lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


2 comentarios

las estadísticas del blog. al final solo queda uno


 

Hola, paso a publicar las estadísticas de este blog. 

Lo primero que veo es que podría meter a todos mis seguidores en un taxi. Lo malo es que me saldría algo cara la carrera puesto que estáis todos repartidos en distintos continentes.

Cada vez somos menos, así que espero que el descenso no haya sido por causa de defunción o asesinato (entonces si que se parecería a la novela de “los diez negritos”). Lo más probable es que sea ya el asesino, ¿os he matado de aburrimiento?. Perdón, en todo caso.  

Ante todo, tengo que daros las gracias a todos por compartir y participar conmigo en este blog, con paciencia y resignación. Yo mismo he sufrido muchas veces cierta frustración al acceder a un blog que me gusta y comprobar que apenas tiene actividad.

Lo cierto es que ha bajado mi actividad. Hasta ahora no he sido del todo consiente de ello: los números cantan.

Es mi intención seguir publicando y hacerlo de un modo regular y con una periodicidad más constante, la suficiente para mantener la atención, sin agobios (sobre todo por mi parte).

También es mi intención seguir publicando contenidos interesantes. De hecho, creo que mis lecturas son interesantes y pienso que es bueno compartir opiniones y sensaciones sobre las propias aficiones, para seguir fomentando el hábito e interés por la lectura.

Se acerca el Fin de Año y este va a ser uno de mis propósitos para 2016. Veremos si lo consigo. Seguro que con el apoyo y participación de los seguidores del blog.

Un saludo y buen Fin de Año.

 

 

Mira los fuegos artificiales lo que yo leo por bloguear en WordPress.com.. Échale un vistazo al 2015 informe anual.

Origen: Vea los #fireworks que cree mediante mi blog en #WordPressDotCom. Mira mi 2015 reporte anual.

Anuncios


Deja un comentario

feliz navidad. solo eso.


 

 

 

 

 

 

navidad en la nieve muñeco de nieve

 

Aunque el whatsapp también existe, aprovecho para felicitar la Navidad desde este blog. Feliz Navidad, que no falte felicidad. Ponerle el color que queráis. Y mucho azúcar -emocional, que el otro es hipercalorico. 


Deja un comentario

lecturas 2015: lee lo que yo leo y lo que no leo. enumeración y valoraciones


Always Remember To Fall Asleep With A Dream And Wake Up With A Purpose

Si algo tengo claro, es que el mundo va a seguir girando. Que el tiempo sigue su curso y que, pese a nuestras vanas quejas y lamentos, no se nos escurre de las manos, sino que, de vez en cuando, somos nosotros quienes nos distraemos y nos apartamos de su camino , momentáneamente. 

Así ha sido y así será.

Podemos argumentar en contra. Podemos oponernos racional o visceralmente. Da igual. No vamos a cambiar nada. Como no cambiamos el color de los objetos sólo con el guiño de nuestra mirada.

El mundo va a seguir girando… Es un hecho.

Y algunos nos lamentamos de que las cosas no deberían ser como son. Incluso cuando nuestra ansiedad no es más que una cuestión de percepción, interpretación y falta de criterio.

De todos modos, ya asoma el nuevo año 2016. Ahora toca hacer esas interminables listas sobre lo bueno que fue esto o aquello en el año que dejamos; sobre nuevos proyectos o quimeras para el año que afrontamos. Listas y más listas en las que sometemos a juicio lo inevitable o adormecemos nuestros remordimientos con proyectos futuros que también, este año, volveremos a incumplir.

Bueno, el hombre del siglo XXI no parecer ser muy distinto del del siglo XX. Únicamente hemos cambiado las listas manuscritas por las listas digitales. Unos y ceros, en cualquier caso.

Aquí os presento la mía. 

Veo que cada año, la lista de mis lecturas parece menguar. Me digo y me repito a mi mismo que la causa es la falta de tiempo. Perdón. No es esa la verdad. La falta de dedicación y el empleo de mi tiempo -el tiempo- a otros menesteres, ese es el motivo. Es cuestión de cambio de rutinas y de la adopción de otras aficiones imposibles de compatibilizar con la de la lectura (desgraciadamente carezco del don de la ubicuidad).

También las estadísticas me están diciendo que no publico entradas en el blog con la regularidad de antaño. Quizás padezco cierto pereza bloguera (flojera, desidia, apatía, dejadez, galbana, gandulería, haraganería, indiferencia, vagancia, pachorra. ¡Viva el corta y pega!).

A pesar de ello, me mantengo fiel a los compromisos adquiridos antaño, renovando mis votos:

SILENCIO, como abstención de palabra vana y estúpida, al menos bajo mi criterio, que cada uno perfectamente puede pensar y expresar su opinión sobre mis carencias intelectuales, mi pretenciosas opiniones y mis juicios equivocados.

OBEDIENCIA, como acatamiento a las normas de respeto y libertad autoimpuestas al crear este blog.

POBREZA, como independencia económica total, en tanto que no obtengo (ni yo ni nadie, espero), ni un duro en publicidad, ni patrocinios espurios. Eso sí, tampoco soy ingenuo, no quiero el que quiera acallar este blog pierda la posibilidad de intentarlo con una muy significativa (millonaria) cantidad: por favor, hacedmelo saber, estoy esperando.

CASTIDAD. Bueno, también tendréis que entender que mientras estoy escribiendo en el blog no estoy en otras cosas… 

“La columna de hierro”, de Taylor Caldwell.

Los héroes“, de Joe Abercrombie.

Mr. Mercedes“, de Stephen King.

“Sangre Guerrera”, de Christian Cameron.

“Africanus, el hijo del cónsul”, de Santiago Posteguillo.

“Legiones malditas”, de Santiago Posteguillo.

“El color de la magia”, de Santiago Posteguillo.

Linda, como en el asesinato de linda, de Leif G.W. Persson.

El murcielago“, de Jo Nesbo.

Quien mate al dragón“, de Leif, G.W. Persson.

“El leopardo”, de Jo Nesbo 

“A ciegas”, de Josh Malerman.

“Lágrimas en la lluvia”, de Rosa Montero.

El fantasma de Harlot“, de Norman Mailer.

“El invierno del lobo”, de John Connolly.

La suave superficie de la culata“, de Antonio Manzanera.

“Memento mori”, de Cesar Pérez Gellida.

“Un millón de gotas”, de Victor del Arbol.

“Alex” de Pierre Lemaitre.

“La Estrella Polar”, de Martin Cruz Smith.

“La economia no miente”, de Guy Sorman.

“La rebelión del Atlas”, de Ayn Rand.

“Cucarachas”, de Jo Nesbo.

“La mejor venganza”, de Joe Abercrombie.

“Lo que no te mata, te hace más fuerte”, de David Lagencrantz.

“Pilgrim”, de Terry Hayes.

“La agonía del asesino”, de James Sallis.

“Odiseo: el juramento”, de Valerio Massimo Manfredi.

“Limpieza de sangre”, Arturo Pérez Reverte.

“Las aventuras del capitán Alatriste”, de Arturo Pérez Reverte.

El cártel“, de Don Winslow.

“Arena en los zapatos”, de Juan Sasturain.

“Fulgor de muerte”, de Elmore Leonard.

“Personal”, de Lee Child.

“Luna peligrosa”, de Lee Child.

“El camino difícil”, de Lee Child.

“Mala suerte”, de Lee Child.

“Fantasmas”, de Jo Nesbo.

“Locke en 90 minutos”, de Paul Strathern

“Legión”, de Brandon Sanderson.

“Limbo”, de Bernard Wolfe.

Observo que hay mucha novela. Sobre todo novela negra y literatura de evasión, en el buen sentido. Los autores ya son conocidos y repetidos. Veo que es como si instintivamente no hubiera querido arriesgarme con otras lecturas o autores que pudieran arrebatarme los pocos momentos dedicados a la lectura. En cualquier caso. Os puedo decir que he disfrutado con cada una de ellas. Ahí están las reseñas (pocas), que lo reflejan.

Eso eso es todo. Con el nuevo año volveré con mis locos proyectos de lectura siempre incumplidos.

Un saludo.