lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“montaigne” de stefan zweig: un relato de la propia obsesión.

Deja un comentario


“Pero lo que a mí me interesa e importa de Montaigne hoy es cómo en una época parecida a la nuestra, supo ser interiormente libre, y cómo, al leerlo, nos sentimos fortalecidos por su pensamiento” S.Z

Stefan Zweig (Viena, 1881 – Petrópolis, Brasil, 1942) fue un escritor enormemente popular, tanto en su faceta de ensayista y biógrafo como en la de novelista. Su capacidad narrativa, la pericia y la delicadeza en la descripción de los sentimientos y la elegancia de su estilo lo convierten en un narrador fascinante, capaz de seducirnos desde las primeras líneas. En Acantilado han aparecido ya La lucha contra el demonio (Hölderlin, Kleist, Nietzsche), Castellio contra Calvino (Conciencia contra violencia), Momentos estelares de la humanidad (Catorce miniaturas históricas), El mundo de ayer (Memorias de un europeo), La embriaguez de la metamorfosis, Veinticuatro horas en la vida de una mujer, Novela de ajedrez, Carta de una desconocida, Los ojos del hermano eterno, Ardiente secreto, El amor de Erika Ewald, Tres maestros (Balzak, Dickens, Dostoievski), Noche fantástica, La mujer y el paisaje,Correspondencia, Montaigne, La curación por el espíritu, El candelabro enterrado, La impaciencia del corazón, El legado de Europa, Amok, Viaje al pasado, Mendel el de los libros, ¿Fue él?, Los milagros de la vida, Las hermanas y las biografías Fouché y María Antonieta. (de su biografía en Acantilado Editorial)

En 1942, Stefan Zweig se suicidó junto con su esposa Lotte deprimido y desencantado respeto de su propio futuro y el de su país, envuelto en una guerra atroz e interminable. Sin fuerzas para afrontar la realidad, como el mismo dejó escrito, y sin material bibliográfico para continuar su trabajo, tomó la decisión de finalizar su vida y abandonó inacabado su último proyecto, la biografía sobre el pensador francés Michel Eyquem de Montaigne.

Pese a ser un trabajo inconcluso, no deja de ser un proyecto biográfico de un autor que demostró una valía inigualable en perfilar con lucidez los contornos sociológicos de los personajes objeto de su estudio y alcanzar la hondura psicológica de sus caracteres; todo ello unido a una prosa clara y fácil, como extraordinario novelista que era.

Este libro que nos ha quedado, de apenas cien páginas de extensión, carece de las características propias de una biografía pues apenas aporta datos, fechas y acontecimientos de la vida del biografiado, salvo hitos relevantes de su historia personal. Sin embargo es una estupenda invitación y prólogo para introducirse en la obra del autor de “los ensayos”.

Zweig traza una línea que define la trayectoria humana (personal e intelectual) de M. de Montaigne y no la abandona en todo el libro: la firme e inquebrantable voluntad de preservar la libertad individual y la independencia de pensamiento y acción frente a imposiciones coactivas, convenciones sociales y corsés intelectuales.

Destaca Zweig su innovadora educación, mediante la inmersión lingüística en el latín desde sus primeros años y el acceso que tuvo a las fuentes clásicas; la casi total ausencia de disciplina académica y el fortalecimiento de un espíritu crítico y analítico sobre la generalidad de la técnica pedagógica basada en la memoria y la asimilación por repetición. Igualmente resalta cómo la elevada posición económica  de su progenitor le permitió no someterse a más volubilidad que la suya propia y no a las arbitrariedades de los demás.

Así M. de Montaigne, cuando heredó la fortuna y propiedades paternas, concibió su cuidado y administración como una losa que le mantenía sepultado en la maraña incontable de las preocupaciones domésticas y cotidianas, entre las que incluyó al matrimonio. Por ello decidió iniciar una especie de destierro voluntario en la torre de la ciudadela de su propiedad y, rodeado de libros que ojeaba a su antojo, se puso a plasmar por escrito, sin sujeción a ninguna otra regla de estilo ni contenido más que a su propia voluntad, sus pensamientos y reflexiones cuyo eje era el propio autor.

Quizás de manera inconsciente Stefan Zweig se identifica con Montaigne al que nos presenta como una llama solitaria rodeada de la inmensidad de la noche de una era oscura y vuelca su propia obsesión sobre el incierto destino de esa época cuyo fin decidió no contemplar (adelantándose al amanecer, como dejo escrito a sus amigos). Zweig admira el coraje de Montaigne de “conservar impoluta la independencia intelectual y moral en medio de una castastrofe de masas” y a lo largo de todo el libro recalca esta cuestión.

Este es un ensayo muy recomendable como introducción a la obra de Montaigne, un aperitivo sutil, para un gran banquete intelectual.

Un saludo.

Portada Montaigne

  • Colección: El Acantilado, nº160
  • Temática: Historia, política y sociedad, Filosofía, Biogr
  • Traducción: J. Fontcuberta
  • Edición: Knut Beck
  • Prefacio: J. Bayod Brau
  • Notas: J. Bayod Brau
  • ISBN: 978-84-96834-29-3
  • Nº de edición: 5ª
  • Encuadernación: Rústica Cosida
  • Formato: 13 x 21 cm
  • Páginas: 112
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s