lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“el día que españa derrotó a inglaterra” de Pablo Victoria: la historia oculta de nuestra Historia oculta.

4 comentarios


“AND AT CARTHAGENA CONQUERED AS FAR NAVAL FORCE COULD CARRY VICTORY” (y en Cartagena conquistó tanto como una fuerza naval podría llevar a la victoria)  Epitafio del Almirante Vernon, Westminster Abbey (yo estuve allí).

El libro reseñado relata en un estilo novelado la defensa de la Plaza de Cartagena de Indias realizada en 1741 por el Almirante Blas de Lezo frente a la flota inglesa del Rey Jorge II comandada por el Almirante Vernon.

El libro reseñado es muy interesante por cuanto pone en descubierto unos hechos de nuestra historia sino desconocidos ciertamente arrinconados y soslayados, creo yo, por prejuicios ideológicos de aquellos que se avergüenzan de ensalzar un pasado histórico ligado al Imperio y al colonialismo.

Con ello solamente se abandona a la manipulación y a la apropiación por parte de grupos radicales una historia común que en modo alguno ansiamos repetir ni tampoco justificaríamos hoy en día. El pasado nos pertenece y nosotros pertenecemos a él y es justo reconocer los logros de nuestros antepasados que cumplieron con su deber y defendieron su honor y sus ideales (contemporáneos de un tiempo y una época histórica concreta) sin que ello signifique que debamos retar a un duelo a cualquiera que opine distinto a nosotros.

UN POCO DE HISTORIA:

Los antecedentes de la batalla de Cartagena de Indias los encontramos en el incidente de la guerra de la oreja de Jenkins” en 1739 por el cual Inglaterra declara la guerra a España y decide tomar y someter Cartagena de Indias a fin de estrangular el envío regular de todas las riquezas de las colonias americanas que confluyen a dicho puerto y del que parten hacia la metrópoli.

La ambición comercial de Inglaterra, que reclamaba nuevos mercados para un imperio en auge frente a la oposición de un imperio español que, si no se encontraba todavía en decadencia había iniciado un lento declive, fue el caldo de cultivo para destapar un enfrentamiento latente y concederle a los ingleses una excusa para acometer la empresa de la conquista del oro y la plata coloniales.

La anécdota, plena de altanería española, ocurre cuando un capitán español, llamado Juan León Fandiño, en la costa de Florida apresa a un barco inglés que realizaba comercio no permitido, comandado por el capitán Robert Jenkins al cual le hizo cortar una oreja y le devolvió a su rey con un mensaje muy claro: “Ve y dile a tu Rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve”.

El gobierno inglés armó una flota compuesta de 186 barcos y 23.000 hombres al mando del almirante Sir Edward Vernon, la cual superaba, incluso, los 120 barcos de la Armada Invencible de Felipe II, con lo que nos da una idea del poderío militar exhibido y, visto el resultado final, la importancia épica de la victoria española.

Dicha flota se presentó en la bahía de Cartagena que contaba con 3000 defensores, no todos ellos tropa regular, y 6 navíos, al mando del  Virrey Eslava y el Almirante Blas de Lezo , viejo marino apodado el “medio hombre” por ser tuerto, cojo y manco, producto de anteriores batallas navales.

La ignominia inglesa fue más patente aún por haber mandado el Almirante Vernon acuñar en Inglaterra medallas conmemorativas de la victoria, en las que aparecía Blas de Lezo rindiéndole la plaza, anticipándose al desarrollo de la batalla y plenamente convencido de la supremacía británica que, al menos teóricamente, se correspondía con la desproporción entre los medios del atacante y los escasos pertrechos de los defensores.

Con una habilidad e inteligencia inusuales, aprovechando al máximo la orografía del terreno y la configuración de la bahía de Cartagena, así como sus formidables fortificaciones, Blas de Lezo optimizó todos sus recursos y humilló grandemente al soberbio almirante inglés. A modo de ejemplo: la genialidad de Blás de Lezo que, una vez que los ingleses midieron la altura de las fortificaciones para construir las escalas con las que asaltarlas, salieron en la oscuridad de la noche los hombres y mujeres de Cartagena y excavaron un profundo foso al pie de las mismas haciendo inadecuadas las escaleras inglesas, que sorpresivamente se les habían quedado cortas.

Con su estilo incomparable Inglaterra convirtió a pesar de todo la derrota en victoria frente a la opinión pública de la época. Al igual que se hiciera Isabel I con el desastre de la contra_armada de Drake, se prohibió toda referencia pública a la batalla, se borró de las crónicas la mancha provocada a la orgullosa flota inglesa, a lo que contribuyó la poca defensa y promoción que hizo España de su victoria.

Al almirante Vernon ni mucho menos se le destituyó y en el ambiguo epitafio de su tumba, un turista incauto bien pudiera pensar que, efectivamente, en Cartagena alcanzó la victoria que su fuerza naval le pudo proporcionar, pese a que no pudo.

LAS FORTIFICACIONES DE CARTAGENA DE INDIAS: ESTUDIO DETALLADO, Fuente: Biblioteca Virtual Biblioteca Luis Angel Arango

Con estos dos enlaces podemos estudiar con detalle las defensas y fortificaciones de Cartagena de Indias, el marco donde se desarrolló la famosa batalla.

LA PLAZA:  http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/historia/fortificaciones/fortif3.htm

LA BAHIAS: http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/historia/fortificaciones/fortif2.htm

Según información que facilita en su propio blog, Pablo Victoria es doctor en economía y doctor en filosofía. Ha sido congresista y Senador de la República de Colombia, profesor universitario, escritor, historiador y columnista de diversas publicaciones. Ha escrito una serie de libros de temática histórica y política: El día que Cartagena derrotó a Inglaterra 2012Al oído del rey 2005;  El día que España derrotó a Inglaterra 2005; España contraataca 2005 (este último, también muy recomendable,  relata la intervención del general Bernardo de Gálvez en la Guerra de Independencia norteamericana, que ocupa los puestos ingleses en el río Mississippi y reconquista de La Florida proporcionando a los rebeldes americanos una ayuda tan importante como desconocida, ninguneada respecto de la famosa presencia de Lafayette.

La figura pública de Pablo Victoria resulta un tanto controvertida por la atribución de afinidades políticas ultraderechistas, sin embargo el presente trabajo se  ciñe exclusivamente a la valoración de la obra reseñada en sí misma considerada, sin connotaciones de ninguna especie. Cuando leí el libro por primera vez me pareció un magnífico trabajo y desconocía todo sobre su autor. El simple hecho de justificar con estas líneas la pertinencia de la reseña me incomoda, máxime cuando entiendo que sería totalmente superflua si el autor fuera un marxista reconocido como por ejemplo García Márquez o Mario Benedetti (a cuyo estudio pretendo dedicar mi tiempo en futuros trabajos) cuya calidad literaria es indiscutible (e insuperable) siendo absurdo que el vergonzoso velo de la corrección política empañe el brillo que reverbera en sus obras por sí solas.

  • 17.0×24.0cm.
  • Nº de páginas: 228 págs.
  • Editorial: ALTERA 2005
  • Lengua: ESPAÑOL
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788489779686
  • Año edicón: 2005
  • Plaza de edición: BARCELONA
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

4 pensamientos en ““el día que españa derrotó a inglaterra” de Pablo Victoria: la historia oculta de nuestra Historia oculta.

  1. Menos novela y más historia. No le hace ningún favor a nadie contando batallitas improbables. Consulte fuentes primarias, no novelas.

    Me gusta

    • Hola, a mi juicio el libro reseñado no tiene ni mucho menos pretensiones literarias. Aunque relatado con un estilo ameno y sencillo, entiendo que es un estudio muy correcto de unos hechos históricos, aunque a veces, como dice el dicho, la verdad supere a la ficción.
      Muchas gracias Mikko, por tu opinión y tu intervención. Un saludo

      Me gusta

      • Es un libro que falla como novela -personajes planos, buenos, feos y malos- y como historia es un disparate. La historia es “una disciplina rigurosa”, no un revoltijo de prejuicios, errores y fantasías, como es este libro.

        Me gusta

      • Hola. Yo creo que como novela, efectivamente, deja mucho que desear. Como ensayo histórico también, pues le falta cierto rigor. Sin embargo, es muy válido como acercamiento a los hechos históricos que narra, que creo que es la intención del autor. Muchas gracias por intervenir. Un saludo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s