como se acaba.

Feliz año 2017 


Deja un comentario

lecturas de 2017: seguimos en la brecha


Un año más, como siempre por estas fechas, publico la relación de mis lecturas a lo largo de este ciclo que ahora acaba. Suele ser un ejercicio gratificante y agradable: volver hacia atras en el tiempo y ver en perspectiva el trabajo realizado (aunque, en este caso, la satisfacción es doble por cuanto que no no es negocio sino ocio). Repasar los títulos leidos: ver por donde ha ido discurriendo mi interés en este año que acaba; cuantificar, desde la distancia, el tiempo que he dedicado a la lectura y, por el contrario, el que he distraido en otras tareas, se guramente, menos placenteras.

Puedo observar varias circunstancias destacables:

1.- Advierto un peso más importante de la novela y literatura de ficción sobre el ensayo, seguramente debido a una mayor necesidad de evasión y distracción.

2.- También destaco una peso muy grande en mis lecturas de Stephen King. Seguramente, he sucumbido a la corriente  iniciada por el estreno de la película “It” y he redescubierto a este gran autor, releyendo alguna de sus obras. Aviso de que me falta alguna otra que aún tengo en la pila de la cabecera de mi mesita.

3.- La gran novedad ha sido que me he iniciado en la lectura de obras en su versión original en lengua inglesa. He escogido dos autores bien distintos, Paul Auster y John Grisham. Uno de ellos, Auster, porque es uno de mis autores favoritos y ha sido tocado por el don de contar: su prosa fluye interminable, como un riachuelo de agua clara que se pierde y dispersa en la maraña del campo. El otro, Grisham, por ser un autor superventas, de muy facil lectura y una calidad superior a la media. 

De entre todas mis lecturas, me sorprendió muy gratamente el libro de Laurent Binet “la séptima función del lenguaje”, por su originalidad, la fuerza y peso de la trama, su rigor y el gran trabajo de investigación. Creo que es una novela que se aleja del convencionalismo, el conformismo y la vanalidad imperante. Quizás por los mismos motivos, me impactaron, muy gratamente, también, las novelas de Margaret Atwood y Ain Rand. 

El cuento de la criada me gustó por el desasosegante futuro que nos presenta y la denuncia de la fragilidad en nuestra sociedad del sistema democrático, en constante equilibrio entre la pérdida de libertades, por un lado,  y la anarquía y el caos, por el otro, con el mismo resultado en ambos casos, siempre pierde la parte más débil, en este caso el papel de la mujer en la sociedad. 

“El manantial”, me gustó y me sorprendió gratamente, a pesar de las connotaciones politicas que trae aparejada esta autora, porque pone de manifiesto, tal y como se ha venido confirmando hoy en día,  tantos años despues, que existe una corriente social, política, institucional, que desmerece el esfuerzo individual primando un interés colectivo, global, aunque ello provoque la anulación de la facultad de autoafirmación de la persona. En cierto modo comparte el mismo pesimismo que la novela de Atwood y podemos extraer de ambas las mismas reflexiones.

Por último, al igual que todos los años, hago manifestación expresa de mi compromiso de continuar mi tarea con este blog. Aunque dicho compromiso se renueva tácitamente con cada entrada que elaboro, cada comentario que respondo y cada visita que recibo, no esta de más dejarlo por escrito para recordarme que no hay ganancia sin sacrificio.

Si es cierto que cada vez hay menos entradas; lejos queda esa efervescencia de los inicios. Pero yo soy un corredor de fondo y tras el arranque inicial no pienso dejar la carrera hasta la meta final. A pesar del esfuerzo y, sobre todo, la falta de tiempo, continuaré con el blog. Lo mismo que continuao con mis lecturas.

Muchas gracias a todos lo que me seguís, comentais y leeis.

Un saludo.

LECTURAS DE 2017

ENERO

.- “Día cero”, de David Baldacci

.- “Memoria total”, de David Baldacci

.- “Ocho millones de maneras de morir”, de Lawrence Block

.- “La séptima función del lenguaje”, de Laurent Binet

.- “Estado de transmisión”, de Chris Moriarty

FEBRERO

.- “El engaño populista”, de Axel Kaiser y Gloria Alvarez

.- “El círculo”, de David Eggers

.- “Remolcando a Jehova”, de James Morrow

.- “Hermano menor”, de Cory Doctorow

MARZO

.- “La economía del empobrecimiento común”, de Juan Ramón Rallo

.- “La canción de las sombras”, de John Connolly

.- “Parque Gorki”, de Martin Cruz Smith,

.- “El peso del corazón”, de Rosa Montero

ABRIL

.- “El otro lado”, de Michael Connelly

.- “El hombre marcado”, de Peter V. Brett

.- “La lanza del desierto”, de Peter V. Brett

.- “La voz de la espadas. La primera ley I”, de Joe Abercrombie

.- “Antes de que los cuelguen. La primera ley II”, de Joe Abercrombie

.- “El último argumento de los reyes. La primera ley III”, de Joe Abercrombie

MAYO

.- “La sed”, de Jo Nesbo.

.- “No hay cuervos”, de John Hart

.- “El rey de la mentira”, de John Hart

.- “El manantial”, de Ayn Rand

JUNIO

.- “El silencio del pantano”, de Juanjo Braulio

.- “Frente a la gran mentira”, de Antonio García Trevijano

.- “Nunca vuelvas atras”, de Lee Child

JULIO

.- “El cuento de la criada”, de Margaret Atwood

AGOSTO

.- “La Torre Oscura I. El Pistolero”, de Stephen King

.- “Porqué y cómo mataron a Calvo Sotelo”, de Luis Romero

.- “Safari sangriento”, de Deon Meyer

SEPTIEMBRE

.- “Efecto dominó”, de Olivier Norek

.- “Quien pierde, paga”, de Stephen King.

.- “It”, de Stephen King

OCTUBRE

.- “La larga marcha”, de Stephen King como Richard Bachman

.- “Bajo el hielo”, de Bernard Minier

.- “Eso no estaba en mi libro de historia”, de Francisco García del Junco

.- “El hombre que perseguía su sombra. Milleniun 05”, de David Lagercrantz

.- “The book of illusions”, de Paul Auster

NOVIEMBRE

.- “Regina beatissima ”, de Juan García Atienza

DICIEMBRE

.- “The brethren”, de John Grisham.

.- “4 3 2 1”, de Paul Auster

 

 

 


1 comentario

“regina beatissima”, de juan garcia atienza: la leyenda negra es “the new black”


“En ambos reinos se estaba llegando a una crisis interna en la que no se planteaba únicamente el enfrentamiento entre dos facciones polñiticas rivales, provocado en gran parte por la misma falta de sentidos de ambos soberanos, que no fueron capaces de establecer un orden interno de pacíficas libertades, sino que permitieron que los conversos y sus antiguos hermanos judíos, se enfrentaran frontalmente” J.G.A.

En un mundo ideal, todo acercamiento serio a un personaje histórico debería ser objetivo, integral y contrastado documentalmente. Obviamente, como últimamente andamos escasos de mundos ideales, debemos conformarnos con este que nos ha tocado vivir. Por eso, la alternativa es un poco menos ambiciosa y el relato de los acontecimientos históricos viene cargado, consciente o inconscientemente – dependiendo de la “maldad” del autor- de prejuicios ideológicos, ignorancias, leyendas infundadas y, más habitualmente de lo que pretendemos reconocer, manipulación directa e interesada.

Cabe decir, para evitar equivocos inmediatamente, que el presente ensayo de Juan García Atienza no se encuentra en este último caso. No ocurre así, sin embargo, con el personaje histórico sobre el que se centra, la reina Isabel la Católica, tan significativo, tan icónico, que pocos personajes históricos, salvo quizás su homónima inglesa, han conseguido suscitar tanto interés, tanta polémica y tanta controversia, engrandecida por su importancia histórica y su ubicación clave en un momento crucial de nuestro país e, indiscutiblemente, del de todo el continente europeo, como poco, y del continente americano, también.

El autor expresa a lo largo de su ensayo la intención de acercarse al personaje sin la carga ideológica que ha caracterizado el estudio histórico del mismo. La figura de la reina (pretendidamente) santa se ha utilizado con fines propagandísticos, para el afianzamiento moral e histórico del régimen franquista, por ejemplo, erigiendose en una impostada continuidad histórica de un destino trascendente y espiritual iniciado por la reina castellana.

Ello ha traido consigo la ocultación de hitos en su gobierno que pudieran empañar el brillo atribuido, o directamente la manipulación en la interpretación de su significación histórica.

Sin ánimo de exhaustividad, lo cual excedería mi capacidad y desbordaría el carácter de nuestro pequeño espacio de intercambio, podemos atender a tres o cuatro puntos que desarrolla el ensayo de Juan García Atienza.

El primero de ellos, ya anotado anteriormente, y el más importante a mi juicio, es la voluntad expresada del autor de romper con una corriente hagiográfica, acrítica y parcial en el estudio histórico del reinado de los Reyes Católicos y de la figura de Isabel la Católica. Los restantes, se concretan y desarrollan en alguno de los acontecimientos y hechos del reinado de Isabel I que han sido frecuentemente distorsionados u ocultados.

Ya hemos hablado de la apropiación franquista de la figura de los Reyes Católicos, incluso de sus símbolos, para dotarse de legitimidad y sustento ideológico y moral. Puede que sea el ejemplo más claro. Ello ha tenido como consecuencia que la figura de la reina haya sido idealizada y acomodada al relato politico imperante.

Obviamente, hoy en día, nuestra sociedad es más libre y esta más abierta a la crítica, aunque también nos cuesta liberarnos de esa servidumbre voluntaria que son los viejos hábitos y esteretipos y las bananlizaciones producto de la pereza o la inmediatez.

Apenas se indaga, por ejemplo, en las oscuras maniobras en su acceso a la corona de Castilla, no tan distintas de las conjuras, extrañas alianzas, traiciones y engaños que se daban en otros reinos en otras épocas, pasadas y futuras. Tampoco sobre su matrimonio con Fernando de Aragón, “subsanado” con posterioridad, el cual estuvo muy lejos de ser un matrimonio por amor y mucho más cerca de ser un buen matrionio de conveniencia y una carta más entre otras muchas que se barajaron.

Otro hecho ominoso de su reinado que suele pasarse por alto es la expulsión de los judíos y el yugo a los conversos, o la expulsión de los moriscos, que tan mal hizo a una población autoctona, más o menos permeable a la integración y asimilación -cultural y política-, pero excluidos radicalmente por su condición religiosa y su constante mancha de un concepto monolítico, uniforme, ultraconservador y mesianico que orientó el ideario y voluntad de la reina castellana durante toda su vida.

La creación de la Nueva Inquisición es un elemento muy importante de la leyenda negra española que merece ser estudiado y denigrado, como tan bien han sabido llevar a cabo hasta la distorsión abosoluta otros historiadores y panfletarios igualmente interesados y parciales, animados por rivalidades históricas con nuestro país.

Finalmente, yo destacaría, la ficticia idílica armonía entre el matrimonio de los Reyes Católicos y la, igualmente ficticia, armonía entre ambos reinos. Si bién fue voluntad de los monarcas en todo momento dar continuidad a la dinastía mediante una habil política matrimonial de sus descendientes, frustrada por los avatares de la vida y de la muerte, nunca existió una paridad entre ambos reinos, ni una cohesión administrativa, tal y como se pone de manifiesto en las tensiones que hoy sufrimos, de rabiosa actualidad.

Respecto a los aspectos formales, el ensayo me ha parecido algo lento y pesado. Es claro que no es un relato novelado y la prosa del autor es muy correcta, pero, como todo el mundo, encuentro altibajos en mi lectura, quizás debido a mi propias faltas que a las de Juan García Atienza. Con todo, pese a ser una publicación de hace quince años, es una lectura interesante y recomendable que cumple con su objetivo.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: ¿Santa o pecadora? En este ensayo, Juan G. Atienza indaga en las páginas más oscuras de la vida y del quehacer de la Reina Católica. Una mujer tan marcada por el ansia de poder que no dudó en salvar cualquier obstáculo para alcanzarlo.

Distintos hechos luctuosos allanaron su camino: el sospechoso fallecimiento de su hermano, el infante Alfonso, que dirimió la cuestión sucesoria; las extrañas circunstancias de la muerte de don Pedro Girón, el brutal maestre de Alcántara, cuando se encontraba de camino de sus esponsales con la princesa, a quien no le convenía este enlace; o la del mismo rey Enrique IV, que motivó su inmediata y nada improvisada proclamación como soberana. Además, un matrimonio por razón de Estado, que contribuiría a engrandecer el reino de Castilla con una activa política imperialista; el establecimiento de la Inquisición,que provocó una atmósfera de terror generalizado; la dramática expulsión de los judíos… Son algunos de los episodios revisados a la luz de nuevas investigaciones.

Un estudio crítico que examina el controvertido reinado de una reina mesiánica y devota, quien sentó las bases de un Estado teocrático imperialista. El autor indaga en los aspectos más negros de su política, muchas veces solapados por diferentes intereses, tan alejados de cualquier aureola de santidad que sirviera de modelo ejemplar a los católicos.

BIOGRAFIA:  Juan G. Atienza (Valencia 1930 – Madrid 2011) licenciado en Filología Románica por la Universidad Complutense de Madrid. En 1976 publicó su primer ensayo histórico, Los santos imposibles. Otras obras fueron Guía de la España mágicaLa rebelión del GrialNuestra Señora de LuciferLa meta secreta de los templariosLa mística solar de los templariosLos lugares templarios españolesMonjes y monasterios españoles en la Edad MediaLa ruta sagradaCaminos de SefaradAntología de leyendas (4 vols.), La cara oculta de Felipe IILos pecados de la Iglesia y Los peregrinos del Camino de Santiago entre otros). También trabajó, tempranamente, en cine y TV.

  • Fecha de publicación 19/09/2002
  • Páginas 416
  • ISBN 9788497340731
  • Formato16x24 Rústica


1 comentario

“la larga marcha”, de stephen king (como richard bachman): ¿se puede hacer más con menos?


“Cuanto más tiempo llevas sin hablar, más dificil se hace romper el silencio” S.K.

Stephen King es un autor extraordinario que conjuga a la perfección su exhuberante imaginación con una gran capacidad creativa, lo que da lugar a una rebosante producción con una calidad literaria fuera de lo común.

Con el paso del tiempo, su obra inicial va adquiriendo un peso cada vez mayor en la consideración de la crítica “seria”, pese a ser un autor encasillado en el subgénero del terror o del terror fantástico. Sus últimas obras, sin embargo, aunque van decayendo en calidad, bajo mi criterio personal, mantienen nivel aceptable respecto del resto de su producción, explorando, incluso, nuevos géneros hasta ahora no abordados por este autor, como por ejemplo su reciente serie de novela de suspense, la trilogía “Mr. Mercedes”.

Pocos autores pueden alardear de haber conseguido el éxito comercial tanto bajo su propio nombre como también bajo pseudónimo; y pocos lo han conseguido simultanear, como cuando Stephen King se aventuró a publicar bajo el nombre de Richard Bachman, quizás en un intento de no acaparar el mercado, dada la prolijidad de entonces. Sorprendentemente, o quizás no tanto, la obra publicada bajo Richard Bachman se convirtió en un problema para el autor cuando su éxito comercial le obligaba a darse a conocer, no pudiendo hacerlo sin desvelar la simulación. Finalmente, un sagaz fan amenazó con descubrirlo y el autor tuvo que “”matar a su pseudónimo. Aún así, también consiguió Stephen King llegar a publicar después de muerto.

La novela que nos ocupa, dentro de la bibliografía escrita bajo la marca Richard Bachman, reune las características de ese pequeño grupo de novelas de King:

En cuanto a la temática, se aleja del género de terror y se adentra en la novela distópica, no especialmente ubicada temporalmente en el futuro sino en una realidad paralela, alternativa.

El tratamiento de los personajes es, como siempre, un certero retrato psicológico bien definido por medio de unos diálogos creibles y bien estructurdos así como pequeñas pinceladas descriptivas que, capa a capa, van construyendo al personaje.

La trama es casi vanal; un recorrido, nunca mejor dicho, lineal con un final más o menos previsible pero cuya importancia no radica tanto en el “qué” como en el “cómo”.

La temática de fondo, es más dura y crítica que las de sus novelas de terror. Existe un trasfondo “politico”, una alegoria sobre un régimen dictatorial, represor, manipulador y típicamente adicto a los golpes de imagen, a las campañas mediáticas y, en general, a la alienación circense, al modo del antiguo imperio romano.

Esta novela es muy recomendable. Se lee facilmente. Sorprende, sobre todo, cómo es capaz el autor de construir una historia que engancha desde el principio y mantener el interés hasta el final con tan pocos elementos. Por algo se le reconoce a Stephen King su genialidad. A pesar de que mi poca falta de criterio respecto a Stephen King (debo reconocer que soy un admirador acrítico y totalmente parcial, ya rendido de antemano a su prosa), recomiendo la lectura de esta novela encarecidamente.

Un saludo

BIOGRAFIA: Bajo este pseudónimo de Richard Bachman, el escritor nacido en Portland, EEUU en 1947, Stephen King cosechó un notable éxito con novelas como  1977- Rabia (Rage), 197- La larga marcha (The Long Walk), 1981- Carretera maldita (Roadwork), 1982- El fugitivo (The Running Man), 1984- Maleficio (Thinner), 1996- Posesión (The Regulators), 2007- Blaze (Blaze).  

RESEÑA EDITORIAL: Una inquietante novela futurista donde la realidad supera a la fantasía más terrorífica. El escenario: una sociedad ultraconservadora que ha llevado al paroxismo sus rasgos más perversos, dominada por un estado policial. El acontecimiento: la más extraordinaria competición deportiva, una agotadora marcha a pie donde un resbalón puede ser el último. Los competidores: cien adolescentes elegidos por sorteo y decididos a pasar sobre los cadáveres de sus compañeros para llegar a la meta. El premio: fama y fortuna para el ganador, es decir, para el único superviviente… Solo uno será el triunfador. Los 99 restantes morirá

la larga marcha-stephen king-9788497930017

  • Traductor: HERNAN SABATE VARGAS
  • Sello: DEBOLSILLO
  • Fecha publicación: 05/2013
  • Páginas: 352
  • ISBN: 9788490326213


1 comentario

“It”, de Stephen King: los monstruos de la infancia también crecen con nosotros.


“Pero en realidad es la fe la que alimenta a los monstruos, ¿no? Me veo llevado irresistiblemente a esta conclusión: el alimento puede ser vida, pero la fuente de poder es la fe, no la comida. ¿Y quién más capaz de un acto de fe más absoluta que un niño?” S.K.

Poco se pude decir de Stephen King que no se haya dicho ya, sobre su vida, su infancia y su obra, incluso por él mismo, en su autobiografía “Mientras escribo ”, igualmente recomendable para adentrarse en su peculiar mundo literaria.

Aprovechando la novedad de la reciente adaptación cinematográfica de la novela “It”, me decidí a releer esa extraordinaria novela; quizás la mejor de toda su producción, con permiso de obras maestras como “El resplandor”, “Apocalipsis” o la monumental serie de “La torre oscura”

Cuando hablamos de King evocamos, sobre todo, a otros grandes genios del terror sobrenatural, como H.P. Lovecraft o Poe. Y definitivamente, lo encumbramos a las más altas cimas de la literatura contemporanea coincidiendo, hoy en día, en mi opinión, tanto la crítica literaria con la más fervorosa afición. Si bién no siempre fue tan bien considerado a nivel de crítica literaria, su extensa y prolífica obra ha ido consolidando un estilo que ha acabado por vencer las reticencias de la gente “experta y entendida”, ratificando el juicio y reconocimiento de un público que siempre le fue fiel y devoto.

Ciertamente, leyendo esta gran novela, no me cabe ninguna duda sobre la certeza de dichas afirmaciones.

A lo largo de más de 1200 páginas, el autor norteamericano evoca toda una época: su infancia durante los años 50 y 60. Y sabe recrear magníficamente la psicología infantil, los lazos que se forjan en esos años, los miedos infantiles, las ilusiones, los juegos, las certezas aún inmaduras y todo ese mundo que alguna vez vivimos y que ya pasó. Y lo hace extraordinariamente; Stephen King rescata del olvido el mundo de la infancia que yacía enterrado en el tiempo y sofocado por “las verdades” de la edad adulta.

La novela es un viaje iniciático, un afloramiento a la madured de sus protagonistas, y a la vez un retorno, un círculo que se cierra, una vuelta a la infancia perdida desde una edad adulta, carente de los valores esenciales de la vida que todo niño conoce. Conceptos puros, inmaculados, sin matices, íntegros que con el tiempo vamos cuestionado, adaptando, contemporizando y orillando en el río de las urgencias y necesidades cotidianas: la risa sincera, pura y límpia que da paso a una mueca irónica y a un humor más sofisticado pero no menos fatuo e insustancial.

Suele ser muy facil especular y argumentar a posteriori sobre las intenciones del autor y el significado de su obra. De hecho, lo hacemos continuamente. Volcamos en una obra literaria nuestras propias obsesiones, atribuimos significados que solo surgen de nuestra interpretación y construimos un entramado de vanalidades de nuestra propia cosecha, muchas veces para lustrar y enlucir nuestra limitada visión del mundo.

Por ello, me resulta muy facil, y divertido, analizar y razonar el significado oculto de esta obra literaria.

Stephen King ha querido expresar el cambio dramático que sufrimos en el paso de la niñez hacia la vida adulta. El daño que sufre nuestra concepción infantil del mundo, plagada de fantasías, cuando se estrella con la realidad adulta, ciega frente a toda creatividad infantil. El salto necesario que todo adulto tuvo que dar para vivir una vida feliz y plena y, en su caso, la necesaria vuelta a la infancia para cerrar la heridas mal cicatrizadas (acoso escolar, maltrato, discriminacion, pobreza, abusos, ignorancia) y poder alcanzar la paz con uno mismo.

Los personajes principales, tanto los protagonistas, como los antagonistas, padecieron una infancia triste y atormentada, por distintos motivos. Sus propias circunstancias personales les llevaron a juntarse y a actuar frente a “Eso”, que forjó el vínculo entre sus vidas. Tanto el grupo de Los perdedores como el grupo de Henry Bowers, no tuvo realmente elección al actuar como lo hicieron. Y todos ellos fueron empujados por el ambiente maligno en el que estaban inmersos: “Eso”, como metáfora de todos nuestros terrores infantiles, nuestras debilidades, nuestros miedos más recónditos. Un mal que adopta cualquier forma adaptándose a la persona individual.

El tema de la novela es cautivador, inteligente e interesante. El desarrollo de la misma es muy adictivo, a pesar de su enorme tamaño, logrando que el lector desee que no acabe nunca. La técnica narrativa también es magnífica. Stephen King emplea con una maestría casi visual el “flashback”, las constantes digresiones desde el pasado, momento actual de la novela durante el que transcurre la trama principal, hacia el presente, que es el futuro en el tiempo de la novela, pero narrado también en primera persona y presente, dejando que la trama vaya discurriendo como un pequeño hilo de agua que, finalmente, aumentando de caudal, desemboca en la gran catarata final.

También destaca en la novela la profundidad y maestría en el tratamiento de los distintos caractéres psicológicos de los personajes. Todos ellos distintos, perfectamente diferenciados, coherentes, plagados de matices y muy bien trabajados.

El tratamiento de los personajes me recuerda mucho a los de las películas “The goonies” y “Stand by me”´, coetaneas con esta novela: un grupo de niños implicados en una aventura común, en la que afloran sus miedos, sus flaquezas y debilidades y también la fortaleza de sus personalidades, pero de la que salen reforzados, crecidos, maduros.

En resumen, “It” es una obra maestra que aporta muchas cosas al lector. Una novela que recomiendo leer y releer. Un saludo.

ENLACES DE INTERES: Como hay gente mucho mejor fan de Stephen King que yo y mucho más trabajadora, no puedo dejar de recomendar la página Stephen King Wiki, donde se puede encontrar muchas referencias a la obra del autor. Tampoco puedo dejar pasar por alto la reseña que en dicha página se hace de esta obra, mucho más completa y trabajada que la mía (todo hay que decirlo) y en especial la parte final dedicada a las “curiosidades” sobre “It”, que son muchas y muy interesantes.

BIOGRAFIA: Escritor estadounidense (Portland, EEUU, 1947). Prototipo del escritor de literatura de terror. Superventas. Uno de los escritores cuyas obras han sido las más adaptada al cine: Los chicos del maíz (1978);  El misterio de Salem’s Lot (1975); La zona muerta(1979), Christine (1983), Ojos de Fuego(1980), Cujo (1981) y Pet Sematary (1981), El ciclo del hombre lobo (1984), La mitad oscura (1989), Misery (1989), Needful Things (Cosas indispensables, 1991), Eclipse total (Dolores Clairborne, 1992) y La milla verde (1996),  El Resplandor (1977) fue llevada a la gran pantalla por Stanley Kubrick en 1980,  La danza de la muerte (1978), Eso (It, 1986), Los Tommyknockers (1987) y La tormenta del siglo (1999). Su prolijidad (sí, existe esa palabra, lo he consultado en la RAE) le llevó incluso a publicar bajo pseudónimo de Richard Bachman, ascendiendo rápidamente, en igual medida, a las listas de superventas: Rabia (1977), La larga marcha (1979), Roadwork (1981) y El corredor (1982), que también fue llevada al cine posteriormente. Recientemente, pese a haber anunciado en el año 2000 su intención de abandonar la literatura, ha abordado la temática de la novela de suspense con Mr Mercedes (2014) con notable exito y acogida por parte del público. Por otro lado, en 2013 publicó la segunda parte de su novela más señera, El Resplandor, titulandola, Dr. Sueño (2013).

SINOPSIS EDITORIAL: ¿Quién o qué mutila y mata a los niños de un pequeño pueblo norteamericano? ¿Por qué llega cíclicamente el horror a Derry en forma de un payaso siniestro que va sembrando la destrucción a su paso? Esto es lo que se proponen averiguar los protagonistas de esta novela.

Tras veintisiete años de tranquilidad y lejanía una antigua promesa infantil les hace volver al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez. Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre.

Foto It (Eso)

  • Editorial: DEBOLSILLO
  • ISBN/ASIN: 9788497593793
  • Traductor: EDITH MARTA ZILLI NUNZIATI


1 comentario

“el círculo”, de dave eggers: cariño, cuando al “yo” y al “nosotros” les separa solo un “like” de distancia, vamos directos a la extinción.


“No tardarían en encontrarse de nuevo, en un mundo donde todos pudieran conocer a los demás de forma verdadera y completa, sin secretos, sin verguenza y sin que hiciera falta pedir permiso para ver, sin que nadie acaparara su vida de forma egoista, ni un solo recodo, ni un solo momento de ella.” D.E.

Parece que aún no hemos superado el debate surgido a primeros del siglo XIX entre ludistas y maquinistas respecto de la introducción en la industria de las máquinas, entonces, y los robots, hoy en día.

Como tampoco parece que hayamos cerrado, ni mucho menos, la discusión sobre los efectos de la Era Digital en nuestras conductas y comportamientos. Sobre todo, respecto de la masiva inmersión de nuestra sociedad en el fenómeno de las redes sociales.

Hoy, como ayer, los fundamentos sociales, éticos y legales, se ven alterados por la aparición de innovaciones tecnológicas cuya inmediata ventaja económica o sus innegables utilidades para nuestro bienestar, nos ocultan sus efectos a largo plazo en nuestras costumbres, conductas y actitudes. Paulatinamente, esos cambios en el modo de comunicarse y relacionarse conducen a un cambio de mentalidad. En suma, a un cambio en nuestra sociedad.

Al igual que la aparición del automovil alteró la configuración de nuestras ciudades, los antiguos modelos económicos y la manera de comunicarse y relacionarse entre las personas; los avances tecnológicos digitales; la apararición de internet; el acceso mayoritario a la telefonía digital, indudablemente nos ha cambiado.

Para bién, ha acercado a las personas, ha posibilitado de una manera insospechada en tiempos de Gutenberg el acceso a la información científica y cultural y la colaboración a nivel global en la busqueda y compartición de conocimiento.

Para mal, en cuanto a la precipitación y falta de discriminación en su uso, o abuso, en menores de edad, o incluso adultos, no precavidos ni educados correctamente en su utilización.

El libro objeto de la presente reseña tiene como tema de fondo el efecto de las nuevas redes sociales en las relaciones humanas y la tensión entre el derecho de privacidad y el derecho a la información en una sociedad permanentemente conectada.

¿Alguna vez te has parado a pensar sobre qué necesidad o utilidad pueda tener, para tí, que una aplicación de tu teléfono movil inteligente, por ejemplo la linterna, te requiera permisos de utilización para acceso a tus mensajes, a tus contactos, a tus operaciones financieras por movil, a tu ubicación, al registro de llamadas, etc?

Con la excusa de la gratuidad y, además, contando con la ignorancia y comodidad del usuario, se apropian de información muy sensible de la persona que, es de suponer, será empleada luego, previa su mercantilización al mejor postor, para confeccionar patrones de conducta con los que seguir manipulandonos y reconducirnos como dóciles corderitos.

En la novela, bajo el lema de “la privacidad es un robo” o, “los secretos son mentiras”, la protagonista, que no deja de ser una víctima de ocultos intereses superiores, va siendo encaminada hacia un compromiso de total transparencia en su vida privada mediante la implantanción de una cámara siempre operativa que va enviando a la nube todos y cada uno de los minutos de su existencia, en tiempo real.

Obviamente, el ser humano es un ser social, pero nuestra esencia sociable no puede llevarse hasta el extremos de extinguir nuestra propia intimidad, pues en este caso, se extingue con ella el individuo. Lo colectivo, lo público, se nutre de individuos, de aportaciones individuales que cada uno va sumando a un proyecto mucho mayor. Pero los intereses del grupo no pueden construirse sobre la base de la pérdida de la esencia individual.

A nivel formal, la novela es correcta. Narrada en tercera persona, desde la perspectiva del personaje principal, cuenta con un equilibrio entre lo descriptivo y los diálogos, entre la acción y las reflexiones que va desgranando la protagonista. El tratamiento de los demás personajes, sin ser sobresaliente, también es correcto. Cada uno, aunque limitadamente, tiene sus matices y son perfectamente reconocibles. Se puede apreciar la evolucion personal de la protagonista y la influencia que ejercen sobre ella de los otros personajes principales. Quizás, supeditada la forma al contenido, el resto de personajes secundarios deberían tener un poco más de recorrido, no ofreciendo unos tipos tan esquemáticos. Pero en general, es correcta.

Como anecdota, debo decir que esta novela, también, cuenta con una adaptación cinematografica (interpretada por Tom Hanks, que por cierto también interviene en la adaptación cinematográfica de otra novela de Eggers, “el holograma del rey”). En este caso, la película no ha tomado de la novela el debate tan importante y serio, a nivel sociológico o filosófico, que implica esta lucha maniquea entre el individuo y la sociedad. Se limita a recoger esquemáticamente los fundamentos y refleiones de la novela; a utilizar la literalidad de dos o tres esloganes y construir con ellos un argumento muy superficial, sobre la base de unas interpretaciones sin alma, apresuradas, sin convencimiento. En todo caso, no es mi tema.

La novela es muy recomendable, no tanto por sus cualidades literarias o estilísticas, de la que puedo extraer reproche u objeción algunos, como por la extraordinaria importancia del tema tratado por su capacidad para suscitar un debate y reflexión muy actuales. Una estupenda novela. Muy recomendable.

BIOGRAFIA DAVE EGGERS: Escritor norteamericano nacido en 1970 en Boston. Estudió Periodismo. Creó la revista satírica  Might, en la que también colaboraba. Más tarde, fundó una editorial en la que se editaban varias revistas. Desde el año 2004, es profesor de la Graduate School of journalism de la Universidad de California en Berkeley. Ha recibido premios como el Heinz, el Prix Médicis o el Los Ángeles Times Book Prize, entre otros.
Sus novelas más destacables son Qué es el qué, Los monstruos, Un holograma para el rey  y El círculo.

SINOPSIS: El día que Mae Holland es contratada para trabajar en el Círculo, la empresa de internet más influyente del mundo, sabe que se le ha concedido la oportunidad de su vida. A través de un innovador sistema operativo, el Círculo unifica direcciones de email, perfiles de redes sociales, operaciones bancarias y contraseñas de usuarios dando lugar a una única identidad virtual y veraz, en pos de una nueva era de civilidad y transparencia. Mae está entusiasmada con la modernidad y la actividad de la compañía, las espaciosas oficinas de diseño, las cafeterías acristaladas y las acogedoras instalaciones del campus. Cada día se celebran fiestas, conciertos al aire libre y actividades deportivas. Hay clubs de todo tipo, e incluso puede visitarse un exclusivo acuario de peces exóticos de la fosa de las Marianas. Mae se siente afortunada de formar parte del centro del mundo, a pesar de que se aleje cada vez más de su vida fuera del campus y de que su rol dentro del Círculo acabe siendo del dominio público.

Apaguen sus móviles

  • Editorial: LITERATURA RANDOM HOUSE
  • Traductor: JAVIER CALVO PERALES
  • Fecha publicación: 10/2014
  • Páginas: 448
  • ISBN: 9788439729570


Deja un comentario

“vida de los doce césares”, de cayo suetonio tranquilo: crónicas y chascarrillos del imperio; cuando la prensa rosa se escribía en piedra.


“Que Augusto mantuviera relaciones adulteras, ni siquiera sus amigos lo niegan, aunque lo justifican afirmando que las mantuvo movido, no por la lujuria, sino por la astucia, a fin de averiguar más facilmente, a traves de sus esposa, los planes de sus enemigos” C.S.T

Pocas obras de autores clásicos griegos o latinos reunen en si mismas las virtudes de la erudición y la amenidad como la “Vida de los doce Césares” de Suetonio. Quizás, salvo la magnífica obra de Ovidio, “Las metamorfosis”; algunas de las biografias de Plutarco; o la formidable “Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres”, de Diogenes Laercio, con la que comparte, si no estilo, al menos sí un contenido anecdótico y ligero cargado de intención lúdica y valor histórico incalculable.

Esta obra reune la biografía de los doce Césares de Roma. El primero, del que proviene el nombre y el que llegó a sentar las bases del Imperio, aunque nunca llegó a ser emperador, el divino Julio Cesar, y los sucesivos once emperadores que le siguieron: su sobrino Augusto, Tiberio, Caligula, Claudio, Neron, Galba, Vitelio, Oton, Vespasiano, Tito y Domiciano.

No pretendiendo ser más que una relación de la vida y hechos de los personajes biografiados, con una misma estructura esquemática que va desde los origenes familiares, juventud, hechos releantes de su vida pública y muerte y herederos, su estilo ameno y sencillo y la profusión de anecdotas de la vida intima y personal de los protagonistas hace de esta obra un relato fácil de leer, divertido y muy interesante desde el punto de vista histórico.

Alejada de las eruditas y, a veces, plúmbeas obras biográficas, la relacion de anecdotas y curiosidades no permiten acercarnos de una manera directa y divertida a las costumbres y a la vida real de los personajes estudiados, sin perder el interés en el relato histórico.

Una obra muy recomendable y muy interesante en tanto que nos permite acceder a una obra clásica, generalmente resesrvadas a estudiosos o personas con un interés más elevado, académico o profesional, siendo unos meros profanos en el mundo greco latino y simple aficionados que quieren aprender un poco más sbre tan apasionante periodo histórico.

Además, la edición de Alfonso Cuatrecasas tiene un pequeño estudio previo de unas cincuenta páginas, sobre la obra y el periodo que relata, con cuadro cronológico y bibliografía, que ayuda mucho a aquel que quiera profundizar un poco más.

Finalmente, un consejo: no dejeis de acompañar vuestra lectura con un paseo por el Foro romano y el Palatino, paseando “in situ” por los lugares y ambientes que recoge el el libro. Una autentica delicia, aunque no esté al alcance de todos.

Un saludo

 

CAYO SUETONIO TRANQUILO: Escritor y biógrafo romano, nacido en Hipona (actual Argelia) el año 70 d.c. y fallecido el año 126 d.c. Fue coetaneo de los emperadores Trajano, del que fue tribuno y también encargado de lal bibliotecas y archivos públicos, y del emperador Adriano, del que fue amigo y secretario personal, hasta que cayó en desgracia. Fue amigo igualmente del historiador Plinio el Joven, por quien sabemos la mayoría de sus datos biograficos. Ejerció como profesor y abogado. Sus obras más importantes, las únicas que se han conservado hasta nuestros días, son “De vitam duodecim Cesarum” y “De viri ilustribus”. Fue un autor de mucha influencia en la Edad Media.

SINOPSIS EDITORIAL: A lo largo de sus trece siglos de historia, Roma vivió tres momentos cruciales que marcaron de modo irreversible su evolución política y humana y, a través de ella, la de una gran parte de la actual Europa: la creación de la República tras la expulsión de los reyes etruscos (509 a. C.); la transformación de la República en Imperio (27 a. C.), y, por último, la división definitiva del Imperio en dos partes, Oriental y Occidental, llevada a cabo por Teodosio, con la imposición del cristianismo como religión del Imperio (395 d. C.).
La obra principal de Cayo Suetonio Tranquilo, Vida de los doce césares, nos traslada como espectadores de excepción a uno de esos hitos -el de la paulatina sustitución de la República por el Imperio-, introduciéndonos en la vida de los doce primeros hombres que pergeñaron, concretaron y consolidaron esa nueva estructura política del Estado romano, algunos de los cuales se hicieron tristemente célebres debido a su crueldad, desmanes y abusos de toda índole, si bien todos ellos forman la galería de personajes más conocidos y populares de la antigua Roma.

la vida de los doce cesares-9788467034622

  • Editorial: Espasa Calpe S.A.
  • Colección: Austral-Ciencias y Humanidades
  • Traducción y edición: Alfonso Cuatrecasas
  • ISBN: 978-84-670-2701-3
  • Páginas: 476 


1 comentario

“el cuento de la criada”, de margaret atwood: nadie nos condujo hasta aquí, nosotros mismos hemos permitido esto que ahora, al despertar, llamamos pesadilla.


“Pensamos que podíamos hace que todo fuera mejor. ¿Mejor?, repito en voz baja. ¿Cómo puede creer que esto es mejor? Mejor no significa nunca mejor para todos, comenta. Para algunos siempre es peor” M.A.

A mediados de los años 80 del siglo pasado, la escritora canadiense Margaret Atwood escribió un relato aterrador sobre nuestro inmediato futuro. En aquella época de incertidumbre y de cambio, que culminaría con el enorme acontecimiento de la caída del bloque soviético y la finalización “oficial” de la Guerra Fría, aparece esta novela relatando la transición de una sociedad americana democrática y abierta hacia un régimen pseudoreligioso, totalitario y fundamentalista que, con excusa del sempiterno enemigo exterior, instaura una sistema de represión de las libertades fundamentales cuyas víctimas son, esencial y principalmente, las mujeres (aunque discriminadas en función de su rango o categoría social).

H.P. Lovecraft dijo una vez, en su ensayo sobre el horror en la literatura, que el más intenso miedo de la humanidad es el miedo a lo desconocido. En mi opinión, la humanidad, tal como ahora la conocemos las personas producto cultural del extinto siglo XX, ha venido a matizar ese miedo a lo desconocido tornándolo, de un modo sutil, hacia un miedo a la incertidumbre.

Frente al optimismo y la felicidad propios de tiempos de bonanza y vacas gordas, en época de crisis y de cambio la sopecha suplanta todas las certezas y la falta de confianza trae consigo un miedo aterrador y paralizante a un incierto futuro.

La literatura distópica sirve como advertencia de las sombras de una realidad insatisfactoria y como conjuro del peligro probable que se cierne sobre el mundo y amenaza con mostrarse cierto y real.

Claramente encuadrado dentro de éste subgénero, la presente esta novela sirve como denuncia, en igual medida que como prevención, de los riesgos que puede correr toda sociedad de convertirse paulatinamente en una dictadura, con el apoyo involuntario de una ciudadania pasiva que va cediendo parcelas de libertad, dejandose arrebatar sin apenas percibirlo, derechos y libertades esenciales. Creo que fue Benjamin Franklin quien dijo que aquel que renuncia a su libertad por su seguridad no merece ninguna de ambas.

Evitando aventurar elementos de la trama, puedo decir que es muy interesante y significativo que el elmento debil de la sociedad que describe, las mujeres (aunque no todas), son relegadas a unas funciones básicas, ciertamente degradantes cuando no son voluntarias, como son la de procreación o la tareas del hogar; son clasificadas en función de sus “aptitudes”, son marcadas con un uniforme diferenciador; y su vida social o relacional es eliminada y permanentemente sujeta a la sospecha y el miedo a la delación.

La novela esta narrada en primera persona, a modo de un largo monologo narrativo, Al final de la novela nos enteramos que, en realidad, el relato en sí es una transcripción de unas cintas de audio. Por eso el estilo es directo, sencillo, a modo de confesión o reflexión personal, con dialogos transcritos por la propia narradora, en los que a menudo inserta glosas o comentarios con referencias retrospectias que nos trasladan a un tiempo anterior que siempre va comparando con el momento actual de la narración. Estas digresiones y saltos en el tiempo hacia un pasado relativamente cercano, donde las cosas eran muy distintas del presente de la protagonista, estan intercaladas de un modo sutil e inteligente que ayuda al lector a entender el porqué de esa situación y le alienta a seguir leyendo para ir encontrando las claves de esa sociedad extrañamente parecida a la nuestra.

El personaje consigue convencer al lector de la autenticidad y credibilidad de su historia, pues la justificación de la misma es coherente y lógica a tenor del devenir de los acontecimientos que va contando.

A mi juicio, la autora adopta esteretipos en la definición y desarrollo de los caracteres principales. Quizás intencionadamente, permite percibir a los distintos personajes algo rígidos, encasillados en un papel previamente asignado, con escasos matices en su definición y evolución. Ciertamente muy adecuado al tipo de sociedad rígida y controladora que denuncia en la novela.

Esta obra ha sido recientemente adaptada para el formato televisivo y se está emitiendo en estos momentos una serie de televisión que no he querido ver para no distorsionar mi reseña.

Como colofón, recomiendo esta novela, tanto por su enfoque innovador en cuanto a la concreta temática, la represión y cosificación de la mujer, tan actual en estos momentos, como por la aterradora posibilidad de que nuestra evolución como sociedad se dirija hacia ese horizonte de limitación de libertades y sumisión voluntaria de los ciudadanos en aras de un bien superior. Tal y como ya ocurrió una vez con el ascenso del nazismo y el comunismo, que contaron ambos con una amplio apoyo popular y acabaron, mal, muy mal, como todo el mundo sabe.

Un saludo.

MARGARET ATWOOD: (Ottawa, 1939) Escritora canadiense con una variada y prolífica obra: Ojo de gatoAlias Grace y Oryx y Crake, finalistas del premio Booker; El asesino ciego, premio Booker. Ha recibido también el Governor General’s Award, el Premio Montale, el Premio Príncipe de Asturias de la Letras, el Premio Crystal, el Premio Nelly Sachs, el Premio Giller y el National Arts Club Literary Award. Su novela El cuento de la criada se ha adaptado a la televisión como serie de TV.

SINOPSIS EDITORIAL: En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo.

El cuento de la criada

  • Título original: Tha Handmaid’s Tale
  • ISBN: 978-84-9838-801-5
  • Número de páginas: 416
  • Tipo de edición: Rústica con solapas
  • Editorial: Salamandra
  • Traducción: Elsa Mateo Blanco


1 comentario

“la séptima función del lenguaje”, de laurent binet: el humor nunca estuvo reñido con la inteligencia, sólamente se dieron un tiempo.


La teoría de los <speech act> que establece que el habla es tambien un acto, es decir, que quien hbla actua al mismo tiempo que habla, implica un presupuesto que Derrida rebate: la intencionalidad. A saber: que las intenciones del hablante preexisten en el discurso y estan perfectamente clara para el loc utor como para el destinatario (admitiendo que el destinatario esté claramente identificado)” L.B.

Mal empieza la reseña de esta novela si me urge precisar que cualquier comentario sobre la misma debe repasar, necesariamente, un extenso glosario de términos filosóficos, lingüísticos y antropológicos tales como estructuralismo, posestructuralismo, semiología, semiótica y lenguaje.

Peor lo puedo llegar a poner si, además, me arrancara con un breve excurso (o no tan breve) sobre los personajes históricos que se pasean por la trama de la novela, con mayor o menor protagonismo, relacionados con el esplendor francés de mayo del año 1968 (ese Mayo del 68) y las tensiones (intelectuales) surgidas a raíz de la revuelta posestructuralista instigada por las revisiones de Derrida, Foucault, Deleuze; otros intelectuales y filósofos del panteón francés, Bernard Henry Levy, Lacan, Althouser; o con semiologos como Umberto Eco; lingüistas como Pierce, Jakobson, Austin o Searle; filosofos como Todorov, Kristeva; y políticos (que también salen), como De Gaulle, Giscard, Miterrand, Fabius, y un largo etcétera.

Afortunadamente para ambos (para tí, como lector, y para mí, como sufriente reseñador) mi absoluta ignorancia sobre el tema de la semiología, nos va a aliviar de la carga de adentrarnos en un tema tan árido y centrarnos exclusivamente en la calidad literaria de esta obra, sin mayores implicaciones ni referencias.

Sobre la base de una anécdota histórica, se construye una novela inteligente, ingeniosa y terriblemente divertida, en la que la realidad se fusiona con la ficción: la muerte por accidente del semiologo Roland Barthes, en circunstancias extrañas (elemento real de su biografía), enmascara una conspiración a escala global para acceder al secreto de la función performativa del lenguaje que permitiría a la casta política cercana a Miterrand perpetuarse en el poder utilizando una arma tan poderosa como el lenguaje.

El título de la novela hace referencia a la enumeración de las seis funciones del lenguaje realizada por Roman Jacobson (función representativa, expresiva, apelativa, metalingüística, estética y relacional), las cuales fueron ampliadas por el autor americano J L Austin con una función “performativa”, que consiste en la capacidad del lenguaje de convertirse en acciones y transformar la realidad, mediante algunas expresiones como, por ejemplo, “queda inagurado este pantano” u “os declaro marido y mujer”.

La busqueda de la clave de esta séptima función del lenguaje, que se sospecha portaba consigo Roland Barthes en el momento de su muerte, es la que llevan a cabo los dos protagonistas de la novela: un arisco inspector de polícía y un joven profesor de semiótica que, al modo de Sherlock Holmes y Watson, van intentando desentrañar una conspiración internacional en la que se mezcla un extraño círculo de polemistas, el servicio secreto búlgaro, un grupo de japoneses y una inumerable cohorte de intelectuales, faranduleros y políticos.

El estilo de la novela es ágil y desenfadado, con una enorme carga paródica y esperpéntica que hace recordar, sin pretender equipararlas, a la novela de J.Kennedy Toole, “La conjura de los necios”.

Las constantes alusiones a la semiótica, dado el hilo conductor de la trama, no se hacen pesadas en absoluto ni ahuyentarían a un potencial lector ajeno al asunto . Más bien, como es mi caso, pueden despertar la curiosidad intelectual y favorecer el que se indague un poco más en la cuestión, sobre todo intentando espurgar cuánto de ficción y cuánto de realidad hay en la obra. Si hacemos caso del autor, muchas de los parlamentos y diálogos de los personajes históricos son citas de sus propias obras, artículos y entrevistas. 

Poco más puedo decir sobre esta novela. Ciertamente, mi análisis se ha quedado corto, muy corto. Pero no así mi entusiasmo a la hora de recomendarla. Ya sentiría que mi incapacidad para desentrañar toda su belleza, ingenio y valor, fuera causa para desincentivar y desmotivar a otros sobre su lectura.

Un saludo

RESEÑA EDITORIAL: El 25 de marzo de 1980, Roland Barthes muere atropellado. Los servicios secretos franceses sospechan que ha sido asesinado y el inspector de policía Bayard, un hombre conservador y de derechas, es el encargado de la investigación. Junto con el joven Simon Herzog, profesor ayudante en la universidad y progresista de izquierdas, inicia una pesquisa que os llevará a interrogar a figuras como Foucalt, Lacan o Lévy… y a descubrir que el caso tiene una extraña dimensión mundial.

BIOGRAFÍA: Escritor francés, nacido el 19 de julio de 1972 en París. Es autor de la novela HHhH, premio Goncourt a la primera novela. Lo escueto de su biografía no hace justicia a la largueza de su talento como escritor. Esperaremos su tercera novela con ánsia y con cierta expectación. 

  • Traducción: de Adolfo García Ortega.
  • Editorial: Seix Barral.
  • 448 páginas.
  • ISBN: 9788432229619


1 comentario

“dia cero”, de david baldacci: ¿cuándo el bestseller suplantó al mito?


“Pero cuando en la calle hacía calor, había que b eber cosas calientes. Así el cuerpo se refrigeraba por si solo. Cuando hacía frío, había que proceder al contrario. Era un sencillo hecho científico. Pero, francamente, con independencia de la temperatura, a Puller le gustaba su cafe. Era cosa del Ejercito. Puller sabía cuál era el motivo exacto:el café proporcionaba unos pocos momentos de normalidad en un mundo que por lo demás era anormal, y en el que los hombres intentaban matarse entre sí.” D.B. 

Llamas a la puerta y no hay nadie. Cuando entras, todo esta oscuro y vacío. Estas solo y tienes miedo. Definitivamente, no quieres pensar en las raices mitológicas del héroe modenor, ni del cambio de paradigma, ni la pérdida de influencia del arquetipo platónico o escolástico en el inconsciente colectivo de la sociedad posmoderna. Posiblemente quieras una luz y una silla donde sentarte a esperar aquello a lo que viniste. Pues eso. Las novelas de Baldacci satisfacen tus necesidades, responden a tus gustos y cumplen su función a la perfección: entrrtener, divertir, distraer, acompañarnos mientras dejamos pasar el tiempo.

Nos quejamos mucho sobre que la gente no compra libros. O que si los compra, no los lee, O que si los lee, no los entiende. O que si los entiende, no les gustan. Bien. David Baldacci ha venido a solucionar todos nuestros problemas en tal sentido. Me atrevo a afirmar categóricamente que la novela objeto de esta reseña es asequible, susceptible de leerse, adictiva en su lectura, fácilmente comprensible y no mala del todo. Muy rápido he despachado esta reseña, me parece.

Lo cierto es que esta novela, lo mismo que tiene de todo un poco, le falta igualmente un poco de todo. Pero si la intención del lector es consumir, devorar y deglutir páginas de intriga, acción rápida y violenta y unas pequeñas dosis descriptivas de los entresijos de la burocracia militar norteamericana, esta es tu novela.

Su estilo facilita la lectura. Frases cortas, directas. Bastantes diálogos, bien estructurados. Y un narrador omnisciente, que relata en tercera hechos y reflexiones personales del protagonista.

También el personaje, John Puller, se deja querer. Un trasunto del protagonista de las novelas de Lee Child, Jack Reacher, con el que comparte fisonomía, profesión, habilidades y carisma. Solitario, atractivo, empatico pero distante. Nunca le vas a ver caer en la untuosidad del trato. 

No dejo de advertir (cosas mías, supongo) una tendencia en el thriller contemporáneo encaminada hacia la configuración de personajes carismáticos, excepcionalmente capaces y resolutivos en muchas disciplinas. Como, por ejemplo Jason Bourne. Una vuelta, quizás, a la tipología de James Bond injertado en John Rambo, o viceversa. Puede que sea una etapa en mi vida lectora. En la que corrientes ocultas depositan ultimamente en mi atril este tipo de obras.

La trama, tienen también ingredientes para gustar. Se inicia con un incidente truculento que deriva hacia una conspiración de magnitud bíblica. En este punto, la credibilidad, muy maltratada, llega al nivel de coma profundo, con sus funciones vitales bajo mínimos. Sin embargo, esto no debería preocuparte si tus conocimiento en disciplinas como Geología y Física y Química no son los que te han llevado a elegir esta novela.

En cualquier caso, es una novela que se puede leer. Junto con la novela “Los olvidados”, forma parte del ciclo dedicado a John Puller, actualmente compuesto de estas dos novelas, totalmente independientes. Tuve ocasión de ojear esta última y, tras unas cuantas páginas decidí relegarla al montón de las novelas “de momento, no” (distinto del montón “no, de momento”). Lo cual no quiere decir que tu debas hacer lo mismo: las opiniones ajenas jalonan el camino hacia el error, que cada cual trace el suyo. Un saludo

BIOGRAFIA (Fuente, Wikipedia); David Baldacci, escritor norteamericano nacido en 1960, en Richmond, Virginia. Licenciado en Ciencias Políticas y en Derecho. Ejerció como abogado durante nueve años. Su formación ha influido notablemente en la temática y trama de sus novelas, encuadradas en el subgénero del thriller político y el thriller judicial. Es un autor superventas, con una obra muy extensa. Algunas de sus novelas han sido llevadas al cine con notable éxito, como “Poder Absoluto”, dirigida por Clint Eastwood. Camel Club: Camel Club (2005), Los coleccionistas (2006), Frío como el acero (2007), Justicia divina (2008), La esquina del infierno (2010). Sean King and Michelle Maxwell: Una fracción de segundo (2003), El juego de las horas (2004), Una muerte sospechosa (2007), Secretos familiares (2009), El sexto hombre (2011), En el último minuto (2013). Shaw and Katie James: Toda la verdad (2008). John Puller: Día cero (2011), Los olvidados. Otras: Poder absoluto: por orden del presidente (1996), Control total (1997), A cualquier precio (2000), Buena suerte (2001), El último hombre (2001), “Un verano” (2011), “Memoria total”

SINOPSIS EDITORIAL: John Puller es un combatiente veterano y el miembro más experto del Departamento de Investigación Criminal del ejército estadounidense. Su hermano, militar como él, cumple cadena perpetua por traición y Puller está empeñado en averiguar la verdad.A Puller se le asigna un caso en una zona rural y aislada de la región minera de Virginia Occidental. Una familia ha sido asesinada, y la inspectora de homicidios local se alía con Puller para emprender la investigación.No tardan en darse cuenta de que absolutamente nada ni nadie en esta pequeña localidad es lo que parece. Enfrentado a una posible conspiración, Puller se convertirá en un hombre que busca hacer justicia pero debe enfrentarse a una fuerza abrumadora.

 

dia cero-david baldacci-9788466655088

  • Nº de páginas: 512 págs.
  • Editorial: S.A. EDICIONES B
  • Traductor: Cristina Martín Sanz
  • ISBN: 9788466655088


Deja un comentario

“moros y cristianos. la gran aventura de la españa medieval”, de josé javier esparza: los polvos de antaño que componen el molde de la historia que somos.


“¿Una ciudad mora pidiendo auxilio a un rey cristiano contra el rey de los moros? Si, porque en esta España de moros y cristianos, y en este momento de nuestra historia, los campos no estan definidos de manera tajante. En la España mora sigue habiendo numerosísimos mozárabes, es decir, cristianos bajo poder musulmán, que porbablemente constituían todavía la mayoría de población de Al-Ándalus.” J.J.E.

¿No os ha pasado alguna vez, estar reunidos un grupo de amigos ante el televisor para comentar y debatir el último giro de acontecimientos en programas culturales como “Sálvame” y su magnífica versión premium, sólo apta para eruditos: “Sálvame de luxe”, o cualquier otro de similar altura intelectual como “Gra hermano” o “La isla” y, de repente, preguntaros angustiados, todos al unísono, si alguna vez pudiera haber una sóla obra, aunque sea escrita, que no fuera tan densa y espesa, tan restrictiva para la inmensa mayoría, una obra que aunara erudición y divulgación? ¿Y, desolados ante la falta de respuesta, sumiros en una profunda reflexión introspectiva y cuestionaros el sentido de la vida, del mundo y del universo, y buscar consuelo en la profunda y vasta y variada oferta cultural de cadenas televisivas como Tele 5, resignados ante el árido, complejo y elitista panorama del espectro televisivo actual? No, seguro que no. Y como inocentada, la verdad, tampoco ha sido una maravilla.

Pero, sin embargo, podeis estar de enhorabuena porque, esta vez en serio, existe un autor que se ha atrevido a llevar a cabo la tarea imaginada pero nunca resuelta. Con osadía extrema se ha adentrado en el mercado editorial, ofreciendo al público una serie de ensayos históricos, sobre la historia de España, pretendiendo conjugar, nada menos, la divulgación, el entretenimiento y el rigor. Y ha conseguido una difusión digna del mejor Dan Brown siendo además, que sus fuentes son las históricas, y su relato tiene una base científica, salvo lagunas que hay que rellenar con especulaciones fundadas, razonadas y bien argumentadas.

Esta obra, “Moros y cristianos”, estudia el periodo histórico que abarca desde el s. X hasta la batalla de las Navas de Tolosa en el año 1212. Es el segundo libro de una trilogía formada por el libro titulado “La Aventura del Reino de Asturias” dedicado al periodo comprendido entre la invasión del la península por los árabes en el año 711 hasta el asiglo X, con la creación del Reino de Leon, y otro tercer libro titulado “Santiago y cierra España” que abarca desde la batalla de las Navas de Tolosa hasta la unificación de los reinos de España con los Reyes Católicos y la toma de toma de Granada en 1492.

El estilo de la presente obra ayuda a asimilar la profusión de datos y nombres que va desgranando a lo largo del relato de la historia de al España Medieval. No encontrando otra manera más lógica que hacerlo siguiendo un orden cronológico, el autor, sin embargo, muestra un gran esfuerzo por la amenidad, la claridad, la precisión y la concisión. Su prosa es sencilla y descriptiva. Su contenido hace hincapíe en los personajes y sus vicisitudes, más que en los acontecimientos en sí. Esto ayuda a seguir el discurso temporal relacionando y contextualizando fechas y lugares con cada personaje, facilitando, de este modo, una mirada en perspectiva sobre los acontecimientos de este largo proceso histórico de origen, transformación y consolidación de los distintos reinos cristianos de la Peníncula Ibérica.

A modo de travellin cinematográfico, uno va pasando las hojas del libro sin apenas darse cuenta, disfrutando de las aventuras de nuestros antepasados, incluso más divertidas y delirantes que las de la ficción.

Es precisamente, la gran labor de Jose Javier Esparza como narrador la que hace que este ensayo histórico se disfrute enteramente como una novela, Y por eso es un libro muy recomendable para iniciarse de un modo ameno y erudito en la historia de la España Medieval: un periodo tan extenso en el tiempo, tan complejo y tan importante en la configuración de la nuestra sociedad actual (a nivel jurídico, político, social y cultural).

Un saludo.

BIOGRAFIA: Nacido en Valencia en 1963. Licenciado en Ciencias de la Información (Periodismo) por la Complutense, ha cursado estudios de doctorado en Ciencias Políticas y en Historia en la misma universidad, y ampliado estudios en el IEP de Aix-en-Provence (Francia). Formado en las redacciones de ABC y YA, fue redactor jefe de la revista cultural PUNTO Y COMA, jefe de Cultura del semanario EL SIGLO, responsable de comunicación de la Fundación BBV (hoy BBVA) y director de la revista de pensamiento HESPERIDES. Colaborador de la RAZON ESPAÑOLA, de Gonzalo Fernández de la Mora. Desde 1991 hasta 2012 escribió diariamente la crítica de televisión para los periódicos del GRUPO VOCENTO a través de la agencia COLPISA. Vinculado políticamente al PARTIDO POPULAR (PP). Después formó parte del grupo promotor de la revista cultural EL MANIFIESTO y dirigió el diario digital elmanifiesto.com antes de incorporarse a la cadena COPE. Desde 2010 pasó a formar parte del equipo del GRUPO INTERECONOMIA. Como escritor ha publicado más de veinte libros:
La cruzada del océano: la gran aventura de la conquista de América, 2015; Santiago y cierra, España. El nacimiento de una nación, 2013; Moros y cristianos. La gran aventura de la España medieval, 2011; La gran aventura del Reino de Asturias. Así empezó la Reconquista, 2009
Novela Histórica:El caballero del jabalí blanco, 2012; El Reino del norte, 2014; Los Demonios del Mar, 2016; Héroes españoles de la A a la Z, 2012; El terror rojo en España. Epílogo: el terror blanco, 2007; El Libro negro de Carrillo, 2010; El libro negro de la izquierda española, 2011;
Ensayo:Historia de la Yihad. Catorce siglos de sangre en nombre de Alá, 2015; Juicio a Franco, 2011; En busca de la derecha (perdida), 2010; Guía políticamente incorrecta de la civilización occidental, 2009; Los ocho pecados capitales del arte contemporáneo, 2007; El bienio necio. Crónica del zapaterismo, 2006; El invento del maligno. Informe sobre la televisión, 2001; Las metamorfosis de Fausto. Milagro y tragedia del espíritu de la modernidad (inédito); Curso general de disidencia, 1997; Ejercicios de vértigo, 1994
Novela:El Final de los Tiempos. El dolor, 2002; El Final de los Tiempos II. La muerte, 2007

SINOPSIS EDITORIAL: La historia de este libro empieza donde terminó La gran aventura del Reino de Asturias. Entramos en una España de moros y cristianos donde no siempre es fácil separar historia y leyenda: Asistiremos al nacimiento y expansión de varios reinos cristianos en la península, a su superioridad militar frente al islam y, en definitiva, a la conformación de las identidades históricas y políticas que van a dar lugar a España tal y como hoy la conocemos. Los musulmanes no pondrán las cosas fáciles. Primero, Abderramán III elevará el emirato de Córdoba a la condición de califato y lanzará agresivas campañas contra la cristiandad española. Así vendrán nuevos siglos de guerra sin fin. Finalmente, la batalla de las Navas de Tolosa, en 1212, significará el ocaso definitivo del islam español. Y con ella empezará una etapa nueva.

Moros y cristianos: la gran aventura de la España medieval (Historia Divulgativa nº 2) de [Esparza, José Javier]

  • Nº de páginas: 736 págs.
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Editorial: LA ESFERA DE LOS LIBROS
  • ISBN: 9788493210380


Deja un comentario

lecturas 2016: listas y más listas. el agua fluye, pero siempre es el mismo río.


“Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran”. André Gide.

Como cada año, presento una relación de mis lecturas de 2016. Viene siendo tradicional, por estas fechas, hablar de que no nos ha vuelto a tocar la lotería de Navidad. Támbién es un recurrente “dejá vu” las listas de lo mejor del año que va acabando y, más adelante, las listas de propósitos y deseos para el año que entra.

Siguiendo, pues, con esta tradición, ahí os dejo mi pequeña contribución a la galaxia de las listas. Vistas en su conjunto, puedo observar una vez más el predominio de la novela sobre el ensayo. La poesía o el teatro apenas aparece (mea culpa), aunque es más por falta de capacidad que de motivación. Ya lo he explicado recientemente.

Dentro de la novela veo, como otros años, un predominio de la novela negra (de intriga, suspense o thriller, como queramos llamarla). También me percato que he leído bastantes novelas de ciencia ficción, lo cual no es raro, pues es hacia ahí donde se orientan mis gustos. Es significativa la escasez de novelas de tipo histórico, teniendo en cuenta que mis apetencia por la Historia alcanza niveles de gula. Analizando esta cuestión, he llegado a la conclusión de que pudiera ser por cierta aversión a historias bastardas cuando los hechos reales superan con creces la imaginación de cualquier autor. En todo caso, mis fuentes suelen ser blogs, reseñas, webs y demás instrumentos digitales que tienen dificil acomodo en este blog.

Visto en perspectiva, echo de menos otro tipo de lecturas como pueden ser los autores clásicos o novela mainstream. A estas alturas, finalizado el año y dando comienzo uno nuevo, siempre afloran buenas intenciones, nuevos proyectos y propósitos de cambio y mejora. Tengo lecturas eternamente “pendientes” como la de autores, para mí desconocidos, o apenas explorados, pero siempre presentes: Pynchon, David Foster Wallace, Philip Roth, o Don deLillo. Siento que debo iniciarme en ellos con una especial disposición y, al final, nunca encuentro un buen momento. ¿Tiene sentido lo que digo?.

En todo caso, sigo en la brecha, con ilusión, con ganas, contando con el apoyo e la gente que me lee, gente que “le gusto”, gente que comparte, opina y colabora, a los que agradezco su permanente presencia callada y atenta. 

Un saludo.

LECTURAS DE 2016

.- “Porqué fracasan los paises“, de Daron Acemoglu y James A. Robinson.

.- “Matar a un ruiseñor“, de Harper Lee

.- “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” (versión de Andres Trapiello)

.- “Nos mienten“, de Eduardo Vaquerizo

.- “Reamde“, de Neal Stephenson

.- “España contraataca”, de Pablo Victoria

.- “Bajos fondos”, de Andrew Jachss

.- “Gente de barro“, de David Brin

.- “Los cazadores de la oscuridad“, de Donato Carrisi

.- “Flashfoward”, de Robert J. Sawyer

.- “Policía”, de Jo Nesbo

.- “El partido“, de Richard McGregor

.- “Justicia Auxiliar”, de Anne Leckie

.- “Carbono alterado”, de Richard morgan

.- “El año del diluvio“, de Margaret Atwood.

.- “Khimera”, de Cesar Perez Gellida

.- “El sindrome E“, de Frank Thilliez

 .- “La décima víctima”, de Rober Sheckley

.- “El día de pasado mañana”, de Robert H. Heinlein

.- “El libro del Día del Juicio Final”, de Connie Willis

.- “Relojes de hueso”, de David Mitchel

.- “Camino de servidumbre”, de Frederick Hayek

.- “El cristiano mágico“, de Terry Southern

.- “La verdad sobre el caso de Harry Quebert“, de Joel Dicker

.- “Hijos del dios binario”, de David B. Gil

.- “Los impunes”, de Richar Price

.- “El resplandor“, de Stephen King

.- “Dr. Sueño“, de Stephen King

.- “Steelheart”, de Brandon Sanderson

.- “La mano izquierda de Dios”, de Paul Hoffman

.- “Los viajeros de la noche”, de Helen Wecken

.- “El problema de los tres cuerpos”, de Liu Cixin

.- “El misterio de Salem´s Lot“, de Stepehn King

.– “La zona muerta”, de Stephen King

.- “El psicoanalista”, de John Katzenbach

.- “Cuesta abajo”, de Michael Connelly

.- “Joyland”, de Stephen King

.- “Fria venganza“, de Dan Simmons

.- “Moros y Cristianos”, de Jose Javier Esparza.


Deja un comentario

“el resplandor” y “dr. sueño”, de stephen king: no me preguntes si quiero más a papá que a mamá.


“Huye. Rápido. Y no olvides que te quiero”. S.K

“La vida era una rueda, su único objetivo era girar, y siempre retornaba al lugar de donde había partido.” S.K.

Han pasado ya 36 años. Casi los que tiene ahora, en la novela “Dr. Sueño” (publicada en 2013), el protagonista Dan Torrance, que también fuera el Danny de “El resplandor” (publicada en 1977).

Durante todo el tiempo transcurrido entre una y otra novela, podríamos decir que un ávido lector ha permanecido en suspenso desde la traumática y extraordinaria experiencia que hizo madurar a aquel niño de 8 años, reservado e inocente, hasta la actual existencia de ese mismo personaje ya maduro, atormentado por errores pasados que, recurrentes e indelebles, persiguen sus noches de abstinencia.

Nuestro querido lector ha podido disfrutar de ambas novelas sin apenas transición. Una seguida de otra. Pasando con solo dedo el lapso temporal que tardó el autor en escribirlas, con la misma facilidad que ese mismo dedo pasaba las hoja del libro.

Y con ello ha seguido con su mirada el rápido proceso de madurez de Danny Torrance y su conversión en el Dan Torrance adulto. El tránsito de una niñez excepcionalmente perceptiva de la compleja psicología humana, capaz de discernir los miedos y anhelos que se ocultan, incluso, detras de nosotros mismos, hasta una mayoría de edad autoreprimida, negadora y culpable.

La primera reflexión que aflora en la mente de nuestro amigo lector es, en realidad, la más tópica y fácil de todas. El deseo de comparar si la segunda parte de la novela logra superar a la primera en cuanto a calidad literaria. Quizas recuerda este lector que solo la segunda parte de El Quijote pudo vencer el manido refrán de que segundas partes no fueron buenas. Y contra toda opinión contraria, este lector complaciente y complacido no puede menos que concluir que no es que sea buena o mala, sino distinta.

El resplandor, como su título anunciaba, supuso un autentico destello de genialidad en el panorama literario de la época y para la carrera literaria de su autor. La perspectiva temporal permite al curioso lector tener por cierta esta afirmación tan categórica. Conocido el resto de la bibliografía del autor, se puede notar la presencia de los recursos estilísticos, argumentales y temáticos de Stephen King, que, a lo largo de toda ella, fue puliendo y enriqueciendo hasta llegar a cimas tan altas como “IT”, “Apocalipsis”, “La zona muerta” y otras muchas de sus obras maestras.

La novela discurre “in crescendo” hasta su final apocaliptico, ofreciendonos en una técnica impresionista inversa, pequeñas pinceladas de los personajes que, a medida que nos vamos adentrando en su complejo mundo interior, van tomando cuerpo hasta formar un dibujo preciso de la compleja mente de cada protagonista. King sabe captar nuestra atención de una forma arrebatadora y sublime. Nos atrapa y engancha en este viaje infernal hacia el caos y la locura y nos hace partícipes de esa extraña anormalidad que asumimos como obvia y real: El tema de los poderes paranormales, que no son sino una maldición que siempre conlleva responsabilidades dificiles de aceptar; el personaje infantil, tan categóricamente maduro; el mal claramente focalizado en un lugar maldito.

Indiscutiblemente, el resplandor es un clásico sublime que el paso del tiempo ha consolidado.

Dr. Sueño, su segunda parte, es otra cosa. Y este lector que nos acompaña durante toda la reseña se atreve a manifestar que es tanto otra cosa como que, ni siquiera podríamos decir que es segunda parte.

Por supuesto, el protagonista el Dan Torrance. Y también aparece el Overlook (ay, ay, que no quiero decir mucho más).

Pero son novelas distintas. Distinto estilo, distinta velocidad de escritura, siendo ésta última más “moderna” y, con ello, más banal e irreflexiva en cuanto al argumento, más espectacular (por lo movida), más caleidoscopica en cuanto a los personajes.

Nuestro lector se siente cómodo leyendo a Stephen King pero no por ello deja de observar cierto agotamiento, cierta pérdida de brillantez y genialidad que le acompañaron antaño y ahora solamente queda una patina (a la que seguramente aspira la mitad del universo de las letras) que no hace desmerecer, sin embargo, la dignidad de una buena novela.

King juega con el hecho de que la ficción es mucho más maleable que la realidad, también menos tozuda y, muchas veces, más racional y coherente. Por eso su ficción parece tan real, tan adaptable, tan presente. En este caso, el argumento no es importante, no al menos tanto como todos los temas viejos temas de King, como son el alcoholismo, el maltrado y violencia infantil, el derecho a morir con dignidad, la amistad y el Mal, ese depredador voraz que se nutre de la debilidad humana.

Dr.Sueño ofrece una historia entretenida, siempre bien escrita, con sus dosis de acción (que no existían en “el resplandor”) y certero escrutinio de la condición humana.

En resumen, que disfruteis como nuestro lector ha disfrutado y no dejeis de acercaros a la lectura conjunta de estas dos grandes obras. Stephen King siempre merece la pena.

Un saludo.

BIOGRAFIA: Escritor estadounidense (Portland, EEUU, 1947). Prototipo del escritor de literatura de terror. Superventas. Uno de los escritores cuyas obras han sido las más adaptada al cine: Los chicos del maíz (1978);  El misterio de Salem’s Lot (1975); La zona muerta(1979), Christine (1983), Ojos de Fuego (1980), Cujo (1981) y Pet Sematary (1981), El ciclo del hombre lobo (1984), La mitad oscura (1989), Misery (1989), Needful Things (Cosas indispensables, 1991), Eclipse total (Dolores Clairborne, 1992) y La milla verde (1996),  El Resplandor (1977) fue llevada a la gran pantalla por Stanley Kubrick en 1980,  La danza de la muerte (1978), Eso (It, 1986), Los Tommyknockers (1987) y La tormenta del siglo (1999). Su prolijidad (sí, existe esa palabra, lo he consultado en la RAE) le llevó incluso a publicar bajo pseudónimo de Richard Bachman, ascendiendo rápidamente, en igual medida, a las listas de superventas: Rabia (1977), La larga marcha (1979), Roadwork (1981) y El corredor (1982), que también fue llevada al cine posteriormente. Recientemente, pese a haber anunciado en el año 2000 su intención de abandonar la literatura, ha abordado la temática de la novela de suspense con Mr Mercedes (2014) con notable exito y acogida por parte del público. Por otro lado, en 2013 publicó la segunda parte de su novela más señera, El Resplandor, titulandola, Dr. Sueño (2013).

EL RESPLANDOR

SINOPSIS EDITORIAL: REDRUM. Esa es la palabra que Danny había visto en el espejo. Y aunque no sabía leer, entendió que era un mensaje de horror. Danny tenía cinco años. Y a esa edad pocos niños saben que los espejos invierten las imágenes y menos aún saben diferenciar entre realidad y fantasía. Pero Danny tenía pruebas de que sus fantasías relacionadas con el resplandor del espejo acabarían cumpliéndose: REDRUM… MURDER, asesinato. Pero su padre necesitaba aquel trabajo en el hotel. Danny sabía que su madre pensaba en el divorcio y que su padre se obsesionaba con algo muy malo, tan malo como la muerte y el suicidio. Sí, su padre necesitaba aceptar la propuesta de cuidar de aquel hotel de lujo de más de cien habitaciones, aislado por la nieve durante seis meses. Hasta el deshielo iban a estar solos. ¿Solos?..
  • Editorial: DeBolsillo
  • Año de publicación: 1977 (2003 en la edición de bolsillo)
  • Traductor: Marta I. Guastavino
  • Páginas: 656
  • ISBN: 9788497593809

 

 DOCTOR SUEÑO
SINOPSIS EDITORIAL: Danny Torrance, aquel niño que recorría en triciclo las siniestras habitaciones del Hotel Overlook, es ahora un adulto con muchos problemas.
Ha aprendido a controlar en parte sus visiones y trabaja en un asilo de ancianos donde los ayuda a morir en paz cuando llega el momento. Por eso le llaman Doctor Sueño. Pero su don le pone en contacto con otros que comparten «el resplandor» y para salvar a una niña, tendrá que luchar contra los seres malignos más repugnantes.
  • Editorial: DEBOLSILLO
  • Año edición: 2016
  • Traductor: JOSE OSCAR HERNANDEZ SENDIN
  • Nº de páginas: 608 págs.
  • ISBN: 9788490622858


Deja un comentario

¿por qué mario benedetti?, es culpa mía, lo siento: el único poeta que entiendo.


A estas altura, ya te habrás percatado, bloguero aventurero, de que este sitio solo reseña prosa. Escas0s poetas han pasado por este sitio. Que yo recuerde, quizás, aparte de Benedetti, Jorge Manrique. Pero éste no cuenta porque no es poeta sino cimiento de una cultura, literatura sólida u profunda que esculpe en roca pura los fundamentos de nuestra civilización española, europea y occidental . 

Alguna vez debo de haber justificado esta carencia en base a mis preferencias y prejuicios. Suelo pensar que no me gusta la poesía. Pero luego me acuerdo, precisamente, de Jorge Manrique, de Benedetti, de Luis Cernuda, de Lope de Vega, Becquer o Cesar Vallejo. Si me pongo a pensar seriamente, lo que descubro no es una cuestión de sensibilidad o atracción. No me gusta la poesía porque no la entiendo. Y precisamente por eso, me gustan algunos poemas y poesías de algunos autores concretos. Y precisamente por eso, creo yo, me gusta todo lo que he leído de Benedetti. A él si le entiendo. Esa es la explicación.

No es objeto de este blog hablar sobre mí. Aunque mucho dice de mí si soy yo quien opina y escribe. Hoy, como excepción, he dejado abierta una rendija un poco mayor. A veces, la poesía no solo se escribe en un papel en blanco sino también en una hoja de cuadrícula, Y esa es la que yo puedo sentir.

Y, como se dice, para muestra… Un saludo

 

Esta mañana desperté emocionado
con todas las cosas que tengo que hacer
antes que el reloj sonara.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.
Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día está lluvioso
o puedo dar gracias porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero
o puedo estar contento porque mis finanzas me empujan
a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud
o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo
lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo
o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas
o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos
o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar
o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela
o puedo abrir mi mente enérgicamente
y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar
o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente y cuerpo.

Hoy el día se presenta ante mí esperando a que yo le dé forma

y aquí estoy, soy el escultor.

Lo que suceda hoy depende de mí. Yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.

Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes…. M.B


Deja un comentario

“fria venganza”, de dan simmons: ni frio ni calor


El enano arrastraba un maletín de abogado, lo puso sobre la barra y preguntó por tí. Ruby sabe que has salido, claro, pero no le dice nada. Le dice que no ha oido hablar de tí. El enano se va. Ruby me lo cuenta. Anoche viene el mismo enano de la gabardina, pero esta vez estoy yo en el bar. Yo tampoco he oido hablar nunca de ti. Intento sacarle su nombre, pero el enano se va y de seja entera la cerveza. Esta noche no le he visto. ¿Es amigo tuyo? D.S.

Eres un corredor de maratón con cierto reconocimiento en el ámbito deportivo. Has ganado varias carreras internacionales. Estas esperando eventos importantes en tu calendario y quieres mantener alto tu nivel competitivo. Entonces te apuntas a una carrera menor. ¿Qué tal una carrera de diez kilometros en las fiestas de tu ciudad natal?. Bien. 3, 2, 1… Acabas la carrera con muy buena marca. No es un record mundial, ni tampoco tu record personal. No ganas la carrera, pero tampoco era tu objetivo. No es tu distancia, pero te has desenvuelto dignamente.

¿Estamos en un blog sobre literatura? Por supuesto. Además, estamos hablando sobre la novela “Fria venganza” de Dan Simmons. ¿no te habías dado cuenta?

Podemos enmarcarla, sin duda, dentro del subgénero del “hard boiled” o novela negra, norteamericana, en cuanto a su temática y estilo. Su autor, Dan Simmons, suele encontrarse adscrito dentro de la novela de ciencia ficción o de la novela fantástica. Sin embargo, con esta obra, aborda una temática y estilo diferentes. No siendo ajeno a la incursión en otros géneros o a la mezcla de géneros en otras de sus obras, en este caso se ha decantado por un estilo puro. Podriamos decir que “de formulario”.

Su personaje principal es un duro detective privado, ahora excarcelario, frio y sistemático ejecutor de una venganza personal que llevó a cabo sin importarle las consecuencias. Pasado su periodo de reclusion, gracias a los contactos conseguidos entre rejas, inicia una investigación dentro del submundo criminal formado por una mixtura de intereses y relaciones no muy bien avenidas: las familias rivales de la mafia, el supermacismo ario, los hermanos negros, los hermanos musulmanes, los mafias policiales, etc. Fiel a una moral propia, que no es la imperante en la sociedad, no deja de tener cierto código ético donde el bien y el mal tienen su sitio y, a veces, el se encarga de corregir y equilibrar. Aunque las formalidaes y convenciones legales casi nunca acepten los medios empelados. Ni el resultado.

El estilo es ágil y directo. Sus frases, cortas y desnudas. Abundan los diálogos. Se prima la acción sobre la descripción: apenas leves pinceladas sobre el ambiente urbano, sobre los personajes o las situaciones.

La trama es lineal, sin grandes acrobacias argumentales, pero tampoco es del todo previsible sino que mantiene la atención hasta el final. Todo ello da como resultado una novela entretenida, fácil de leer y de consumir.

Como hemos dicho, sigue las pautas marcadas por los grandes maestros del género como Donald Westlake, al que hace una referencia expresa en su dedicatoria. Es curioso cómo, incluso, la misma dedicatoria alude al pseudonimo de Richard Stark como si fuera el autentico nombre del escrito y no viceversa. Quizás dando a entender que la verdadera esencia de Donald Westlake radica en las novelas firmada como Richard Stark , protagonizadas por el duro Parker, con el que guarda muchas semejanzas éste personaje de Dan Simmons.

Como conclusión, podemos decir que la novela sigue las pautas marcadas por el canon clásico de la novela negra: en cuanto a la temática y ambientación, en cuanto a la trama, caracterización de los personajes y estilo. Toda su esencia bebe de esas fuentes y, por lo mismo, su propia inmovilidad y su riguroso seguimiento del género le hace perder cierta brillantez en tanto que no es una novela inovadora ni especialmente distinguible. Esta bien. No es una joya, Es prescindible. Para leer en un par de días (literalmente).

Un saludo.

BIOGRAFIA: Escritor norteamericano nacido en 1948. Ejerción de profesor de literatura y redacción durante dieciocho años, además de dirigir programas de enseñanza para jóvenes superdotados. Desde 1982 se dedica profesionalmente a la literatura. Es reconocido como autor de ciencia ficción y fantasía, aunque ha cultivado los subgñeneros de terror, suspense, novela histórica y novela policiaca. Los Cantos de Hyperion (Hyperion (1989) – Premio Hugo 1990, Premio Locus 1990 (Science Fiction); La caída de Hyperion (1990) – Premio Locus 1991; Endymion (1996); El Ascenso de Endymion (1997) La canción de Kali (1985) – Premio Mundial de Fantasía 1986 (Novela). Los vampiros de la mente (1989) – Premio Locus 1989 (Terror), Premio Bram Stoker. Un verano tenebroso (1991) – Premio Locus 1992 (Terror). Children of the Night (1992) – Premio Locus 1993 (Terror). Ilión (2003) – Premio Locus 2004. Olympo (2005). La soledad de Charles Dickens(2009). Black Hills (2010). Flashback (2011). The Fifth Heart (2015)

SINOPSIS EDITORIAL: En su búsqueda del desaparecido contable de los Farino, una familia de la mafia, Kurtz se mezcla con la gente equivocada, aunque por buenas razones. Solo cuarenta y ocho horas después de salir de la cárcel, ya tiene a dos asesinos de poca monta sorprendentemente eficaces siguiendo su rastro, a una preciosa pero indomable mujer en su cama, a un legendario asesino a sueldo llegado desde Dinamarca pisándole los talones, y los restos de su tormentoso pasado desmoronándose a su alrededor. En su travesía por las sombras de ese caótico submundo, Kurtz se topa con mercenarios, tarados, traidores y psicópatas. El desenlace será lo más devastador de todo

fria venganza-dan simmons-9788498006025

  • Nº de páginas: 320 págs.
  • Editorial: LA FACTORIA DE IDEAS
  • Traducción: Daniel Luque Santos
  • ISBN: 9788498006025


Deja un comentario

el año del diluvio


“Adan Uno decía que el teclado moral humano es limitado: no hay nada que puedas tocar con él que no se haya tocado antes. Y, mis queridos amigos, lamento decirlo, pero tiene las notas más graves” M.A.

Se suele etiquetar a la novela “el año del diluvio”, de Margaret Atwood, como novela postapocalíptica, como una metáfora distópica sobre un futuro probable. Siendo su autora una prestigiosa novelista no adscrita (¿encasillada?) al subgénero de la literatura de ciencia ficción, esta obra ha tenido, si cabe, una mayor proyección mediática y un mayoritario reconocimiento crítico por acceder a esta categoría desde el campo de la literatura “seria”.

Si a esto añadimos que Margaret Atwood se ha significado como una persona muy involucrada en el activismo político en defensa de los derechos medioambientales, nos encontramos, por magia del la comercialización, con una novela “de denuncia”, con una gran carga filosófica y con un mensaje beligerante y crítico con nuestra sociedad imperante.

Todo lo anterior es cierto y, en mi opinión, ni reduce el valor literario de esta estupenda novela, ni tampoco le aporta mayor credibilidad o valor fuera de sus cualidades estrictamente literarias, sólo ayuda a su difusión y a su venta. La intención del autor es intrascendente, a mi juicio, si es el lector quien sabe extraer de sí mismo lo que la novela le propone y ayuda a materializar en forma de pensamiento, o concienciacion, o ideología, incluso. Dice el dicho que “todo está en los libros” pero ahí no hay nada que antes no hubiera estado dentro de nosotros mismos.

Fuera de divagaciones, la novela cuyo comentario nos ocupa tiene muchas lecturas superpuestas; unas son más superficiales, más accesibles, como es la que la simple historia relatada nos ofrece. Otras, como la carga crítica antes aludida, es un poco menos aparente. Y otras, seguramente que existen, son totalmente invisibles para mí. Pero, en fin, como se trata de disfrutar, la novela realmente entrega con creces lo que se la exige: diversión, entretenimiento y disfrute intelectual.

El relato se desarrolla en un mundo devastado por una catástrofe medioambiental, sin cohesión, altamente desigual, polarizado en dos sociedades en colindancia. Una, preeminente, como un resto de una sociedad rica y próspera que aún conserva los viejos roles y valores basados en la prosperidad material y el consumo como estatus, bajo el control de grandes corporaciones farmacéuticas (subrogadas del antiguo poder estatal), sustentadas en su fuerza militar. Otra, miserable, donde impera el hambre, la supervivencia por la mera subsistencia, la dominación por la fuerza física, la anarquía y la sumisión, la cual existe, aparentemente, por mera tolerancia y benevolencia de los poderosos que se encargan, de vez en cuando, de hacer notar su superioridad.

En un mundo sin electricidad, sin tecnología, sin cohesión social, ni transporte, ni recursos energéticos. ¿quién crees tú que sobreviviría? Obviamente no el más acomodado, en el sentido de el más dependiente de las comodidades modernas.

Nuestra sociedad da por supuestas muchas cosas, como que la energía que sale de un enchufe pude ser para siempre así como que el agua mana de un grifo eternamente. Sin embargo, puestos a prueba por un desastre natural, tal como un terremoto o un tsunami, sólo aquellos que se prepararon para lo peor sobrevivirían. Sólo aquellos cuya existencia no se apegó a lo insustancial. Sólo aquellos que se negaron a depender de otros en los aspectos básicos de la subsistencia.

Conocimientos tan esenciales para nuestra supervivencia en materias como agricultura, nutrición, primeros auxilios, los hemos dejado para la Wikipedia. La especialización en el trabajo y la optimización de recursos humanos nos ha convertido en personas dependientes, ignorantes funcionales altamente especializados, pero inutiles en las ramas ajenas a nuestra función.

Esto es el progreso. Nuestra calidad de vida, en general, ha aumentado desde la Época Prehistórica. Pero también nuestra sociedad ha evolucionado hacia una vulnerabilidad frente a las fuerzas de la naturaleza o, incluso, a la devastación provocada por el abuso tecnológico, militar, urbanístico, o energético. Finalmente deberíamos darnos cuenta, a nivel global, como especie habitante del planeta, que somos, en última instancia, seres vivos inmersos en un entorno biológico del que dependemos, a pesar de nuestro progreso y avance tecnológico.

A la larga, únicamente sobrevivirán los que mejor se acomodan al entorno, los que sabe integrarse en un medio natural para extraer de él los productos esenciales, sin sobreexplotación, sin superflua sobreabundancia.

Al modo de los suprevivencialistas americanos, o preparacionistas, como quizás prefieran que se les denomine, la religión de “los Jardineros de Dios” conserva dentro de sus ritos y modo de vida, unos hábitos sostenibles, rescatados de antiguos conocimientos de botánica, jardinería, biología, medicina natural, etc, para sobrevivir en un mundo terminal.

La novela es también una novela de personajes; personajes femeninos, me atrevería decir. Además de las dos protagonistas femeninas, todas las otras mujeres deben sobrevivir en un mundo doblemente cruel, por el entorno y por la dominación machista. Es el relato de la supervivencia del carácter y de los mecanismos que algunos tenemos que adoptar para enfrentarnos a la realidad e intentar salir de ella, sino indemne, al menos por nuestros propios medios: bien por la vía de la oposición frontal, bien por la vía de la aceptación, del optimismo o de la culpa y, aunque parezca paradójico, por la vía de la sumisión voluntaria

La narración discurre en alternancia entre la descripción de la situación presente y episodios en flashback, también aderezada con digresiones, más o menos divertidas y moralizantes sobre el santoral de los Jardineros de Dios. Aunque personalmente no entiendo la conveniencia de incluir esta parte, en algunos casos prescindible, la novela se mantiene en un nivel bastante alto, por lo que es muy recomendable.

Un saludo.


BIOGRAFIA: Poeta, escritora, profesora de literatura inglesa, critica literaria, nacida en Canadá en 1939. Su extensa obra literaria, tanto en novela como en poesía, se caracteriza por una defensa activa tanto del papel de la mujer en la sociedad como, en otro orden de cosas, por un activismo político en el ámbito de la conservación medioambiental.

Ha recibido numerosos premios: Arthur C. Clarke Award for Science Fiction y Commonwealth Literary Prize, por El cuento de la criada; Premio Booker por El asesino ciego; Premio Príncipe de Asturias de las Letras (25 de junio del 2008); PEN Pinter Prize (2016)

Su obras más representativas son: La mujer comestible (1969), Asesinato en la oscuridad (1983), El cuento de la criada (1985), Ojo de gato (1988), El asesino ciego (2000), Oryx y Crake (2003), El año del diluvio (2009), Pagar con la misma moneda (2009), Nada se acaba (2015).

SINOPSIS EDITORIAL: Margaret Atwood, una de los novelistas más prestigiosos de la narrativa mundial de hoy en día, plasma en El Año del Diluvio, su última novela, una visión postapocalíptica del mundo tras una catástrofe global. Como en su novela anterior, Oryx y Crake (algunos de cuyos personajes reaparecen en la presente obra), Atwood describe el horror de un mundo en el que la humanidad, en aras del progreso científico y tecnológico, no sólo altera el medio ambiente sino que se autodestruye. Siempre crítica con los problemas del mundo actual, la autora describe, en esta novela de anticipación especulativa, la catástrofe planetaria resultante del descontrolado abuso de las industrias farmacéuticas y de los poderes políticos y económicos que desoyen los alegatos de las ciencias ecológicas. Narrada desde el punto de vista de dos mujeres, la joven Ren y Toby, El año del Diluvio cuenta la epopeya de quienes sobreviven al desastre y, libres de la decadencia moral en que la lucha de sectas y religiones había sumido a la humanidad, emprenden una nueva vida.

el año del diluvio-margaret atwood-9788402421180

  • Nº de páginas: 592 págs.
  • Editorial: BRUGUERA
  • Traducción: Javier Guerrero
  • ISBN: 9788402421180


Deja un comentario

“el misterio de salem´s lot”, de stephen king: hay otra forma de oscuridad, ominosa y fría.


“En torno de todos ellos, la bestialidad de la noche alza el vuelo con sus alas tenebrosas. Ha llegado la hora de los vampiros.” S.K.

Se acaba el verano y empieza el otoño y, como dicta nuestra tradición (y el Corte Inglés), celebramos en mayor o menor medida esta transición. Bien desde una perspectiva pagana, religiosa, comercial, alternativa o tradicional, todos tenemos algo que decir de esta fiesta. Samhain, Santa Compaña, Equinoccio de Otoño, Solsticio de Otoño, Cornucopia, Fiesta de Avalon, Festival de Dionisio, Casa de la Cosecha. Marea de la Cosecha, Noche del Cazador, Acción de Gracias de las Brujas, Otoño, Misa de Santos, Marea de Santos, El día de los Muertos, Día de Todos los Santos. Calabazas, Esqueletos, Megalitos, Sangre, Castañas, Jengibre, Muertos y Vampiros. Simbolos todos ellos de la comunicación con los muertos. Cuando una puerta se abre, lo hace por los dos lados. Este es el mansaje final. Una delgada barrera separa nuestra realidad de la otra realidad inmaterial, espiritual y fantasmal, y para que todo siga igual, debemos para un peaje, un intercambio. Truco o trato.

Por seguir la tradición de miedo y horror (literarios), he emprendido la lectura de esta novela publicada en 1978 por un autor, ya conocido entonces por el éxisto de Carrie (1974), que se ha consagrado como el gran autor norteamericano contemporáneo de novelas de terror y misterio (ciertamente, poco hay que decir ya de Stepehn King).

La temática del vampiro ha sido abordada en la literatura desde hace mucho tiempo, principlamente por el romanticismo inglés de inicios del siglo XIX, por autores como Byron o Polidori, u otros, como Sheridan Le Fanu y, magistralmente, por un autor bastante posterior como Bram Stoker y su Drácula (1897), que refunde, refunda y redefine el arquetipo, marcando el camino a toda la iconografía que le seguirá, no siendo superado por ella, salvo excepciones notables, que al menos le igualan, como Matheson (Soy leyenda), George RR Martin (el sueño del Fevre), Anne Rice (Entrevista con el vampiro), Tim Powers (la fuerza de su mirada) y, la novela que nos ocupa, “El misterio de Salem´s Lot”.

A pesar de ser una novela temprana, ya se percibía en ella ciertas características propias de estilo de Stephen King que ha ido consolidando a lo largo de su extensa bibliografía. Yo destacaría, sobre todo, ese especial engranaje que crea entre la realidad cotidiana y el horror sobrenatural, de tal manera que ambos llegan a coexistir e interactuar en la trama de la novela, ganadose la aceptación, tanto del lector como de sus propios personajes, con una  sorprendente facilidad. El propio autor ha dicho en numerosas ocasiones que el terror en sus novelas y relatos no surge sorpresivamente sino que lo va sembrando a lo largo de la novela hasta que florece en un apoteosis de horror, terror y sangre, no menos espectacular por esperado y previsible.

El relato se desarrolla en el ambiente urbano de una pequeña población norteamericana, en medio de cualquier lugar, la típica población de paso, con su estación de gasolina, su iglesia, su tienda, su pensión, su puesto de policía, su cementerio y su pub. Se me olvidaba, también su enorme caserón abandonado.

No quiero anticipar la trama, aunque a estas alturas, pasados ya cuarenta años desde que fue escrita, es harto conocida la esencia de su ambiente, que se ha convertido en lugar común de toda novela de vampiros.

La novela se nos presenta como un relato retrospectivo de unos hechos ya ocurridos. Aunque la narración se inicia temporalmente en un punto intermedio entre el principio y el final de la acción relatada, el tratamiento de la historia va progresivamente creciendo en interés a medida en que el autor nos va presentando a los personajes protagonistas, definiendo y perfilando sus caractere sobre la marcha.

En un momento dado de la trama, el relato costumbrista (que puede aburrir a alguno) va tornándose un poco más oscuro. La propia incredulidad de los personajes frente a los hechos que se desarrollan va pareja al escepticismo del lector, que es consciente de lo irreal del asunto. Pero cuando “empieza el lío”, ahí queda definitivamente enganchado y, pese a preveer el final, es cuando decide continuar con la lectura.

Protegido por el propio texto impreso, a estas alturas ya he perdido mi capacidad de susto respecto del texto escrito. Puedo tranquilamente afirmar que no me asuta nada de lo que leo. Por eso no puedo, sinceramente, opinar sobre una cuestión para la que no estoy capacitado.

Por otro lado, fascinado como quedé con la novela “It”, todas las demás obras que he leído de Stephen King me parecen inferiores. Por eso no puedo decir que esta novela me haya cautivado. Sin embargo, si es una buena novela, mucho mejor que la mayoría y por ello totalmente recomendable. Creo yo que, sobre todo, para aquellos lectores aun no familiarizados con S. King. 

Me despido ya, como manda la tradición, en esta noche previa a la de Difuntos, citando al Tenorio:  “Clamé al cielo, y no me oyó.Mas, si sus puertas me cierra,de mis pasos en la Tierra responda el cielo, no yo”.

Un saludo.

 

 

 

SINOPSIS EDITORIAL: Veinte años atrás, por una apuesta infantil, Ben Mears entró en la casa de los Marsten. Y lo que vio entonces aún recorre sus pesadillas. Ahora, como escritor consagrado, vuelve a Salem’s Lot para exorcizar sus fantasmas. Salem’s Lot es un pueblo tranquilo y adormilado donde nunca pasa nada, excepto la antigua tragedia de la casa de los Marsten. Y el perro muerto colgado de la verja del cementerio. Y el misterioso hombre que se instaló en la casa de los Marsten. Y los niños que desaparecen, los animales que mueren desangrados. Y la espantosa presencia de Ellos, quienesquiera que sean Ellos.

BIOGRAFIA: Escritor estadounidense (Portland, EEUU, 1947). Prototipo del escritor de literatura de terror. Superventas. Uno de los escritores cuyas obras han sido las más adaptada al cine: Los chicos del maíz (1978);  El misterio de Salem’s Lot (1975); La zona muerta(1979), Christine (1983), Ojos de Fuego (1980), Cujo (1981) y Pet Sematary (1981), El ciclo del hombre lobo (1984), La mitad oscura (1989), Misery (1989), Needful Things (Cosas indispensables, 1991), Eclipse total (Dolores Clairborne, 1992) y La milla verde (1996),  El Resplandor (1977) fue llevada a la gran pantalla por Stanley Kubrick en 1980,  La danza de la muerte (1978), Eso (It, 1986), Los Tommyknockers (1987) y La tormenta del siglo (1999). Su prolijidad (sí, existe esa palabra, lo he consultado en la RAE) le llevó incluso a publicar bajo pseudónimo de Richard Bachman, ascendiendo rápidamente, en igual medida, a las listas de superventas: Rabia (1977), La larga marcha (1979), Roadwork (1981) y El corredor (1982), que también fue llevada al cine posteriormente. Recientemente, pese a haber anunciado en el año 2000 su intención de abandonar la literatura, ha abordado la temática de la novela de suspense con Mr Mercedes (2014) con notable exito y acogida por parte del público. Por otro lado, en 2013 publicó la segunda parte de su novela más señera, El Resplandor, titulandola, Dr. Sueño (2013).

logo Stephen King

  • Título: El misterio de Salem’s Lot
  • Autor (es): Stephen King
  • Traductor: MARTA ISABEL GUSTAVINO CASTRO
  • Sello: DEBOLSILLO
  • Formato, páginas: BOLSILLO, 528
  • ISBN: 9788497931021


4 comentarios

“la verdad sobre el caso de Harry Quebert”, de joel dicker: pero… las capas de la cebolla, también son cebolla, ¿verdad?


“La verdad no cambia nada de lo que puede uno sentir por otro. Es el gran drama de los sentimientos.” J.D

Dice el refrán que el tiempo lo cura todo y, ciertamente, lo que no cura, o sobrevive o muere.

Con la literatura esta pasando hoy en día que cada novedad editorial tiene un corto recorrido vital. Cada “best seller” deslumbrante que hace aparición es como una luciernaga en la oscuridad de la noche que tiene un tiempo muy corto de vida, de brillo y resplandor  y que, pronto, es sustituido por otra “nueva figura emergente en el panorama literario”, para ser sumido en el olvido del consumo voraz y acelerado. La avidez de la industria es tal que ya no solamente nos abruman con novedades y lanzamientos semanales sino que autores recientes, de apenas unos pocos años, son convertidos en “clásicos modernos” por el mero hecho de permanecer aún en el catálogo.

La irrupción en el mercado de las nuevas tecnologias, la edición digital, la lectura online, twitter, instagram, facebook, whatsapp, etc, han acrecentado esta sensación de fugacidad, esa cualidad de lo efímero que ha alterado, incluso, nuestros hábitos lectores: se reduce la cantidad de palabras que podemos leer, se reduce el tiempo de lectura a apenas unos párrafos esquematicos, se premia con el Nobel a un “poeta” moderno que no publica literatura sino música. Todo nos lleva a un consumo inmediato y a un abandono inmediato también. Nuestra memoria de corto alcance se satura con conceptos, argumentos y formas literarias en permanente cambio y mutación y nos encontramos, a veces, desorientados en esa selva literaria, bloqueados y sin saber que camino tomar.

Y siempre aparece al rescate un nuevo escritor, joven, triunfador, exitoso, que nos ayuda a salir de la confusión y nos ofrece la posibilidad de leer su novela. Y sentirnos agradecidos de haber encontrado un nuevo entretenimiento, producto de consumo de alivio intelectual, al igual que el resto de los dos millones de lectores que nos precedieron.

En el caso que nos ocupa, podría ser así con Jöel Dicker y la novela “la verdad sobre el caso Harry Quebert”, pero no lo es en absoluto. Sí, es un best seller. Sí, nos lo han vendido como una novedad literaria inesperada. Sí, todo el mundo habla de él y esta de moda. Pero, sí, sí, también es una buena novela. Esta vez, la gran mayoría de la gente que la ha leido (además de haberla comprado) y ha opinado sobre ella, ha acertado.

Cuatro años despues de su publicación en Francia, tres desde su aparición en España, es tiempos suficiente para poder apreciar, desde la distancia, si las críticas recibidas lo fueron por mera especulación comercial, por el seguidismo del momento o por una crítica autentica sobre la calidad de la novela. En mi opinión, las críticas favorables fueron acertadas. O al menos coinciden con mi propio criterio.

Me gusta de esta novela, sobre todo, el desarrollo de la trama en tres tiempos históricos. El presente de la acción, el pasado inmediato y un lejano y oscuro pasado que se pretende iluminar. La madeja que se va desenredando, poco a poco, por la tozuda y sistemática investigación del protagonista y cuyo desenlace se va desentrañando con una dosificación acertada de la información. El juego temporal posibilita contrastar y reunir todas las piezas de la intriga que cada personaje va ofreciendo al protagonista y, permitirno, así, junto a él, reconstruir una realidad distinta de la que cada uno creía haber obtenido por sí mismo.

Me ha gustado, en igual medida, el tratamiento de cada personaje. Los matices con los que el autor va recreando sus distintas personalidades, tan complejas como nosotros mismos, tan contradictorias, con sus miedos, sus bajezas, sus ilusiones, sus esperanzas y desesperanzas. Al igual que las capas de la cebolla, vamos descubriendo poco a poco que la verdad, no es una verdad absoluta (nunca lo es), sino que se compone de muchas otras verdades y mentiras, conscientes e inconscientes, que nos contamos a nosotros mismos y que contamos a los demás.

Respecto del tratamiento del lenguaje, también me ha gustado. Lejos de ser un estilo vulgar, rápido, fácil y típico de los best seller, mi opinión es que es auténtica literatura (si es que eso existe y yo alguna vez he sido capaz de reconocerla). Como toda obra traducida, deberíamos agradecer al traductor que el tono de la narración sea ágil, comprensible, moderadamente formal sin incurrir en extravagancias cultistas, con diálogos creibles y eficaces y, en general un estilo descriptivo, reflexivo e intimista cuando debe serlo y buen conductor de la acción y la intriga, aunque alejado de la clásica novela de suspense, que no lo es.

Para concluir, puedo añadir que despues de tres años, yo también recomiendo “la verdad sobre el caso Harry Quebert”. Los que hayais esperado hasta ahora para leerlo, por fín podis hacerlo con toda tranquilidad. Me lo agradecereis.

Un saludo. 

JOËL DICKER: Escritor suizo francoparlante, 16/06/1985 en Ginebra, parte francófona de Suiza, hijo de una bibliotecaria y un profesor de Francés. A los 19 años tomó clases de actuación en la escuela de Drama en el Cours Florent en París. Estudiór Derecho en la Université de Genève, graduándose en 2010.

En 2012 publicó “La verdad sobre el caso Harry Quebert”, novela que fue galardonada con el Premio Goncourt, el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y el Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa.  Otras obras son 

Con 10 años de edad, Dicker fundó La Gazette des Animaux (La revista de los animales), una revista acerca de la naturaleza, y que dirigió por siete años. Gracias a su trabajo en esta revista, recibió el Prix Cunéo a la Protección de la Naturaleza, y fue nombrado “Editor en jefe más joven de Suiza” por el Tribune de Genève.

En Septiembre de 2012 se publicó La Vérité sur l’Affaire Harry Quebert (La verdad sobre el caso Harry Quebert), una novela que ha sido traducida a 33 idiomas y que ha sido reconocida con el Grand prix du roman de l’Académie française en 2012.

En Enero de 2012 publicó “Los últimos días de nuestros padres” y en 2016 “El libro de los Baltimore”. 

SINOPSIS EDITORIAL: Quién mató a Nola Kellergan es la gran incógnita a desvelar en esta incomparable historia policíaca cuya experiencia de lectura escapa a cualquier intento de descripción. Intentémoslo:
Una novela de suspense a tres tiempos -1975, 1998 y 2008- acerca del asesinato de una joven de quince años en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire.
En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor -Harry Quebert, autor de una aclamada novela- y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado y acusado de asesinato al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín.
Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras busca demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.

La verdad sobre el caso Harry Quebert (Joël Dicker)-Trabalibros

  • Nº de páginas: 672 págs.
  • Traducción: Juan Cárlos Duran romero
  • Editorial: ALFAGUARA
  • ISBN: 9788420414065


Deja un comentario

“el partido”, de richard mcgregor: el capitalismo “made in china”


“The remarkable and largely overlooked truth about China is that it is still governed on Soviet hardware.” R.M 

Producto de su inteligencia, rendida a su genialidad, Napoleón Bonaparte alumbró una frase sobre China que ha venido citándose desde entonces en cualquier análisis de la realidad de dicho país: cuando China despierte, el mundo temblará.

En cierto modo, China ya ha despertado y el mundo no ha temblado. Al menos no por su despertar sino, ahora, por su recaída en el sueño y la recesión.

Mirándolo en perspectiva, una civilización milenaria que ha aportado a la humanidad gran base de su conocimiento material y espiritual, se encuentra hoy sometida a un proceso de cambio y adaptación desde un régimen político surgido a mediados del siglo pasado, apena 70 años, que es una nimiedad en comparación con su trayectoria y su importancia. Sin embargo la realidad es la que manda y, lejos ya las gestas y logros antiguos, la importancia e influencia actual del régimen chino y su comportamiento económico es determinante para el desarrollo y evolución de la economía global.

El libro objeto de reseña, nos acerca un poco más a la realidad de un régimen dictatorial y sus esfuerzos de conjugar y conciliar dos concepciones políticas y económicas tan dispares como el comunismo y el capitalismo. En realidad el capitalismo con los viejos modos totalitarios maoístas. Y también las maniobras de supervivencia de un aparato político elitista, represor y totalitario, el Partido Comunista Chino, y sus mecanismos de influencia y control sobre la estructura económica del país.

Pese a las expectativas sembradas por subtitulo de la obra, “El mundo secreto de los gobernantes comunistas chinos”, verdaderamente no responde exactamente a lo que se publicita. No es que sea un mal libro, sino que su contenido, al menos a mi parecer, no es tan profundo y sistemático como promete. Abarca distintos aspectos de la estructura económica China  y expone las facciones dentro del partido y sus distintas tendencias respecto del papel que debe adoptar la economía China en la globalizada economía de mercado capitalista. También saca a la luz el alto grado de nepotismo que impregna al régimen comunista chino, donde las distintas familias se reparten el pastel en los distintos sectores de la economía (financiero, tecnológico, energético, etc) intrigando para perpetuarse en el mismo indefinidamente a costa del sufrimiento pasivo de la inane población.   

En resumen, aunque no esencial para profundizar en la realidad política, social y económica de la China actual, si es un libro interesante y ameno que merece la pena leer.

Un saludo

 

SINOPSIS EDITORIAL: El Partido es la esclarecedora investigación de Richard McGregor sobre el Partido Comunista Chino, y el papel fundamental que desempeña en este país desde hace casi un siglo. Muchos libros han examinado el ascenso económico de China, su historial de derechos humanos y la turbulenta historia de sus relaciones internacionales, pero ninguno ha abordado la cuestión central para la comprensión de todos estos temas: cómo funciona el gobierno en el poder comunista. Un retrato magistral y perspicaz.

Richard McGregor, escritor y periodista australiano nacido en 1958. Ha sido el corresponsal jefe en la sección política del periódico The Australian, para Japón y China. También trabajó para “The International Herald Tribune”, la “BBC” y el “Far Eastern Economic Review. Ha trabajado como periodista en Taiwan, Sidney, Melbourne y Camberra. Actualmente es el former bureau chief del “Finacial Times”. Ha recibido varios premios, en 2008 y 2010 el “Society of Publishers in Asia” (SOPA), y el “Editorial Excellence Award” por el reportaje de las revueltas de Xinjiang.

el partido: los secretos de los lideres chinos-richard mcgregor-9788475069470

  • Nº de páginas: 375 págs.
  • Traducción: Laura Vidal
  • Editorial: TURNER
  • ISBN: 9788475069470


Deja un comentario

“1984”, de george orwell: nos merecemos el futuro que hemos osado invocar.


“La guerra es paz. La libertad es esclavitud. La ignorancia es fuerza.

El poder no es un medio; es un fin en si mismo

Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro

Ya estamos suprimiendo los hábitos mentales que han sobrevivido de antes de la Revolución. Hemos cortado los vínculos que unían al hijo con el padre, al hombre con otro y al hombre con la mujer. Nadie se fía ya de su esposa, de su hijo, ni de un amigo. Pero en el futuro no habrán esposas ni amigos. Los niños se les quitarán a las madres al nacer, como se les quitan los huevos a la gallina cuando los pone. El instinto sexual será arrancado donde persista. La procreación consistirá en una formalidad anual como la renovación de la cartilla de racionamiento. Suprimiremos el orgasmo. Nuestros neurólogos trabajan en ello. No habrá lealtad; no existirá más felicidad que la que se debe al Partido, ni más amor que el amor al Gran Hermano” G.O

Los años 80 fueron años de recrudecimiento de la Guerra Fría y de la amenaza nuclear. Guerras, desastres naturales, revoluciones sangrientas, asesinatos y magnicidios, hubo de todo y de todo lo peorcito que podía haber.

Sin embargo, también fue la década del definitivo deshielo. Del agotamiento y consunción del modelo político y económico soviético; una utopía irrealizable que tuvo como consecuencia, junto con el gemelo régimen comunista chino, la eliminación de millones de personas, por la guerra, la inanición, el asesinato y la represión política.

Concretamente el año 1984, homónimo de la estupenda novela de George Orwell, fue el año de la publicación de otra extraordinaria novela, “La insoportable levedad del ser”, de Milan Kundera, crítica con el régimen comunista checo, pero con un toque filosófico existencialista que supo conectar con las inquitudes de aquella generación de personas a las que iba dirigida. También fue el lanzamiento de los discos icónicos de dos grandes estrellas del Pop y Rock: “Like a virgin” de Madonna y “Born in the USA” de Bruce Springsteen (tan solo por ello, merece la pena ser recordado ese año 1984). Cómo nó!, ese año fue el lanzamiento de la película basada en la novela, protagonizada magistralmente por John Hurt.

Ciertamente, a la vista de la innumerable información que existe sobre la obra de Orwell, mucho más erudita y precisa que la mía, esta reseña no pretende ser un estudio detallado sobre la novela. No me siento capacitado para ello, fuera de saber apreciar la perfección de su estructura, la genialidad de su innovación y la fuerza de su mensaje, a la vez que la amenidad de su argumento y el atractivo de su tratamiento literario. Tampoco pretende ponderar las virtudes de la obra literaria en sí. Ni siquiera incentivar su lectura. Poco puedo aportar en ese sentido que no haya sido ya intentado por otros, y que no haya conseguido la obra por sí misma.

Sin más, quizas, pretendo con esta reseña aportar una reflexión personal sobre el significado y valoración ética de la novela 1984. Ética, filosófica, que no ideológica o política.

Aunque las previsiones premonitorias de Orwell no se cumplieron, al menos no en los términos imaginados por el novelista, si es cierto que la sociedad occidental no ha solventado nunca ese precario equilibrio entre la libertad y la seguridad, inherente creo yo, a la condición humana: el riesgo de sucumbir al vértigo de la responsabilidad de una eleción libre y voluntaria o caer en el abandono complaciente de la dejación de nuestros derechos a cambio de un inmediato e ilusorio bienestar (“panem et circenses”). El conformismo y el sometimiento a la autoridad que fue estudiado por el psicologo Erich Fromm como mecanismo de huída de las personas frente al miedo que provoca la libertad.

La importancia y significación de la novela 1984 de Orwell, junto con la estupenda sátira “La rebelión en la granja”, radica en que desveló los mecanismos de la represión y manipulación del régimen totalitarista soviético (y con él, el de todo totalitarismo camuflado bajo el disfraz del patriotismo, del nacionalismo e, incluso, de la democracia) con el objetivo de influir no solo en la libertad de elegir de las personas sino, más allá aún, en la misma capacidad de pensar.

Orwell supo ver todos los instrumentos de control social de los que se sirve el poder para someter y sojuzgar al indefenso ciudadano individual: la generalidad de las medidas “excepcionales” en defensa de un hipotetico enemigo exterior y también de un enemigo interior, convenientemente aleatorio e indeterminado; la manipulación mediante la propaganda política y el sometimiento a consignas uniformadoras que diluyen el individuo y lo cohesionan en una masa informe siempre conducida y orientada al objetivo común; la permanente visibilidad y exposición al escrutinio general, que elimina no solo la discrepancia sino la mera voluntad de discrepar; la alteración del lenguaje se llega a la alteración de los mecanismos de pensamiento y con ello a la anulación de la voluntad de la persona y su conversión en un mero sujeto voluble y manipulable; la eliminación sistemática de toda costumbre y tradición, fundamento de la antigua sociedad que se pretende erradicar, y su sustitución por “lo nuevo”, “lo moderno”, “lo mejor”, sin otorgar al individuo el más mínimo derecho a elegir.

Tiene una gran vigencia en la actualidad el ejemplo orwelliano por cuanto que debemos ser muy cautos a la hora de someternos a la dictadura del lenguaje políticamente correcto que lo que hace es anular nuestra capacidad de pensamiento crítico en favor de campañas de acción controladas por intereses ajenos a los nuestros. Y se ha convertido en algo mucho más importante ahora que es dificil discernir donde se encuentra el peligro. Porque es obvio nuestro rechazo al genocidio, a la represión política, a la dictadura “visible”, pero nos encontramos expuestos a otras muchas influencias no detectables que, en defensa de valores como la “modernidad”, el “progreso”, “el bienestar de la mayoría”, ocultan una ofensa contra la libertad y contra la tolerancia. Independientemente del color político que las ampare.

La lectura de la novela de Orwell es imprescindible para percatarnos de las presiones invisibles a las que estamos sometidos. Yo la metería en la misma maleta que otras tantas obras universales como “la rebelión en la granja”, del mismo autor, “Un mundo feliz” de Aldoux Huxley, “Nosotros” de Zamiatin, “El proceso” de Kafka, “La naranja mecánica” de A. Burguess, “El cero al infinito” de A. Koestler y “Vivir” de Ayn Rand.

Un saludo.

BIOGRAFIA: Eric Arthur Blair (Motihari, Raj Británico, 25 de junio de 19031, Londres, Reino Unido, 21 de enero de 1950), conocido bajo el seudónimo de George Orwell. Fue un escritor, periodista y ensayista británico, muy activo y comprometido políticamente, hasta el extremo de participar en la Guerra Civil española enrolado en las Brigadas Internacionales. De su experiencia en la guerra y la represión interna dentro de las filas comunistas llegaría a decir: «La guerra de España y otros acontecimientos ocurridos en 1936-1937 cambiaron las cosas, y desde entonces supe dónde me encontraba. Cada línea en serio que he escrito desde 1936 ha sido escrita, directa o indirectamente, contra el totalitarismo y a favor del socialismo democrático como yo lo entiendo».

Destaca en su obra su faceta periodística, con libros como “Homenaje a Cataluña” (Homage to Catalonia), sobre la guerra civil española, o “El camino a Wigan Pie” (The Road to Wigan Pier), que describe las pobres condiciones de vida de los mineros en el norte de Inglaterra. Igualmente destacan sus novelas “Rebelión en la granja” (Animal Farm), como alegoría de la corrupción estalinista de los ideales socialistas de la Revolución rusa, y 1984”, una visión distópica de la sociedad fuura bajo un régimen totalitario muy parecido el régimen estalinista.

RESUMEN EDITORIAL: En el año 1984 Londres es una ciudad lúgubre en la que la Policía del Pensamiento controla de forma asfixiante la vida de los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso, su cometido es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos… hasta que decide replantearse la verdad del sistema que los gobierna y somete.

1984

  • Título: 1984.
  •  Título original: Nineteen Eighty-four.
  • Autor/a: George Orwell.
  • Editorial: Debolsillo.
  • Traducción: Miguel Temprano García.
  • Año: 2013 (1949).
  • Páginas: 329.
  • ISBN: 9788499890944.


Deja un comentario

“el cristiano mágico” de terry southern: corriendo sin control y cuesta abajo.


“La mayor parte de los críticos, después de haber despellejado los dos primeros programas tildándolos de “tremendos coñazos”, se mostraron impávidos a la espera de ver en qué dirección soplaba el viento a partir de entonces” T.S.

“Grandioso”, “extraordinario”, “un ejercicio de genialidad extrema”… Cuando leo u oigo esos elogios desmesurados, siempre ejecuto ese acto reflejo de mirar hacia los lados, buscando ese charco que estamos a punto de pisar, el autobús que casi nos arrolla o la caca de paloma que amenaza nuestra inmaculada integridad.

¡Vamos!. Que mi naturaleza permanentemente recelosa me lleva a desconfiar de las alabanzas gratuitas como si fueran señales de peligro inminente.

En el caso que nos ocupa, después de haber leído “el cristiano mágico”, del autor americano Terry Southern, me acerco a las solapas del libro y releo la reseña editorial con perfecta estupefacción: “estamos ante uno de los libros más extravagantes, crueles y salvajes jamás escritos sobre América”.

Me vuelvo a la portada del libro y por más que busco o rebusco no encuentro justificación a tanta euforia ni a tanta generosidad crítica. ¿Estamos hablando de Mark Twain? ¿Groucho Marx, acaso? ¿o quizás, Ambrose Bierce, John Kennedy Toole, Woody Allen o, por irnos un poco más lejos, Mihail Bulgakov?

Porque, preferencias aparte, son esos autores los que yo asocio con las cualidades de extravagancia, ironía, humor ácido, inteligencia desatada y transgresora y excelentes cualidades literarias: El “diario de Adan y Eva”, las “memorias de un amante sarnoso” o “Groucho y yo”, el “Diccionario del Diablo”, “la Conjura de los Necios”, “El maestro y Margarita”, “Filosofía a mano armada” de Tibor Fisher. Pero no “el cristiano mágico”.

Por el contrario, la obra objeto de reseña, sin ser una obra menor, no cumple, ni de lejos, con lo prometido en la solapa del libro. Si es cierto que es divertida e inteligente. También cuenta con una buena caracterización del personaje principal. Pero, a mi juicio, se queda en una sucesión de escenas disparatadas, sin continuidad lógica ni cohesión interna. Un anecdotario ingenioso al modo de “el club de la comedia”, que acaba tan abruptamente como se inició.

Esto es lo que más me ha incomodado de esta obra. El inicio es ocurrente y atractivo, Un presentación “in media res” que el lector espera ver explicada más adelante (cosa que hace). Pero poco más se nos ofrece sobre las motivaciones del protagonista. Algo sabemos de su carácter, pero no nos explica sus orígenes y sus íntimas motivaciones. Y al fina, no hay final. Un abrupto precipio… y !ahí te quedas, mariposa!

Terry Southern, es un autor, para mí desconocido, que se ha demostrado un hábil, inteligente y mordaz guionista de cine y televisión. A la vista de sus trabajos y colaboraciones extraliterarias no me cabe duda de su valía. Pero las extrapolaciones y consideraciones críticas añadidas a esta obra me parecen sobrevaloradas.

Siempre que alumbro una crítica negativa me causa gran pesar por miedo a que mi propia ignorancia me haga ser osado y lenguaraz en perjuicio de una obra a cuya altura, quizás, mi pobre juicio no alcance. Pero a pesar de todo, me creo capaz, si no de ofrecer una reseña inteligente y bien fundada, por lo menos afrontar críticamente los comentarios y elogios desafortunados.

Puede que hayan sido las expectativas volcadas en la obra las que me hayan conducido a la decepción final. En cualquier caso, siempre recomiendo que cada uno forme su propia opinión. En este caso, apenas 150 páginas pueden haceros salir de la duda y contrastar pareceres con el mío. Con todo, quizás merezca la pena intentarlo.

Un saludo 

TERRY SOUTHERN (1 de mayo de 1924 – 29 de octubre de 1995) escritor norteamericano, guionista y ensayista que se codeó en a lo largo de su carrera con la vanguardia literaria de aquel momento.

En el París de los años 50 tuvo contacto con, Mason Hoffenberg (con el que co-escribió la novela Candy) o Mordecai Richler, con James Baldwin y con intelectuales franceses de la talla de Jean Cocteau, Jean-Paul Sartre o Albert Camus.

Durante 1954 y 1955 Southern conoció a dos de sus héroes literarios, William Faulkner y el autor de The Man With The Golden Arm, Nelson Algren, al que entrevistó para Paris Review en el otoño de.

Durante 1959 y 1960 conoció y trató a James Jones, William Styron, Norman Mailer, Philip Roth, H.L. Humes, Jack Gelber, el Aga Khan, Blair Fuller, Jules Feiffer, Jackie Kennedy, la actriz británica Jean Marsh, Gore Vidal, Kenneth Tynan y su primera esposa, Elaine Dundy, a través de los cuales Southern conoció al humorista Lenny Bruce.

En el verano de 1962 trabajó dos meses como editor suplente en Esquire.

En parte por recomendación de Peter Sellers, Stanley Kubrick le pidió a Southern que le ayudara a revisar el guion de Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb de 1964. 

En la segunda mitad de los años 60 trabajó en los guiones de una serie de películas “de culto”. Sus apariciones en este período incluyen The Loved One (1965), El coleccionista (1965), The Cincinnati Kid (1965), Casino Royale (1967), Barbarella (1967), Easy Rider (1968), El cristiano mágico (1969), y The End of the Road (1970).

Southern fue contratado por Michael O’Donoghue, el guionista jefe de Saturday Night Live para escribir para la temporada de 1981-1982 del programa de la NBC.

En abril de 1983 fue contratado para trabajar en una secuela planeada para Easy Rider y titulada Biker Heaven.

Southern consiguió un trabajo de profesor en el Laboratorio de Guionistas de Sundance en el verano de 1989. También colaboró en la preparación y publicación de las Blinds and Shutters, un libro sobre la fotografía de su difunto amigo Michael Cooper, editado por Perry Richardson y publicado en una edición limitada en 2000, con copias firmadas por Paul McCartney, Keith Richards, Sandy Lieberson y Allen Ginsberg.

Durante este tiempo, Southern se reunió brevemente con el cineasta canadiense David Cronenberg para discutir una posible adaptación de la novela de BurroughsNaked Lunch’ (que Cronenberg realizaría posteriormente), pero la reunión no tuvo éxito. Southern no volvió a tener participación en el proyecto. En noviembre de 1989 se entrevistó con Victor Bockris y los resultados fueron publicados en la revista Interview.

SINOPSIS EDITORIAL: Guy Grand es un millonario excéntrico (el último de los grandes derrochadores) decidido a crear desorden en el mundo y dispuesto a no escatimar gastos para conseguirlo. Tras una vida marcada por las bromas pesadas y los planes enloquecidos, su último objetivo consiste en probar su teoría acerca de que nadie puede resistirse al poder del dinero, y que, por conseguirlo, cualquiera haría lo que se le pidiera, por más degradante que fuese. En el universo de Guy Grand, todos tienen un precio, y él está dispuesto a pagarlo.
ISBN: 978-84-15130-39-0
Editorial: Impedimenta
Formato: 13 x 20 cm
Páginas: 152
Traducción: Enrique Gil-Delgado


2 comentarios

“el sindrome e”, de franck thilliez: por entre las grietas de lo consciente se cuela un extraño


“Hemos podido descubrir las zonas del cerebro implicadas en el proceso de compra, como la ínsula, que es la zona del dolor y el precio, el cortex prefontral medio, el putamen o el cuneo. Pronto bastará que una anuncio entre en su campo visual o sonoro para que tenga impacto en su cerebro. Aunque sus ojos o sus oídos no presten atención, habrá sido concebido de tal manera que estimulo los circuitos de memorización y el proceso de compra” F.T.

Cuando Perseo entró en la cueva de las Gorgonas se cuidó mucho de llevar su bruñido escudo de bronce para evitar mirar directamente el horror de la mirada de Medusa y así quedar convertido en piedra.

Dudo mucho que esta referencia, algo pedante y traída por los pelos (otra broma involuntaria), haya venido a la mente de algún lector de la novela que nos ocupa. Muy posiblemente se acomode mejor esa secuencia estremecedora de la película “The ring” donde las víctimas de la maldición morían sólo con ver un video endemoniado. O esa estupenda novela de Josh Malerman titulada “a ciegas”, donde un horror desconocido que  ataca al género humano hasta hacerlo enloquecer, se introduce también por la mirada. 

En la novela, el simple visionado de una antigua película muda produce consecuencias extrañas en la persona que la ve. Desde la alteración del ritmo cardíaco hasta la aparición de una ceguera de origen incierto.

Su argumento, sin embargo, no trata ni de mitos ni de maldiciones. Trata más bien del mal que subyace en el género humano, de sufrimiento interior, de la capacidad de cada individuo de superar (o no) el condicionamiento de la adversidad, el dolor o las malas influencias.

Y para contarnos todo eso utiliza el vehículo de la mirada. La idea de que, si bien los ojos son la ventana del alma, esa ventana abierta al vacío de los otros también puede ser una invitación a que el horror ajeno entre en nosotros.

Con gran habilidad argumental, Thilliez nos presenta una trama basada en la idea de los experimentos sobre las imágenes subliminales en el cine, combinada con una malévola conspiración urdida en los albores de la guerra fría que sabe aprovechar y encauzar hacia la manipulación y tortura psicológica toda la genialidad de un precursor y clarividente cineasta. Y alimentar su locura para desarrollar un “arma” devastadora: nuestra violencia latente liberada del freno de la conciencia, la culpa o la compasión.

A esta trama adictiva se le añade un estilo trepidante y  directo que sabe administrar las pausas y ofrecernos paso a paso, las dosis necesarias de información para que mantenerlos en vilo hasta el desenlace final.

Igualmente, a mi juicio, los personajes principales, están muy bien perfilados y caracterizados. Por un lado, el comisario Sharko, aquejado de una esquizofrenia paranoide que, sorprendentemente, nadie es capaz de detectar. Por otro lado, la teniente Lucie, esforzada madre de familia, muy capaz y competente en su trabajo, aunque no tanto en su vida personal.

 La novela reúne los ingredientes de una buena novela negra con aspiraciones de superventas.

La única objeción que puedo ponerle es que, si bien tiene un final cerrado, el autor nos deja bien claro un “continuará” que a mí, personalmente, me desagrada sobremanera. Todos somos conocedores del mercado y de la necesidad de aprovechar el tirón de un personaje, pero el autor podía limitarse a escribir, sin más, otra nueva novela, sin tener que avisar, sin arrobo alguno, que las peripecias de los personajes van a tener una continuación. Yo prefiero pensar que cada novela es única y no que forma parte de una cadena de montaje perfectamente planificada. Pero yo soy muy raro.

En fin, ahora que viene el veranito, es una buena lectura, interesante y sin complicaciones.

Un saludo.

BIOGRAFIA: Franck Thilliez sitio web oficial (Annecy 1973) escritor francés, ingeniero en nuevas tecnologías. Su primera novela fue El ángel rojo (Train d’enfer pour Ange rouge, 2004),  Le chambre des morts ha sido llevada al cine en 2007 por Alfred Lot. En 2010 publica El síndrome E, primer volumen de un díptico sobre la violencia, seguido de Gataca en 2011 y Atomka en 2012

SINOPSIS EDITORIAL: Un hecho muy extraño altera el verano de la teniente de la policía de Lille Lucie Hennebelle: un ex amante suyo se ha quedado ciego cuando visionaba un cortometraje que acababa de comprar al hijo de un coleccionista recientemente fallecido. Una película, muda, anónima, con un toque malsano, diabólico y enigmático. A trescientos kilómetros de distancia, el comisario Franck Sharko, de la policía criminal, acepta volver al servicio bajo la presión de sus jefes, tras haber abandonado el departamento. Se han hallado cinco cadáveres a dos metros bajo tierra que resultan imposibles de identificar, ya que tienen las manos cortadas, la cabeza abierta y cerebro, dientes y ojos extraídos. Al tiempo que Lucie descubre los horrores que oculta la película, una misteriosa llamada le informa de la relación entre el filme y la historia de los cinco cadáveres, y hace que Lucie y Sharko, dos seres absolutamente distintos, y quizás por ello tan cercanos, se encuentren para investigar lo que parece el mismo caso.

  • Título: El síndrome E
  • Autor : Franck Thilliez
  • Traducción: Joan Riambau Möller
  • Editorial: Destino
  • Año de edición: 2011
  • Páginas: :576
  • ISBN: 978-84-233-4531-1


Deja un comentario

“el ingenioso hidalgo don quijote de la mancha” de miguel de cervantes, adaptación de andres trapiello. cosas veredes que haran hablar a las piedras y digo más, aun a los humanos.


“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas, con sus pantuflos de lo mesmo, y los días de entresemana se honraba con su vellorí de lo más fino.” M.C.

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, vivía no hace mucho un hidalgo de los de lanza ya olvidada, escudo antiguo, rocín flaco y galgo corredor. Consumían tres partes de su hacienda una olla con algo más de vaca que carnero, ropa vieja casi todas las noches, huevos con torreznos los sábados, lentejas los viernes y algún palomino de añadidura los domingos. El resto de ella lo concluían un sayo de velarte negro y, para las fiestas, calzas de terciopelo con sus pantuflos a juego, honrándose entre semana con un traje pardo de lo más fino” A.T.

Cuando eres un lector precoz y voraz, ya desde la infancia, es difícil responder a la pregunta sobre cómo incentivar la lectura en el niño. Cuando el ejercicio de la lectura es para ti tan natural como respirar, tan esencial como relacionarte con tus amigos y no tan importante como el comer o el dormir… ¿cómo incentivarías la lectura en el niño?

Yo no tengo una fórmula concreta. Desconozco la receta. Nunca lo supe, o nunca fui consciente de ello. Sí puedo afirmar, categóricamente, que tiene que ser un ejercicio voluntario. Para mí es inconcebible iniciar a alguien en la lectura obligándole a hacerlo. Es impensable e imposible.

Cualquier método que pretenda emplearse, debe hacerse sobre la base de la voluntariedad, la espontaneidad y lo lúdico. El niño debe querer acercarse al libro. Debe querer jugar de un modo libre y desenfadado con ese extraordinario “mecanismo” que es el libro.

 Otros caminos no conducen muy lejos. Es muy fácil crear aversión hacia cualquier actividad que requiera esfuerzo, concentración y voluntad. Y el buen lector sabe que la literatura exige esfuerzo de comprensión, análisis y reflexión.

Sólo existe una manera: que el propio niño acceda a la lectura por sí mismo. Que se implique en la búsqueda de su libro favorito. Que explore, que se adentre por sí mismo en la selva de los libros y vaya descubriendo el gusto a través de sus intereses y aficiones. Dejad que los niños se acerquen a los libros. Que los manipulen, que los apilen, que los cuenten y recuenten y construyan un castillo con ellos. Que sean su juguete… y que de vez en cuando se encuentren uno abierto y sientan la curiosidad de mirar sus páginas y dibujos… y un buen día descubran que tienen que robar horas al día para acabar ese libro.

Pasada la euforia de las efemérides de Cervantes, me asaltan estas mismas reflexiones, como todos los años cuando se celebra el día del libro.

No soy el único que se pregunta si es beneficioso o perjudicial para crear un hábito lector que se insista tanto en los beneficios y bondades de nuestra obra literaria más señera. Siempre surge la batalla entre partidarios y detractores de la idea de facilitar a los niños la lectura del Quijote. Parece paradójico, por el contrario, que siendo indiscutiblemente la mejor obra de la literatura en castellano (no por dogma, sino por sus extraordinarias cualidades literarias), aún existan tales dudas.

La polémica se vuelve, acaso, más extravagante y curiosa por cuanto que la inmensa mayoría de la población no lo ha leído. A lo sumo, una gran parte de la gente conoce las típicas escenas de los molinos de viento, el manteo de Sancho Panza y la fonda convertida en castillo. Y muchos de los que la hemos leído, ni la entendimos, ni la entendemos.

Hasta hace bien poco yo mismo no he sido consciente de la dificultad que su lectura entraña para cualquier lector novel o para cualquier persona de cultura media. Aunque ya existía la versión adaptada de Arturo Perez Reverte, con una orientación diferente, la versión “traducida al castellano” por el autor Andrés Trapiello ha conseguido desvelar el Quijote detrás del Quijote.

Mi curiosidad me llevó a empezar esta lectura comparándola, a la par, con la lectura de la obra original, , ahí descubrí cuan ardua y difícil puede ser la inmersión en un lenguaje arcaico y en desuso que te exige constantemente consultar las notas de pie de página o, directamente, un buen diccionario.

La obra de Andrés Trapiello despoja al Quijote original de muchas expresiones hoy desconocidas y obsoletas sin renunciar al estilo sutil, inteligente, impresionista, irónico y socarrón de la obra de Cervantes. Con un empleo de un vocabulario arcaizante pero no caduco, respetando el espíritu original, ha conseguido restaurar el tesoro del lenguaje que subyace en la novela cervantina.

Sin hurtarnos la obra original, ha realizado una magnífica labor de limpieza. Al igual que las pinturas de la Capilla Sixtina deslumbran hoy con su luz original después de la labor de reparación y conservación realizada, así reluce el Quijote de Cervantes con su vocabulario remozado, pulido y adecentado.

Andres Trapiello ha acercado el Quijote a nuestro tiempo y a nuestra cultura contemporánea. Nos ha permitido experimentar las sensaciones que cualquier otro lector foráneo ha podido gozar al poder leer la obra de Cervantes traducida a su idioma y, por ello, limpia y restaurada. Sólo así se explica el unánime reconocimiento a la obra de Cervantes por público que no conoce el castellano. ¿Por qué un lector inglés o alemán o francés podía disfrutar y gozar del Quijote? Porque su traducción a esos idiomas había pasado ya el filtro de la modernidad y su acceso a la obra se efectúa mediante el vehículo de un lenguaje comprensible.

La novela de Cervantes se puede leer con agilidad, de una manera amena y divertida, apreciando (ahora) la genialidad de su autor en la trama, la estructura, el estilo y el lenguaje.

Con el paso de los años podremos apreciar el enorme beneficio que esta nueva traducción habrá reportado a nuestra cultura, acercando el Quijote a los lectores jóvenes y no tan jóvenes. La recomiendo absolutamente como lectura inicial del Quijote, ántes que la obra original. 

Un saludo

BIOGRAFIA: Andrés Trapiello: prolífico escritor, poeta, novelista, ensayista y periodista. Ganador del Premio Nadal en 2003. Su obra novelística se compone, entre otras, de: La tinta simpática (1988), El buque fantasma (1992), La malandanza (1996), Días y noches (2000), La noche de los cuatro caminos. Una historia del Maquis. Madrid, 1945 (2001), Los amigos del crimen perfecto (2003, Premio Nadal. Premio a la mejor novela extranjera, Pekín 2005), Al morir don Quijote (2004, Premio Fundación Juan Manuel Lara a la mejor novela del año, 2005. Prix Européen Madeleine Zepter a la mejor novela extranjera, 2005), La seda rota (2006) (con fotografías de Juan Manuel Castro Prieto), Los confines, Destino, 2009, Ayer no más, Destino, 2012 (Elegida “mejor novela 2012” por los lectores de El País), El final de Sancho Panza y otras suertes, Planeta, 2014 (fuente: WIKIPEDIA)

  • Páginas: 1248
  • Idioma: Español
  • Publicación: 1615 (2015)
  • Editorial: Destino
  • Categoría: Narrativa
  • ISBN: 9788423349647


Deja un comentario

“el cazador de la oscuridad”, de donato carrisi: ¿es el bien y el mal una cuestión de perspectiva?


“Existe un lugar en el que el mundo de la luz se encuentra con el de las tinieblas. Es allí donde sucede todo: en la tierra de las sombras, donde todo es enrarecido, confuso, incierto. Tú eras uno de los guardianes encargados de defender esa frontera. Porque de vez en cuando algo consigue cruzar. Tu cometido era hacerlo volver atrás” D.C.

La dicotomía entre libertad y seguridad ha venido afianzándose en nuestra sociedad contemporánea como la cuestión vital y decisiva que proyectará desde hoy hacia el futuro el modelo de sociedad en el que vamos a vivir. El desequilibrio hacia un lado u otro de la balanza condicionará esencialmente el predominio del individuo o la preeminencia de lo colectivo en ese futuro incierto que nos aterra conocer.

Orwell, Huxley, Zamiatin, fueron autores que enunciaron a principios del siglo XX los interrogantes que hoy nos formulamos y supieron ofrecernos una propuesta aterradora sobre los riesgos de tomar esas vitales decisiones en la dirección equivocada.

La novela objeto de reseña queda ciertamente lejos del estilo de los clásicos aludidos. Y entiendo que tampoco la intención de su autor sea ofrecer una novela de anticipación política. ¿a qué obedecen, entonces, estas referencias tan dispares?

Lo cierto es que su lectura me ha evocado, puede que de una manera totalmente inconsciente, la existencia de esas instituciones a las que históricamente hemos delegado capacidades y poderes omnímodos para organizar nuestra vida a cambio de la tranquilidad y la seguridad inconsciente y cómoda, ciega a cualquier precio, voluntariamente ignorante de los métodos o acciones con los que nos garantizan esa ilusión de consuelo y perfección moral.

¿Existe alguna institución milenaria que ha regido el destino de la sociedad occidental, investida durante siglos de poder e influencia, y que cuenta con una infraestructura implantada en todos los países del mundo y cuya jerarquía está imbuida del dogma de la infalibilidad en asuntos de la fe (y en muchos casos más mundanos)?

Existe una realidad aparente, superficial y visible, que enmascara otras muchas realidades oscuras y subterráneas que operan en lo oculto para perseguir fines nada claros desde el momento en que su propia clandestinidad interfiere en la clara percepción de lo que son o significan.

Existe una cara amable y desinteresada que contribuye en buena medida a fomentar la caridad y la solidaridad. Y existe también un gran poder político y económico que juega con intereses y objetivos más espurios.

Ya digo: no es que la novela de Donato Carrissi aborde todas estas cuestiones. Más bien no las aborda en absoluto y soy yo quien divaga por donde quiere.

La novela en cuestión se adscribe al subgénero del thriller vaticanista, o eclesiástico, muy del estilo de Dan Brown, aunque sin hace el truco del tetris con las referencias históricas utilizadas y con una calidad literaria superior.

Es una novela recomendable tanto por el argumento, siempre apetecible, enmarcado en las corrientes ocultas de la iglesia con una trama de asesinatos en serie de fondo. Y también por el estilo: ágil y rápido, trepidante (se suele decir) y casi cinematográfico.

La definición de los personajes está muy bien, sobre todo a nivel psicológico. Nos presenta un protagonista complejo, y un malo malísimo y poliédrico en su compleja personalidad. También hay sectas extrañas, con personajes interesantes. En general, la ambientación es atractiva e interesante. Un producto de entretenimiento que no decepciona.   

Un saludo.

 

 


Donato Carrisi:  escritor italiano nacido en 1973 en Martina Franca (Italia). Su experiencia en como novelista de suspense e intriga se apoya en su formación como Licenciado en derecho y especializado en  se especializó en Criminología y Ciencias de la Conducta. Es también guionista de películas y series de televisión. Otros títulos publicados son, entre otros, “El tribunal de las almas”, “La hipótesis del mal” y “Lobos” (fuente: editorial Duomo).

SINOPSIS EDITORIAL: Marcus es sacerdote y tiene un don: detecta el mal que anida en las personas. Sandra es fotógrafa de la policía. Y también tiene un don: puede hacer visible lo invisible. Ahora ambos han unido sus talentos para atrapar a un asesino abominable: alguien que sólo escoge como víctimas a parejas jóvenes.

La investigación de los crímenes les lleva al Vaticano, al archivo donde se atesoran los mayores crímenes de la humanidad. Un inventario del mal absoluto. Un lugar siniestro donde todo es oscuridad. Con un ritmo vertiginoso, Carrisi teje una historia en la que el lector libra la misma lucha que Marcus y se enfrenta a los mismos enigmas que intenta descifrar Sandra, sintiendo las mismas esperanzas y el mismo miedo hasta la última línea.

el cazador de la oscuridad (ebook)-donato carrisi-9788416634064

  • Traducción: Maribel Campmany
  • Colección: Los imperdibles
  • ISBN: 9788416261871
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Páginas: 477


Deja un comentario

“gente de barro”, de david brin. cuando el “yo” es multitud.


“Cada paso en el progreso humano nos presenta un desafío, Vic. Algunos se hunden en los excesos. Otros rechazan temerosamente el cambio. Y un sorprendente número combina lo nuevo con lo antiguo y el sentido común, yendo más allá de todas las expectativas” D.B.

Muchas veces he expresado ya en este blog mi opinión sobre la literatura como un extraordinario vehículo de expresión y difusión de todas aquellas propuestas intelectuales que inciten, estimulen, promuevan, argumenten y desarrollen teorías admonitorias sobre el cambio de paradigma.

Destaco, de entre todos los subgéneros de la novela, la novela negra y la novela de ciencia ficción como los ejemplos más representativos del poder de la literatura en general para transformar nuestro pensamiento y, con ello, para alterar el mundo real tal y como hoy lo conocemos y dar el paso desde la realidad imaginada –paradójicamente- a la realidad material.

Nuestra mente cuenta historias, constantemente. Nuestro pensamiento existe a través de la palabras, verbalizadas o no. Y la literatura construye argumentos y siembra ideas que toman forma en nuestro pensar y que luego pueden materializarse y convertirse en una nueva realidad que antes solo era imaginada. De alguna manera, para que algo se real, físico, material, previamente ha tenido que ser ideado y concebido como posible.

La literatura de ciencia ficción nos abre los ojos y nos acerca a muchas de esas propuestas que, a modo de tormenta de ideas, son vertidas en nuestra mente, algunas absurdas, otras irrealizables y, otras, germen del progreso humano intelectual y científico.

También, la literatura, como no, pone en evidencia nuestras propias carencias. Relata la realidad tal como es –percibida-, critica nuestros errores, nos apercibe sobre otros muchos por venir e intenta estimular nuestra capacidad de reacción y también las posibilidades de autosuperación.

Autores tan importantes como Jonathan Swif, Cervantes, H.G. Wells u Orwell, supieron parodiar nuestra realidad hasta extremos de lo absurdo o lo irreal. Y nos hicieron, en primer lugar, abrir la mente a nuestra propia realidad y, en segundo lugar, abrirla a la posibilidad de la existencia de una realidad distinta, aún por venir, pero indudablemente realizable.

Otros autores, igualmente, tal como Julio Verne, Asimov, Stephenson, o el propio David Brin –cómo no-, supieron anticipar e idear realidades científicas y técnicas que hoy no son sino parte de nuestra vida cotidiana y, por ende, inconsciente, inadvertida e invisible.

Todos ellos ofrecieron su genio creador y lo pusieron al servicio de una idea, que luego fue retomada por otros, desarrollada y hecha realidad. Eso es el progreso científico, intelectual, humano, en suma.

Y junto a la expresión literaria de su idea, cada uno de aquellos autores hoy reconocidos como precursores, clásicos, o genios, nos ofreció también una serie dilemas éticos cuya solución corresponde a la posteridad.

Toda esta extensa introducción viene a reivindicar esas novelas que además de ser un excelente producto literario, trasciende de la mera utilidad lúdica para ofrecer igualmente un estímulo intelectual.

A la novela “Gente de barro” la incluyo en esa categoría.

En un plano estrictamente formal, es una obra, correctamente escrita, amena, con una estructura lineal, con distintas voces narrativas que en realidad son las distintas réplicas del mismo protagonista y con una trama entretenida, interesante, muy ágil y trepidante (salvo ciertos parlamentos del protagonista) coherente y a mi juicio, novedosa y original. Cuenta con todos los elementos para ser una excelente novela.

Y sin embargo, sin que ello signifique objeción alguna por mi parte a las excelencias de esta novela, no es su aspecto formal lo que me ha cautivado sino los interrogantes que suscitan los temas planteados.

En efecto, la trama gira en torno a la tecnología de las copiadoras-horno que permiten a las personas hacer copias de barro de sí mismas, llamadas “ídem” o “golem”, las cuales, tienen un periodo de vigencia de un día y comparten con su arquetipo, original o “archi” la conciencia y la personalidad de éste, quien recupera e interioriza los recuerdos y experiencias de su golem sólo cuando son descargados en su cerebro al fin del periodo de vigencia.

Existen varias categorías de “golem” según se les encomiende funciones meramente utilitarias (trabajo pesado, tareas rutinarias) u otras más especializadas como proceso de datos, actividades militares o, incluso, experiencias sexuales, asignándoles a cada uno distintos colores, desde el verde hasta el naranja, gris, marfil o ébano.

Son muy diversos los temas que el autor trata en la novela, sustentados en la trama sobre la clonación, la creación de réplicas de uno mismo con conciencia y autonomía individual. Al igual que novelas como Frankenstein o la archifamosa “blade runner” (“sueñan los androides…”) de P.K.Dick, esta novela versa sobre la identidad, la personalidad, la inmortalidad a través de la prolongación de la conciencia, las enfermedades mentales, el valor moral del ser humano, los derechos legales de las réplicas, la responsabilidad moral y jurídica, la interpretación mistico-religiosa o laico-racionalista de la esencia del ser humano, el sentido de la existencia, etc.

Me ha sorprendido muy gratamente esta novela, de la que apenas había tenido noticias, empañada por otras más mediáticas del autor. La recomiendo absolutamente.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: Gente de Barro narra las peripecias del detective Albert Morris y sus múltiples duplicados de barro en esa nueva sociedad. En el idemburgo se están haciendo copias pirata de una famosa cortesana, Gineen Wammaker, y Morris debe impedirlo. Un trabajo que no parece excesivamente difícil, pero que le llevará a descubrir una intrincada red de conspiraciones en esa sociedad del futuro donde los ídem carecen de derechos y de todo tipo de consideración.

DAVID BRIN: Astrónomo, físico y escritor de ciencia ficción, David Brin estudió Astronomía en la CALTEC, completando su formación en la Universidad de San Diego. Brin ha ganado premios tan imporantes a lo largo de su carrera como el Hugo, el Nébula o el John W. Campbell.

Su novela El cartero (1985) fue llevada al cine por Kevin Costner. Dentro de su carrera literaria ha realizado libros para franquicias como Star Trek o para continuar la saga de La fundación, de Isaac Asimov. De entre su obra habría que destacar series como La elevación de los pupilos, novelas como El efecto práctica y antologías como El río del tiempo. (fuente, lecturalia)

GENTE DE BARRO ha obtenido números e importantes premios literarios. Premio John W. Campbell, 2003, (Nominación); Premio Arthur C. Clarke, 2003, (Nominación); Premio Hugo, 2003, Mejor Novela (Nominación); Premio Locus, 2003, Mejor Novela de Ciencia Ficción (Puesto: 2)

GENTE DE BARRO

  • Título original: Kiln People
  • Año de publicación: 2002
  • Editorial: Ediciones B
  • Colección: Nova, ciencia-ficción nº 166
  • Traducción: Rafael Marín
  • Edición: 2003
  • ISBN: 978-84-666-1302-6


Deja un comentario

“reamde”, de neal stephenson. una (no mala) novela ni-ni.


“«¿Cómo podemos hacer que dos grupos luchen, que compitan? Ya sé, haremos que uno sea el Bien y el otro sea el Mal.» Exactamente lo que cabría esperar de un comité ejecutivo.” N.S.

¿Por qué empezar esta reseña justificando el título de la misma?. Básicamente, para no cometer el mismo error en que, a mi juicio, incurre la editorial Nova al redactar la sinopsis de la contratapa de su novela.

Anticipo que la novela, como tal, me ha gustado. No es que sus mil páginas merezcan una segunda lectura, pero sí se dejan leer y además tiene momentos interesantes y adictivos, por más que su final “feliz” se vaya anticipando y resulte totalmente predecible mediada la novela.

Creo que es una novela “ni-ni” porque ni es un tecnothriller ni es una novela distópica. Ni siquiera es una novela de ciencia ficción, o algo parecido. Puestos a encontrar la etiqueta adecuada, yo diría que es una novela de acción con un trasfondo de actualidad contemporanea.

Las etiquetas son elementos básicos de información que nos permiten clasificar una especie, jerarquizando los conceptos y permitiéndonos llegar a una mejor definición de los mismos mediante su categorización. Por ello, una etiqueta errónea nos lleva a un concepto erróneo o a una apreciación equivocada.

En el caso que nos ocupa, mi parecer es que esta novela no se asoma ni de lejos a un tecnothriller, a menos que entendamos como tal a toda novela en la que la tecnología esté presente. En este caso existe una referencia clara a los videojuegos “on line”, pero ni mucho menos nos abre la mente a una realidad tecnológica innovadora ni nos ofrece detalle técnico alguno sino que, más bien, revela algunos detalles de los entresijos administrativos de una gran corporación multinacional del videojuego y las maniobras necesarias para coordinar a los distintos departamentos para sacar adelante un proyecto. El mundo del video-juego esta tan presente en nuestra sociedad actual como lo pueda estar el mundo de los viajes en avión privado, el de navegación fluvial, o la (siempre viva) polémica sobre la autorización a los ciudadanos a portar armas (por poner algún ejemplo que se desarrolla en la novela).

Para un lector interesado, la novela “ready player one” de Ernst Cline si que se puede considerar un buen ejemplo de ciencia ficción basada en el mundo de los videojuegos, incorporando a la trama el concepto de realidad virtual llevado al extremo. La presente novela tienen más semejanzas con la obra “el cuarto protocolo” de Forsyth, puesto que el grueso de la trama se compone de la típica “búsqueda al terrorista” más que con cualquier contenido propio de una obra de ciencia ficción.

La editorial, especializada en obras de ciencia ficción, pretende colocar un producto que no es ciencia ficción, por mucho que su autor sea un reconocido escritor del género. Flaco favor se hace tanto al género como al autor, distorsionando el sentido de su obra con un encasillamiento simplista e interesado.

Así con todo, ya apuntaba al principio de la reseña que la novela si merece la pena. Aunque no debemos caer en la trampa que nos ha tendido el marketing editorial.

A mi juicio, es una novela entretenida. Su argumento trata sobre la realidad de la amenaza terrorista para las sociedad contemporánea, bien sea aquella de tipo “yihadista”, como es el caso, o cualquier otra. Trata también, aunque tangencialmente, sobre ese fenómeno tan peculiar a nuestros ojos como es el del movimiento “preparacionista” o “survivalistas” (prepper or survivalist) americano y el posicionamiento existencias (radical) de una parte d ela población ante el eminente advenimiento del apocalipsis (soviético-nuclear, en la guerra fría; yihadista, después del 9-11 o 11-S; incluso maya, en el 2012). Mezcla ingredientes como la mafia rusa, la represión china, la permeabilidad de las fronteras, la colaboración entre las agencias de inteligencia americana, rusa, china y canadiense y el amor “a primera vista” en la aldea global. 

Sus muchas páginas permiten al autor elaborar un argumento muy completo, con muchos elementos interesantes. Ofrece también una escritura amena, que no se dispersa en nimiedades, aunque profundiza en algunos detalles interesantes. Aunque también elabora la personalidad de los protagonistas principales (Richard y su sobrina Zula) y los secundarios, yo he tenido la sensación de que podían superponerse unos sobre otros sin apenas diferencias. Lo peor es la previsibilidad del final y lo absurdo  y forzado de las relaciones amorosas entre los personajes, conducidos todos ellos a un final feliz que yo creo que sobraba.

Un saludo.

NEAL STEPHENSON: Neal Town Stephenson, nacido en 1959, es un escritor norteamericano y diseñador de video-juegos. Sus novelas se enmarcan dentro del género de la ciencia ficción, ficción histórica, ciberpunk y postciberpunk, abordando variados temas como las matemáticas, criptografía, filosofía, la moneda, la historia de la ciencia, los videojuegos. Obtuvo un Premio Hugo en 1996 por obra “la era del diamante”. Ha cosechado también varios Premios Locus en el año 2000 y 2005 y en 2004 el premio A.C.Clark. Alguna de sus obras son: The Big U (1984), Zodiac (1988), Snow Crash (1992), Interface (1994),  The Diamond Age: or A Young Lady’s Illustrated Primer (1995), Cryptonomicon (1999, Quicksilver (2003), volume I:  The Confusion (2004 The System of the World (2004), volume III: The Baroque 

SINOPSIS EDITORIALREAMDE es un «tecnothriller» repleto de acción en el que el lector se verá atrapado en un nuevo escenario: el macabro y distópico mundo de los juegos de guerra online.

REAMDE

  • Autor: Neal Stephenson
  • ISBN: 978-84-666-4768-7
  • Traducción: Rafael Marín Trechera
  • Año: 2012


Deja un comentario

“nos mienten”, de eduardo vaquerizo. el futuro tal como fue.


“Nora da gracias a que aquella zona sea tan hostil a los sistemas de seguridad invasiva. La policía y las corporaciones han intentado con poco éxito mantener las afueras vigiladas. Los vecinos están todos organizados y regularmente hacen batidas en busca de minicámaras, drones, arañas y demás dispositivos robóticos. Con la práctica, en las afueras se ha creado un ejército de auténticos expertos en sabotear los intentos de vigilancia de los poderosos.” E.V

La novela de ciencia ficción, al igual que la novela negra, en su estilo, es el perfecto vehículo para transmitir una idea y hacerlo de manera accesible, atractiva y con una amplia repercusión y aceptación por parte del lector (en cierto modo desprevenido).

Si bien hubo un tiempo en el que yo creía que la literatura debía ser neutral y aséptica, pronto me percaté que esa debería de ser la función de la historia y no de la literatura. Toda obra literaria es, en esencia, una obra comprometida cuya doble misión es entretener y, en mayor o menor medida, estructurar en un relato una idea u opinión de su autor.

La presente novela se encuadra dentro de este tipo de literatura “de denuncia”, que de ningún modo es un subgénero menor si nos atenemos a tan ilustres antecedentes como los que nos encontramos en la historia de la literatura del siglo XX con obras magistrales como “1984”, o”Un mundo feliz” y, en épocas anteriores, “El lazarillo de Tormes”, “El buscón”, “Los viajes de Gulliver” o “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”. Todas ellas comparten esa voluntad del autor de exponer críticamente las fallas de la sociedad contemporánea, bien desde una perspectiva realista, bien desde una perspectiva distópica-futurista,  a la vez que proponen, más o menos explicitamente,  el cambio de paradigma.

Partiendo de esta premisa de denuncia “social”, la novela “nos mienten” de Eduardo Vaquerizo ya formula desde el mismo título su alegato contra la sociedad actual y nuestro sistema político y económico.

En una época de crisis económica, como la que vivimos en la actualidad, se cuestionan los valores tradicionales que nos sirvieron de sustento, precisamente por la falta de apoyo material. Y de entre las grietas ideológicos de ese antiguo edificio, surgen nuevas formas de economía (tal viejas como el trueque) y nuevas estructuras organizativas (tan viejas como el movimiento asambleario).

El autor sitúa la acción en un futuro muy lejano (allá por el año 2.600) y en un entorno muy cercano (tanto como Madrid). Y con estos ingredientes nos presenta una sociedad altamente superpoblada, totalmente desestructurada después de una traumática y devastadora guerra civil. La masa de la población apenas sobrevive tras la escasez de recursos, mientras coexiste con una élite inmensamente rica y poderosa conformada por los dirigentes de las grandes corporaciones que, en delicado equilibrio de fuerzas y poder, se reparten parcelas de territorio e influencia en un mundo globalizado.

El argumento de la novela puede acomodarse al modelo narrativo del héroe arquetípico expuesto por J. Campbell en su obra “el héroe de las mil caras” , con la secuencia Separación, Iniciación y Retorno. La protagonista es traicionada y se ve envueltas en una trama conspiranoica que debe resolver para recuperar una vida que ya nunca volverá a ser igual.

Los temas con los que trabaja el autor son la sobrepoblación, la escasez de recursos, el acaparamiento, los privilegios de la élite, la desorganización de las masas, la utilización de la tecnología para el control y la represión, las plagas y epidemias  los desahucios (tan de actualidad en el 2.600). Y en suma,  la manipulación informativa para mantener el “statu quo” (algo tan viejo como el borrado de los sellos e inscripciones referidas a Tutankamon, ¡vamos!, lo de toda la vida).

A mi juicio, sin ser una novela extraordinaria, se deja leer y es entretenida. La acción es interesante, el ambiente de la novela es atractivo. La novela esta bien escrita. Los personajes son un poco acartonados y, ciertamente, algo planos y previsibles, pero logra crear una corriente de empatía con la protagonista que anima a acabar su lectura. en general existe una identificación .  Las buenas críticas con las que ha sido acogida no me han llevado a la decepción que supuso para mí , por ejemplo, la lectura de Cenital de Emilio Bueso, con la que comparte la visión postapocalíptica, pero de la que se aleja enormemente en cuanto a estilo narrativo y cualidad literaria. Dentro de la narrativa en castellano, no se me ocurren, de momento, otros ejemplos de este tipo de literatura, salvo quizás la obra “Khimera” de Cesar Perez Gellida, de la que prometo una reseña, en breve.  

Obviamente, sea dicho como una opinión personal, con las carencias y limitaciones que la acompañan. Lo que siempre digo en estos casos: léela tu mismo, formate tu propia opinión y sal de dudas.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: Una brillante distopía sobre el futuro inmediato de España que aúna aventura y denuncia social Los pueblos que olvidan su futuro están condenados a sufrirlo. España, mediados del siglo XXI. La resaca de la crisis ha dejado un mundo en el que las megacorporaciones dominan una sociedad hipertecnológica erigida sobre las ru inas de los Estados. El crecimiento salvaje de la desigualdad ha convertido el centro de las ciudades en grandes fortalezas donde viven y trabajan los privilegiados, rodeadas por inmensos barrios periféricos llenos de un ejército de desheredados cada vez más descontentos.

Todos mienten

  • © 2015, Penguin Random House Grupo Editorial, S. A. U.
  • 1ª Edición: junio de 2015
  • ISBN: 9788415831648
  • Páginas: 352


Deja un comentario

“matar a un ruiseñor” de nelle harper lee: la batalla por la justicia y la igualdad se libra en el corazón de los inocentes.


No nos deleitemos en el valle de la desesperación. Les digo a ustedes hoy, mis amigos, que pese a todas las dificultades y frustraciones del momento, yo todavía tengo un sueño. Es un sueño arraigado profundamente en el sueño americano.

Yo tengo un sueño que un día esta nación se elevará y vivirá el verdadero significado de su credo, creemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales. M.L.K

“Para poder vivir con otras personas tengo que poder vivir conmigo mismo. La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno” N.H.L.

 

Corría el año 1963. Un año antes de obtener el Premio Nobel de la Paz. Un año antes de la promulgación de la Ley de Derechos Civiles que abolió (“sólo” legalmente) la segregación racial y declaró solemnemente la igualdad entre las razas.

Cien años atrás, el Presidente Lincoln, frente a cuyo monumento pronunció su famoso discurso Martin Luther King, decretó la libertad de todos los esclavos de los Estados Confederados, mediante la denominada Proclamación de la Emancipación.

Entre esos dos hitos históricos la situación (real) de los ciudadanos negros (afroamericanos) apenas había cambiado. A pesar del gesto presidencial, quizás más encaminado a perseguir un objetivo militar en el contexto de la dura guerra civil, la condición de las personas de color fue (y continuó siendo) la del sometimiento y esclavitud. ¿Cómo si no se explica que aquellos Estados esclavistas que se alinearon con la Unión, no se vieran vinculados por la Promulgación de la Emancipación? Ni Kentucky ni Virginia Occidental, entre otros, ni Nueva Orleans o partes de Luisiana se vieron vinculadas por cuanto que no formaban ya parte de la Confederación.

Y sin embargo, pese a la demonización sistemática que solemos hacer de E.E.U.U. considerándole como un imperio despiadado, ultracapitalista, ultraconservador y ultrareaccionario, lo cierto es que ha sido un país que ha sabido favorecer en su interior el pensamiento crítico de la sociedad civil, como germen del progreso cultural, del desarrollo intelectual y, a la larga del bienestar social y material para sus ciudadanos (aunque respecto a esto último, aún estamos en ello).

En este contexto histórico, mucho antes del sueño de Martin Luther King, la escritora Nelle Harper Lee obtuvo el premio Pulitzer como reconocimiento a su labor en la creación de la novela, objeto de la presente reseña.

Sin perseguir, quizás, un objetivo estrictamente político, su obra ha alcanzado la categoría de “clásico moderno”, tanto por sus innegables cualidades literarias (y sin duda alguna motivado por ellas) como por el mensaje explícito en defensa de la igualdad, la justicia, la integridad moral, la defensa de la identidad racial y cultural en igualdad de condiciones, la defensa del papel de la mujer en la familia y en la sociedad y la crítica inteligente, mordaz y (también) amable, de la hipócrita ignorancia, de los estereotipos discriminatorios, y la exclusión social y económica.

La acción de la novela se ubica en un pequeño pueblo de Alabama, en torno a los años 30 y gira alrededor de las vivencias de una niña pequeña de apenas 10 años a raíz de la acusación y juicio contra un joven negro acusado de abusar de una chica blanca, en el que el padre de la niña es el abogado defensor.

Son muchas las lecturas que tiene esta novela. Posiblemente una por cada personaje, pues cada uno de ellos tiene asignado un concreto papel, un rol que la autora nos quiere presentar y poner de manifiesto el cuadro general de una sociedad sujeta a leyes injustas, excluyentes y no igualitarias que sancionan costumbres y tradiciones que deben se abolidas y erradicadas como paso previo para corregir esas leyes que las amparan.

  • Jean Louise Finch (Scout), la narradora, una niña muy inteligente que sabe vivir su libertad y defenderla con testarudez.

  • Jeremy Atticus Finch (Jem), su hermano mayor, un idealista visceral.

  • Atticus Finch, el padre viudo de ambos. Abogado defensor de Tom Robinson. Una persona que pretende vivir su vida con coherencia e integridad y que ha sabido educar a sus hijos con arreglo a su propia coherencia, sin sujetarse a las convenciones y con el arrojo y valentía que implica conceder a sus hijos libertad de juicio aun en contra de la propia opinión y a la vez imponer la responsabilidad sobre los propios errores.

  • Tom Robinson, el negro Tom, arquetipo de una parte de la población injustamente relegada, condenado por la incomprensión y los prejuicios. Su trágico final ya venía anunciado.

  • Mayella Ewell, victima, en realidad no del delito supuestamente cometido contra ella sino de la ignorancia, los prejuicios, la miseria y las convenciones.

          Son muchos más y, como digo, todos tienen un lugar en la trama. (Para más detalle recomiendo la siguiente página: http://www.shmoop.com/matar-un-ruisenor/dolphus-raymond.html)

Se aprecia en el relato una sencilla elegancia. Está narrado en primera persona, con un estilo muy visual, cargado de imágenes, pero sin descartar profundas reflexiones enmarcadas dentro de unos diálogos muy bien estructurados. Se aprecia un cuidadoso tratamiento psicológico de los personajes y una gran riqueza de matices de ingenio, de inteligencia y de humor.

El título alude a la admonición que realiza Atticus a sus hijos cuando les regalan una escopeta: que disparen a los grajos pero nunca a un ruiseñor, porque disparar a un ruiseñor es pecado, porque su misión es cantar para nuestro deleite, sin hacernos mal alguno.

Es una novela muy entretenida que, además, no está reñida con la profundidad de su mensaje. Si tenemos en cuenta que fue escrita en torno a 1960, este mensaje, ya aludido antes, se nos revela con mucha más fuerza y con un carácter más combativo, dado que los logros conseguidos por nuestra sociedad actual, en gran medida han sido construidos sobre las bases de las generaciones anteriores, que supieron poner en evidencia las carencias de la mentalidad imperante y señalarnos el camino para su corrección.    

No solamente la recomiendo vivamente, sino que ahora mismo me pongo a leer su “continuación” titulada “ve y pon un centinela”, la cual ha sido un auténtico boom editorial en el año 2015, al haber estado más de 50 años inédita y dada por perdida.

La novela también sirvió de base para el guion de la excelente película del mismo título protagonizada por Gregori Peck y dirigida por Robert Mulligan en 1962, la cual obtuvo tres premios Oscar (entre otros, al actor principal y al guion adaptado)  

Un saludo

SINOPSIS EDITORIAL: Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama (EE UU), cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Matar a un ruiseñor muestra una comunidad dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales. Y con un sistema judicial sin apenas garantías para la población negra.

Harper Lee nació en 1926 en Monroeville, Alabama. Asistió a Huntingdon College y estudió derecho en la Universidad de Alabama. Es autora de Matar un ruiseñor y ha recibido numerosos premios literarios, incluyendo el Premio Pulitzer en 1961 y la Medalla Presidencial de la Libertad. Con fecha de 2015 salió publicado el libro inédito “Ve y pon un centinela” que continúa el relato del personaje principal veinte años después. 

Título original: To Kill a Mockingbird

Título: Matar a un ruiseñor

Autor: Harper Lee

Traductor: Marian Belmonte

Editorial: Harper Collins Español

ISBN: 9780718076375

Páginas: 336


Deja un comentario

“a ciegas”, de josh malerman: cu-cu, ahora mes ves, ahora no me ves.


“Los niños preguntaron si se encontraba bien. Ella respondió que sí. Pero saben cuándo les miente. Malorie los ha adiestrado de manera que las palabras no sean necesarias. En ese momento no llora, pero lo ha hecho. Lágrimas silenciosas tras la venda. Silenciosas para ella. Pero los niños son capaces de arrancar sonidos del silencio. J.M.

Ya dejó escrito el solitario de Providence, el maestro Lovecraft, que “La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido.” Y nada hay más desconocido para nosotros que aquello que no podemos ver.

De eso trata la novela que ahora reseñamos, escrita por el debutante Josh Malerman. Su título, “a ciegas”, es bastante explícito sobre la trama: en un futuro distópico, una amenaza indeterminada ha exterminado a la mayoría de la población. No se sabe exactamente en qué consiste, los síntomas son una locura suicida. El contagio viene directamente por la mirada. La gente enloquece, se automutila y se suicida. Los pocos sobrevivientes optan por llevar constantemente una venda en los ojos. Malorie tiene dos niños pequeños y pretende llevarlos a una zona habitada por otras personas, pero tienen que desplazarse con los ojos vendados y su destino esta a muchos kilómetros de su hogar. No puedo aportar más detalles sin riesgo de desvelar en exceso el argumento.

El título original “Bird box” alude a una jaula de pájaros que uno de los personajes colocaba a la entrada de la puerta de su casa para detectar la aproximación de presencias desconocidas.

Esta novela se encuadra dentro del subgénero del terror psicológico. Se estructura el discurso en dos líneas temporales paralelas. Una en el tiempo presente, donde se revelan las vivencias de la protagonista, inmersa en la vorágine de la infección, y su lucha para contactar con otros supervivientes, desplazándose “a ciegas” por el territorio. Otra, retrospectiva, cinco años atrás, cuando llegaron las primeras noticias de la infección y la realidad comenzó a oscurecerse radicalmente hasta desaparecer de la vista todo vestigio de lo que una vez fue una vida normal.

El autor ha sabido trasladar al texto la angustia y desesperación de sus personajes. Su vocabulario es claro, preciso, sencillo, muy descriptivo. Con frases igualmente sencillas, cortas y certeras, imprime velocidad a la lectura a la vez que se va desbocando el corazón del lector, ansioso por ver el desenlace que se aventura trágico. Está muy lograda el efecto que provoca en el lector la incertidumbre, de los personajes, ese miedo a lo desconocido, que se agrava con el terror que provoca la imposibilidad de utilizar la vista para anticipar el peligro y la certeza ilusoria de la inminencia de un riesgo en cada sonido, en cada anomalía en cada silencio de la oscuridad circundante.

También es un acierto, a mi juicio, el plasmar en la novela las distintas actitudes que las personas adoptamos ante una crisis, ejemplificando sutilmente en cada personaje el desconcierto, el miedo, el bloqueo, la negación, la determinación racional, el esfuerzo, el espíritu de supervivencia, el egoísmo, la apatía, la indolencia, la inocencia, la simple adaptación o la irracionalidad.

Personalmente, no soy muy aficionado al género de terror puesto que pocas veces me encuentro con obras que consigan de verdad infundir el miedo que pretenden. Mientras que el cine o la televisión cuentan con mejores técnicas para provocar el pánico y la angustia (algunas un poco tramposas como el abuso de la banda sonora), esta novela lo ha conseguido. La técnica consiste en la brevedad de la novela, el lenguaje empleado, la sencillez y, a la vez, la genialidad de la historia y la confianza en que el propio lector aporte sus propios miedos y sensaciones, que le son devueltas en una dosificación perfecta.

En suma, una primera novela muy recomendable.

Un saludo.

Josh Malerman, es un autor americano, cantante y compositor de la banda de rock The High Strung, el cual,  is an American author and the lead singer ha escrito varias novelas no publicadas, antes de su debut en el mercado editorial con la novela “a ciegas” cuyo título original es “Bird Box”. (Bendita Wikipedia)

SINOPSIS EDITORIAL: No abras los ojos. Hay algo ahí fuera. Algo espantoso, que hace que la gente enloquezca y se suicide ante su sola visión. Nadie sabe qué es ni de dónde viene. Cinco años después de que diera comienzo la pesadilla, los pocos supervivientes que quedan viven refugiados en el interior de casas y edificios, protegidos por puertas cerradas y ventanas con las cortinas echadas.

  • Título: A ciegas
  • Autor: Josh Malerman
  • Editorial: Minotauro
  • Traducción: Miguel Antón
  • Año: 2015
  • ISBN: 978-84-450-0234-6
  • Nº de páginas: 288


Deja un comentario

“¿por qué fracasan los países?”, de daron acemoglu y james a. robinson: tenemos la receta, nos falta cogerle el punto en la cocina


“Para nuestra teoría, es crucial la relación entre prosperidad e instituciones políticas y económicas inclusivas. Las instituciones económicas inclusivas que hacen respetar los derechos de propiedad crean igualdad de oportunidades y fomentan la inversión en habilidades y nuevas tecnologías.” D.A y J.A.R.


La experiencia nos enseña que existen todo tipo de personas: los listos, los tontos, los trabajadores, los vagos … (vaya, en una sola frase he tirado a la basura todo mi condicionamiento sobre la corrección política en el lenguaje).

Y todos nosotros nos hemos encontrado alguna vez con esas personas que, siendo muy listos, muy tontos, muy trabajadores o muy vagos, tienen una desigual desenvoltura en su trabajo o en su vida social. Algunos que, pese a contar, aparentemente, con unas grandes cualidades humanas, no cesan de arruinar su vida laboral o personal, perdiendo el trabajo o rompiendo sus relaciones afectivas o familiares; esos que decimos que no acaba de consolidar sus expectativas, sus potencialidades, en definitiva, que tiene “mala suerte”. Pero normalmente no es cuestión de suerte, es cuestión de sus propias acciones, de su errónea actitud frente a los retos, de su concepción de la vida, de la elecciones que toma a cada momento en sus decisiones. A veces nos decimos que esas personas nunca cambiarán, aunque lo cierto es que todos cambiamos. Eso es facil, lo dificil es cambiar a mejor.


¿No puede pasar lo mismo con los países? ¿Cómo es posible que algunas sociedades evoluciones hacia una economía desarrollada y protectora, plena de bienestar para sus ciudadanos; y otros, en cambio, se vean avocados a la quiebra económica y política? Y ello pese a contar con recursos naturales y con unas condiciones óptimas, a priori, para el progreso y el desarrollo. Ahí también decimos que nunca llegarán a nada, porque ellos (“ellos”, claro), no son como nosotros.

El libro objeto de reseña no se dedica a las personas, sino a los paises. Sus autores pretenden responder a la pregunta que explicita su título: ¿por qué fracasan los países? La respuesta, aun cuando pueda parecer sencilla (osado que es uno), no lo es tanto. Ni siquiera el sentido común, que a veces nos basta para diagnosticar y predecir el devenir de un “bala perdida”, nos puede servir de guía para aventurar una respuesta.


Otros antes que ellos ya propusieron distintas soluciones a la cuestión planteada y Acemoglu y Robinson, rebaten una a una, con ejemplos claros y concretos, las distintas teorías propuestas por otros autores ciertamente reconocidos en el mundo científico. Podríamos pensar que es la geografía, ubicación, climatología, abundancia de recursos y materias primas, etc, la que determina los logros y desarrollo de los países; o la cultura; o las políticas, acertadas o desacertadas de sus líderes. Critican y rebaten las teorías formuladas en ese sentido por economistas como Paul Collier o Jeffrey Sachs, antropólogos como Jared Diamond o sociólogos como Max Weber.

Sin embargo, la tesis del ensayo que comentamos entiende que la clave radica en las instituciones, concretamente el carácter lo que denomina instituciones inclusivas o extractivas en función de su carácter “inclusivo” o “extractivo” en tanto que favorecedoras de la distribución de la riqueza entre sus ciudadanos o, por el contrario la adopción de políticas extractivas, esto es, esquilmadoras de la riqueza de cada país, en beneficio de una élite. Esto, unido a un desarrollo de la tecnología y al favorecimiento de lo que denominan la “destrucción creativa”, sienta las bases para un desarrollo económico sostenible que da lugar, en un periodo de tiempo posterior, al progreso económico y al bienestar de las naciones.


El concepto, obviamente, es un poco más complejo, aunque los autores lo desarrollan de un modo claro y sencillo, con amenidad y limpieza y ofreciendo numerosos ejemplos en su apoyo, con un repaso a países como Estados Unidos, Inglaterra, China, URSS, Sierra Leona, Etiopía o Congo y un recorrido por distintas épocas históricas, desde el Imperio Romano, la Conquista de América, la Independencia Americana, la Revolución Francesa, la I Guerra Mundial, la Primavera árabe, etc. Van desarrollando su tesis logrando que este libro pueda ser leído con facilidad por un lector profano en economía, en historia o sociología.


Considero que es un libro muy recomendable. Desarrolla, de un modo atractivo, una respuesta aceptable (al menos teóricamente), al interrogante que todos nos hacemos en estos tiempos de conflicto y cambio ¿cuál es la fórmula del éxito y del fracaso?.
Un saludo

 

 

 

DARON ACEMOGLU, 03/09/1967 es profesor de Economía en el MIT y ha recibido la medalla John Bates Clark en reconocimiento a su contribución al avance de la ciencia y la investigación.

JAMES A. ROBINSON, 1960, es politologo, economista y profesor de la Universidad de Hardvard. Experto en política y eonomía latinoamericana y africana.

Ambos son autores del libro “Economic Origins of Dictadorship and Democracy”

 

RESEÑA EDITORIAL: Que determina que un país sea rico o pobre? Como se explica que, en condiciones similares, en algunos paises haya hambrunas y en otros no? Que papel tiene la politica en estas cuestiones? Que algunas naciones sean mas prosperas que otras, se debe a cuestiones culturales?, a los efectos de la climatologia?, a su ubicacion geografica? No, en absoluto. Ninguna cuestion relativa a la prosperidad de un pais esta relacionada con estos factores, sino que proviene de otro mucho mas tangible: la politica economica que dictaminan sus dirigentes. Son los lideres de cada pais, afirman los reconocidos profesores Daron Acemoglu y James A. Robinson en este libro, quienes determinan con sus politicas la prosperidad de su territorio, y asi ha ocurrido en todos los periodos de la historia, como demuestran en este apasionante estudio.

  • Nº de páginas: 608 págs.
  • Editorial: DEUSTO S.A. EDICIONES
  • Traducción: Marta García Madera
  • ISBN: 9788423412662


2 comentarios

las estadísticas del blog. al final solo queda uno


 

Hola, paso a publicar las estadísticas de este blog. 

Lo primero que veo es que podría meter a todos mis seguidores en un taxi. Lo malo es que me saldría algo cara la carrera puesto que estáis todos repartidos en distintos continentes.

Cada vez somos menos, así que espero que el descenso no haya sido por causa de defunción o asesinato (entonces si que se parecería a la novela de “los diez negritos”). Lo más probable es que sea ya el asesino, ¿os he matado de aburrimiento?. Perdón, en todo caso.  

Ante todo, tengo que daros las gracias a todos por compartir y participar conmigo en este blog, con paciencia y resignación. Yo mismo he sufrido muchas veces cierta frustración al acceder a un blog que me gusta y comprobar que apenas tiene actividad.

Lo cierto es que ha bajado mi actividad. Hasta ahora no he sido del todo consiente de ello: los números cantan.

Es mi intención seguir publicando y hacerlo de un modo regular y con una periodicidad más constante, la suficiente para mantener la atención, sin agobios (sobre todo por mi parte).

También es mi intención seguir publicando contenidos interesantes. De hecho, creo que mis lecturas son interesantes y pienso que es bueno compartir opiniones y sensaciones sobre las propias aficiones, para seguir fomentando el hábito e interés por la lectura.

Se acerca el Fin de Año y este va a ser uno de mis propósitos para 2016. Veremos si lo consigo. Seguro que con el apoyo y participación de los seguidores del blog.

Un saludo y buen Fin de Año.

 

 

Mira los fuegos artificiales lo que yo leo por bloguear en WordPress.com.. Échale un vistazo al 2015 informe anual.

Origen: Vea los #fireworks que cree mediante mi blog en #WordPressDotCom. Mira mi 2015 reporte anual.


Deja un comentario

feliz navidad. solo eso.


 

 

 

 

 

 

navidad en la nieve muñeco de nieve

 

Aunque el whatsapp también existe, aprovecho para felicitar la Navidad desde este blog. Feliz Navidad, que no falte felicidad. Ponerle el color que queráis. Y mucho azúcar -emocional, que el otro es hipercalorico. 


Deja un comentario

lecturas 2015: lee lo que yo leo y lo que no leo. enumeración y valoraciones


Always Remember To Fall Asleep With A Dream And Wake Up With A Purpose

Si algo tengo claro, es que el mundo va a seguir girando. Que el tiempo sigue su curso y que, pese a nuestras vanas quejas y lamentos, no se nos escurre de las manos, sino que, de vez en cuando, somos nosotros quienes nos distraemos y nos apartamos de su camino , momentáneamente. 

Así ha sido y así será.

Podemos argumentar en contra. Podemos oponernos racional o visceralmente. Da igual. No vamos a cambiar nada. Como no cambiamos el color de los objetos sólo con el guiño de nuestra mirada.

El mundo va a seguir girando… Es un hecho.

Y algunos nos lamentamos de que las cosas no deberían ser como son. Incluso cuando nuestra ansiedad no es más que una cuestión de percepción, interpretación y falta de criterio.

De todos modos, ya asoma el nuevo año 2016. Ahora toca hacer esas interminables listas sobre lo bueno que fue esto o aquello en el año que dejamos; sobre nuevos proyectos o quimeras para el año que afrontamos. Listas y más listas en las que sometemos a juicio lo inevitable o adormecemos nuestros remordimientos con proyectos futuros que también, este año, volveremos a incumplir.

Bueno, el hombre del siglo XXI no parecer ser muy distinto del del siglo XX. Únicamente hemos cambiado las listas manuscritas por las listas digitales. Unos y ceros, en cualquier caso.

Aquí os presento la mía. 

Veo que cada año, la lista de mis lecturas parece menguar. Me digo y me repito a mi mismo que la causa es la falta de tiempo. Perdón. No es esa la verdad. La falta de dedicación y el empleo de mi tiempo -el tiempo- a otros menesteres, ese es el motivo. Es cuestión de cambio de rutinas y de la adopción de otras aficiones imposibles de compatibilizar con la de la lectura (desgraciadamente carezco del don de la ubicuidad).

También las estadísticas me están diciendo que no publico entradas en el blog con la regularidad de antaño. Quizás padezco cierto pereza bloguera (flojera, desidia, apatía, dejadez, galbana, gandulería, haraganería, indiferencia, vagancia, pachorra. ¡Viva el corta y pega!).

A pesar de ello, me mantengo fiel a los compromisos adquiridos antaño, renovando mis votos:

SILENCIO, como abstención de palabra vana y estúpida, al menos bajo mi criterio, que cada uno perfectamente puede pensar y expresar su opinión sobre mis carencias intelectuales, mi pretenciosas opiniones y mis juicios equivocados.

OBEDIENCIA, como acatamiento a las normas de respeto y libertad autoimpuestas al crear este blog.

POBREZA, como independencia económica total, en tanto que no obtengo (ni yo ni nadie, espero), ni un duro en publicidad, ni patrocinios espurios. Eso sí, tampoco soy ingenuo, no quiero el que quiera acallar este blog pierda la posibilidad de intentarlo con una muy significativa (millonaria) cantidad: por favor, hacedmelo saber, estoy esperando.

CASTIDAD. Bueno, también tendréis que entender que mientras estoy escribiendo en el blog no estoy en otras cosas… 

“La columna de hierro”, de Taylor Caldwell.

Los héroes“, de Joe Abercrombie.

Mr. Mercedes“, de Stephen King.

“Sangre Guerrera”, de Christian Cameron.

“Africanus, el hijo del cónsul”, de Santiago Posteguillo.

“Legiones malditas”, de Santiago Posteguillo.

“El color de la magia”, de Santiago Posteguillo.

Linda, como en el asesinato de linda, de Leif G.W. Persson.

El murcielago“, de Jo Nesbo.

Quien mate al dragón“, de Leif, G.W. Persson.

“El leopardo”, de Jo Nesbo 

“A ciegas”, de Josh Malerman.

“Lágrimas en la lluvia”, de Rosa Montero.

El fantasma de Harlot“, de Norman Mailer.

“El invierno del lobo”, de John Connolly.

La suave superficie de la culata“, de Antonio Manzanera.

“Memento mori”, de Cesar Pérez Gellida.

“Un millón de gotas”, de Victor del Arbol.

“Alex” de Pierre Lemaitre.

“La Estrella Polar”, de Martin Cruz Smith.

“La economia no miente”, de Guy Sorman.

“La rebelión del Atlas”, de Ayn Rand.

“Cucarachas”, de Jo Nesbo.

“La mejor venganza”, de Joe Abercrombie.

“Lo que no te mata, te hace más fuerte”, de David Lagencrantz.

“Pilgrim”, de Terry Hayes.

“La agonía del asesino”, de James Sallis.

“Odiseo: el juramento”, de Valerio Massimo Manfredi.

“Limpieza de sangre”, Arturo Pérez Reverte.

“Las aventuras del capitán Alatriste”, de Arturo Pérez Reverte.

El cártel“, de Don Winslow.

“Arena en los zapatos”, de Juan Sasturain.

“Fulgor de muerte”, de Elmore Leonard.

“Personal”, de Lee Child.

“Luna peligrosa”, de Lee Child.

“El camino difícil”, de Lee Child.

“Mala suerte”, de Lee Child.

“Fantasmas”, de Jo Nesbo.

“Locke en 90 minutos”, de Paul Strathern

“Legión”, de Brandon Sanderson.

“Limbo”, de Bernard Wolfe.

Observo que hay mucha novela. Sobre todo novela negra y literatura de evasión, en el buen sentido. Los autores ya son conocidos y repetidos. Veo que es como si instintivamente no hubiera querido arriesgarme con otras lecturas o autores que pudieran arrebatarme los pocos momentos dedicados a la lectura. En cualquier caso. Os puedo decir que he disfrutado con cada una de ellas. Ahí están las reseñas (pocas), que lo reflejan.

Eso eso es todo. Con el nuevo año volveré con mis locos proyectos de lectura siempre incumplidos.

Un saludo.  

 

 

 


3 comentarios

“el cártel” de don winslow: acción y reacción, revolución y política.


“Tiene esa creencia tan estadounidense de que todo problema tiene solución, mientras que un mexicano sabe que eso no es necesariamente cierto.” D.W.

Contra la opinión generalizada sobre el petroleo mexicano como el más importante recurso natural del país, ciertamente existe otra realidad inmanente e inagotable que se ha convertido en el recuso natural mexicano por excelencia: la frontera con Estados Unidos. Fuente no solo de aportaciones económicas sino también culturales. La cercanía con la gran potencia americana y la permeabilidad de ambas fronteras, sobre todo a raíz del tratado de libre comercio suscrito por los dos países, ha supuesto un intercambio enriquecedor y la apertura a la sociedad mexicana de un mercado norteamericano, consumista, voraz y apetente. El crimen organizado de los cárteles mexicanos, versátil y emprendedor como toda gran multinacional, se ha aprovechado de la coyuntura económica y se ha fortalecido con la relación.

El autor norteamericano ha escrito una gran novela sobre el mundo de la droga en México. Mejor dicho, ha escrito dos grandes novelas, pues la ganadora del Premio RBA 2015, “El cártel”, objeto de esta reseña, no es sino la continuación de otra gran novela titulada “El poder del perro”. Ambas ambientadas dentro del mundo del narcotráfico mexicano y la guerra abierta por ambos gobiernos federales, norteamericano y mexicano, contra los señores de la droga.

En opinión del autor, es la ilegalización de las drogas la causa, precisamente, del fortalecimiento de los cárteles del narcotráfico, pues el elevado precio de la droga que provoca su persecución policial, conlleva a un incremento del poder económico de las organizaciones criminales.

De cualquier modo, el problema de la droga “en México” hace tiempo que ha pasado a ser el problema de la droga “en Estados Unidos” y ello está claro con la creciente implicación del gobierno norteamericano en la guerra contra el narcotráfico mexicano, su colaboración con las autoridades políticas y policiales mexicanas y la asignación de presupuestos y recursos económicos para combatir en origen, la raíz de este mal.

Son lejanos aquellos tiempos, en los años 80, en los el “líder narco_revolucionario” Carlos Ledher justificaba su lucha contra el imperialismo yanqui con “la bomba atómica de los pobres”, la droga, enmascarando su actividad crimininal bajo la ficción de una acción política. sin embargo, tiempo después, la solución a la cuestión del narcotráfico se ha decantado como, efectivamente, una cuestión “política” debería ser únicamente policial. 

Pero es que en la sociedad mexicana se esta entablando una batalla a distintos niveles, que la novela de Don Winslow refleja a la perfección. Existe una guerra abierta contra el narcoterrorismo mexicano por parte de la autoridades norteamericanas, cuyo escenario son las calles de las grandes ciudades mexicanas, Mexico D.F., Jarez, Sinaloa, Cuernavaca, etc. Y a su vez existe una lucha interna entre los distintos cárteles de la droga por asumir el control de los territorios, en la que son alineados forzosamente ciudadanos civiles, periodistas, alcaldes y autoridades. También, por mor y obra de la corrupción existe una pugna encubierta entre las distintas instituciones encomendadas de la lucha contra la delincuencia, de tal modo que los policias y autoridades corruptos se convierten en peones de los narcos y son utilizados para eliminar y desactivar “legalmente” a sus respectivos competidores.

La novela objeto de reseña, es merecedora de grandes elogios y justamente galardonada con el premio RBA. Con una profusa y amplia documentación de base, se articula un relato robusto, vertiginoso, y trepidante. Una acción creciente a través de una narración sobria y  sencilla, con los mimbres de un best seller pero sin desmerecer su calidad literaria.

Frente a otras novela del autor bastante flojas más flojas, por lo menos a mi juicio, como “Muerte y vida de Bobby Z”, Don Winslow recupera a sus personajes anteriores novelados en “El poder del perro” y rompe con la maldición de las segundas partes. 

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: El cártel es una colosal narración que se mueve entre los áridos escenarios mexicanos y los despachos de los poderosos en Washington, y que se extiende hasta ciudades europeas como Berlín y Barcelona.

El agente de la DEA Art Keller vive en el más puro anonimato en un monasterio en Abiquiu (Nuevo México), retirado del mundo y dedicado a la apicultura. Después de tres décadas luchando a brazo partido en la Guerra contra las Drogas sólo desea paz y tranquilidad. Testigo de baños de sangre y más horrores de los que hubiera podido imaginar, su pulso contra el cártel más poderoso de México, La Federación, se saldó con el arresto de su líder, Adán Barrera, no sin ver antes cómo moría su compañero y se desintegraba su familia. Exhausto y destrozado, quiere dejar atrás para siempre su pasado en la agencia. Pero los planes no siempre salen como uno quiere y Keller recibe un día la visita de un ex compañero con la noticia de que Barrera ha puesto precio a su cabeza: dos millones de dólares. La situación se complica aún más cuando, al cabo de poco tiempo, el criminal escapa de la prisión mexicana a la que había sido trasladado desde una estadounidense a cambio de delatar a otros traficantes.

Don Winslow, escritor nacido en Nueva York, 31/10/1953. Estudió periodismo e Historia africana en la Universidad de Nebraska. En Sudáfrica trabajó como periodista e investigador en la Universidad de Ciudad del Cabo. Es autor, entre otras, de una serie de novelas protagonizadas por el investigador Neal: Un soplo de aire fresco (A Cool Breeze on the Underground, 1991); Tras la pista del espejo de Buda (The Trail to Buddha’s Mirror, 1992); En lo más profundo de la meseta (Way Down on the High Lonely, 1993); A Long Walk Up the Water Slide (1994); While Drowning in the Desert (1996). Su dos novelas más importantes vienen referidas al mundo del narcotráfico mexicano: El poder del perro (The Power of the Dog, 2005) y El cártel, IX Premio RBA de Novela Negra 2015.

El Cártel

 Premio RBA de Novela Negra 2015

  • Autor: Don Winslow
  • 704 páginas
  • ISBN: 9788490566367
  • Traductor: Efrén del Valle Peñamil


1 comentario

“el murcielago”, de jo nesbo: sicut erat in principio, et nunc, et semper, in secula seculorum.


“Andrew nació antes de la guerra, cuando la política de las autoridades consistía en «protegernos» como si fuésemos una especie animal en peligro de extinción. En consecuencia teníamos menos oportunidades de poseer tierras y buscar empleo. Pero la ley más estrambótica era la que permitía a las autoridades quitarle su hijo a una madre aborigen si existía la sospecha de que el padre no era aborigen.” J.N

 

Abusando del refranero, cual avispado escudero manchego, puedo empezar esta reseña advirtiendo que no puedes decir “de este agua no beberé, ni este cura no es mi padre”. Y no por mi afición al vino ni mi poca afición a las cosas de la iglesia, sino porque, de tener yo rabo, ya me lo hubiera pisado unas cuantas veces.

A raíz de mis reseñas anteriores de otras novelas de Jo Nesbo, concretamente “la estrella del  diablo” y “el muñeco de nieve“, hice profesión de fe declarando aborrecer de toda otra novela de este autor y mi intención de abandonar la adicción a las sagas literarias interminables. Y ahora me encuentro no solo reseñando esta “última” de “el murciélago” sino que me encaminé decidido a leer “el leopardo” y “las cucarachas”, que ya estoy acabando.

Por suerte acudió en mi ayuda un maestro maldito llamado Baudelaire, que nos dijo una vez que en la Declaración Universal de los Derechos Humanos se habían olvidado el derecho a marcharse y el derecho a contradecirse. Bien pensado, pudieran ser estos dos derechos “no humanos” el ejercicio y expresión de la plena y última de la libertad del hombre que se cuestiona y se replica a sí mismo, sin someterse no ya a la dictadura e imposición ajena, sino a la propia, a las cadenas forjadas con nuestros pensamientos y opiniones pasadas.

En aquel momento estaba cansado ya de las reiteraciones y los trucos de artificio con que los autores prolongan una serie de novelas acudiendo a los mismos guiños y señales fáciles para un lector, también fácil, que busca reconocerlos y se deja guiar mansamente por un camino muchas veces recorrido. Alguna decepción me había llevado con autores como Connolly, que han agotado la frescura inicial y nos ofrecen los tópicos y estereotipos presentados como seña de identidad de su marca, en una constante autofagocitosis que nos deja un producto degradado por el abuso y la saturación, sin nada nuevo que ofrecer más que un argumento previsible, en algunos casos, o tramposo, en otros.

Ahora, por el contrario, puedo alegar en mi defensa que, gracias a esa constante que se presenta en algunas editoriales españolas de no arriesgar en la presentación de autores nuevos y esperar a su consolidación el mercado extranjero para ofrecer sus productos en España, ocurrió que se publicó esta primera novela de la saga de Harry Hole mucho después de que hubiéramos tenido acceso, en español, a las seis o siete novelas posteriores. De tal modo que hemos podido disfrutar a la vez de la primera y de la última, pudiendo establecer comparaciones y pudiendo observar la evolución del autor y de su personaje. Y por ello puedo decir, (mea culpa, mea culpa), que me ha vuelto el gusto y que me ha gustado esta “nueva” novela de Jo Nesbo.  

Me ha gustado precisamente por su “novedad” y por lo exótico de su planteamiento, un detective noruego investigando en nuestras antípodas australianas, teniendo como “partenaire”  un detective aborigen australiano.   

Me ha gustado por apreciar en la construcción del personaje de Harry Hole una coherencia con el resto de su biografía posterior. Ese halo de fatalismo que le acompaña, esa constante sensación de dolor por el sentimiento de pérdida, de desengaño que se acentúa en las novelas posteriores, que nos explican y aclaran muchas cosas sobre su personalidad. Es de destacar la complejidad de los personajes secundarios, bien trabajados y, en modo alguno, secundarios o superfluos.  

También me ha gustado por la ambientación y el contexto histórico, esa faceta desconocida de la sociedad australiana, los graves errores cometidos por el proteccionismo estatal hacia los habitantes aborígenes que les privó del derecho a preservar su cultura y sus orígenes al otorgarles una protección encorsetada que eliminó su derecho a contradecirse a sí mismos, su derecho a evolucionar naturalmente, su derecho a marcharse.

Jo Nesbo nos presenta todos estos elementos y los une a una trama interesante que poco a poco va deshaciéndose hasta la solución final. Sin excesivos giros argumentales, ni conejos en la chistera. A mi juicio una de las mejores novela de la serie. Bienvenido, Jo Nesbo.

Un saludo  

SINOPSIS EDITORIAL: Harry Hole es enviado a Sydney desde Oslo para que investigue el asesinato de una mujer noruega, Inger Holter, cuyo cadáver ha sido encontrado entre oscuras rocas, al pie de un acantilado. La policía sospecha que fue violada antes de morir, pero no se ha hallado rastro alguno de ADN. Harry Hole tendrá como compañero de investigación a Andrew Kengsinton, detective aborigen australiano. Ambos sospechan del novio de Inger, Evans White, atractivo camello conocido por la policía. Sin embargo, Harry comienza a vislumbrar que el caso es más complejo de lo que a priori pudiera parecer, y poco después el equipo de investigación relaciona una serie de desapariciones y asesinatos sin resolver que sugieren que un asesino en serie anda suelto. Harry Hole es un joven y brillante detective, pero esconde un oscuro secreto. Durante su estancia en Sydney se enamorará perdidamente de Birgita Enquist, a quien le confesará lo que oculta su pasado y qué le aleja de su país… Todo lo que te puede destruir lo llevas dentro.

Jo Nesbø (nacido el 29 de marzo de 1960 en Oslo), Noruega, Líder y cantante del grupo musical de rock noruego Di Derre. Escritor de novela negra cuya primera obra apareció en 1997 publicó su primera novela negra Flaggermusmannen, que inaugura la serie del inspector Harry Hole, y que fue galardonada con el premio Riverton a la mejor novela negra noruega y el premio Glassnøkkelen a la mejor novela negra de los países nórdicos. Después, siguieron otras, The BatThe CockroachesThe RedbreastNemesisThe Devil’s StarThe RedeemerThe SnowmanThe LeopardPhantomPolic

 

  • Título: El murciélago (Harry Hole 1)
  • Autor (es): Jo Nesbo
  • Traductor: MARIANO GONZALEZ CAMPO / BENTE TEIGEN GUNDERSEN
  • Sello: RESERVOIR BOOKS
  • Fecha publicación: 03/2015
  • Formato, páginas: TAPA BLANDA CON SOLAPA, 384
  • ISBN: 9788416195008


1 comentario

“la suave superficie de la culata” de antonio manzanera: cuando la ficción alimenta a la realidad


“Por su parte, Sam Pugliese también empezó a hacer negocios por su cuenta, pero con más lentitud y, sobre todo, con más elegancia. Al poco de llegar a Reno, fundó una empresa constructora y, a la vez, se relacionó con los líderes de los sindicatos de la construcción. Se gastó el dinero que trajo de Chicago en amañar las elecciones sindicales y logró poner a sus amigos al frente del sindicato. Aquello fue mejor que ganar el premio gordo de la lotería”. A.M.

Atribuida comúnmente a Maquiavelo la frase “el fin justifica los medios”, se ha señalado al politólogo florentino como el precursor de la formulación moderna del concepto de “razón de estado” como legitimación para aplicar todas aquellas medidas necesarias para la conservación y supervivencia del Estado frente a los derechos individuales de sus súbditos o los derechos de otros estados soberanos. Inherente a su concepto podríamos señalar las características de excepcionalidad, proporcionalidad y legitimidad para permitir que dichas medidas discurran por el cauce de la ética. Sin embargo, normalmente, asociamos este concepto a otros más oscuros como conspiración, terrorismo y corrupción.

Y aquí es donde entra en juego la trama urdida en la novela objeto de reseña, ambientada en plena Guerra Fría, en el contexto de la crisis de los misiles cubanos que salpicó al gobierno de JFK y estrechamente relacionada con la corrupción política e institucional que supuso el enorme poder  alcanzado por la C.I.A. y el F.B.I. de Edgar Hoover, todo ello aliñado con una buena dosis mafia siciliana, casinos en Las Vegas, violencia y tráfico de drogas.

No conviene desvelar el misterio, pero puedo decir que la novela se nutre de todos estos ingredientes bien conocidos para rellenar las lagunas de la historia. Allí donde existen sombras, la especulación de las teorías conspiratorias son el abono para la libre interpretación de la creación literaria, para regocijo de todos nosotros.  

Habiendo leído recientemente “el fantasma de Harlott” de Norman Mailer y hace ya tiempo a la “trilogía americana” de James Ellroy, no puedo dejar de compararlas y sumar a estas dos, sin ningún género de duda, “la superficie de la culata”, por temática y ambientación.

La novela de Antonio Manzanera me ha gustado por la agilidad en su lectura, porque la acción es muy entretenida y no decae en ningún momento y por su desenlace final, totalmente imprevisible. La ambientación histórica está muy conseguida, bien fundamentada y bien imbricada con el argumento. Sus personajes principales me parecen coherentes, bien definidos y atractivos.

Si acaso puede tener algún punto desfavorable es el exceso de didactismo. Encuentro que, sobre todo al inicio de la novela, el autor se esfuerza en poner en boca de sus personajes explicaciones, a veces obvias, por ejemplo sobre el propio contexto histórico, sobre el funcionamiento y organización de la de la Mafia, que creo que son excesivas y superfluas, teniendo en cuenta la profusión de información que el lector ya debe de tener sobre estos temas. En última instancia, es una novela muy recomendable.    

 Un saludo

ANTONIO MANZANERA (Murcia, 1974) es doctor en Economía, MBA y un apasionado del emprendimiento. En 2010 publicó en Ediciones Deusto el manual “Finanzas para emprendedores”, que hasta la fecha ha conocido tres ediciones y ha salido en Booket en edición de bolsillo. Su vida profesional ha transcurrido como economista en el sector privado y en el público. Después de residir durante varios años en distintos países regresó a España, donde reparte su tiempo libre entre la familia, la ayuda a jóvenes emprendedores y las novelas de intriga. “El informe Müller” (Umbriel, 2013) es su primera obra de ficción, y en octubre de 2013 apareció su segunda novela, “La suave superficie de la culata”. En 2014 se publicará su nueva novela, “La tercera versión”

SINOPSIS: (de la Web personal del autor): Vincenzo Sunny Santino es un capo de la familia Pugliese de Reno que está cumpliendo condena por el asesinato de una mujer llamada Lucy Lee. La CIA consigue para Sunny el tercer grado con la condición de que emplee sus contactos mafiosos en La Habana para participar en un complot para asesinar a Fidel Castro.
Pero todo empezará a salir mal…
Inspirada en hechos reales, “La suave superficie de la culata” nos adentrará en el enigmático mundo de La Cosa Nostra en los Estados Unidos de los años 60, donde el juego, la corrupción y la violencia conformaban un peligroso estilo de vida.


Editorial: Umbriel Ediciones
Colección: UMBRIEL THRILLER
ISBN:  978-84-92915-38-5
Formato150 x 230
Páginas: 318


1 comentario

“el fantasma de harlot”, de norman mailer: más, mucho más.


“Los hechos descritos son reales, o capaces de respetar las proporciones de los hechos reales. He intentado evitar exageraciones. Si lo he logrado, El Fantasma de Harlot ofrecerá una CIA imaginaria que actúa en una órbita paralela de la CIA real, sin sobreestimar, ni subestimar, sus verdaderos poderes.” N.M., de la nota del autor.

Inmediatamente después de la II Guerra Mundial, la Historia del mundo es la historia de Estados Unidos. Sus logros, que los hubo, son los logros de Estados Unidos, sus miserias y sus guerras, que  las hubo (indudablemente), son las del joven imperio norteamericano. Con un continente europeo convaleciente, un continente asiático devastado y un continente suramericano aún adolescente, los Estados Unidos emprenden desde muy pronto la labor autoimpuesta de gobernar y regir, bajos sus valores y principios, el mundo conocido. En ese contexto mundial sólo una potencia, la extinta URSS, se yergue frente al poder americano y, con su sombra, pretende  oscurecer la promesa de brillo y esplendor que ofrece el país de las barras y las estrellas.

Es el comienzo de una guerra encubierta cuyo inicio sólo unos pocos supieron anticipar y prever. La Guerra Fría que se entabló entre las grandes potencias, a las que también pronto se incorporaría el gigante dormido de China, no dejó de ser un enfrentamiento entre las distintas concepciones de la política, la economía, del mundo: el comunismo y el capitalismo. Y cada una de ellas desarrolló sus propias instituciones para proveer de operativos de inteligencia y espionaje con los que socavar los cimientos del bloque ideológico oponente. Por un lado, la CIA y la agencia aliada, el MI6 británico. Por otro lado la KGB soviética y sus adláteres, la Stasi alemana, la Securitate rumana. Todas ellas instrumentos de infiltración, contraespionaje y terrorismo de Estado.

Vista con la perspectiva del tiempo, el pasado siglo XX, nuestro siglo (puesto que nacimos en él), no deja de ser un tiempo atroz de muerte y destrucción masiva. El hombre del siglo XX, tan prolífico en logros culturales, artísticos e intelectuales, también supo aflorar lo peor de sí, lo peor del género humano en una proporción y con tal grado de malignidad nunca conocido hasta ese momento.

Norman Mailer, el escritor norteamericano, es el gran cronista de los hechos más significativos de este siglo XX. Quizás comparable en lo literario a Truman Capote y a Tom Wolfe en lo periodístico, Norman Mailer sabe relatar, en una perfecta conjunción entre lo que es novela y periodismo, esos acontecimientos de la historia, desde la perspectiva de E.E.U.U. que tanto influyeron en el destino del resto del mundo: la II Guerra Mundial, la guerra de Vietnam, las protestas de la “izquierda” norteamericana, etc.

Con la novela “Los desnudos y los muertos”, consagró la foto fija de la II Guerra Mundial, que luego se ha repetido hasta la saciedad en autores posteriores, tanto novelistas como cineastas. Al igual que ésta, la novela objeto de reseña, “El fantasma de Harlot”, consiguió retratar la trastienda de la C.I.A., la sordina de sus fracasos, sus conexiones con la Mafia y con la oposición cubana a Fidel Castro, su enfrentamiento fraticida con el FBI y su implicación (o nó) en el asesinato de J.F.K y estableció, de un modo magistral los mimbres con las que autores posteriores trabaron sus obras sobre este periodo.

Quizás esta gran novela de más de 1150 páginas no tenga parangón a cualquier otra obra literaria. Salvo la excepción de la magnífica trilogía americana de James Elrroy (“America”, “Seis de los grandes”, “Sangre vagabunda”), con la que comparte el argumento y ambientación pero a la que supera en cuanto al estilo literario, frente al estilo sincopado de Elrroy, y en cuanto a la rotundidad y contundencia de alguna de sus páginas más profundamente eruditas y filosóficas. Por contra, siguiendo con la comparación, la novela de Mailer carece del ritmo y tensión dramática de la novela en lo que el autor californiano es insuperable.

Creo que su envergadura es excesiva, su lectura se hace tediosa en cierta ocasiones en las que el argumento discurre por unos recovecos que no aportan nada. La excusa del relato de unas memorias ficticias, el matrimonio de Harlot y su vida familiar o su propia presencia en la novela, y las disquisiciones psicológicas de la protagonista, entiendo que sobran, aunque para el autor formen parte del todo, de un menú que se nos sirve en su integridad.

La trama se ambienta distintos escenarios de Berlín, Montevideo, Cuba o París, en el periodo de la posguerra guerra fría, siendo el vehículo del autor para mostrar los entresijos de la Agencia, su funcionamiento y las tensiones con otros organismos, especialmente el FBI de Hoover. Un acierto de la novela es la intercalación en la trama de figuras históricamente relevantes en ese periodo con otros personajes de ficción, lo que le otorga al conjunto verosimilitud y credibilidad y facilita una mejor comprensión del contexto histórico en el que se desarrolla.

Finalmente, debo decir que atendiendo a la abrumadora profusión bibliográfica, se aprecia que es una novela muy documentada. Y que su autor no deja de ser un cronista riguroso dotado, a la vez, de un gran talento literario. Compensando los pros y los contras, creo que es una novela recomendable.

Un saludo 

Norman Kingsley Mailer (fuente: WIKIPEDIA) (Long Branch, 1923 – Nueva York, 2007) poeta, ensayista, periodista, dramaturgo y novelista. Intervino en 1943 en la Segunda Guerra Mundial, de cuyas experiencias personales extrajo su primera novela, Los desnudos y los muertos (1948), que se convirtió en un best-seller.
En 1958, publica  El negro blanco, un ensayo sobre los marginados en la sociedad norteamericana de los años cincuenta y sesenta.
En 1968  sale a la luz  Los ejércitos de la noche (1968) en la que aúna novela y periodismo para relatar la “marcha sobre el Pentágono” de 1967 en la que una serie variopinta de organizaciones de izquierda organizaron una protesta contra el gobierno de Washington y la guerra de Vietnam. Fue galardonado con el Premio Pulitzer por esta novela de no ficción.En 1979 volvió a obtener el Premio Pulitzer por La canción del verdugo (1979) por la que abogó en favor de la concesión de la libertad condicional para el asesino Jack Abbot. Su obra y su vida se caracterizaron por la controversia, el activismo político y por la genialidad más desmesurada.

SINOPSIS EDITORIAL: El cadáver de Hugh Montague, antiguo oficial de la CIA, es descubierto flotando en un lago, con la cara destrozada. Harlot, tal era su nombre en clave, no trabajaba ya en la Agencia, pero aún continuaba investigando lo que él llamaba «los Grandes Santones». Su desaparición abre ahora un interrogante: ¿Se ha suicidado, ha sido asesinado o es sólo un montaje para poder desaparecer de la vida pública? Harry Hubbard, ahijado de Harlot, casado con su ex esposa, sabe que también su vida está en peligro. Decide huir. Durante un año, escondido en un hotelucho de Nueva York, escribe sus memorias. En esta novela, Norman Mailer descubrirá no sólo una historia apasionante sino, también, la posibilidad de conocer el funcionamiento interno de la CIA; su formación, sus métodos, sus objetivos…

PN 546

  • ISBN 978-84-339-7006-0
  • EDITORIAL ANAGRAMA
  • NÚM. DE PÁGINAS 1296
  • COLECCIÓN Panorama de narrativas
  • TRADUCCIÓN Rolando Costa Picazo


1 comentario

“linda, como en el asesinato de linda” y “quien mate al dragón” de leif g.w. persson: lo que pedro dice de juan, dice más de pedro que de juan.


“Un buen jefe debe saber delegar, pensó Bäckström, y puso los pies encima de la mesa en cuanto se quedó solo en el despacho. Además, ha de saber tomar decisiones, se dijo. Como por ejemplo, marcar en el teléfono el mensaje de «ausente en acto de servicio», irse a la habitación del hotel, tomarse una cerveza fría y echarse un sueñecito. En el peor de los casos, si la cosa se ponía caliente, ya lo llamarían sus fieles colaboradores. Después de todo, el jefe era él.” L.G.W.P.

—Tengo que pensarlo —dijo Bäckström. ¿Qué será de la Humanidad? ¿Qué será de Suecia? ¿Qué está pasando en el Cuerpo?, pensó Bäckström. ¿Y qué coño pasaría con la princesa y la mitad del reino?, se preguntó. L.G.W.P.

Después de un tiempo sin apenas acercarme a la novela negra nórdica, o escandinava, o sueca (que no voy a volver a divagar sobre su definición y categorización), he paseado mi mirada sobre las estanterías de la librería de aquí abajo para constatar que nada ha cambiado: sigue en alza la producción de nuevos títulos y se colocan todos ellos en un lugar bien destacado y visible. Aunque encuentro algún  nuevo autor invitado a la fiesta, no dejo de detenerme a ojear los viejos y manidos autores de siempre, los clásicos de toda la vida, esos que ya conocemos y que nunca defraudan. Y me decanto por el más admirado por mí, Leif G. W. Persson.

Hace tiempo saboreé su trilogía sobre el declive del Estado del Bienestar, curiosamente convertida en tetralogía por arte de las surrealistas matemáticas del mercado (o de los números, crematísticamente hablando); ya reseñé “entre la promesa del verano y el frío del invierno”,  “otro tiempo, otra vida” y “caída libre como en un sueño” y también “el detective moribundo“, toda ellas magníficas, sin excepción, y a ellas me remito para no redundar en opiniones y valoraciones, pido disculpas por el exceso en la autocita (no, en realidad no).

La reciente aparición de la serie de TV basada en el personaje de Backstrom, con ese mismo título, me hizo volver la vista a este autor y comparar mis percepciones sobre la serie con mis juicios sobre las novelas en las que se inspira, y siempre me pasa lo mismo con este autor, no solamente me encantó la primera de ellas sino que no pude dejar de leer, de seguido, la continuación, a falta de un tercer título aun por adquirir, “La verdadera historia de la nariz de Pinocho”.

Este no es mi espacio para reseñar películas o series de TV, solamente puedo indicar que la serie televisiva apenas alcanza a incorporar a su personaje las peculiaridades de su tocayo literario. No he profundizado en demasía, pero detecto solo unas meras referencias suprficiales, cierta extravagancia e incorrección política y una perspicacia e inteligencia detectivesca de la que, definitivamente carece el personaje literario.

Lewif G. W. Persson, nos describe un funcionario público totalmente amoral que rinde su inteligencia a la ambición de su ego y a la total y absoluta dedicación a su comodidad personal. Pudiendo parecer una parodia, una especie de Inspector Clouseau a lo sueco, relata en realidad todos los males de una organización policial dentro de un Estado democrático, proteccionista, garantista y formalista que sufre la presencia de individuos que saben sortear todas las dificultades organizativas para ascender en la jerarquía y vivir sin dar golpe. ¡Vamos! es sueño recurrente que tengo todas las mañanas y que se explota como una pompa de jabón en cuanto suena el despertador.

La habilidad del escritor sueco consiste en saber aplicar el humor sutil allí donde la tensión dramática puede decaer y ofrecernos a la par que una radiografía de la sociedad sueca desde el punto de vista cuasi sociológico o antropológico un estupendo relato policial , sin mas pretensiones que entretener y divertir. Pero es esa profundidad que subyace lo que lo diferencia de otros autores que se limitan a enmascarar las imperfecciones de su obra con el “gotelé” de la sangre y las vísceras.

 El estilo literario es es correcto; abundan los diálogos brillantes y esa característica suya que consiste en interpolar los pensamientos internos de los personajes en medio de sus conversaciones, de modo que nos ofrece de un modo hábil y muy humorístico la diferencia entre lo que pensamos y lo que decimos. Tampoco se excede en hacernos descripciones pintorescas del paisaje sueco, a modo de guía turísticas (como muchos otros autores nórdicos que se aprovechan de lo peculiar de su paisaje para introducirlo en sus novelas sin objeto ni utilidad alguna). Otro elemento a favor de estas dos novelas es la caracterización de los personajes principales, su acertada y profunda descripción psicológica, plagada de matices, creíbles e interesantes. Si acaso, flojea en los “cameos” de otros protagonistas de la anterior serie de novelas, que aparecen tangencialmente y, creo yo, el autor abusa de los tópicos y estereotipos ya normalizados en la trilogía anterior pero que un lector profano no alcanza a entender del todo.

En resumen, Leif G. W. Persson, es altamente recomendable, estas dos novelas son muy buenas, muy divertidas y además totalmente independientes la una respecto d ela otra. Otra cosa es que puedas dejar de leerlas a pares, como me pasó a mí.

Un saludo

SINOPSIS EDITORIAL:  En mitad de un verano sueco inusualmente cálido, la apacible ciudad de Växjö se convierte en el centro de atención de todo el país cuando una joven recluta de la academia de policía local es brutalmente asesinada. La situación no mejora cuando el jefe de policía de Estocolmo, un incompetente con delirios de grandeza, envía a un equipo del departamento nacional de homicidios para realizar la investigación. 

El equipo lo lidera el inspector Evert Bäckström, un policía cuyo máximo interés es abusar de sus subordinados y engañar a sus superiores […]

  • Traductor: CARMEN MONTES CANO
  • Sello: GRIJALBO
  • Fecha de publicación: 10/2012
  • Formato, páginas: TAPA BLANDA CON SOLAPA, 560
  • ISBN: 9788425347955

SINOPSIS EDITORIAL: Dos cosas traen de cabeza a Evert Bäckström desde que ha recuperado el cargo de comisario tras una temporada de exilio forzoso en el almacén de objetos perdidos de la policía. En primer lugar, las órdenes tajantes del médico para que ponga fin a años de excesos alimentarios, alcohol y cero ejercicio. En segundo lugar, un asesinato de tantos, un caso típico y rutinario… en el que algo no encaja, aunque únicamente lo perciba él. Pero el instinto vuelve a darle la razón. A los pocos días Bäckström y su equipo tienen otro homicidio relacionado con el primero e indicios de su vinculación con un atraco a un furgón blindado que se cobró la vida de otras dos personas. Cuatro muertes sin resolver en una semana. El país entero necesita un héroe y Anna Holt, la nueva jefa de policía, necesita a alguien que mate por ella al dragón que ha clavado las garras en su distrito. ¿Logrará por fin el comisario sus quince minutos de gloria?

  • Traductor: CARMEN MONTES CANO
  • Sello: GRIJALBO
  • Fecha de publicación: 01/2013
  • Formato, páginas: TAPA BLANDA CON SOLAPA, 416
  • Medidas: 151 X 230 mm
  • ISBN: 9788425349065 


1 comentario

“mr. mercedes”, de stephen king: principiante


“Entre semana, una tarde tras otra, Hodges se alimenta a base de esa mierda a todo color, sentado en el La-Z-Boy con el revólver de su padre —el que llevaba como policía cuando hacía la ronda— a su lado en la mesa. Siempre lo coge unas cuantas veces y mira el ánima del cañón. Inspecciona esa oscuridad redonda. En un par de ocasiones se la ha introducido entre los labios, solo por ver qué se siente al tener un arma cargada apoyada en la lengua y apuntada hacia el paladar. Acostumbrándose a ello, supone” S.K.

Cuando ya no tienes nada que demostrar, cuando ya lo has alcanzado todo en tu profesión y tu nombre siempre tiene una sección propia en todas las librerías del mundo, parecería como si ya no quedaran retos por superar (llegado el momento, obtener un imposible Premio Nobel, o similar, una vez conseguido un polémico National Book Award). Sin embargo, siempre hay un poco más allá al que puedes llegar, que te resulte extremadamente difícil y que, precisamente tu maestría, tu fama y tu nombre empañen el esfuerzo, anegado bajo las expectativas creadas. Así podríamos empezar a analizar la primera incursión de Stephen King en el subgénero de la novela negra.

¿Quién, lector, no ha oído nunca hablar de Stephen King? Nadie, nadie en absoluto. Nadie mayor de catorce años mínimamente aficionado a la lectura. Esto es un logro que ha ganado el propio autor con una impresionante trayectoria jalonada de estupendas novelas que superan, a mi juicio, el encorsetado etiquetado y clasificado de los subgeneros literarios y alcanzan la categoría de obras maestras de la literatura.

Esa gloria, ese esplendor, ha resultado últimamente empañado por las mayores exigencias de sus lectores  y los mediocres resultados (desde la perspectiva de las grandes esperanzas puestas en un resurgir) obtenidos con novelas como “22/11/63” o “Dr. Sueño” , las cuales, pese a su extraordinario nivel literario, no parecen alimentar suficientemente la hoguera donde se consuma el Fenix y vuelva a renacer con toda su fuerza creadora.

Este último empujón (¿mediático?, ¿comercial?) ha consistido en la incursión del autor, por primera vez, dentro del subgénero de la novela negra o la novela de intriga, Mr. Mercedes.

Su valoración puede llevarse a cabo de dos formas, básicamente: tomándola en consideración al resto de la obra del autor, contextualizandola dentro del estilo de Stephen King y sus mecanismos creadores; o analizándola de una manera independiente, ubicándola en el género al que pertenece, buscando las claves del mismo y su resolución literaria. También es cierto que se puede reseñar haciendo un tótum revolútum e ir añadiendo de aquí y de allá impresiones sobre la misma y que cada uno se sirva lo que quiera…

Como novela entretenida, con un argumento bien construido, bien elaborado y bien desarrollado, me parece una buena novela negra. No creo que sea una novela magnífica pero, ciertamente, es mejor que muchas en tanto que no es previsible ni aburrida. Su estilo es directo y claro, como suele serlo Stephen King, sin construcciones excesivamente “literias” ni barroquismos estilísticos. Los pesonajes son “creibles”, muy bien definidos en su actuación y motivaciones, muy bien caracterizados psicológicamente, coherentes en sí mismos. La mejor labor de King en la novela es su personaje principal y lo secundarios. Algo que siempre supo hacer magistralmente.

Teniendo en cuenta que es la primera de una prevista trilogía, creo que su resultado hace ansiar la continuación para verificar si el estímulo inicial puede ofrecernos una nueva obra maestra. Siempre, siempre, siempre, vamos a exigir el máximo a Stephen King, porque ya nos lo ha dado más de una vez. 

Un saludo.

 

 

Título: Mr. Mercedes
Autor: Stephen King
Traductor: Carlos Milla Soler
Año: 2014
Editorial: Plaza&Janés
Páginas: 496

 

SINOPSIS EDITORIAL: Justo antes del amanecer, en una decadente ciudad americana, cientos de parados esperan la apertura de la oficina de empleo para reclamar uno de los mil puestos de trabajo que se han anunciado. Han hecho cola durante toda la noche. De pronto, invisible hasta que lo tienen prácticamente encima, un Mercedes surge de la fría niebla de la madrugada. Su conductor atropella y aplasta a todos los que encuentra a su alcance. Acto seguido, el coche da marcha atrás y vuelve a arremeter contra ellos. El asesino huye dejando atrás ocho muertos y quince heridos. Meses después, Bill Hodges, un policía jubilado, que sigue obsesionado con este caso sin resolver, recibe una carta anónima de alguien que se declara culpable de la masacre. Brady Hartsfield vive con su madre alcohólica en la casa donde nació. Disfrutó tanto de aquella sensación de muerte debajo de los neumáticos del Mercedes, que ahora quiere recuperarla. Mr MERCEDES es la historia de una guerra entre el Bien y el Mal. Un retrato inolvidable de la mente de un asesino obsesionado y demente.


1 comentario

“los heroes” de joe abercrombie, cuando la épica de las canciones se siente sucia y cansada en las batallas.


“Morir mientras duermes es mucho mejor que morir con un trozo de acero clavado en las entrañas, por mucho que digan las canciones”. J.A

Fantasía,  fantasía épica, fantasía histórica, fantasía medieval, fantasía heroica, fantasía de espada y brujería. Para un profano, o mero aficionado a este género o subgénero de la literatura, no podría ser difícil categorizar la novela de Abercrombie dentro de alguna de estas etiquetas (si no todas). La lectura previa de una decena de obras de autores como Patrick Rothfuss, George RR Martin o Andrzej Sapkowski, por citar a tres grandes autores, quizás los más representativos, nos permite reconocer en esta novela los elementos que configuran el género; y una base lectora de los grandes clásicos como Tolkien o H. Rider Haggard definitivamente clarifica la cuestión y nos lleva a afirmar que “los héroes” es todas esas novelas… y ninguna de ellas. 

Cuenta esta novela con varios puntos fuertes que la hacen interesante y muy atractiva. Obviamente la temática y ambientación, primer motivo de acercamiento. El estilo de la narración, su estructura y el lenguaje, también son factores que mueven al lector a continuar leyendo. Finalmente, las reflexiones que discurren por el trasfondo de la narración y los interrogantes que provoca en el lector; el contraste que deja grabado en nuestras propias motivaciones personales.

La novela, aun siendo autoconclusiva, participa de la trama y personajes de novelas anteriores como las que forman la Trilogía de La Primera Ley (La voz de las espadas, Antes de que los cuelguen y El último argumento de los reyes) y la novela independiente La Mejor Venganza: la guerra entre El Norte y la Unión, dos regiones enfrentadas, antagonistas respecto de sus intereses y su concepción de la civilización; la una, tribal y caótica, primitiva, individualista, rural; la otra centralizadora, feudal monárquica, palaciega y urbanita.

Nos relata un episodio de dicha guerra, la batalla en torno a un monumento megalítico llamado “los héroes” y se estructura en cinco partes cronológicamente ordenadas según discurren antes de la batalla, durante el primer, segundo y tercer día de la batalla y después de la batalla.  Su estilo es fluido, sencillo, de fácil lectura, ameno y tremendamente adictivo y entretenido. Sabe resolver las transiciones entre las escenas introspectivas de los personajes y las escenas de acción que requiere la trama; con dosis justas, va alternando unas y otras para hacer avanzar sin trompicones ni precipitación, pero siempre hacia adelante, alimentando la voracidad del lector. El relato de las batallas es sublime: Analizando tácticas y estrategias; sin ensañamiento pero con la necesaria presencia de la sangre, el sudor y el barro, también están presentes, el miedo, la confusión, la cobardía, la conveniencia y el cálculo egoísta. Me ha gustado enormemente el levantamiento del velo de la gloria y el esplendor y la exhibición de una realidad deshilachada y sucia que es inherente a todas las guerras. Las conjuras políticas y los intereses de los gobernantes esgrimidos como justificaciones gloriosas para enviar al matadero al pueblo ignorante en defensa de ficciones producto de la manipulación y la corrupción (algo no tan lejano, ni ficticio, por cierto).  

No es una novela de un único protagonista, si acaso, protagonista y antagonista son los dos grandes bandos en pugna en la batalla, El Norte y La Unión. Aborrezco el término “novela coral” porque el lector siempre busca inconscientemente un personaje con el que identificarse, máxime cuando el estilo de la narración se presenta en primera persona y abunda en introspecciones y reflexiones internas del personaje. Esta novela tiene como hilo conductor a varios personajes que el autor nos va presentando en alternancia. Destaca Craw, un viejo guerrero de El Norte, desencantado de la épica y las batallas, siempre pensando en hacer lo correcto aun cuando no sea lo mejor para sí, y con el deseo permanente de abandonar la lucha. También destaca en el bando de La Unión el comandante Gorst, degradado a causa de un incidente en el que se vió implicado, acomplejado por su histriónica voz femenina y con una rabia interior que disfraza la temeridad suicida de osadía y arrojo. Personajes de distinta extracción social, con distintas biografías pero con las mismas dudas, la mima ambición, el mismo desencanto. Seres humanos, al fin y al cabo, pintados con los grises de la realidad y no tanto con el blanco y negro de la ficción. 

Si gustas de la novela histórica realista, sin asomo de magia ni seres mitológicos, con un buen argumento y desarrollo, unos personajes bien caracterizados y un sustrato que estimula tu reflexión sobre la guerra y la motivaciones humanas, no sé qué estas esperando.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: Cuentan que Dow el Negro ha llegado al trono del Norte sobre una montaña de calaveras. Mientras, el rey de la Unión ha decidido que hay que pararle los pies y sus ejércitos ya han invadido el Norte. Miles de hombres están convergiendo en un antiguo círculo de rocas -los Héroes-, en un valle anónimo que se convertirá en escenario de una de las batallas más sangrientas que el Norte ha presenciado. Al mismo tiempo, los dos bandos están infestados de intrigas, rencillas y envidias, que hacen el final imprevisible…

Joe Abercrombie es un escritor británico nacido el 31 de diciembre de 1974. Es conocido por sus obras dentro del subgénero de la fantasía, tales como la trilogía de “La primera Ley” (La voz de las espadas, 2006; Antes de que los cuelguen,  (Before ; y El último argumento de los reyes, ) También es autor de otras obras como La mejor venganza, junio 2009; Los héroes,  2011 y Tierras Rojas, 2012

  • Editorial: Runas
  • Publicación: Septiembre 2012
  • Traducción: Raúl Sastre
  • ISBN: 9788420608686
  • Páginas: 787


Deja un comentario

“canción de navidad” de charles dickens. el juego de los errores.


The mention of Marley’s funeral brings me back to the point I started from. There is no doubt that Marley was dead. This must be distinctly understood, or nothing wonderful can come of the story I am going to relate.  C.D

“La mención sobre el funeral de Marley nos devuelve al punto en el que empezamos. No hay duda que Marley murió. Esto debe entenderse claramente o nada extraordinario puede derivar de la historia que estoy a punto de relatar”. (la traducción, “on may way”, es mía, sorry!)

Dickens es uno de los más grandes escritores de la historia de la literatura. A pesar de que suele considerarse a Shakespeare como el autor clásico, por excelencia, de la lengua inglesa, Dickens tiene un estilo narrativo más cercano a nuestro tiempo, a nuestro gusto y sensibilidad, y por ello somos capaces de asimilar su obra con mucho más disfrute y satisfacción.

Su prosa es clara, sin construcciones largas y enrevesadas, con un lenguaje llano y asequible, lejos de la fastuosidad del citado Shakespeare. También cuenta con una extraordinaria capacidad para la descripción de ambientes y personajes mediante certeras pinceladas e imágenes visuales;  más que mediante la penetración psicológica, basada en los sentimientos y motivaciones, sus personajes están perfectamente construidos y diferenciados. Es evidente su esfuerzo para llegar a todo tipo de lector, sin merma de su calidad literaria, y en especial para ese lector popular de escasos recursos económicos y, quizás, escasa formación intelectual, como el propio autor, que vivió su infancia acuciado por los problemas económicos de su familia, tuvo que trabajar desde los 12 años y su educación fue eminentemente autodidacta.

De entre toda su producción, destaca “Canción de Navidad”, como otro de esos clásicos de la literatura que, pese a ser tan profusamente versionada, adaptada y mutilada, o precisamente por ello, existe sobre ella mucha confusión y juicios preconcebidos que la convierten en una gran desconocida como ya hemos apuntado anteriormente respecto de “Frankenstein” o “Alicia en el País de las Maravillas”.

La gran profusión de versiones de esta obra, cinematográficas, televisivas, incluso en cómic y representaciones gráficas, etc., -incluso existe Barbie en Navidad, o algo así- nos han dejado una imagen estereotipada y algo distorsionada respecto de la obra original, con el agravante de que, además, la generalidad de las personas no solamente no son conscientes de esta suplantación sino que parecen estar íntimamente convencidos de que la conocen perfectamente sin necesidad de haberla leído.  

A mi juicio, creo que se cometen tres errores en la consideración de “Un Cuanto de Navidad”.  El primero, es catalogarla como una obra de literatura infantil cuando no lo es o, al menos, no lo es exclusivamente.

Como toda obra literaria, “Canción de Navidad” está sujeta a muchas lecturas. Aunque a nivel argumental la trama se desarrolla en la época de Navidad, no solamente es un cuento navideño, con un trasfondo religioso y una lección moral al final, sino que, creo yo, la intención del autor se dirigía a un público adulto, con voluntad de divertir pero también de denunciar la realidad social de aquella época, no mediante una crítica abierta sino, veladamente, muy del estilo de Dickens y de los modos victorianos en que se veía inmerso, mediante la exposición pública y puesta de manifiesto de dicha realidad. Lo que nos lleva al segundo error.

También creo que se deja de lado la gran carga de crítica social que contiene este relato. A lo largo de la obra se suceden los comentarios y situaciones en las que se alude expresamente a la situación de desamparo de los niños menores de edad, al desarraigo de las personas pobres en la Inglaterra contemporánea al autor, a la insuficiencia de las instituciones públicas y la explotación laboral. Con gran humor e ironía, Dickens interpela al propio lector en la persona de Scrooge, y le exige que tome partido frente a esos hechos: sus lectores menos pudientes se verían reconfortados, sus lectores con mayores posibilidades económicas se verían conmovidos.

Estos temas como la explotación laboral o el trabajo infantil son una constante en la obra de Dickens y muchas veces se pasan de largo en esta obra como mera anécdota divertida, una hábil excusa para mostrarnos al personaje histriónico y caricaturesco de Scrooge, cuando la intención de Dickens es revelar la circunstancia que a él mismo le tocó vivir: trabajó durante diez horas diarias a los doce años en una fábrica de betún y convivir con su padre y su familia en la prisión de donde este sufría condena por deudas. Así lo expresa literalmente, en la dedicatoria inicial: “Con este fantasmal librito he procurado despertar al espíritu de una idea sin que provocara en mis lectores malestar consigo mismos, con los otros, con la temporada ni conmigo. Ojalá encante sus hogares y nadie sienta deseos de verle desaparecer”

Finalmente, otro error que cometemos respecto de esta obra es la banalización del elemento sobrenatural. Hoy en día, las historias de fantasmas son de lo más habitual y tendemos a considerar que los aparecidos y fantasmas de la obra de Dickens no son más que un recurso estilístico, cuando lo cierto es que, su función es la de hacernos llegar una advertencia, una admonición de una entidad superior y, por lo tanto con una fuerza moral igualmente superior. Por un lado, el autor pretende aterrorizar y por el otro aleccionar. Esto es muy característico de otras obras coetáneas del romanticismo español como por ejemplo la figura del comendador Don Gonzalo en “Don Juan Tenorio” de Zorrilla.

Ahora que ha pasado la época navideña es una buena excusa releer Canción de Navidad con cierta dosis de nostalgia de las vacaciones pasadas. Un excelente relato… ¡que acaba bién¡. Un saludo.  

SINOPSIS: La víspera de Navidad, el viejo avaro Ebenezer Scrooge recibe la visita del fantasma de su antiguo socio Jacob Marley, el cual le comunica que por sus errores pasados lleva una existencia como fantasma, sin paz ni sosiego, cargado con las cadenas forjadas por su propia avaricia en vida. Le anuncia igualmente la visita de otros tres fantasmas y le conmina a hacerles caso y corregir su comportamiento si no quiere acabar como él. Esa Nochebuena visitan a Scrooge,  el Fantasma de las Navidades Pasadas, que le presenta escenas del pasado, de su infancia y juventud. Ahí el viejo avaro empieza a conmoverse. El Fantasma de las Presentes Navidades le presenta escenas de las Navidad actual – para el personaje-. Ahí descubre la miseria en que vive su empleado y la mezquindad de su comportamiento hacia él. El Fantasma de las Navidades Futuras es en realidad la Muerte que le señala su previsible futuro y el futuro del pequeño Tim, el hijo tullido de su empleado, quien apenas puede hacer frente a las necesidades familiares con el mísero sueldo que le paga. Al final de la visita de los espíritus, ya en el día de Navidad, Scrooge se reconcilia con su propia familia, se empapa de fervor navideño y socorre a su empleado y enmienda su pasado. Final Feliz

Charles John Huffam Dickens (Portsmouth, Reino Unido, 1812-Gad’s Hill, 1870) Escritor británico. Aunque proveniente de una familia de clase media, su infancia transcurrió principalmente en la ciudad de Londres, en uno de los barrios más míseros de la ciudad, padeciendo la penuria económica a que le llevó la mala fortuna de su padre, encarcelado por deudas. Llegó a trabajar a la edad de 12 años en una fábrica de betunes. Su formación fue autodidacta y alcanzó a empelarse como pasante d eabogado y taquígrafo judicial. Empezó a escribir crónicas de tribunales para acceder, más tarde, a un puesto de periodista parlamentario y, finalmente, bajo el seudónimo de Boz, publicó una serie de artículos inspirados en la vida cotidiana de Londres (Esbozos por Boz).

La mayor parte de su producción literaria fue difundida por entregas: Los papeles póstumos del Club Pickwick,  Oliver Twist,  Nicholas Nickleby. Sus novelas recogen en cierta medida sus experiencias biográficas, como David Copperfield, la Casa desolada  y La pequeña Dorrit.

  • Editorial: Alianza. Madrid. 2011.
  • 21 cm. 153 p. 
  • Traductor, Santiago R. Santerbás.
  • ISBN: 978-84-206-6307-4


Deja un comentario

“la fuerza de su mirada” de tim powers, una mirada insólita al abismo.


“En el aspecto visual, esas criaturas no saben hacer gran cosa, pero en lo que respecta al lenguaje… Bueno, son como cerillas encendidas arrojadas al interior de un barril de pólvora. Me pregunto cuántos de los grandes escritores del mundo debieron sus dones a las, en última instancia, catastróficas atenciones de los nefelim” T.P.

Ya nos advertía Nietszche que “quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti”. La novela de Tim Powers es un juego de miradas entre el monstruo y su víctima, un baile de seducción en el que siempre el vampiro necesita la previa invitación de su pareja, anhelante de la belleza, la inmortalidad y la fecunda inspiración que se le ofrece, aunque al costoso precio de la sumisión, la soledad y el sufrimiento de los seres queridos.

En esta novela se recrea desde una perspectiva fantástica, las peripecias italianas del mejor y más señero Romanticismo Inglés, en las biografías de Byron, Shelley y Keats, todos ellos emparentados con la musa, el tormento y el horror.

En efecto, con gran maestría por parte de Tim Powers, en un soberbio ejercicio metaliterario y recreación histórica, nos relata la estancia a principios del siglo XIX de los poetas Byron, Shelley y Keats en el contexto de las convulsiones entre los distintos Estados y Ducados italianos y las revueltas carbonarias contra la dominación austriaca, tiñendo las sombras y lagunas de la Historia con un tinte entre fantástico y aterrador, convirtiendo la novela histórica en un relato de horror gótico.

Sin develar la urdimbre y la trama argumental, podríamos decir que tomando como base la realidad histórica contrastada y con justificación en toda una tradición mitológica hebrea, grecolatina y centroeuropea, plagada de seres sobrenaturales como los néfelin (los gigantes descendientes de los ángeles caídos, anteriores al Diluvio), las Grayas (tres deidades preolímpicas con dotes adivinatorias que poseían un solo ojo compartido entre las tres y que ayudaron a Perseo a derrotar a la Gorgona)  la Esfinge, las lamias (monstruos femeninos), Tim Powers nos explica y justifica que el genio creador de talentos literarios surge de esta especie de simbiosis entre el anfitrión humano y su espos@ inmortal.

La novela se inicia con la famosa escena ocurrida entre Shelley, Byron, Mary Shelley y el John William Polidori, en la que se retan mutuamente a crear un relato de horror, producto de la cual surgirían posteriormente la novela “Frankenstein” de Mary Shelley y el “Vampiro” de Polidori. Este inicio marca el estilo de toda la obra, en la que las referencias expresas, y a veces no tanto, al trabajo de estos autores, van marcando los hitos del relato como señales ocultas para la interpretación futura de su obra literaria desde esta mirada aterradora.

Powers ha sabido entresacar de obras como El Giaour de Byron, El mortal inmortal de Mary Shelley, el poema Lamia de Keats o La dama magnética a su paciente de Percy Shelley los suficientes detalles como para encajarlos magistralmente en la trama y dotar de coherencia y credibilidad a su relato, presentándonos una historia de vampiros pero alejada del clásico estereotipo, más bien como unos entes sobrenaturales que siempre han estado presentes en la historia de la humanidad, asociados a la creación literaria, pero paradójicamente ocultos a la mirada profana.

Esta es una novela inusual, con un planteamiento novedoso en la sólida trama argumental y con una trepidante acción que de verdad atrapa al lector y que además ofrece múltiples lecturas superpuestas para todo aquel que busque afinidades entre el triller, la novela de horror gótico y la ambientación histórica y metaliteraria.

Un saludo.  

Timothy Thomas Powers, escritor norteamericano nacido en 1952. Vivió en California y fue discípulo de Philip K. Dick,  formando parte del llamado Grupo de California junto con James Blaylock y K. W. Jeter. Su obra se encuadra dentro del subgénero de la fantasía y ciencia ficción, si bien bajo una patina histórica y metaliteraria en la que muestra una capacidad extraordinaria de torsión de un acontecimiento histórico o hacia lo irreal. Ha recibido premios como el Philip K Dic. Ignotus, Locus, etc. Sus principales obras, entre otras son: Ocúltame entre las tumbas, 2014; Tiempo de sembrar piedras, 2014; Declara, 2000; La última partida, 1992; La fuerza de su mirada, 1989; En costas extrañas, 1987; Cena en el palacio de la discordia, 1985; Las puertas de Anubis, 1983 Esencia Oscura, 1979

SINOPSIS EDITORIAL: La obra cumbre de la fantasía histórica moderna. Una recreación apasionante del romanticismo inglés tras la que ni vampiros ni poetas han vuelto a ser los mismos.
El doctor Michael Crawford se hospeda en una posada inglesa de camino hacia su boda. Ebrio en medio de una tormenta y temeroso de perder el anillo con el que desposará a su prometida, lo coloca en el dedo de una estatua para recogerlo más tarde. Durante la noche despierta sobresaltado y recuerda dónde lo ha dejado; cuando sale a buscarlo descubre que la estatua no está. Aunque aún no lo sabe, Crawford ya se ha casado… La fuerza de su mirada es la obra más elaborada y satisfactoria de Powers. Conjuga de forma impecable la ambientación histórica, biografías apócrifas de Byron, Shelley y Keats, y una increíble reelaboración de los mitos fantásticos más arraigados en la cultura popular. Nephelim, lamias y otros seres de longevidad extraordinaria pueblan una novela única y maravillosa en la que se mezclan acción, erotismo, drama y humor

Click para ampliar

  •  La Fuerza de su mirada
  • ISBN:  978–84–96208–00–1
  • Traducción: Albert Solé
  • 480 páginas
  • Año 2014
  • Ediciones Gigamesh


3 comentarios

Los números de 2014


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 14.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 5 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.


Deja un comentario

lecturas de 2014, lo que yo leí en “lo que yo leo”: conflicto y desgaste


A continuación, la relación de mis lecturas del año 2014 que apenas ha iniciado la cuenta atrás de su propia consunción. 

Si los números no fallan…, son 37 obras de las cuales abunda el Ensayo (11) la Novela de Ciencia Ficción (11), y la Novela Negra o Trhiller (9), también Novela (2), el  relato (2) y las biografías (2).

Si la memoria no me falla…, creo que he leído mucho menos que el año pasado. Debe ser cosa de la crisis (crisis ambiental, mental, de gestión de tiempo, de organización… si algo abunda en una crisis son los adjetivos). Hoy tengo la sensación que no he sabido aprovechar adecuadamente mi tiempo personal. Al final del año siempre tengo la sensación de que haber roto el reloj de arena y de que sus finos granos se me escurren entre las manos la dimensión espacio temporal y que eso ha afectado a mi actividad intelectual.

De cualquier modo, lo que sí queda claro es que ha bajado mi “producción” en el blog. Pese a la evidente merma en las entradas vuelvo a reiterar el compromiso personal asumido cada año de continuar con este trabajo, y  de hacerlo con la misma seriedad y rigor (el que me permitan mis capacidades). 

Lo mejor de este año que acaba son sin duda las efemérides de la I Guerra Mundial y la profusión de ensayos y novelas al respecto, y el rescate del olvido de otras obras clásicas, como la de Barbara Tuchman (los cañones de  agosto) y la de Sebatian Haffner, reseñada en el blog.

Lo peor del año quizás haya sido la sensación de hastío repecto de la novela, lo que se ha traducido en la busca de otro tipo de lecturas con más “contenido” como los ensayos o el redescubrimiento de las biografías, como la extraordinaria  de Stefan Zweig, subgénero que tengo previsto degustar este año que arranca. También ha habido alguna decepción, ya comentada en el blog. 

Haffner, Sebastian. “los siete pecados capitales del Imperio Alemán durante la I Guerra Mundial” E

Leonard, Elmore. “un tipo implacable” N

McFayden, Cody. “el hombre sombra” N

Rojas, Mauricio. “historia de la crisis de Argentina” E

Higgins, George V. “los amigos de Eddie Coyle” N

Rand, Ayn. “vivir” N

Stephenson, Neal. “snow crash” N

Varley, John. “la persistencia de la visión” (relato)

Stross, Charles. “accelerando” N

Hotchschild, Adam. “para acabar con todas las guerras” E

Gibbson, William. “conde cero” N

Koch, Stephen. “el fin de la inocencia” E

Taibbi, Marc. “cleptopía” N

Vinge, Vernor. “un fuego en el abismo” N

King, Stephen. “apocalipsis” N

Barry, Max. “lexicon” N

Bueso, Emilio.”cenital” N

Nesbo, Jo. “la estrella del diablo” N

Connolly, John. “la ira de los angeles” N

Connolly, John. “malvados” N

Rankin, Ian. “sobre la tumba” N

Tartt, Donna. “el secreto” N

Block, Lawrence. “cuando el antro sagrado cierra” N

Tuchman, Barbara. “los cañones de agosto” E

Rallo, Juan Ramón. “la economía del empobrecimiento común” E

Perez Abellán, Francisco. “matar a Prim” E

Redondo, Dolores. “el guardián invisible” N

Muller, John (coord..) “Podemos, deconstruyendo a Pablo Iglesias” E

Somalo, Javier y Noya, Mario. “porqué dejé de ser de izquierdas”

Tocqueville, alexis de. “el Antiguo Régimen y la Revolución Francesa”

Umbral, Francisco. “Cela, un cadaver exquisito”

Eco, Umberto.”apostillas a <El nombre de la rosa>”

Carrasco, Jesus. “Intemperie”

Zweig, Stefan. “un mundo de ayer”

Dick, Philip K. “tiempo desarticulado”

Dickens, Charles.”canción de navidad”

 

Eso es todo, el próximo años mucho más.

Un saludo 

 


Deja un comentario

“un mundo de ayer. memorias de un europeo”, de stefan zweig: una época que fué, una luz que se apaga.


“En la lengua que había escrito y en la tierra en que mis libros se habían granjeado la amistad de millones de lectores, mi obra literaria fue reducida a cenizas. De manera que ahora soy un ser de ninguna parte, forastero en todas; huésped, en el mejor de los casos. También he perdido a mi patria propiamente dicha, la que había elegido mi corazón, Europa, a partir del momento en que ésta se ha suicidado desgarrándose en dos guerras fratricidas.” S.Z.

El 21 de Febrero de 1941 el escritor austriaco, Stefan Zweig, escribió sus últimas palabras: “Ojalá puedan ver el  amanecer después de esta larga noche. Yo, demasiado impaciente, me voy antes de aquí”. Y verdaderamente eran las últimas, por cuanto que días después fue encontrado muerto, junto con su segunda esposa, Lotte, víctima de un último acto de desesperación, su suicidio.

Su impaciencia le llevó a tomar una drástica decisión. Su impaciencia y su pesimismo ante el avance irrefrenable del ejército alemán, que amenazaba con instaurar en Europa un “Reich de mil años” y así hacer desaparecer todo vestigio de una cultura europea, optimista, tolerante, diversa y activa, que moldeó su persona y su carácter, que tanto le dio al escritor vienes y a la que supo corresponder con la totalidad de su obra.

Esta autobiografía, es más bien una biografía intelectual por cuanto que relata la trayectoria pública del escritor, sus años de formación, sus relaciones con artistas e intelectuales: músicos, poetas, novelistas y dramaturgos, eludiendo toda mención a sus relaciones privadas y personales, su familia, su vida y sentimientos íntimos. Es a la vez una disección sociológica de la sociedad europea anterior a la I Guerra Mundial y del periodo de entreguerras, la época de esplendor y decadencia del Imperio Austro-Hungaro.

Testigo de un mundo que ya fue y no será ya jamás, legó a la posteridad este libro triste y nostálgico. Su título, “un mundo de ayer” es bastante significativo respecto del tono general de la obra, el repaso a una vida, el repaso a un mundo pasado, el relato de “los años irrecuperables” de “nuestra generación”, -que esos fueron los títulos inicialmente pensados por Zweig junto con “Europa fue mi vida”-.

El subtítulo, “memorias de un europeo” refleja el sentimiento de pertenencia de Zweig a una cultura supranacional más que a una patria o nación concreta. El desarraigo que le otorgaba su ascendencia judía fue accidental, como él mismo relata; pero su voluntad cosmopolita y paneuropea fue consciente, al igual que la férrea defensa de su individualidad en un mundo obligado a tomar partido entre los dos grandes imperios en guerra. Stefan Zweig se niega a sumarse a la euforia belicista y opta por el exilio y la beligerancia a favor de la paz, a favor del sentimiento nacional europeo, a favor de la universalidad de la cultura.

Tres cosas destacarían en esta obra. En primer lugar, el permanente sentimiento de desolación que rezuma al relatar sus vivencias en contraste con la expresión declarada de optimismo vital que parecía animar su actividad intelectual. Igualmente destaca su privilegiada situación personal lo material –hijo de una acomodada familia judía que le concedió total libertad para orientar su formación de un modo autodidacta y que le posibilitó viajar por todo el mundo sin apenas sufrir estrecheces económicas. Por último, especialmente, es de interés su contacto, a veces de íntima amistad, con las grandes personalidades intelectuales y culturales de su época: Rilke, Verhaeren, Rolland, Rodin, Bazalgette, Strauss, Pirandello, Freud, Bernard Shaw, H.G. Wells, Einstein, Thomas Mann, Joseph Roth, James Joyce, Proust, e incluso Dalí, sobre las cuales desgrana anécdotas y comentarios de sus encuentros, junto con esa aguda capacidad  de penetrar en los caracteres y ofrecernos un bosquejo psicológico de cada uno de ellos.

Creo que es una obra esencial en cuanto a su calidad y amenidad de su relato. Y también respecto de su carácter ejemplarizante y descriptivo, al retratar certeramente un mundo que pudo ser nuestra herencia pero que el desastre de ambas guerras mundiales desbarató y nos hurtó para siempre. Ese mundo en transición entre la época del esplendor, optimismo y seguridad del finales del siglo XIX y nuestro mundo individualista, fragmentado y huérfano de valores universales.

Un saludo. 

 

Stefan Zweig, escritor austriaco, biógrafo, dramaturgo, traductor y novelista nacido en Viena en 1881 y fallecido en Petrópolis, Brasil, el  22 de febrero de 1942. De una familia acomodada, eligió una formación autodidacta y cosmopolita, visitando Europa (Berlín, Paris, Londres,) América (New York, Boston, Filadelfia, Baltimore) y Africa e India.

Durante la I Guerra Mundial destacó por su postura antibelicistas y su negativa a condenar a cualquiera de los dos bando enfrentados. Durante los prolegómenos de la II Guerra Mundial inició un largo exilio del que nunca regresaría.

Su obra se caracteriza por una gran profundidad psicológica de los personajes, tanto en novelas como obras teatrales o biografías, animadas por un espíritu de tolerancia y defensa de la libertad individual frente a la imposición ideológica o restricción cultural nacionalista.

Bibliografía escogida

Teatro: Thersite, 1907; Jeremias, 1916. Ficción: Carta de una desconocida, 1927; Veinticuatro horas en la vida de una mujer, 1929; Novela de ajedrez, 1941. Biografías: Fouché, el genio tenebroso, 1929; Americo Vespucio. La historia de un error histórico, 1931; María Antonieta, 1932; María Estuardo, 1934; Erasmo de Rotterdam, 1934; Tres Maestros: Balzac, Dickens, Dostoievski.; Castellio contra Calvino, Conciencia contra Violencia. Autobiografía: El mundo de ayer, publicado tras su muerte.

SINOPSIS EDITORIAL: El mundo de ayer es uno de los más conmovedores y atractivos testimonios de nuestro pasado reciente, escrito además con mano maestra por un europeo empapado de civilización y nostalgia por un mundo, el suyo, que se iba desintegrando a pasos agigantados. Escritor extraordinariamente popular y testigo de excepción de los cambios que convulsionaron la Europa del siglo XX entre las dos guerras mundiales, Zweig recuerda, desposeído y en tierra extraña, en unas circunstancias personales de insospechado dramatismo, los momentos fundamentales de su vida, paralela en mucho a la desmembración de aquella Europa central que se quería más libre y segura, al abrigo de la locura y la tormenta. El resultado es un libro capital, uno de los mejores de Zweig y referencia inexcusable para entender los desvaríos de un siglo devastador.

 Portada El mundo de ayer

  • Colección: El Acantilado, 44
  • Traducción: J. Fontcuberta  y A. Orzeszek
  • ISBN: 978-84-95359-49-0
  • Nº de edición: 20ª
  • Formato: 13×21 cm
  • Páginas: 552


Deja un comentario

“cela, un cadáver exquisito”, de francisco umbral: un ajuste de cuentas exquisito.


“Cela pudo parecer fascista por autoritario y despótico, pero luego se ha visto, con los años y el trato, que todo era literatura. Cela a quien quería parecerse era a Valle-Inclán en la prosa, a Baroja en las novelas, a Azorín en los arcaismo, etc. casi todo el 98” F.U.

Es sabido, que en el firmamento, las luces de las estrellas se opacan entre sí de tal modo que el brillo de unas nos impiden apreciar el de las otras. Entre las constelaciones del arte ocurre exactamente lo mismo y, en el caso del universo de la literatura, es tanto más evidente como que los propios protagonistas se encargan de legar a la posteridad testimonio escrito de sus desavenencias, envidias y relaciones furibundas.

¿Quién puede dejar de apreciar la ácida enemistad entre Cervantes y Lope, con aquella frase de “la guardia cuidadosa”  (“me han sonado tan bien, que me parecen de Lope, como lo son todas las cosas que son o parecen buenas”)? ¿O ese estupendo prólogo a la segunda parte de El Quijote, que por sí solo encarna un género narrativo, en el que el genio cervantino despacha con gusto a aquel nacido en Tordesillas al que tilda de “asno, mentecato y entrometido”? Y, así mismo, ¿Quién no conoce el archifamoso soneto de Quevedo “erase un hombre a una nariz pegado” donde retrató, por los siglos, al poeta Góngora?

El libro objeto de esta reseña no llega a las alturas de los grandes autores del Siglo de Oro pero no es menos lacerante, mordaz y sardónico. Con la intención declarada de Francisco Umbral de hacer un retrato de su mentor y amigo Camilo Jose Cela, fallecido el mismo año de su publicación, va desgranando una serie de anécdotas y momentos biográficos, alternando críticas opiniones y comentarios a la obra del autor gallego.

Desde su llegada en los años 60 al Café Gijón, el escritor madrileño se introduce en las tertulias literarias apadrinado por Camilo Jose Cela, quien en esa época ya era un escritor consagrado, renovador de la literatura de posguerra con obras como “La Familia de Pascual Duarte”, “Viaje a la Alcarria” y “La colmena”. Se codea con viejas glorias como Gonzalez Ruano (posteriormente denostado por su dudosamente ética relación con el régimen nazi) o el poeta García Nieto. Y jalona su biografía con decepciones como el fallido intento de alcanzar el rango de miembro de la academia.

No deja de parecer un libro oportunista y apresurado: su estructura formal, dividida en dos partes principales VIDA y OBRA, finalmente no responde a su enunciado, y se entremezclan anécdotas, opiniones y análisis, barajadas aleatoriamente. De la memoria de su dilatada relación, Umbral va extrayendo capítulos cortos y de fácil lectura, que más parecen breves apuntes, aunque maravillosamente redactados, o incluso, una recopilación de columnas periodísticas y notas de sociedad.

Se respira en toda la obra una voluntad inconfesada de Francisco Umbral de ajustar cuentas con su “padre” intelectual, teñida del narcisismo del propio autor, quien no cesa de retratarse constantemente así mismo. ¡Recuerdo la famosa escena televisiva protagonizada por Francisco Umbral: “yo he venido a hablar de mi libro”! Pues bien, en muchas de sus páginas se asoma el autor, dejándose ver, bien como tenue reflejo, bien como umbría presencia, más pareciendo un libro memorialístico que autobiográfico.

El acierto de la obra reside, por un lado, en su inmejorable estilo narrativo, la puntillosa y certera mirada de Francisco Umbral y su verbo fustigante y ágil que no deja recoveco sin hurgar, ni flaqueza sin zaherir; en esto se nota su notable capacidad de articulista.

Igualmente, entiendo acertado su análisis de la obra de Cela que, sobre todo a partir de “Mazurca para dos muertos” (1983), construyó de su persona un personaje, y estuvo recreándose en él hasta su fallecimiento, ganándose en el camino el aprecio y reconocimiento general (léase Premio Nacional de Narrativa, Príncipe de Asturias, Premio Nobel, Planeta y Cervantes) concedidos más a su trayectoria pasada que a su logros posteriores a “La colmena”.

También, para concluir, es interesante para toda aquella persona coetánea a los hechos relatados, que revive, ahora desde la nostalgia, las interioridades de un finado pasado.

Un saludo.

Francisco Umbral, periodista, poeta, novelista, biografo y ensayista madrileño, (el orden es arbitrario e ignoro si del gusto del interfecto en orden a sus preferencias y/o prioridades), nacido en 1932 y fallecido en 2007. Su andadura literaria se inició en Valladolid bajo el ala protectora de Miguel Delibes, en el periódico El Norte de Castilla. Su llegada al Madrid natal se produce en 1961. Allí frecuentará las tertulias del Café Gijón donde se relacionará con escritores como García Nieto y Camilo Jose Cela. Trabajará y colaborará con inumerables publicaciones y periódicos y alternará esta labor de columnista (recopilada, entre otros en Mis placeres y mis días, 1994) con la ingente producción de novelas (Mortal y Rosa, 1975; las ninfas, 1975) y biografías (Larra, anatomía de un dandy, 1965; Lorca, poeta maldito, 1968; Ramón y las vanguardias, 1978. Recibió importantes premios como el Premio Nadal de novela por Las Ninfas en 1975; el Premio González Ruano de Periodismo en 1980 por su artículo El trienio; finalista del Premio Planeta en 1985 con Pío XII, la escolta mora y un general sin un ojo; en 1991 el Premio Nacional de la Crítica por Leyenda del César visionario; en 1996 el Premio Príncipe de Asturias de las Letras; en 1997 el  Premio Nacional de las Letras Españolas; en el año 2000 el Premio Cervantes. Por cierto, que no pudo entrar en la Real Academia Española en 1990, siendo apadrinado por Camilo José Cela, Miguel Delibes y José María de Areilza, siendo elegido para el sillón “F”, Jose Luis Sampedro.Tampoco obtuvo el premio Nobel, y eso se nota en el libro objeto de esta reseña.

INDICE: Epígrafe. ATRIO. LA VIDA. Gente bien. El 98. Baroja. El niño terrible. El Café. Ríos Rosas, 54. Son Armadans. La cucaña. José García Nieto. El inglés. El vagabundo. El vagabundo almuerza. La política. La preguerra. El fascismo. Censor y delator. La rosa. Muerte de César. La Alcarria. Cela y las generaciones. Marina. Salieri II. El Nobel. La finca. San Camilo. Toledo. Puerta de Hierro. Cena en Puerta de Hierro. Cela y el dinero. El milenio. 2001. La gloria. LA OBRA. Cela por sí mismo. El proceso. El plagio. Una trayectoria. Izas, rabizas y colipoterras. El andarín de su órbita. La novela de la guerra. Mazurca. Profesor de energía. Boj. Husserl. Nietzsche y Cela. El compromiso burgués de la novela. Su españolismo. Articulismo. La cultura de las cosas. La prosa Lírica. Lo castizo. Los sueños vanos, los ángeles curiosos. Profesor de energía. ÍNDICE ONOMÁSTICO

 

cela: un cadaver exquisito-francisco umbral-9788408043409

  • Editorial: PLANETA
  • ISBN: 9788408043409

 


Deja un comentario

“el guardián invisible” de dolores redondo, los lazos familiares que enraizan en la zona umbría nos ofrecen su fruto de magia, mística y horror.


Pero los elizondarras se habían mantenido firmes junto a la iglesia, luchando en aquel codo del río Baztán que les había dado y quitado todo a su antojo, como avisándoles de que aquél no era lugar para los hombres, de que esa tierra en mitad de un valle pertenecía a los espíritus de los montes, a los demonios de las fuentes, a las lamias y al basajaun. D.R.

 Nos encontramos con el “guardián invisible” una hábil y sutil combinación entre lo que es una novela costumbrista, de marcado ambiente local, que describe la vida y costumbres de un pequeño valle de la comunidad foral de Navarra; una novela psicológica, donde profundiza con especial habilidad en la personalidad de los personajes principales y cómo se conforman los roles familiares que van definiendo y condicionando las relaciones personales entre los distintos miembros de una familia; una novela antropológica que introduce en la trama, sin fricciones argumentales, un elemento mitológico ligado a la región donde ésta transcurre; y finalmente, una novela policial, como eje definitorio de toda la narración, cuyo desarrollo va tomando cuerpo a lo largo de la novela, atrayendo al lector hasta culminar en un final algo predecible pero no mal ejecutado de ninguna manera.

Después de tanta saturación por culpa de la novela negra nórdica (recientemente), que nos obliga muchas veces a ser muy, muy, muy, selectivos (o a no serlo en absoluto y leer indiscriminadamente toda obra que lleve tal etiqueta), la aparición de esta otra novela más apegada a nuestras raíces culturales, a los protocolos policiales que estamos acostumbrados a ver en nuestra Administración, a las mezquindades y miserias de la vida cotidiana que tanto padecemos nosotros mismos, incluso al hecho criminal, que sabemos reconocer como “nuestro” y que se concilia mejor con nuestra percepción del bien y del mal en nuestra sociedad y el conocimiento y aceptación de lo real y lo posible, nos encontramos una novela que, en efectos, se adapta a nuestro entorno porque surge de ese mismo entorno social y cultural, de ese mismo paisaje natural, agreste, salvaje y casi inexplorado que aún guarda para nosotros, los restos de un miedo ancestral a lo desconocido que se confunde con una neblina difusa de historias, mitologías y leyendas de origen remoto e incierto, pero antiguo y rural, que choca con nuestra actual mirada contemporánea, urbanita y tecnológica.

Si además  esa novela tiene suficiente calidad literaria y artística, con un argumento atractivo y bien construido que aporta el  imprescindible ingrediente de misterio e intriga que satisface el gusto del lector, podemos decir que es una muy, muy, muy buena novela negra.

Al parecer, el boca a boca ha coincidido con la crítica y los críticos y, tal y como ya pasó con otra estupenda novela de Vicente Garrido y Nieves Abarca, “los crímenes exquisitos”, su éxito parece venir ya dado por su calidad previa y no al revés como a veces sucede.

Además, cuenta como protagonista a una mujer, al igual que esta otra novela de “los crímenes exquisitos”, que le da un especial atractivo por cuanto que observamos un esfuerzo, muy bien resuelto, por definir y reivindicar a la mujer trabajadora en nuestra sociedad; a la mujer con poder de decisión y capaz de asumir responsabilidades tanto laborales como personales, con sus propios conflictos, (independientemente de que lo hagamos bien o mal, como nos pasa a todos). Esto se refuerza con los personajes secundarios, principalmente femeninos, que nos acercan de un modo muy convincente a esa sociedad matriarcal navarra tan peculiar.

Concluyendo, recomiendo esta novela, con gran énfasis, porque es una muy buena novela, que además sabe extraer de nosotros  reflexiones sobre nuestra propia sociedad, sin perder ni olvidar el compromiso básico con el lector, divertir y deleitar.

Un saludo.

Dolores Redondo, escritora donostiarra nacida en 1969. Estudió Derecho y ha escrito una primera novela titulada “los privilegios del angel” antes de iniciar la serie denominada “la Trilogía de Batzan” compuesta por “el guardián invisible”, “el legado de huesos” y “ofrenda a la tormenta”, aun sin publicar. 

SINOPSIS EDITORIAL:

“Ainhoa Elizasu fue la segunda víctima del basajaun, aunque entonces la prensa todavía no lo llamaba así. Fue un poco más tarde cuando trascendió que alrededor de los cadáveres aparecían pelos de animal, restos de piel y rastros dudosamente humanos, unidos a una especie de fúnebre ceremonia de purificación. Una fuerza maligna, telúrica y ancestral parecía haber marcado los cuerpos de aquellas casi niñas con la ropa rasgada, el vello púbico rasurado y las manos dispuestas en actitud virginal.”

el guardian invisible-dolores redondo-9788423341986

  • Nº de páginas: 440 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editoral: DESTINO
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788423341986


4 comentarios

“la estrella del diablo” de jo nesbo, finalizado el verano de la alegría nos adentramos en el otoño de la decepción.


“Harry se imaginó a los peces gato cuando el agua desaparecía y ellos se quedaban allí en el lodo, moviendo la cola, abriendo la boca e intentando acostumbrarse a respirar aire.

—Necesito una respuesta, Harry. Tengo que saber si estás dentro o fuera.

Ahogarse con aire. Puede que la muerte del pez gato no fuera peor que la de otros” J.N

Observo un lento y progresivo hastío por mi parte respecto de las sagas literarias dentro del género de la novela negra. Ya me ocurrió con anteriores autores como Connolly, Rankin (del que acabo de leer “sobre su tumba”), Connelly e, incluso, Mankell (sin ser éste de los peores, ni mucho menos, a pesar de ser el pionero).

Entiendo que el género tiene sus reglas y que seguir más o menos la senda marcada por las formas canónicas puede, de alguna manera, encorsetar la creatividad.

También entiendo que los lectores somo seres ávidos de novedad y entretenimiento y que ser crítico con una obra literaria es muy fácil según alcance el rigor que nos exigimos respecto de la misma, desde el simple “no me gustó” al más complejo análisis literario de su estructura, lenguaje o contextualización.

Y por eso siempre siento cierto reparo al emitir una opinión negativa sobre alguna obra o sobre algún autor, cuando, incapaz de crear obra alguna que se precie, bien pudiera ser yo también incapaz de saber apreciar las cualidades ajenas y, mucho menos, despreciarlas o criticarlas alegremente sin haber entendido nada.

Pero aun así, no dejo de tener opinión, al menos una, y tampoco renuncio o mi derecho inalienable a expresarla y compartirla, sometiéndome al mismo rigor de la crítica que yo ejerzo.

Con ello, llegamos al meollo de la cuestión que nos ocupa: ¡abandono!, ¡me rindo!, voy a dejar de leer más novelas de sagas kilométricas que no son más que un matiz y variante de cada novela anterior. Adiós a Rebus, Adios a Parker, Adios a Hole, Adios a Wallander y a algún otro que me dejo por el camino (a Scarpetta ya la dí plantón hace años, por los mismo motivos y alguno más, pero eso es otra historia).

Ya estoy cansado del mismo estereotipo: el detective inteligente que es a la vez una persona atormentada e inadaptada, cuya inteligencia innata no viene acompañada de las habilidades sociales necesarias para que su trato con las demás personas y sus jefes inmediatos sea pacífica o cordial. Aunque el personaje es atractivo y el lector llega a empatizar con él, la profusión de autores que parecen haber tomado como modelo a la misma persona me hace dudar a veces sobre si estoy leyendo a uno o a otro: siempre los mismos impedimentos burocráticos a la hora de resolver el crimen, el escollo de la incompetencia de sus jefes que es preciso salvar infringiendo las normas y/o acomodándolas a la ética personal. También me llega aya a aburrir la desolada vida personal de los protagonistas, su abandono, la desesperación de ver rotos sus lazos familiares que desemboca -y alimenta- su dependencia del alcohol, socialmente tolerado, o las “pastillas”, un poco menos aceptado pero dentro del margen de lo habitual. Incluso me llegan a cansar las constantes referencias musicales sobre las preferencias del protagonista, que pretenden reforzar su carácter original y “outsider” pero que a veces nos ofrecen un retrato acartonado de un personaje que quiere parecerse real.

Para concluir, puedo decir que me queda el consuelo de otros autores que apenas han sido explorados por mí ,cuya obra no constituye terreno devastado por la voracidad sistemática de un lector compulsivo. Estoy pensando en propuestas tan interesantes como la de  Qui Xiaolong, Diane Wei Liang, Dolores Redondo, Nieves Abarca y Vicente Garrido, Leif G W Persson, y sobre todo los clásicos Chandler, Chester Himes, Higsmith, etc, a los que siempre puedo volver y siempre como la primera vez.   

Respecto de la reseña del libro que nos ocupa, una vez dicho lo anterior, vuelvo a repetir reflexiones ya vertidas con anterioridad en otras reseñas anteriores. Si es la primera vez que lees una novela de Harry Hole, creo que es una buena novela de género.

Para aquella persona que ya haya leído varias novelas del mismo autor y personaje, poco puede sorprenderse sobre el estilo y cadencia narrativa de Jo Nesbo; con un lenguaje siempre ameno y de fácil lectura, sin construcciones complejas, narrado en primera persona y una línea temporal clara, sin apenas regresiones ni introspecciones excesivas y con una trama principal interesante y unas tramas secundarias algo redundantes (sobre la vida personal de Harry Hole y sus problemas con el alcohol y la jerarquía policial).  

De todos modos, la mejor manera de salir de dudas es leerla y formarse su propia opinión. Lo digo siempre y no pretendo hacer parodia de mí persona, pero cada vez me parezco más a mí mismo. Un saludo

SINOPSIS EDITORIAL:

En un verano excepcionalmente caluroso en Oslo, el cuerpo de una joven aparece en el suelo de su apartamento, en medio de un charco de sangre. Tiene amputado un dedo de la mano izquierda, y bajo un párpado le han colocado un pequeño diamante rojo con la forma de una estrella de cinco puntas: el símbolo de las tinieblas, el emblema del diablo. Cinco días después del tétrico hallazgo, un hombre denuncia la desaparición de su esposa. Otro dedo cercenado aparece en escena: lleva un anillo con un diamante rojo engarzado, tallado como una estrella de cinco puntas. Tendrán que pasar cinco días más para que aparezca el tercer cadáver… y se repita el ritual. Son demasiadas coincidencias, y todo apunta a que un asesino en serie está actuando en la ciudad.

Harry Hole es un policía poco convencional y sus métodos para resolver un enigma, poco ortodoxos. El alcohol y una situación personal muy complicada le han hecho tocar fondo, y está a punto de perder el trabajo. No tiene vacaciones, por lo que el jefe Moller le asigna el caso y le impone como compañero a Tom Waaler, un tipo corrupto, implicado en el tráfico de armas y de alguna manera responsable de la muerte de Hellen Gjelten, compañera y amiga de Hole, en el transcurso de una investigación. Harry está decidido a demostrar que sus sospechas sobre Waaler están fundadas, e incluso empieza a preguntarse si no estará relacionado con los crímenes. Los demonios reales y los imaginarios se mezclan en la mente del policía, que se tiene que enfrentar a un criminal sanguinario y a un enemigo implacable dentro del departamento. Sólo tiene una cosa clara: la estrella de cinco puntas es la clave para resolver el misterio.

Estrella_diablo

  • 480 páginas
  • ISBN: 9788498678338
  • Tamaño: 14 x 21,3 cm
  • Presentación: Rústica
  • Idioma de la edición: Español
  • Traductor: Carmen Montes Cano


Deja un comentario

“el don” de mai jia” no se qué, pero eso no es.


“La muerte y el sueño tienen el mismo nombre de pila pero diferente apellido. Dormir nos prepara para la muerte” M.J.

 Como dijo Goethe, nadie nos engaña, nos engañamos a nosotros mismo, o dejamos que nos engañen. Por ello, a nadie he de culpar por haberme leído casi quinientas páginas del libro “el don” del autor chino Mai Jia sino a mí mismo. Y a mí mismo he de reprochar el haber sufrido una tremenda decepción por haber volcado en su lectura tan altas expectativas que luego no he podido ver satisfechas.

Cuando me enfrento a una nueva lectura orientado por las críticas recibidas en los medios, o en las páginas del universo de internet, casi siempre me adentro prevenido sobre la usual falacia de los elogios mediáticos.

Sin embargo en este caso me interesó el argumento contenido en la sinopsis editorial. También atrajo mi curiosidad el hecho de que fuera un autor de origen chino, sobre cuya literatura apenas tengo experiencia lectora, salvo las referencias obligadas de Xingjiang y Mo Yan o de Xiaolong Qiu.

Estos autores, aun partiendo desde unas biografías dispares, tanto generacionalmente hablando como respecto de su respectiva formación cultural, así como desde un estilo característico propio: quizás más reflexivo y de cierta complejidad estructural en el caso de Xingjian, ciertamente kafkiano respecto de Mo Yan y dentro de la influencia cultural del género negro norteamericano de Xiaolong Qiu, han ido convergiendo en la literatura china sin despegarse de la tradición cultural milenaria y reflejando dentro de sus respectivas obras la realidad (compleja y contradictoria, incoherente a veces) de una sociedad que amalgama el poso cultural oriental con las influencias netamente occidentales, como puede ocurrir en la cultura actual japonesa.

En sus obras, la acción constituye el entramado que sustenta la descripción de la vida cotidiana china, el carácter tradicional de sus gentes, sus costumbres y valores  y esa contradictoria convivencia actual entre la herencia maoísta y el desarrollo económico, que no deja de ser puesta de manifiesto y, a veces, criticada veladamente o explícitamente.

Sin embargo, la presente novela, cuya acción transcurre básicamente a lo largo del siglo XX, no nos ofrece, como éste ingenuo lector hubiera esperado, un relato detallado de dicho periodo: las vivencias del cambio de régimen dinástico hacia un régimen republicano, inicialmente, y la posterior experiencia de la república popular; la guerra con Japón; la segunda guerra mundial; la época maoísta; el Gran Salto Adelante y la Revolución Cultural.

Si es cierto que no pretende ser un ensayo histórico sino un relato sobre un personaje concreto, el genio matemático Rong Jinzhen, pero el autor no desarrolla, según mi opinión, el contexto histórico, social y cultura en el que vive el personaje, que apenas queda esbozado.

Se nos vende la novela como un thriller, y a su autor como un nuevo Gabriel Garcia Marquez o el John Le Carré chino,  cuando no lo es en absoluto, pues la intriga no va más allá de la curiosidad por el devenir biográfico del personaje. La mera mención de la criptología o la denominación del personaje como “espía chino”, no convierte la novela en lo que no es. Tampoco no ofrece mucho atractivo desde el momento en el que, con una estructura en formato documental, el autor del texto, en la novela, nos va ofreciendo la trama de la gestación de la biografía del personaje, alternando el relato de su vida con las supuestas trascripciones de las entrevistas realizada a otros personajes que convivieron con el protagonista, y en ocasiones, salvo el cambio de grafía, apenas nos damos cuenta de la transición entre la tercera persona del narrador y la tercera persona del entrevistado.

Pese a las críticas entusiastas, personalmente encuentro la novela aburrida. Siempre que emito una crítica negativa sobre una novela, tengo el pesar de no haber entendido a su autor, algo así como el estar bajo la influencia del síndrome de Estocolomo, buscando justificaciones a la falta de interés en carencias personales mías. Y siempre digo lo mismo, cada uno tiene la opción de formarse su propio criterio, sólo basta con leerla uno mismo y luego cotejar impresiones. Un saludo

 Mai Jia, seudónimo de Jiang Benhu,  nació en 1964, en China; estudió en la Academia de Bellas Artes del Ejército Popular de Liberación. En 2002 publica su libro “el Don” recibiendo importantes premios en su país. Igualmente ha cosechado un enorme éxito en Estados Unidos y en más de veinte paises.

SINOPSIS EDITORIAL: Rong Jinzhen es un chico fuera de lo común: educado por un extranjero en la China de los años veinte, vive una infancia solitaria, sumergido en su propio mundo. Pero pronto desarrolla un don que lo hace extraordinario. Rong puede ver lo que nadie más ve, sus conocimientos van más allá de lo que una persona corriente puede entender. Convertido en un genio de las matemáticas conocido en todo el país, Rong es obligado a abandonar su carrera académica cuando es reclutado por el departamento de criptografía del servicio secreto chino.

El don de Mai Jai

  • Editor: Destino
  • Fecha de publicación: 2014
  • Colección: Novela Narrativa Extranjera
  • Nº de páginas: 480 págs.
  • ISBN: 9788423348060
  • Traducción: Claudia Conde


4 comentarios

“la ira de los ángeles” y “malvados” de john connolly: una novela de parker y otra novela de parker pero sin parker.


 

“Pese a su nombre, en Falls End, el «Final de las Cascadas», no había cascadas, y lo único que tenía su final allí era, en esencia, la civilización, la ambición y, en último extremo, la vida. Sensatamente, los padres fundadores del pueblo habían decidido que, incluso en su primera encarnación, un nombre como Fin de la Civilización, o Fin de la Ambición, o Fin del Mundo, quizás hubiera truncado las posibilidades de progreso de la comunidad, y por tanto se buscó una identidad alternativa” J.C. 

 “Siguió adelante, pasando con cuidado entre las torcidas lápidas, y llegó a la cruz. Se apoyó con una mano en ella para recobrar el aliento y de pronto la retiró, como si fuera una columna de metal al rojo vivo. Retrocedió tres pasos y miró la cruz de arriba abajo, luego alzó la mano lentamente y la apoyó de nuevo en la piedra. No se había equivocado. La cruz vibraba. Casi podía oír el zumbido.” J.C.

 

Recientemente se ha publicado “la ira de los ángeles”, la última novela de John Connolly protagonizada por su detective Charlie Parker; creo que es la número doce de la serie. Tiempo atrás se publicó igualmente la novela “los malvados”, la cual no puede decirse que entre dentro de la serie del detective Parker, si bien se le cita en alguna que otra ocasión, y tiene una fugaz aparición, casi como un “cameo” cinematográfico. Ambas obras las he leído sucesivamente y en esta entrada me propongo reseñarlas conjuntamente.

En este mismo blog he reseñado con anterioridad otras novelas de John Connolly , concretamente la primera de la serie “todo lo que muere”, sin duda la mejor, y la novela “cuervos”. En ésta última reseña hacía mención especial a mi sensación de que el filón de la creatividad se estaba agotando (no así el filón comercial del autor) y que apreciaba una tendencia a tratar al personaje de Parker como un reclamo, más un producto comercial  que como un producto literario.

Ambas novelas me han gustado, son dos novelas correctas, entretenidas, con una trama bien definida, sin incoherencias internas y con un adecuado tratamiento de los personajes. Consideradas individualmente, con elusión del contexto de su autor y el resto de novelas de la serie, podría decir que son dos buenas novelas.

Sin embargo, tal capacidad de abstracción es imposible. El propio autor, con su trayectoria literaria, genera una serie de expectativas que todo lector consciente busca satisfacer. Y el resultado de estas dos novelas no llega a satisfacer plenamente, rebajando su categoría, su nivel de aceptación.

Creo que estas dos obras son dos novelas de Parker, sólo que la una tiene a Parker como protagonista y la otra no deja de ser una novela de Parker pero sin Parker, quizás un intento del autor de explorar nuevos campos temáticos, de ofrecer nuevos protagonistas, aunque dentro de ese ambiente de misterio sobrenatural que envuelve todas las novelas de la serie.

Vengo detectando en las últimas obras de John Connolly un agotamiento creativo. Las tramas ya no sorprenden como antes, los personajes ya han dado casi todo de sí, Parker parece redundante y Connolly no ceja en su intento de acumular cliches autoreferenciales para reforzar la estructura interna de su novela. En el caso de “la ira de los ángeles” hace uso de ciertos personajes “fijos” para satisfacer a su público lector, pero que no aportan nada a la trama aunque sí al “ambiente” de la novela, al “copyright” del autor: aparecen los hermanos Fulci, o la propia esposa de Parker, ofreciéndonos los tópicos habituales sobre ellos. Lo mismo ocurre con la peculiar interacción entre los personajes Louis y Angel, reiteración de las otras novelas, sin ningún aporte novedoso sino la típica representación de su papel.

Con la novela “los malvados”  hace exactamente lo mismo sólo que esta vez, el personaje que se pasea por alguna de las escenas, un poco lejano y sin una intervención real, es el propio Parker, como un guiño metaliterario a su propia producción. Por lo demás, también aquí aparece el elemento sobrenatural, en un progresivo “in crescendo” que Connolly sabe desarrollar muy bien y que, al final, ayuda al final (no digo más).

 A pesar de todo, son dos buenas novelas, ideales para soportar a la sombra los rigores del calor veraniego, son entretenidas, adictivas, interesantes y buenas novelas de evasión. Un saludo

la ira de los angeles john connolly portada cover book libro

  • TITULO: LA IRA DE LOS ANGELES
  • Editor: Tusquets
  • 432 páginas
  • Traductor: Carlos Milla Soler
  • ISBN 9788483838945

SINOPSIS DE LA IRA DE LOS ANGELES 

En las profundidades de los bosques de Maine se descubren los restos de un avión siniestrado. No hay cadáveres. Nunca se informó de la desaparición de dicho avión. Pero hombres de toda laya lo buscan desde hace mucho, mucho tiempo, pues, al parecer, los restos del aparato esconden algo crucial. Eso atrae al detective privado Charlie Parker, un hombre que conoce bien la naturaleza del Mal que intenta imponerse en el mundo. También capta la atención de otros: una mujer hermosa, de cara marcada, con afición a matar; un niño taciturno que recuerda su propia muerte; y el asesino en serie conocido como el Coleccionista, que busca nuevas víctimas para sus sacrificios. Pero a medida que las fuerzas rivales se abaten sobre el lugar, el bosque se prepara para recibirlos, ya que en su espesura oculta un secreto: algo sobrevivió al accidente. Y está esperando

  • TITULO: LOS MALVADOS
  • Editor: Tusquets
  • 392 páginas
  • ISBN: 978-84-8383-465-7
  • Traductor: Juan Manuel Salmerón Arjona
  • País edición: España

SINOPSIS DE LOS MALVADOS:

En el remoto año de 1693, los colonos de una pequeña isla de Maine —llamada no por casualidad Santuario— fueron exterminados por unos asesinos armados de mosquetes y cuchillos. Desde entonces, la isla se ha repoblado y ha disfrutado de trescientos años de paz. Hasta ahora. Porque una banda de criminales se dirige hacia allí en busca de la mujer que traicionó al cabecilla de todos ellos y lo envió a la cárcel. En su camino sólo se interponen dos personas: Sharon Macy, una agente de policía novata, aunque decidida, y el jefe de policía de la isla, un hombre gigantesco, extraño y taciturno conocido con el nombre de Joe Dupree, alias Melancolía. Pero Dupree no es un hombre cualquiera. Es el guardián de todos los secretos que alberga la isla: sabe que Santuario vio correr sangre inocente en el pasado y que no tolerará una nueva matanza. En Santuario, el mal encontrará quien le plante cara.

 


Deja un comentario

“apocalipsis” de stephen king, otra vez el bien y el mal siguen su juego en el corazón del hombre


 

“Decidiste entonces que querer a la gente podía llegar a causar dolor, y llegaste a la conclusión de que era más seguro vivir sólo para ti misma. Y eso fue lo que hiciste una y otra vez.” S.K. 

Verdaderamente sólo Stephen King puede conseguir reeditar un libro superventas de casi 1200 páginas añadiéndole alegremente otras casi 400 y conseguir la misma adhesión entusiasta que con el libro inicial. En efecto, este nuevo libro, “Apocalipsis” (1990) es la versión extendida de el libro original  “La danza de la muerte” (1978), el “Director´s Cut en el ámbito literario.

El propio autor se ocupa de aclarar en un ingenioso prólogo (dividido en dos partes, la primera “para leer antes de la compra” y la segunda “para leer despues de comprar el libro”) que la génesis original de la novela fue concebida con un mayor número de páginas, pero por recomendaciones editoriales el libro fue trasquilado, podado, entresacado, desbrozado, afeitado, retocado y maquillado para disminuir su número de páginas y reducirlo a un volumen más liviano y accesible para el lector medio.

Esta nueva versión, sin ser un nuevo libro, contiene unas 400 páginas más en las que, según opinión del autor, la novela gana en profundidad y en calidad literaria, sin distorsionar la orientación inicial, únicamente corrigiendo, estilísticamente, las cicatrices que quedaron tras la drástica disminución de páginas y actualizando el tiempo interno de la novela a los años 90, con inclusión de las necesarias correcciones respecto de referencias culturales. Según Stephen King, los protagonistas quedan así mejor definidos por sus propias acciones, que son más detalladas que en la versión original.

Recuerdo un verano en el que me dediqué a leer todos los libros de Stephen King que pude conseguir de la biblioteca de una vecina, también lectora compulsiva. Apilados uno encima de otro al lado de mi mesita de noche alcanzaban perfectamente el metro de altura: It, la Larga Marcha, el Fugitivo, los Tommynockers, Cementerio de animales, Misery, Dolores Clairborne, La danza de la Muerte, El pasillo de la Muerte, Carrie, El Misterio de Salem´s Lot, La Zona Muerta, Maleficio, etc. Con esto quiero decir que en modo alguno me han dado miedo los “tochos” de más de mil páginas, ni aunque le añadan otras tantas, como es el caso que nos ocupa.

Sin embargo, esta nueva lectura, que es la primera, estrictamente hablando, no me ha gustado tanto como la lectura inicial de la La Danza de la Muerte. Obviamente los años pasados desde mi lectura anterior han añadido cierta niebla espesa al cielo de mi memoria y las sensaciones que ahora tengo seguramente no se correspondan con las percepciones de antaño.

Al afrontar esta reseña, al igual que la lectura que la ha motivado, no puedo dejar a un lado el hecho de que yo ya había leído el libro anterior y por lo tanto la comparación entre ambas obras ha sido inevitable.

Como muy bien aclara Stephen King en su prólogo, la acción de Apocalipsis, respecto de La danza de la muerte, se ha alargado: los personajes intervienen  más y hacen más cosas dentro del esquema inicial. Esto ha dado como resultado que el ritmo de la acción sea más pausado y un intervalo más largo entre la presentación intercalada de cada personaje y un ritmo narrativo más lento. 

Por el contrario, ha ganado en profundidad sobre todo en la presentación de estos personajes y en una mayor claridad respecto de sus motivaciones y circunstancias. En este sentido yo creo que se nota que el libro inicial, la Danza de la Muerte, era el resultado de los descartes de una obra de mayor envergadura.

Con todo, y puestos a comparar, puedo decir que la obra inicial me gustó más, me divirtió más, su lectura me resultó más ágil, más frenética, al menos esa es mi impresión actual. Pero para un lector novicio que se acerca a esta lectura por primera vez, yo le recomendaría sin duda alguna el libro de “Apocalipsis”.  Ya he dicho que sólo Stephen King puede escribir una obra de 1536 páginas que te deje enganchado desde la primera a la última y que sólo interrumpas su lectura por necesidades fisiológicas ineludibles (comer y dormir, básicamente).

La acción que se desarrolla en esta novela contienen ese aíre postapocalíptico que su propio título indica. Sin ser una clásica novela distópica, ni una novela de terror puro, ni siquiera ciencia ficción o fantasía, comparte y conjuga estos elementos en el más clásico estilo de Stephen King.

Transcurre en un marco temporal contemporáneo, con una descripción realista, con un estilo claro y sencillo, una cronología que avanza y retrocede temporalmente para explicar los antecedentes de cada personaje, sin perder por ello el ritmo necesario para mantener el interés. Stephen King sabe, además, presentarnos lo cotidiano teñido de un velo de surrealismo fantástico, mágico y extraño que tanto el lector como los propios personajes aceptan dentro de la coherencia del relato.

Se estructura la novela en tres partes, donde se nos explica los orígenes y antecedentes de los personajes,  el desarrollo de la formación de ambas fuerzas contrapuestas y el desenlace final –y ahí me quedo.

La novela trata sobre la propagación en Estados Unidos de una epidemia vírica provocada por un experimento biológico militar descontrolado, conocido como Capitán Trotamundos, cuyo contagio es casi instantáneo, con un porcentaje del 99% sobre la población, y una tasa de mortalidad del 100% de los infectados.

Pese a los intentos iníciales de las estructuras gubernamentales de mantener aislado el foco de infección, mediante la práctica de una ley marcial sumarísima en las poblaciones afectadas y con el control total de la información. El país entero se colapsa a los pocos meses, volviendo inhóspitas y desoladas las poblaciones, inútiles las comunicaciones e imposible el transporte  por lunas carreteras obstruidas con los restos las fantasmales caravanas de vehículos de aquellos a los que la muerte les acometió cuando pretendían abandonar a estampida las ciudades y esos otros que intentaban refugiarse en esas mismas ciudades huyendo del horror de las poblaciones del extrarradio.

Ante el desconcierto inicial, los pocos sobrevivientes del país van a ser atraídos por unos sueños recurrentes que polarizarán a la población en dos focos opuestos, unos hacia un pueblo de Colorado liderado por una anciana negra de más de 100 años llamada Madre Abigail, que representa a las fuerzas del Bien y otros hacia Las Vegas, donde un ser oscuro y extraño llamado Randall Flagg agrupará a los elementos más extraños y marginales, encuadrados en las filas del Mal.

Por contraste con el buen hacer literario del autor, las adaptaciones cinematográficas de muchas de sus novelas no han sabido trasladar a la pantalla la mágia, y la fascinación del terror de Stephen King. En 1994 la cadena de televisión ABC realizó una adaptación en formato de miniserie llamada “Apocalipsis”  que fue protagonizada por actores hoy muy conocidos como Gary Sinise, Molly Ringwald, Rob Lowe,Miguel Ferrer, Laura San Giacomo, Ossie Davis y Ed Harris, pero que no tuvo mucha aceptación por parte de público y crítica.

Concluyo con una entusiasta recomendación. No siendo de sus mejores novelas (ya me he decantado en varias ocasiones a favor de la magistral “It”) es una novela estupenda. Y hasta l más mediocre de las obras de King es mucho mejor que otros productos literarios que nos intentan colocar como émulos del genio del terror contemporáneo.

Un saludo

 

 

Sinopsis Editorial: Una novela de tonos apocalípticos en la que el Bien lucha contra el Mal. Un virus se escapa de un laboratorio secreto del Gobierno norteamericano, en Texas. Como consecuencia de ello, muere más del 99 por ciento de la población mundial. Los supervivientes se alinean en dos bandos: el del Bien, liderado por Mamá Abigail, una anciana de 104 años, y el del Mal, capitaneado por Randall Flagg, el Hombre Oscuro. Al enfrentarse ambas fuerzas en una lucha épica que tiene lugar en el desierto de Nevada, el futuro del inundo pende de un hilo. Apocalipsis es el título dado en España a la versión “completa y sin cortar” de la novela The Stand que apareció en 1990. Previamente, había aparecido publicada la versión “recortada” (correspondiente con la versión de The Stand publicada en 1978) bajo el título de La danza de la muerte.

 

  1. Título original: The stand
  2. Traductor: Eduardo Goligorskyia Pous
  3. Páginas: 1536
  4. Publicación: 1990 (1990)
  5. Editorial: Emece Editores
  6. Categoría: Terror
  7. ISBN: 9500406666


Deja un comentario

cenital, de emilio bueso: la realidad se asoma al abismo de la profecía


 «La mano invisible te ha robado la cartera y el futuro, y no se detendrá cuando algunos gobernantes dimitan. Esto no se arregla con unos años de ajuste ni inyectando capitales ni nacionalizando bancos. Esto no se va a quedar en los aeropuertos sin aviones, los trenes de alta velocidad sin pasajeros, la gente sin pisos y los pisos sin gente. Esto sólo acabará cuando un silencio sepulcral se enseñoree de todas las grandes ciudades, cuando el apagón se vuelva permanente y las bicicletas se desplieguen por las autopistas de peaje. Para entonces habrán muerto millones de personas.» E.B.

Ya he expuesto en anteriores entradas de este blog que, en mi opinión, toda obra literaria responde básicamente a una necesidad estética de su autor, más bien de expresión estética, y a una necesidad de expresión intelectual de sus ideas y opiniones.

Y todo autor debe afrontar, a la hora de alumbrar su obra, el dilema sobre cuanto cargar de uno u otro en la misma. Esto es, cuánto de estética debe sacrificar para encajar y exponer sus cuitas intelectuales, o viceversa; qué difícil equilibrio puede soportar su novela para satisfacer ambas necesidades. 

La obra objeto de reseña, con ser muy interesante, no tan novedosa y algo menos entretenida, no es una novela de ciencia ficción. No me atrevería a decir que no es una novela, pues lleva esa etiqueta en su portada, pero entiendo que es mucho menos que una novela de anticipación, una novela distópica-apocaliptica o una novela de desastres al estilo de J. G. Ballard, John Wyndham, John Brunner o Cormac McCarthy . 

La novela viene condicionada en su forma y estructura debido a la voluntad del autor de hacer una sucinta -y desasosegante- exposición de la tesis del cenit del petróleo, elaborada por el científico M. King Hubbert, y las consecuencias que pueden acarrear a nuestra sociedad actual, extremadamente dependiente del petróleo y la energía barata,  a nivel de la agricultura, el transporte, la generación de electricidad, las telecomunicaciones, las manufacturas, etc. 

Este interés en ilustrarnos, también, sobre las teorías anarcoprimitivistas de John Zerzán, y las ventajas de la permacultura y la agricultura sostenible, reduce su calidad literaria y  transforma el texto en un panfleto ideológico, un remedo de ensayo económico en la línea de Leopoldo Abadía o Santiago Niño Becerra, pero en modo alguno, vuelvo a reitear, una novela de ciencia ficción merecedora del premio Celsius otorgado por la Semana Negra de Gijón. 

Quizás el autor pretendía entregarnos una obra polifónica, caleidoscópica, posmodernista y fragmentaria, con una estructura en tres niveles, distribuida en capítulos, los cuales alternadamente se componen de una cita textual de un autor reconocido, alusiva al tema de la novela; una supuesta transcripción de una página del blog www.cenital.net, en el que el protagonista de la novela anticipaba las consecuencias del desastre energético y recababa apoyos para la fundación de su ecoaldea; y lo que es propiamente la narración de la novela, que relata los acontecimientos que transcurren en la propia ecoaldea y los antecedentes de los distintos personajes.

Esta estructura, si bien le confiere cierta agilidad y amenidad, lo cierto es que enmascara una narración bastante floja, cuyo final me ha hecho renegar de todas las posibles buenas cualidades que hubiera podido tener.

 Por un lado, desbrozando las innumerables citas textuales y las transcripciones del blog, el resto es un relato corto compuesto de escenas más o menos bien narradas, más o menos interesantes, pero carentes de hilazón y continuidad, salvo por el contenido. Son restos de estampas costumbristas de la vida en la ecoaldea y los retratos de los principales protagonistas que apenas interactúan entre ellos y no muestran una psicología bien definida.

 A esto hay que añadir un final tramposo en el que el autor echa mano del elemento maravilloso para cerrar una narración de un modo facilón y fantástico. Bien pudiera haber hecho aparecer a Gozilla o a Superman o relatar cómo toda la seriedad y coherencia anterior no era más que un mal sueño producto de una indigestión con queso, como el pobre Little Nemo .

Mal que me pese, esta pobre impresión de la novela solamente se salva con los elementos que, precisamente, no forman parte de la novela: su contenido teórico, la crítica al sistema económico actual, la estructura de nuestra sociedad y su comportamiento autodestructivo y consumista, la mentalidad basada en la ilusión de un crecimiento mágicamente ilimitado.

De todos modos, recomiendo su lectura, que cada cual se forme una opinión propia, que yo no soy nadie para criticar ni para contradecir el criterio del Jurado de la Semana Negra, ni las críticas bastante favorables que parece tener.

Un saludo.

  • Título: Cenital
  • Autor: Emilio Bueso
  • Precio: 18 euros
  • Páginas: 288
  • Encuadernación: rústica
  • Formato: 21,5 x 14,1 cm.
  • Fecha de edición: marzo de 2012
  • ISBN: 978-84-15065-26-5