lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


Deja un comentario

“la vieja familia. saga de los longevos 1”, de eva garcía sáenz: truco o trato.


“Estábamos ya llegando a Puente Viesgo cuando vimos aparecer la silueta cónica de la montaña. Monte Castillo dominaba todo el valle de Toranzo, por eso había sido el punto de oteo de las manadas de ciervos en tiempos de mi padre” E.G.S.

La categorización de las obras literias en géneros o subgéneros ayuda al lector, en primer lugar, a escoger sus lecturas; en segundo lugar, a entender y valorar lo que esta leyendo, contrastando su calidad con otras novelas parecidas y buscando los elementos definidores, esos que motivaron su elección. Sin embargo, algunas veces, la perfecta y ajustada adscripción a un género fomenta la pereza intelectual por el abandono de las obligadas rutinas de observar, cuestionar y razonar nuestras lecturas, además de otro interés como es la búsqueda del entretenimiento y el disfrute.

Cuando nos encontramos una novela ecléctica, ambigua, de dificil clasificación, que no se deja definir por corriente alguna, nada más que la mera narración de una historia, surgen dificultades al valorarla si las ideas preconcebidas del lector no son inmediatamente ratificadas sino refutadas por un texto que le deja huerfano de referencias y reconocimientos y le impide seguir por el sendero que le motivó a iniciar su lectura.

La novela “la vieja familia” a tenor de la sinopsis de la presente novela, podría enmarcarse dentro del género de la novela histórica, quizás igualmente más propio de un thriller histórico. Pero sin embargo no es ni lo uno ni lo otro. Se anuncia con un elemento fantástico, como es la edad del protagonista, el cual se remota a la Prehistoria, y se desarrolla en un museo arquelógico. Con estos mimbres la autora podria haber elaborado un relato mejor anclado a la trama de base. Por el contrario, su lectura nos lleva hacia una novela de corte romántico, realmente una historia de amor y desamor, de seducción, de relaciones románticas, con un transfondo histórico -bastante superficial- y enmarcada en una trama palgada de intrigas familiares, indisolubles relaciones tóxicas -como sólo una familia puede, a veces, fomentar ineludiblemente-, un sustrato científico muy bien documentado y engarzado en la trama y, como no podía faltar, un misterio irresuelto que acaba por solucionarse.

Lo cierto es que su lectura no me ha gustado. A pesar de que su ritmo es agil, propio de un best seller – que lo es, sin que ello signifique, por sí solo, carencias en su calidad-, los personajes responden a estereotipos, más como exigencias de propio género en el que se conduce que por su propio rol en la trama. Su marcada adscrición a la novela romántica, no enteramente dominante pero sí mayoritaria, oscurece todas las demás fortalezas de la novela, sobre todo los diálogos y la estructura del relato, un juego a voces en primera persona, alternadamente por ambos protagonistas, con aclaratorias regresiones al pasado remoto de uno de ellos. La ambientación histórica, si bien bastante documentada, al igual que la argumentación pseudo científica que justifica la extraordinaria longevidad de los protagonistas, en realidad aparece algo fría y banal, pues no deja de ser un exótico trampantojo que nos distrae de la verdadera esencia, netamente sentimentaloide, de la novela. Como siempre que emito una opinión discrepante o desfavorable, recomiendo la lectura personal para despejar dudas y formarse la propia opinión sobre el valor y calidad de la obra en cuestión. Un saludo

BIOGRAFIA: Eva García Saénz de Urturi, novelista española nacida en Vitoria en 1972. Su primera novela, objeto de esta reseña, fue editada vía Amazon, con una gran respuesta del público. La saga de los longevos: La vieja familia- saga de los longevos 1, 2012; Los hijos de Adán -saga de los longevos 2, 2014; El silencio de la ciudad blanca, 2016; Los ritos del agua -trilogia de la ciudad blanca 2, 2017

SINOPSIS EDITORIAL: ¿Qué harías si tu jefe, un experto arqueólogo, te confesara que nació hace 10.300 años? Iago del Castillo, un carismático longevo de 10.300 años al frente del Museo de Arqueología de Cantabria, se ve arrastrado, en contra de su voluntad, a dirigir una investigación genética: sus hermanos Nagorno —un conflictivo escita de casi 3.000 años— y Lyra —una huidiza celta de 2.500 años—, cansados de enterrar durante siglos a sus familias efímeras, están obsesionados con identificar su rara mutación y tener hijos longevos. Adriana, una joven y resuelta prehistoriadora, regresa a su Santander natal, contratada por el museo, dispuesta a rehacer su vida y aclarar el extraño suicidio de su madre, la psicóloga de cabecera de la alta sociedad cántabra, ocurrido quince años atrás. Iago y Adriana chocan desde el primer momento, aunque entre ellos surge una intensa atracción que ambos intentan ignorar. No imaginan que su pasado determina su destino. Cuando descubran la cruda realidad y reaccionen, las consecuencias de sus actos les dejarán marcados para siempre.

  • Nº de páginas: 592 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: LA ESFERA DE LOS LIBROS
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788490609644

Anuncios


Deja un comentario

“la noche a través del espejo”, de frederic brown: una resaca creativa.


 

Se trata de una secuencia onírica perfecta. Y tenga en cuenta que el Jabberwocky, que probablemente sea lo mejor del segundo libro de Alicia, esta escrito en el lenguaje de los sueños. Esta lleno de palabras como “frumioso”, “hombroroso”, “esmeso”, palabras que ofrecen una imagen perfecta dentro de un contexto, pero sin que logremos dar con dicho contexto. En un sueño entendemos completo su significado, pero lo olvidamos al despertarnos” F.B.

A todo aficionado a la literatura le fascina y embelesa esa capacidad de algunos autores de convertir la técnica de la metaliteratura en un género, o subgénero narrativo en sí mismo, por la pericia y maestría de encarnar en la trama y estructura de su obra sus reflexiones e inquietudes sobre la teoría literaria o la crítica y estudio de otras obras de ficción.

Contando con el antecedentes, entre otros, de la famosa escena cervantina del expurgo de la bibliteca de Don Quijote, la presente obra de Frederic Brown nos anuncia, ya desde el título de la misma, su admirado tributo a la obra de Lewis Carroll.

Y en su interior nos encontramos con una novela negra excelente que recrea la presencia constante del personaje Alicia pero sin caer en el plagio o simulación, sino que nos ofrece un relato original, con un argumento atractivo, propio de la novela negra, y una trama perfecta que, como los engranajes de un reloj, va cerrando el circulo de su propio argumento a medida que van transcurriendo las horas en la ficción, aclarandose las incognitas en la misma medida en que las horas del reloj vienen anunciando el día y el fin de la noche y del sueño.

Durante su lectura, no deja de asomar una vaga semejanza con la película “After Hours” de Scorsese (“Jo, que noche” titulada en español), bastante posterior a su publicación, obviamente. Toda la trama se desarrolla en una noche demencial, absurda y onírica, donde sospechamos que el personaje principal pierde la conciencia por un uso demasiado “terapeutico” del alcohol. O quizás, como el propio personaje reiteradamente reflexiona, más que perder la conciencia, gana una lucidez “distinta”, una extraña percepción mística producto de la resaca.

Dado el año de publicación, alrededor de 1950, al lector actual, subyugado por la ideología de lo políticamente correcto, le puede parecer excesivo tanta referencia al alcohol. Y ciertamente choca un poco con nuestra imagen actual de lo que es el efecto socializador de la bebida con el permanente trasiego del protagonista y sus contantes referencias al wisky y a la cerveza. Pero todo ello no deja de explicar racionalmente el devenir del los acontecimientos, el comportamiento del personaje y sus propias reflexiones.

Narrada en primera persona, al estilo de la genial película “Sunset Bolulevard”, de Wilder, de 1950 (“El crepusculo de los dioses”, en España) – perdón por las constantes referencias cinematográficas, al parecer las ideas me vienen hoy en formato imagen-, los dialogos son abundantes, precisos, certeros, no redundantes y, en ocasiones, bastante profundos y serios.is C

Su lenguaje, dentro del subgénero en que se encuadra, además de las referencias y reflexiones a la obra de Lewis Carroll, es sencillo, sin construcciones extrañas ni largas subordinadas, directo y preciso, centrado en orientarnos en los acontecimientos que relata más que en la descripción d eambientes y personajes.

Estos, los personajes, se pueden reducir a uno solo, el protagonista, siendo el resto meros actores secundarios que van apareciendo y desapareciendo en la medida en que lo exige su guión.

Sobre la trama, ya hemos dicho que no ofrece una intriga interesante, amena, genial en su sencillez y en su estructura, donde cada elemento, cada hilo de acontecimientos, va siendo anudado y aclarado al final. Una factura clásica sin trucos de prestidigitación técnica, ni espectaculares triples saltos y torsiones argumentales, ni el apocalipsis final al que nos han venido acostumbrando las novelas actuales. Simplemente una clásica novela policial genial y maravillosa.

Un saludo

BIOGRAFIA: Fredric Brown, escritor norteamericano nadido en 1906 en Cincinnatti y fallecido en Tucsa, Arizona, en 1972. Principalmente autor de relatos policiacos, suele ser más reconocido tambiñen por sus relatos y novelas de ciencia ficción. En ambos géneros se mostró muy prolífico.  1948 El asesinato como diversión; 1949 Universo de locos; 1949 La caza del asesino; 1950 La noche a través del espejo; 1953 Amo del espacio;1955 ¡Marciano, vete a casa!; 1957 Vagabundo del espacio.

SINOPSIS EDITORIAL: Considerada la obra cumbre de Fredric BrownLa noche a través del espejo, recrea la alocada estructura de Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo, en un relato poicíaco donde nada es lo que parece, y que se va complicando conforme avanza la acción, repleta de ingenio y sentido del humor. 
El protagonista, Doc Stoeger, es un editor de un periódico semanario local de una pequeña ciudad, harto de no no haber publicado una sola exclusiva en veinterés años. La visita de un extraño personaje, que como Stoeger también es un declarado amanate de la literatura de Lewis Carroll, lo atrapa de un cadena de sucesos extraños, casi surrealistas, que pondrán en peligro su propia vida. Un final tan inesperado como sorprendente cierra una novela policíaca perfecto y extraña, rebosante de ingenio, que trasciende los límites del género negro y se ha ido convirtiendo con el tiempo en uno de los clásicos de la novela norteamericana del siglo XX.

  • Editorial: Reino de Cordelia
  • Traducción: de Susana Carral y Juan Salvador
  • Colección: Literatura
  • Páginas: 304
  • Formato: 13 x 20 rústica con sobrecubierta y cuadernillos cosidos
  • ISBN-13: 978-84-15973-22-5


2 comentarios

“propiedad y libertad”, de richard pipes: tú y yo, tuyo y mío.


“Estas concepciones se convirtieron en los fundamentos de la independencia europea debido, especialmente, a que en el siglo XVII el término “propiedad” llegó a abrcar no solamente las posesiones físicas de las personas sino también la posesión de sus vidas y su libertad”  R.P.

Cuando, en el año de la conmemoración del centenario de la revolución soviética, te preguntan en una entrevista sobre los beneficios que trajo al mundo dicho acontecimiento y tu respuesta es algo así como que “no hubo nada positivo ni grandioso”, “un legado de millones de cadáveres” y “un régimen de terror sin precedentes”, tienes que tener clara tu posición y bién preparado tu argumentario para hacer frente a la avalancha de críticas filoizquierdistas y al rodillo de la intelectualidad bienpensante, políticamente correcta y adalid de una tolerancia unidireccional. Obviamente, sin contar con el abierto contraataque (dialéctico) desde posiciones políticas comunistas. Esta anecdota define claramente al personaje, recientemente fallecido, Richar Pipes. Independientemente de las connotaciones políticas de su trabajo, al parecer existe consenso en que fue un historiador riguroso, especializado en la historia rusa y en la revolución soviética y el comunismo. Su perfil político, muy, muy conservador, (fue consejero de Reagan y asesor de la CIA en época de George W. Bush), no empaña, sin embargo, su valía intelectual y la validez de su trabajo como historiador.

Este ensayo titulado “Propiedad y libertad. Dos conceptos inseparables a lo largo de la historia” hace innecesaria toda reseña acerca de su tesis principal, explicitada en su título. Al igual que esas novelas policiacas en las que su autor revela en las primera páginas quién es el asesino, Richard Pipes, sin ningún género de duda, ya nos muestra desde el inicio quien mató a quién y, casi, el por qué.

Aun cuando el concepto de libertad, no suficientemente entendido -ni explicado-, ha variado a lo largo de la historia del pensamiento humano, hoy en día es unánimente admitido como un pilar fundamental de la esencia del hombre, un derecho “natural” e “innato” y, por supuesto, “fundamental”. No así ha ocurrido con el concepto de propiedad, comunmente etiquetado como “privada” o “pública”, sobre cuyo fundamento ha pivotado, oscilado y pendulado, igualmente la concepción del ser humano como sujeto -u objeto- político, en función de si constituye un derecho o nó, innato o culturalmente construido.

Lo que sí ha logrado el profesor Pipes, de una manera rigurosa y honesta, a mi juicio, es formular la teoría de la íntima correlación entre ambos conceptos, al modo de vasos comunicantes, de tal modo que el uno, con el otro, se encuentran unidos en una relación de interdependencia tal que que la ausencia de cualquiera de ellos -y en especial, el controvertido derecho de propiedad- condiciona gravemente la fortaleza del otro, en este caso el derecho a la libertad.

Empieza el libro en sud dos primeros capítulos, ofreciendo una definición del concepto de propiedad a lo largo de la historia tanto de la idea de la libertad como de la institución en sí. En los dos capítulos siguientes, desarrolla y concreta este concepto en la historia de Inglaterra y Rusia, como ejemplos extremos de la distinta concepción del derecho propiedad y sus consecuencias en términos de protección y desarrollo de la libertad política. El último capítulo contiene un análisis de la propiedad en el siglo XX y los riesgos, según el autor, de que se resienta y altere el equilibro entre ambos derechos por causa de las agresiones del estado del bienestar en la democracia occidental -principalmente la norteamericana.

No me considero, verdaderamente, capacitado para decantarme por una postura u otra, a favor o en contra de la tesis del libro. En todo caso, no para formular y expresar coherentemente mi propia opinión, lo cual sería irresponsable y desafortunado. Mi valoración sobre el libro, eso sí, es muy positiva. Entiendo que el tema a tratar, no estrictamente literario, pudiera ser árido o pesado, pero la redacción del libro -sin duda por la propia traducción de Josefina Diego- es ligera, amena, fácilmente entendible, sin abuso de compleja terminología o conceptos excesivamente técnicos. Este trabajo es muy interesante y muy recomendable. Sirva igualmente mi modesta reseña para rendir homenaje al autor recientemente fallecido. Un saludo.

INDICE

Cap I: La idea de propiedad

Cap II: La institución de la propiedad

Cap III: Inglaterra y el nacimiento de la democracia parlamentaria

Cap IV: La Rusia Patrimonial

CapV: La propiedad en el s. XX

SINOPSIS EDITOIAL: Richard Pipes analiza dos conceptos fundamentales, propiedad y libertad, desde perspectivas históricas y filosóficas. Pipes- profesor de Historia en la Universidad de Harvard y especialista en historia rusa- toma como ejemplo dos naciones que los han entendido de maneras distintas a lo largo de su historia, Inglaterra y Rusia, para revelar los vínculos entre propiedad privada y la noción de libertad como un derecho inherente al ser humano. 
Sin embargo, es un análisis que no se limita a cuestiones económicas. es un recorrido complejo y enriquecedor, que destaca por su impecable narrativa, a lo largo de la historia de la lucha del ser humano por hacer valer su individualismo e integrarse plenamente en su sociedad.

BIOGRAFIA: RICHARD PIPES, historiador poláco, de origen judío, nacido en Cieszyn, Silesia, Polonia el 11 de julio de 1923 y fallecido en Cambridge, Massachusetts, E.E.U.U. EL 17 de mayo de 2018). Su especialización en estudios sobre Rusia le favoreción ser director del Russian Research Center de la Universidad de Harvard y miembro del Consejo de Seguridad Nacional de Ronald Reagan.

Sus obras son, entre otras: The Formation of the Soviet Union: Communism and Nationalism, 1917–1923 (Harvard University Press, 1954); Russia under the Old Regime (Charles Scribner’s Sons, 1974); The Russian Revolution (1990); Communism: The Vanished Specter (1994); Concise History of the Russian Revolution (1995); Three “Whys” of the Russian Revolution (1997); también ha sido editor de The Unknown Lenin: From the Secret Archives (Yale University Press, 1996.

propiedad y libertad: dos conceptos inseparables a lo largo de la-richard pipes-9788475065038

  • Nº de páginas: 406 págs.
  • Editorial; TURNER
  • Traductor: Josefina de Diego 
  • ISBN: 9788475065038


Deja un comentario

“tiempos oscuros”, de john connolly, ¿qué pasa cuando la pereza y la mediocridad organizan una fiesta?


“La prolongada supervivencia de Parker bastaba para hacer creer a cualquiera, si le daba por ahí, en la existencia de Dios, o para negarla, depende de cómo viera cada uno la resistencia de aquel hombre” J.C

Casi siempre en Carnavales aprovecho para vestirme con esos trapos que ya no utilizo y salir a la calle disfrazado de mi mismo pero, quizás, un poco menos yo mismo que habitualmente. Quien me conoce advierte la diferencia, es estilo “retro” en el vestir, la audacia de haberme atrevido a salir a la calle de cierta guisa. Quien no me conoce se queda en la superficie de un estilo chabacano, antiguo, desfasado; algo así como la moda de mercadillo o de “contenedor de basura”.

Pues bién, Jonh Connolly ha estado practicando el “dumpster diving” y ha conseguido regalarnos una novela perfectamente prescindible, predecible, aburrida y carente de esfuerzo.

En anteriores reseñas ya aventuraba mi decepción ante cada entrega de novelas de la serie “Parker”. La trama se vuelve cada vez más predecible, menos innovadora. Los personajes no alcanzan, ni siquiera, a ser parodias de si mismos. Son meros calcos. Una gavilla de superficialidad y clichés para cada uno de ellos, atadita con la marca distintiva de cada uno.

En resumen, una novela tramposa y sin sustancia.

Mi crítica, quizás algo dura, esta sometida a opiniones y debate.

Y la pregunta de título de esta reseña no es meramente retórica. La respuesta: se autoinvitan la decepción y el aburrimiento.

Un saludo.

 

OTRAS RESEÑAS SOBRE JOHN CONNOLLY EN ESTE BLOG: “Cuervos“, “La ira de los ángeles” y “Malvados” y “Todo lo que muere”

BIOGRAFIA (fuente: Planeta de Libros) Connolly (Dublín, 1968) estudió filología inglesa en el Trinity College y periodismo en la Dublin City University. Reside en Dublín, pero pasa parte del año en Estados Unidos, donde se desarrollan sus obras. Es autor de la novela Malvados, del volumen de relatos de terror Nocturnos y de la serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Charlie Parker, tituladas Todo lo que muere (Shamus Award 1999), El poder de las tinieblasPerfil asesinoEl camino blanco (Barry Award 2003), El ángel negroLos atormentadosLos Hombres de la GuadañaLos amantesVoces que susurranMás allá del espejoCuervosLa ira de los ángelesEl invierno del lobo y La canción de las sombras.

SINOPSIS EDITORIAL: Jerome Burnel se convirtió, años ha, cuando trabajaba para una joyería, en un héroe (a su pesar). Intervino para evitar un homicidio múltiple, pero en su empeño se destruyó a sí mismo. Su vida familiar y profesional se truncó, y él acabó encarcelado, embrutecido. Fuerzas desconocidas le humillaron, enviándolo a prisión por un crimen que no cometió. Cree que es cuestión de tiempo el que esas fuerzas lo maten, pero antes de morir quiere respuestas, y recurre al detective privado Charlie Parker.
Le habla entonces de la chica que estaba marcada para la muerte, pero fue salvada; le habla de los que lo atormentaban, y de una comunidad que se esconde en una empalizada en ruinas… Parker no es como los demás hombres. Murió, y volvió a nacer. Está listo para presentar batalla. Y se acercará (junto a sus viejos amigos Angel y Louis) a una misteriosa y aislada comunidad, The Cut, en la que rigen el terror, la intimidación y el asesinato, todo ello en nombre del ser al que sirven; todo en nombre del Rey Muerto.

  • EDITORIAL: Tusquets
  • ISBN: 9788490664988
  • FECHA DE PUBLICACIÓN: 1 de Enero de 2018
  • 480 páginas
  • TRADUCCION: Vicente Campos


Deja un comentario

“4 3 2 1”, de paul auster: cuando el yo es también la circunstancia.


“Dios no estaba en ninguna partes, dijo para sí, pero la vida estaba en todas partes, y la muerte estaba en todas partes, y los vivos y los muertos estaban unidos” P.A.

En la novela “Siddartha”, de Herman Hesse, reflexiona el barquero Vasudeva sobre las muchas voces que tiene el río y que habla con múltiples tonos, aunque permanezca siempre siendo el mismo río.

Con ésta novela, 4 3 2 1, Paul Auster ha querido romper con el principio de causalidad y nos regala una estupenda novela donde la anecdota biográfica del protagonista transcurre en cuatro sucesivas y paralelas narraciones donde la contingencia se impone a nuestro concepto lineal del tiempo y la biografía; donde el protagonista rescata del río de su vida cuatro diferentes meandros por donde discurren sus cuatro vidas posibles. Cuatro versiones distintas de una misma vida, donde el error de un nombre condiciona el resto de su existencia, donde tomar un camino u otro conduce, inevitablemente, aunque por extrañas y distintas bifurcaciones, al mismo destino.

Podría haber utilizado el autor el recurso de lo fantástico o la ciencia ficción para justificar el relato de las diferentes vidas de Archie Ferguson; podría haber recurrido fácil refugio de lo onírico o al de la locura. Sin embargo, mucho más audaz que todo eso, Paul Auster se abandona al simple -y estimulante- oficio de narrar. En un juego de matrioscas queda encerrada una historia que nos va contando, en cuatro versiones distintas cada capítulo Se encadenan las palabras en frases, las frases en párrafos y los párrafos en capítulos que se justifican por sí mismos. Y en el trayecto, el goce de la narración pausada, amena, florida de personajes y reflexiones, fecunda en destellos de ingenio, diálogos interesantes y una minuciosa disección psicológica de los personajes que releva una enorme perspicacia y un trabajo y estudio de las personas ciertamente admirable.

La obra relata, en efecto, cuatro realidades alternativas de la vida de su protagonista. Cuatro trayectorias vitales que comparten protagonista y personajes secundarios. En cada una de ellas explora el autor el “cómo hubiera sido si…” y nos presenta cada etapa de la vida del protagonista ofreciendo cuatro posibilidades en función de sucesos, comportamientos y avatares de su vida.

La genialidad de la novela radica en la libertad que deja Auster al protagonista para que explore su propia vida. Estamos leyendo, siempre en primera persona, las reflexiones del protagonista y siempre se nos representa con la misma voz, la misma expresión, el mismo razonamiento, aunque los caminos que toma sean ligeramente diferentes y sus ilusiones, aficiones, amores y desamores vayan alternándose, barajándose, diluyéndose en la propia historia y además en la historia del siglo XX en Norteamérica (la guerra y la posguerra, la lucha por los derechos civiles, el magnicidio, todos se encuentran ahí).

Esta larga novela, que algunos ya han calificado de “la gran novela americana”, es una gran obra de literatura, escrita por uno de los grandes escritores norteamericanos. Fácil de leer, atrayente y atractiva. Quizás exagere un poco al decir que me faltarían tantas páginas como ésta tiene para hacer una correcta alabanza de ella, pero la recomiendo encarecidamente. Después de tantos años sin publicar una novela, después de sus mejores éxitos – para mí sigue siendo insuperable la trilogía de Nueva York- tenemos una gran obra maestra que el tiempo sabrá poner en su sítio.

Un saludo.

BIOGRAFIA: Escritor norteamericano nacido New Jersey el 03/02/1947, de familia judía de clase media de ascendencia polaca.Estudió en la Universidad de Columbia, literatura francesa, italiana e inglesa. Trabajó como traductor, articulista e, incluso, en un petrolero; también ha escrito y dirigido películas de cine como “Smoke” (1995) y “Blue in the face” con Wayne Wang; “Lulú on the bridge”(1998) y “La vida interior de Martin Frost” (2007), en la que actúa su hija Sophia, la sha dirigido en solitario.Es un escritor muy reconocido internacionalmente

  • Premio Morton Dauwen Zabel 1990 (Academia Estadounidense de las Artes y las Letras)
  • Premio Médicis 1993 (Francia) a la mejor novela de un autor extranjero por Leviatán
  • Independent Spirit Award 1995 al mejor guion original por Smoke
  • Premio Literario Arzobispo Juan de San Clemente 2000 (Santiago de Compostela) porTombuctú
  • Caballero de la Orden de las Artes y las Letras (Francia, 1992)
  • Premio del Gremio de Libreros de Madrid 2003 al mejor libro del año por El libro de las ilusiones
  • Premio Qué Leer 2005 que otorgan los lectores de esta revista por La noche del oráculo
  • Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2006
  • Premio Leteo 2009 (León)
  • Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de General San Martín 2014

Sus obras principales, entre otras obras autobiogáficas, poesía, teatro y guiones cinematográficos, son:

  • La trilogía de Nueva York (The New York Trilogy): Ciudad de cristal (City of Glass, 1985), Fantasmas (Ghosts, 1986) y La habitación cerrada (The Locked Room, 1986). El palacio de la luna; La música del azar; Leviatán (Leviathan, 1992); El libro de las ilusiones (The Book of Illusions, 2002); 4 3 2 1 (4 3 2 1, 2017), trad. de Benito Gómez Ibáñez, Seix Barral, 2017

SINOPSIS EDITORIAL: El único hecho inmutable en la vida de Ferguson es que nació el 3 de marzo de 1947 en Newark, Nueva Jersey. A partir de ese momento, varios caminos se abrirán ante él y le llevarán a vivir cuatro vidas completamente distintas, a crecer y a explorar de formas diferentes el amor, la amistad, la familia, el arte, la política e incluso la muerte, con algunos de los acontecimientos que han marcado la segunda mitad del siglo XX americano como telón de fondo.

  • Nº de páginas: 960 págs.
  • Editorial: SEIX BARRAL
  • Traducción: Benito Gómez Ibañez
  • ISBN: 978843223289

 

 


Deja un comentario

“cuerpodivino”, de theodore sturgeon: si el sexo es el mensaje, el cuerpo es el medio.


“-. Señor Currier –le dije de todo corazón-, por la manera que ud. dice esas palabras, “¡no es cierto!” es como si creyera que entre lo verdadero y falso hay diferencia. ¡No la hay! ¿Qué importa cómo es o deja de ser una cosa? Solo importa lo que dice la gente de ella.” T.S.

Calificar la presente novela como ciencia ficción es, ciertamente, un atrevimiento: bien por una extrema negligencia y lasitud intelectual, atribuyendo sin más dicha etiqueta por consideración al autor, mayormente enmarcado en el género; bien por un ejercicio consciente de considerar todo aspecto mísitico-religioso de la cultura humana bajo la perspectiva de un relato literal sobre el poder y capacidad mágica de unos seres extraordinarios que alteran nuestra vida y conductas sometiendonos a la tiranía de una idea que trasciende a nuestra existencia individual y colectiva.

No encuentro otro modo de definir esta novela -bastante recomendable, dicho sea, de paso, como anticipo a esta reseña.

La trama se basa en la aparición en una pequeña parroquia norteamericana de un personaje autodenominado “Cuerpodivino”. Surge de no se sabe donde, vestido unicamente con la dignidad de su desnudez. Su efecto sobre las personas es extraordinario. De algún modo, con la mera imposición de sus manos nos cura el dolor, físico pero también emocional. De algún modo, levanta ese velo que oculta nuestra verdadera esencia y nos hurta, a los demás y a nosotros mismos,  de nuestro propio ser, del concepto de lo que somo intimamente. Te pregunta quién eres, te toca y te descubre si, verdaderamente, eres quien dices ser, tú mismo.

La novela se estructura en una serie de capitulos protagonizados cada uno por un habitante de dicho pueblo que va relatando en primera persona su experiencia con este personaje. Con una técnica muy bien diseñada, la historia va avanzando linealmente desde las distintas perspectivas personales, pasandose el relevo en el discurso tanto de su propia experiencia y antecedentes como el de la trama que va desarrollandose.

La novela se centra en los personajes, es un relato introspectivo que prescinde de descripciones vanales sobre el paisaje y su entorno o el contexto social o histórico. Estos personajes actuan y se comportan como arquetipos. Su personalidad esta definida con acierto, pero se aprecia cierto esquematismo en su construcción, no hay matices, son modelos, creo que por voluntad consciente del autor, a traves de los cuales cobra sentido en el conjunto de la novela.

El tema que el autor nos presenta no es otro que la esencia de la religión cristiana primitiva, el mensaje de amor de Cristo -interpretado literalmente como amor sexual, aunque sin la carga de la culpa ni la noción de pecado concupiscente- la comunión esencial entre los fieles, su íntimo conocimiento -sexual- y la aceptación de uno mismo y la comunicación directa con lo divino sin intermediarios -la Iglesia, la infame, que diría Voltaire.

Personalmente, me ha gustado esta novela. Te la recomiendo si te gusta un tipo de mensaje místico-filosófico algo superficial, al estilo Paulo Coelho, pero con mejor calidad literaria. Es entretenida, interesante y cortita, por lo que se puede uno entregar a su lectura sin demasiado desgaste.

Un saludo.

BIOGRAFIA: Edward Hamilton Waldo, que luego cambió su nombre por el de Theodore Hamilton Sturgeon. Escritor norteamericano nacido en 1918 en State Island y fallecido en 1985, en Oregon. Forma parte de los autores reconocidos de la Edad de Oro de la ciencia ficción. Su primera colección de relatos, publicada en 1949, fue prologada por Ray Bradbury. Los cristales soñadores, en 1950; “Más que humano” en 1954, ganadora de la primera edición del premio International Fantasy y, en 1955 las recopilaciones de relatos Regreso y Caviar. Obtuvo el premio Nebula, el premo Hugo y el premio World Fantasy Life Achievement. Llegó a crear unas 41 novelas y 221 relatos, guiones para cine y televisión (entre ellos, para capítulos de Star Trek).

Promulgó la Ley y Corolarios de Sturgeon:

  • La Ley de Sturgeon:Nothing is always absolutely so (“Nada es siempre absolutamente así“).

  • La Revelación de Sturgeon:Ninety percent of everything is shit (“El noventa por ciento de todo es mierda“).

  • Corolario 1:La existencia de inmensas cantidades de basura en ciencia ficción es admitida y es lamentable; pero no es más antinatural que la existencia de basura en cualquier parte.

  • Corolario 2:La mejor ciencia ficción es tan buena como la mejor ficción en cualquier campo.

SINOPSIS EDITORIAL: Ésta es la última novela de Theodore Sturgeon, a la que dedicó dieciocho años de trabajo y no quiso publicar en vida. Cuerpodivino, un personaje misterioso, una especie de mesías, llega a un pequeño pueblo rural y su presencia va cambiando la vida de las personas que se le acercan. En ocho capítulos narrados en primera persona por otros tantos habitantes del pueblo, conocemos las más secretas miserias de esos seres y asistimos a su transformación, producto de una nueva sensibilidad: el sexo es amor, es religión.

  • Editorial: Plaza&Janés 2000
  • Páginas: 190
  • ISBN-10: 8401540968
  • ISBN-13: 978-8401540967
  • Traducción: Marcial Souto

 

 

 

 

 

 


Deja un comentario

“carter”, de ted lewis: duro, directo y brutal.


“La lluvia llovía” T.L.

La literatura, como el cine, es una perfecta radiografía de la sociedad. Esta afirmación, tan obvia por otra parte, no deja de ser cierta por mucho que el abuso de su utilización nos dé la sensación de ser uno de los lugares comunes de toda reseña literaria.

Sin embargo, la lectura de novelas como “Carter”, de Ted Lewis, escrita sobre 1969, nos hace reflexionar sobre cómo ha cambiado nuestra mentalidad y nuestra percepción de los valores morales imperantes, la aceptación y rechazo de ciertas conductas, ciertas expresiones y ciertos tópicos que, como la moqueta estampada en techo y paredes, hacen que salten todas las alarmas de nuestro censor moral interno.

La anecdota de la novela, la historia de una venganza, articulada en el tópico regreso al lugar de la infancia y la confrontación con conclictos familiares no resueltos, deja paso y protagonismo a la arrebatadora personalidad del personaje principal: inteligente, brutal, despiadado y obsesivo.

Sin embargo, su lectura hace reventar las costuras de lo políticamente correcto. Al igual que esas antiguas películas en las que sus personajes no paran de fumar en público o donde el alcohol parece ser un condimento indispensable, el ambiente que refleja esta novela no encaja en nuestra moral imperante hoy en día.

Esto es lo que más me ha llamado la atención en su lectura. La falta de escrupulos del personaje, la utilización de otros personajes secundiarios para alcanzar sus objetivos, el abuso de la fuerza bruta, el trato vejatorio a las protagonistas femeninas, la presencia constante de la sordidez ambiental y moral, la amargura del recuerdo, el desapego afectivo, etc.

Apenas han transcurrido 50 años desde su publicación y su fuerza impactante ha permanecido intacta, no así la sensación de que existe una distancia moral infranqueable, más que la mera distancia física o temporal.

La novela es contundente, atrayente, adictiva. La trama es atractativa, bien llevada, a mi juicio. Los personajes estan también perfectamtne construidos y definidos. El estilo literario es directo, rápido, con diálogos ágiles y coherentes. Me recuerda vagamente a las novelas de otro duro de la novela negra, el personaje Parker de Richard Stark (Donald Westlake), también contemporaneo del autor, aunque un poco anterior.

Es de destacar la adaptación cinematográfica llevada a cabo por Mike Hodges en 1971, protagonizada por un espléndido y convincente Michael Caine, con el título de “Get Carter”

Una novela muy recomendable.

Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL: Jack Carter, principal sicario de los mafiosos londinenses Les y Gerald Fletcher, regresa a su ciudad natal en el norte de Inglaterra tras ocho años de ausencia. La última vez que estuvo allí fue para enterrar a su padre, y ahora vuelve para el funeral de su hermano Frank. Según la policía, la muerte de Frank fue accidental: su coche se despeñó por un precipicio con él borracho al volante. Pero Jack, que conocía bien a su hermano a pesar de la mala relación que mantenían, sospecha de la versión oficial y comienza a interrogar a todos aquellos que conocían a Frank

BIOGRAFIA: Escritor británico, nacido en Manchester en 1940 y fallecido en Londres en 1982. Fue músico, pintor, ilustrador. Escribió una serie de novelas, principalmente dentro del géner de novela negra o criminal, entre las que destacan All the Way Home and All the Night Through, Londres, New Authors Ltd., 1965; Jack’s Return Home, Londres, Michael Joseph, 1969; Plender, Londres, Michael Joseph, 1971; Billy Rags, Londres, Michael Joseph, 1973; Jack Carter’s Law, Londres, Michael Joseph, 1974; The Rabbit, Londres, Michael Joseph, 1975; Boldt, Londres, Michael Joseph, 1976; Jack Carter and the Mafia Pigeon, Londres, Michael Joseph, 1977; GBH (Grievous Bodily Harm), Londres, coll. Sphere, Little & Brown, 1980

  • Título: Carter
  • ISBN: 978-84-946809-0-8
  • Autor: Ted Lewis (traducción de Damià Alou)
  • Editorial: Sajalín. Colección Al marge