lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


Deja un comentario

“matar a un ruiseñor” de nelle harper lee: la batalla por la justicia y la igualdad se libra en el corazón de los inocentes.


No nos deleitemos en el valle de la desesperación. Les digo a ustedes hoy, mis amigos, que pese a todas las dificultades y frustraciones del momento, yo todavía tengo un sueño. Es un sueño arraigado profundamente en el sueño americano.

Yo tengo un sueño que un día esta nación se elevará y vivirá el verdadero significado de su credo, creemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales. M.L.K

“Para poder vivir con otras personas tengo que poder vivir conmigo mismo. La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno” N.H.L.

 

Corría el año 1963. Un año antes de obtener el Premio Nobel de la Paz. Un año antes de la promulgación de la Ley de Derechos Civiles que abolió (“sólo” legalmente) la segregación racial y declaró solemnemente la igualdad entre las razas.

Cien años atrás, el Presidente Lincoln, frente a cuyo monumento pronunció su famoso discurso Martin Luther King, decretó la libertad de todos los esclavos de los Estados Confederados, mediante la denominada Proclamación de la Emancipación.

Entre esos dos hitos históricos la situación (real) de los ciudadanos negros (afroamericanos) apenas había cambiado. A pesar del gesto presidencial, quizás más encaminado a perseguir un objetivo militar en el contexto de la dura guerra civil, la condición de las personas de color fue (y continuó siendo) la del sometimiento y esclavitud. ¿Cómo si no se explica que aquellos Estados esclavistas que se alinearon con la Unión, no se vieran vinculados por la Promulgación de la Emancipación? Ni Kentucky ni Virginia Occidental, entre otros, ni Nueva Orleans o partes de Luisiana se vieron vinculadas por cuanto que no formaban ya parte de la Confederación.

Y sin embargo, pese a la demonización sistemática que solemos hacer de E.E.U.U. considerándole como un imperio despiadado, ultracapitalista, ultraconservador y ultrareaccionario, lo cierto es que ha sido un país que ha sabido favorecer en su interior el pensamiento crítico de la sociedad civil, como germen del progreso cultural, del desarrollo intelectual y, a la larga del bienestar social y material para sus ciudadanos (aunque respecto a esto último, aún estamos en ello).

En este contexto histórico, mucho antes del sueño de Martin Luther King, la escritora Nelle Harper Lee obtuvo el premio Pulitzer como reconocimiento a su labor en la creación de la novela, objeto de la presente reseña.

Sin perseguir, quizás, un objetivo estrictamente político, su obra ha alcanzado la categoría de “clásico moderno”, tanto por sus innegables cualidades literarias (y sin duda alguna motivado por ellas) como por el mensaje explícito en defensa de la igualdad, la justicia, la integridad moral, la defensa de la identidad racial y cultural en igualdad de condiciones, la defensa del papel de la mujer en la familia y en la sociedad y la crítica inteligente, mordaz y (también) amable, de la hipócrita ignorancia, de los estereotipos discriminatorios, y la exclusión social y económica.

La acción de la novela se ubica en un pequeño pueblo de Alabama, en torno a los años 30 y gira alrededor de las vivencias de una niña pequeña de apenas 10 años a raíz de la acusación y juicio contra un joven negro acusado de abusar de una chica blanca, en el que el padre de la niña es el abogado defensor.

Son muchas las lecturas que tiene esta novela. Posiblemente una por cada personaje, pues cada uno de ellos tiene asignado un concreto papel, un rol que la autora nos quiere presentar y poner de manifiesto el cuadro general de una sociedad sujeta a leyes injustas, excluyentes y no igualitarias que sancionan costumbres y tradiciones que deben se abolidas y erradicadas como paso previo para corregir esas leyes que las amparan.

  • Jean Louise Finch (Scout), la narradora, una niña muy inteligente que sabe vivir su libertad y defenderla con testarudez.

  • Jeremy Atticus Finch (Jem), su hermano mayor, un idealista visceral.

  • Atticus Finch, el padre viudo de ambos. Abogado defensor de Tom Robinson. Una persona que pretende vivir su vida con coherencia e integridad y que ha sabido educar a sus hijos con arreglo a su propia coherencia, sin sujetarse a las convenciones y con el arrojo y valentía que implica conceder a sus hijos libertad de juicio aun en contra de la propia opinión y a la vez imponer la responsabilidad sobre los propios errores.

  • Tom Robinson, el negro Tom, arquetipo de una parte de la población injustamente relegada, condenado por la incomprensión y los prejuicios. Su trágico final ya venía anunciado.

  • Mayella Ewell, victima, en realidad no del delito supuestamente cometido contra ella sino de la ignorancia, los prejuicios, la miseria y las convenciones.

          Son muchos más y, como digo, todos tienen un lugar en la trama. (Para más detalle recomiendo la siguiente página: http://www.shmoop.com/matar-un-ruisenor/dolphus-raymond.html)

Se aprecia en el relato una sencilla elegancia. Está narrado en primera persona, con un estilo muy visual, cargado de imágenes, pero sin descartar profundas reflexiones enmarcadas dentro de unos diálogos muy bien estructurados. Se aprecia un cuidadoso tratamiento psicológico de los personajes y una gran riqueza de matices de ingenio, de inteligencia y de humor.

El título alude a la admonición que realiza Atticus a sus hijos cuando les regalan una escopeta: que disparen a los grajos pero nunca a un ruiseñor, porque disparar a un ruiseñor es pecado, porque su misión es cantar para nuestro deleite, sin hacernos mal alguno.

Es una novela muy entretenida que, además, no está reñida con la profundidad de su mensaje. Si tenemos en cuenta que fue escrita en torno a 1960, este mensaje, ya aludido antes, se nos revela con mucha más fuerza y con un carácter más combativo, dado que los logros conseguidos por nuestra sociedad actual, en gran medida han sido construidos sobre las bases de las generaciones anteriores, que supieron poner en evidencia las carencias de la mentalidad imperante y señalarnos el camino para su corrección.    

No solamente la recomiendo vivamente, sino que ahora mismo me pongo a leer su “continuación” titulada “ve y pon un centinela”, la cual ha sido un auténtico boom editorial en el año 2015, al haber estado más de 50 años inédita y dada por perdida.

La novela también sirvió de base para el guion de la excelente película del mismo título protagonizada por Gregori Peck y dirigida por Robert Mulligan en 1962, la cual obtuvo tres premios Oscar (entre otros, al actor principal y al guion adaptado)  

Un saludo

SINOPSIS EDITORIAL: Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama (EE UU), cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Matar a un ruiseñor muestra una comunidad dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales. Y con un sistema judicial sin apenas garantías para la población negra.

Harper Lee nació en 1926 en Monroeville, Alabama. Asistió a Huntingdon College y estudió derecho en la Universidad de Alabama. Es autora de Matar un ruiseñor y ha recibido numerosos premios literarios, incluyendo el Premio Pulitzer en 1961 y la Medalla Presidencial de la Libertad. Con fecha de 2015 salió publicado el libro inédito “Ve y pon un centinela” que continúa el relato del personaje principal veinte años después. 

Título original: To Kill a Mockingbird

Título: Matar a un ruiseñor

Autor: Harper Lee

Traductor: Marian Belmonte

Editorial: Harper Collins Español

ISBN: 9780718076375

Páginas: 336


2 comentarios

total keops, de jean claude izzo: trazo negro sobre mixtura multicultural


“Me cruzaba Marsella, pero sin enterarme de nada. No conocía más que su sorda violencia, y su racismo a flor de piel. Se me olvidaba que la vida no solo era eso. Que en esta ciudad, pese a todo, a la gente le gusta vivir, ir de juerga” J.C. I.

Novela negra pero no solamente novela negra: siguiendo la tradición clásica de la novela negra mediterránea, cuyo principal precursor fue Manuel Vazquez Montalban, Jean Claude Izzo nos ofrece una novela totalmente diferente a la corriente de la novela negra nórdica que en los últimos tiempos ha acaparado nuestro tiempo (mea culpa). Esta es una novela centrada principalmente en los personajes, sus vivencias, sus circunstancias y las de la sociedad en que se desarrollan sus vidas. El crimen inicial al que se dirige la investigación policial no es sino la excusa para desarrollar una trama íntima y personal del protagonista y su relación espacial -geográfica- y temporal –biográfica- con la ciudad de Marsella, que nos presenta como un elemento protagonista más.

 Marsella, sí, pero desde una perspectiva distinta de la mirada de un turista ocasional que se maravilla ante la monumentalidad de su antiguo esplendor medieval, renacentista y moderno; o de la de un funcionario orgulloso de su pujante primacía como el principal puerto comercial mediterráneo y su segundo puesto en cuanto a nivel demográfico dentro de la república francesa.

 La ciudad de Marsella que relata y describe la novela es la de sus barrios marginales, principalmente el Parnier, la ciudad mestiza e intercultural cuya población se ha venido nutriendo en distintas oleadas de inmigrantes italianos, griegos, rusos, españoles o argelinos que, sucesivamente, huyendo de sus respectivas guerras, revoluciones o descolonización, han constituido un primer núcleo inmigrante y posteriormente una ciudadanía de segunda o tercera generación, reconocida legalmente con plenos derechos y, sin embargo, parcialmente aceptada por la Francia tradicional y no del todo asimilada a la “civilización” francesa; una población extraña, cultural, religiosa y racialmente.

 Y también la Marsella depauperada, paciente víctima de las mafias internacionales, y los carteles de la droga que reclutan bandas de jóvenes criminales sin otra salida vital y personal que servir de tropa de choque armada con Kalasnikov.  

 En este contexto se destaca en la novela que, bajo el vehículo discursivo de una trama ágil, intrigante e interesante, en la que se resta importancia a la truculencia o complicación del asesinato inicial, desencadenante del argumento (de cuya indagación se ocupa obsesivamente el protagonista), el grueso de la narración consiste en el conflicto personal de dicho protagonista que mantiene con su pasado y con su porvenir.

 Fabio Montale, es un policía mediocre que ha ido dejando de lado su promoción profesional abandonada por el desarraigo y desencanto que anima su vida y que rezuma por todas sus poros. Su trabajo consiste en ser un enlace entre el departamento de policía y los grupos de ciudadanos inmigrantes. Un camino intermedio entre el trabajo policial y el trabajo de un asistente social, pero sin llegar a ser completamente ni uno ni otro.

 Su vida personal no es menos caótica y gris. Sin apenas amigos, con relaciones personales que siempre alcanza a valorar cuando acaban, imposibilitado de amar porque su amor ya lo entregó a la mujer de su vida, Lole, la amiga de la infancia cuyo cariño compartieron y disputaron el trío de amigos, Fabio, Ugo y Manu.

 Los cuatro crecieron en el barrio arrabalero del Panier, hijos de inmigrantes italianos y españoles, que pronto vieron en el crimen la salida fácil que la sociedad les negaba por su baja extracción social y racial. Después, el servicio militar les dispersó y con la madurez sus caminos profesionales divergieron: Ugo continuó como mercenario, Manu permaneció en el barrio consolidando su carrera criminal dentro de las mafias locales –y quedándose la chica con él- y Fabio, renegando de su pasado, convertido en policía en la misma ciudad cuya atracción y rechazo le llena de amargura, tristeza y soledad.

 Manu, el pilluelo carismático que forjó la amistad de los cuatro amigos es asesinado en extrañas circunstancias, relacionadas con las intrigas y rencillas en el seno de las mafias internacionales que se disputan su primacía en el ámbito de influencia de Marsella. Ugo también es asesinado cuando maquinaba la venganza por la muerte de su amigo. Fabio, el policía, el único sobreviviente junto con Lole, pretende esclarecer los hechos desde su trabajo policial. Al final… siempre hay un final (no digo más, únicamente que el título “total keops” alude a la expresión homófona francesa, su idioma original, “caos total”)

Las aficiones musicales de algunos personajes definen su carácter y, a lo largo de la novela, resuena una especial banda sonora. En este sentido me parece un tratamiento muy especial del personaje, muy similar a cómo va desgranando Ian Rankin las preferencias musicales del detective Rebus.

 En resumen, esta es una novela muy personal, muy entretenida, muy comprometida (con la interculturalidad, el mestizaje y la abolición de la exclusión social) y muy sensual (donde predomina la expresión de los sentidos, la luz, los olores y los sabores mediterráneos). Jean Claude Izzo continuó con éxito la línea marcada por Vazquez Montalbán, con un claro guiño al escritor catalán al apellidar Montale a su protagonist. También ha retomado con éxito el compromiso social maridado con las tramas criminales el escritor griego Petros Markaris. El fallecimiento del autor sólo nos va a permitir disfrutar de las otras dos novelas de la trilogía, Chourmo y Soleá. Un saludo.

 Jean Claude Izzo: poeta, escritor y periodista frances, nacido en Marsella, en 1945 y fallecido en enero del 2000. Hijo de padre italiano y madre de ascendencia española aunque nacida en Marsella. Su actividad política estuvo ligada al Partido Comunista Francés. Ha publicado antologías d epomeas y novelas, destacando un cierto éxito con su trilogía sobre la mafia marsellesa: Total Keops, Chourmo y Soleá, todas publicada en España por Akal.

titulo del libro

  • EDITORIAL AKAL
  • ISBN 978-84-460-3630-2
  •  PÁGINAS  256
  • TRADUCCION: Matilda Saenz


Deja un comentario

“negro” de olivier pauvert: un relato fallido sobre las sombras del totalitarismo


“Puede que todo esto sea real, puede que yo no sea más que un fantasma, un alma en pena, como dijo aquel”. O.P.

Según la biografía del autor extraída de la solapa del libro, Olivier Pauvert es un joven escritor francés residente en un pequeño pueblo de Gironde. Es farmacéutico y padre de tres hijos. “Negro” es su primera novela.

Y es una buena novela que amalgama las características del género negro e intriga, la novela fantástica y la ucronía sin conseguir definirse adecuadamente dentro de cada una de ellas y, sin embargo, lograr una obra literaria ciertamente entretenida, de fácil lectura, con estilo y vocabulario aceptable y una trama argumental atractiva.

Sin desvelar las claves de esta trama, que frustraría el legítimo interés de un lector descuidado en ir descubriendo por sí mismo las virtudes de la obra, puedo decir que gira en torno a la averiguación por parte del protagonista de las circunstancias de un crimen cometido en su presencia, cuya autoría le imputaron y que, a raíz del mismo, transcurre un lapso de tiempo de doce años que aparentemente no recuerda, o no ha vivido, encontrándose con un país y una sociedad sometida a un régimen político totalitario, represivo y manipulador; una Francia irreal y extraña, como ubicada en otra dimensión, en un tiempo alternativo.

A medida que avanza el argumento se va produciendo una gradación desde el formato de novela negra o de suspense hacia una narración subjetiva cargado de imágenes oníricas que transforma la novela en un relato de corte fantástico al descubrirnos la verdadera naturaleza que, en la novela, ha alcanzado el protagonista.

A mi juicio la intriga y el suspense que anima la búsqueda del protagonista se frustra con el recurso a situaciones o soluciones argumentales que se alejan del realismo que caracteriza a la novela negra y que, presentadas como una salida extraordinaria y fantástica, el lector no tiene más que aceptar y conformarse, consiguiendo el autor ir solucionando el argumento por un camino incontestable, como por ejemplo es la alusión a Caronte en las páginas finales. Es como aquellos relatos o fábulas en las que el autor recurre a la explicación milagrosa, onírica o mágica para justifican cualquier cosa.

Si las notas definitorias de la novela negra o, incluso, de suspense o intriga, se centran en el protagonista (criminal o prófugo) y en la trama (desentrañar un misterio o resolver un crimen), esta novela pierde fuerza en este aspecto por las características tan peculiares del personaje principal, las cuales no voy a decir, cuya esencia inicial se va diluyendo hasta acabar en otra cosa distinta.

Igualmente, echo de menos una mayor profundización el aspecto ucrónico de la novela, desde el momento en el que el personaje hace alusiones, en claro paralelismo al ascenso al poder del Partido Nacional Socialista en la Alemania de Weimar, a la victoria electoral del Partido Nacional francés y la consolidación de una régimen político fascista y represor que cimienta su poder gracias a técnicas de “sedación” colectiva. Pero no se deja apreciar exactamente ese punto “Jonbar” que haga de quicio entre la realidad del lector y la propuesta de historia alternativa que parece querer mostrarnos el autor. Aunque la novela describe en parte esa sociedad futura, donde la represión y la supresión de las libertades básicas, es tolerada pasivamente por los ciudadanos y donde éstos han ido asimilando los valores de pureza racial, xenófobos y discriminatorios frente a minusvalía física o psíquica, la obra deja la sensación de falta de completitud y desarrollo de esa línea argumental.

 A mi juicio, tampoco no apura la crítica política, no llega a culminar lo que podría haber sido una novela distópica a la manera de Orwell, Huxley o Bradbury, con las que se empeñan en compararla las reseñas comerciales o publicitarias.

 El tercer elemento antes aludido, el carácter fantástico, que inicialmente arropa a la novela con ese aura de ensoñación que se vislumbra a través de las reflexiones y sensaciones del protagonista, se va perdiendo y en un momento dado se despejan los interrogantes sobre lo que sucede y de un modo abrupto el autor nos regala una explicación inverosímil que desluce las peripecias del protagonista puesto que, paradójicamente, ya todo es posible.

 A pesar de lo dicho, de mi crítica templada y el poco entusiasmo que transmiten mis palabras, es una buena novela. Quizás no sea excepcional pero tampoco mala y, en todo caso, es mi opinión y cualquiera puede guiarse por su propio criterio y formarse una opinión, solo tiene que leerla.

 Un saludo

SINOPSIS EDITORIAL: [….] abruptamente y de manera inexplicable pasa otra dimensión en la que Francia está gobernada por el Partido Nacional, por el que él mismo votó un día y que ahora ha constituido un gobierno fascista […]

Olivier Pauvert

  • ISBN: 8439720343
  • EDITORIAL: Mondadori, Barcelona, 2006.
  • TRADUCCION: Esther Andres
  • PÁGINAS: 480


2 comentarios

“axiomático” de greg egan: las evidencias nos delatan, el “yo” es una tramoya oculta tras el trampantojo de nuestros recuerdos.


“Creo que no hemos perdido nada; más bien hemos ganado la única libertad que siempre nos faltó: ahora el futuro da forma a quienes somos, al igual que el pasado”  E.G.

Tras la lectura de la novela “Ciudad Permutación” del escritor australiano Greg Egan y una somera indagación en busca de información sobre el autor y el resto de su obra para elaborar su reseña, tuve conocimiento de la presente la colección de relatos titulada “Axiomático”, que ha concitado gran cantidad de reseñas y críticas muy favorables.

Lo cierto es que la extraordinaria impresión que me causó “Ciudad Permutación”, pese a su complejidad temática, me animo a leer estos relatos que se presentaban como una buena introducción al complejo mundo del autor y en el que alguno de ellos anticipaba el argumento ampliamente desarrollado en la novela larga.

Una vez leídos, no termino de decantarme sobre la preferencia de iniciarse con los relatos antes de acometer la ardua lectura de “Ciudad permutación” o viceversa. A mi juicio la novela cuenta con una extrema complejidad por su contenido técnico, a veces de difícil comprensión para una persona profana, cuya lectura implica un esfuerzo que culmina con la satisfacción de haber abordado con éxito una construcción argumental muy novedosa, con el valor añadido de unas sugerentes implicaciones éticas y filosóficas sobre el concepto del ser humano y la consciencia de sí mismo. Dicha complejidad quizás enmascara una falta de profundidad en los personajes que también observo, aunque atenuada, en los relatos. En esta obra, por el contrario, parece primar el argumento -y la tesis filosófica, psicológica o moral subyacente-  sobre el contenido científico-técnico, ofreciendo una menor dificultad de comprensión y una mayor fluidez de la narración por su corta extensión y la obligada concisión del entramado argumental, perfectamente autónomo e independiente para cada relato a pesar de ciertas conexiones entre ellos. Sin embargo, optar por la lectura de los relatos en primer lugar puede desmotivar posteriormente al lector a enfrentarse con la lectura de la  novela al encontrarse con esta dificultad a la que he aludido. Mi opinión, en todo caso, es que, en cuanto al vicio de la lectura, más valer pecar de exceso y formarse siempre uno mismo su propia opinión: vamos, que si te gusta esta reseña te leas los relatos y luego contrastes tu parecer; si te equivocaste por lo menos te ha valido para ir definiendo y perfilando tus preferencias.

Otro argumento que me predispuso a la lectura de esta colección de relatos fue la  insistente comparación, en algunos foros, de esta colección con el libro de relatos de Ted Chiang “la historia de tu vida” igualmente reseñado en este blog (perdón por la autocita, pero es por tu interés, no por el mío). En efecto, habiendo leído reseñas y comentarios que equiparaban en calidad ambas obras y habiendo tenido tan favorable impresión de la citada “La historia de tu vida”, todo se confabulaba para empujarme hacia “Axiomático” y disfrutar de su lectura. Este ha sido el resultado:

1.- Asesino infinito:

En un futuro no muy lejano cierto tipo de drogas no solamente producen una alteración de la conciencia sino también de las infinitas realidades de infinitos mundos paralelos. El protagonista es un sicario con una extraña cualidad de invariabilidad entre esos mundos que se encarga de ejecutar a todos los “soñadores” a fin de evitar distorsiones en la realidad y preservar intereses económicos de La Empresa. Al final el personaje se enfrenta a la duda sobre su propia identidad, dispersa en infinitas versiones de sí mismo.

Es un relato muy técnico con apoyo en un trasfondo de teorías de física cuántica. 

2.- El diario de cien-años-luz:

Un descubrimiento científico excepcional permite acceder desde nuestro presente a información en formato texto elaborada en el futuro. Las personas recogen en sus diarios personales relatos sobre acontecimientos cotidianos para mandarse mensajes a su pasado. Las actitudes y comportamientos de la gente se ven influenciadas por esa información que reciben del futuro pero la información es gemela de la desinformación, la verdad coexiste con la mentira y el engaño también pasea con su amigo el auto-engaño. El futuro que conocemos bien puede ser el pasado que quisimos mediatizar.

El relato nos habla sobre el libre albedrío y especula sobre cómo nuestro conocimiento de lo que seremos condiciona lo que somos y no al revés: si nuestra biografía ya estuviera escrita, ¿nuestros actos serían inevitables?

3.- Eugene:

El título apunta su contenido: la oportunidad de una pareja de aprovechar los avances de la biología para optimizar las posibilidades de la manipulación genética en la creación de un ser superdotado. Y sin embargo, ¿querer lo mejor para tu hijo es sinónimo de elegir lo mejor?  La libertad suprema es, como dice el relato, la ausencia de toda ansia.

El relato no trata sólo sobre los límites de la manipulación genética, que es la excusa argumental sino sobre el significado, una vez más, sobre el libre albedrío y la trascendencia como superación de la humanidad.

4.- La caricia:

Un anciano millonario lleva al extremo su obsesión por el hiperrealismo en el arte y elige a un policía “adaptado” químicamente a su función para “dar vida” a una performance artística: cuando la vida imita al arte.

 5.- Hermanas de sangre:

Dos hermanas gemelas realizan en su infancia un pacto de sangre con el compromiso de morir ambas a la vez. Cuando son mayores y ambas llevan vidas autónomas en distintos continentes, se les diagnostica una grave enfermedad que puede llevarle a la muerte en escasos meses. Ambas se someten a un mismo tratamiento farmacológico… con resultado dispar. La predisposición genética llevó a sus organismos a respetar un pacto infantil y los intereses comerciales rompieron el hechizo.

Es clara la crítica contra la industria farmacéutica y los excesos que se comenten para eludir la investigación en seres  humanos. A mi juicio es un relato un tanto flojo que no ofrece más que una tenue intriga sobre la resolución final.  

6.- Axiomático:

A fin de desinhibir las emociones y dotar al individuo de habilidades exógenas se crean implantes neuronales “a la carta” en el área de la sexualidad, la religión o la psicología. El protagonista quiere vengar un crimen cometiendo un asesinato y se implanta un producto específico, de duración limitada a tres días, para eliminar las barreras psicológicas frente a dicho acto criminal; el resultado no le satisface pues entiende que no ha sido sincero y decide volverlo definitivo.

7.- La caja de seguridad:

El protagonista, más que una persona, es una personalidad, que va migrando de cuerpo en cuerpo en un concreto ámbito geográfico de su ciudad, asumiendo por unos días una identidad distinta, dentro de un determinado rango de edad, de la que luego no guarda recuerdos, salvo las anotaciones que va tomando y custodiando en una caja de seguridad. Estudiando sus propias anotaciones va conjeturando una explicación sobre el fenómeno que está sufriendo. 

El relato trata sobre cómo ante un situación extrema la mente humana consigue adaptarse y superar las limitaciones del cuerpo para sobrevivir. Ciertamente es menos técnico que otros relatos y con ello pierde credibilidad e interés a pesar de lo original de su planteamiento argumental.

8.- Ver:

Un atentado contra un productor de cine daña su cerebro causándole un daño neurológico que percibe como una experiencia extracorpórea.

9.- Un secuestro:

La temática subyacente de este relato conecta con la novela “Ciudad Permutación”. Trata sobre la extorsión que recibe una pareja acomodada al serle comunicado al marido el secuestro de su mujer, aun cuando ella físicamente no ha sufrido violencia alguna, pero sí su copia virtual.

Plantea la cuestión sobre el concepto de la identidad y los límites de la conciencia, sobre si una copia de uno mismo puede llegar a ser consciente y sentir y pensar como el propio individuo.

10.- Aprendiendo a ser yo:

En una sociedad futura, a fin de preservar para la eternidad la consciencia individual, las personas se hacen implantar en el cerebro una tecnología microscópica que aprende a reproducir miméticamente sus conexiones neuronales, sus reacciones químicas y los pensamientos hasta que, completado el proceso, se produce el cambio por el cerebro orgánico. El protagonista decide no hacer el cambio y, sin embargo, siente que dicho cambio ya se ha realizado, espontáneamente, entrando en una paranoia esquizoide en la que siente su verdadera mente encerrada en un cuerpo dominado por el implante. Decide fingir la sincronía entre su mente y la del implante y suplantarle.

Este relato comparte, matizadamente, la temática del anterior: la consciencia define el ser, con indiferencia de su ubicación bien en el ente original, bien en la copia exacta.

11.- El foso:

Una investigación forense descubre por casualidad una manipulación genética ideada para preservar a ciertos individuos, posiblemente perteneciente a la élite económica y política, de los virus y enfermedades con las que se tiene que enfrenar el resto de la población.

La manipulación genética con un trasfondo de crítica a las ideologías racista con fundamento en la limpieza racial.

12.- El paseo:

Como la famosa escena de “Muerte entre las flores”, un asesino, a sueldo de una organización mafiosa, conduce a su víctima, adentrándose en el bosque, para realizar su ejecución. Durante el corto paseo el joven condenado a morir agota todos los argumentos posibles para disuadir a captor. Parados en el claro del bosque el asesino argumenta con la victima que el cuerpo, los recuerdos, son una ficción, que los cambios que sufrimos desde que nacemos nos convierten en una persona distinta de la que fuimos, que la personalidad, la identidad es otra cosa. Le convence para que aplique un implante neuronal que le otorgue una “correcta” percepción de la vida.

Con un final sorprendente, este relato estira los  razonamiento, otra vez, sobre el concepto del “yo” y la identidad personal y se escurre por inverosímiles resquicios filosóficos: yo no soy solo yo.

13.- La ricura:

El instinto maternal trasciende el género. Un hombre lleva su obsesión por ser padre hasta el extremo de embarazarse y dar a luz una “mascota humana” genéticamente manipulada.

Podríamos extraer de este relato una enseñanza sobre la responsabilidad de la paternidad-maternidad y su censurable utilización para la auto-realización personal como fin último y único.

14.- Hacia la oscuridad:

Un experimento alienígena fallido provoca la aparición periódica de un agujero de gusano que deja a las personas atrapadas en su interior. El protagonista forma parte de un equipo de rescate que las libera dirigiéndolas hacia el interior del mismo para salir al otro lado.

Mis conocimientos – más bien mis vastos y variados desconocimientos – respecto de la física me impiden valor adecuadamente este relato que considero flojo y sin interés.

15.- Amor apropiado:

Un hombre sufre un accidente casi mortal. Su mujer consiente en incubar su cerebro dentro de la matriz, como si fuera un feto, como soporte vital hasta que puedan reconstruir íntegramente su cuerpo mediante clonación celular.

 Cuando acogemos a una persona totalmente dependiente de nosotros su carga nos vuelve en igual medida dependientes de ella. La clonación, la manipulación biológica, discurren en un relato que nos habla del juego psicológico del amor y del sacrificio.

16.- El virólogo virtuoso:

Un científico extremadamente religioso experto químico y virólogo, desarrolla un virus mortal que discrimina su ataque mortal en función de la actividad sexual monógama o promiscua de los afectados. Este relato propone metafóricamente la tesis de que la supresión de la libertad individual deviene finalmente en la extinción colectiva. Posiblemente el mejor relato de la colección, combina magistralmente la formulación científica del argumento con las implicaciones éticas y filosóficas, logrando una acertada caracterización psicológica del personaje .

17.- Cercanía:

Nuevamente aparece el tema de “la Joya”, el implante cerebral que imita al cerebro orgánico, con su propia personalidad, sus recuerdos y sensaciones y posibilita la supervivencia autónoma y eterna. Una pareja decide apurar las posibilidades que dicha tecnología les ofrece e inician un juego de permutaciones que nunca les satisface: intercambian mutuamente sus propios cuerpos, o él pasa a habitar un clon de ella. Finalmente alcanzan la experiencia de vivir en dos cuerpos gemelos hermafroditas de tal modo que, por unos momentos ambas personalidades conviven en estrecha comunión en un cuerpo biomecánico idéntico para cada uno. Al final del experimento la absoluta cercanía de ambas personalidades les arroja a un abismo de soledad, no hay novedad, no existe discrepancia. ¿Quién quiere pasar la eternidad a solas?

Este relato participa de la temática de “Ciudad Permutación”, y vuelve a retorcer el concepto de la consciencia y la definición del “yo”.

18.- Órbitas inestables en el espacio de las mentiras:

Este es un mundo postapocaliptico, a partir del 12 de Enero de 2018, la humanidad alcanzó un punto crítico de población y su estado psíquico se alteró súbitamente haciéndose la especie humana permeable a las creencias de los demás de tal modo que las ideologías, a modo de campos magnéticos, se convirtieron en fuerzas de atracción que aglutinaron a las personas que se rindieron a su influjo, agrupándose en poblaciones según la influencia de la ideología dominante. El protagonista forma parte de un grupo de vagabundos amorales que circulan errabundos entre las fronteras de las ideologías, habiendo optado por no sujetarse ni someterse a ninguna corriente dominante. Al final del relato siembra la duda en el protagonista y le enfrenta a la realidad de que todo ser humano tiene una postura moral o filosófica y que la opción por la libertad no deja de ser, en igual medida otra ideología colectiva. 

Con una imagen tan sugestiva, el presente relato convierte las fuerzas psíquicas en fuerzas físicas y nos muestra al género humano sujeto a ideologías y creencias con un determinismo tan absoluto como la erradicación de la voluntad.

El estilo es homogéneo en todos los relatos  -quizás sea éste un defecto más que una virtud-; la narración transcurre en primera persona; lineal en cuanto a la temporalidad del relato y sin quiebros formales o estilísticos. Como si el autor hubiera volcado su genio creativo en la presentación de una ideas metafísicas sobre el libre albedrío, la consciencia, el concepto del ser, empleando como vehículo una trama científica y técnica algo compleja, eso sí, muy bien desarrollada, basada en la biología, la genética, la física, las matemáticas o la química. Recomendable, aunque sin mucha pasión. Resolviendo la duda inicial, personalmente me decanto por la colección de relatos de Ted Chiang por la calidad literaria y su mayor variedad formal,  así como por su mayor rigor y profundidad argumental. 

Un saludo.

  • Título: Axiomático
  • Autor: Greg Egan
  • Título Original: Axiomatic (1995)
  • Traductor: Pedro Jorge Romero
  • Portada: Estudio Ajec
  • Precio: 17,95 euros
  • Páginas: 348
  • ISBN: 84-96013-26-X


2 comentarios

“música de callejon” de george pelecanos: bandas, marginalidad y delincuencia que marcan fronteras invisibles, otro país dentro de la ciudad.


“No era más que una forma de marcar territorio: somo enrollados y habrá paz si nos quedamos detras de nuestras fronteras imaginarias” G.P

Música de Callejón es una novela de apreciable calidad pese a contar con la desventaja de mostrarnos un escenario irreconocible, un ambiente desconocido, unos personajes arquetípicos fuera de nuestra órbita sociológica y una banda sonora inidentificable: porque el Washington D.C. que nos describe no es el de la capital del Imperio sino el de el  ecosistema de los barrio marginales donde impera el poder de los colores de las bandas, constituyéndo unas fronteras invisibles y su propio código de supervivencia y depredación; porque la delincuencia no solo consiste en el trapicheo de las drogas y las armas sino que presenta unos contornos difusos donde cada uno bordea la legalidad bien activamente bien pasivamente, asintiendo calladamente ante las infracciones cotidianas; porque la música que suena en el callejón no es nuestra música (al menos la mía, salvo el gran Bruce Springsteen) y no nos identificamos con ella; porque hasta las marcas de los vehículos las oímos por primera vez.

Pese a todo eso, la novela avanza a su propio ritmo, con la voz de fondo del narrador omnisciente que se alterna sin transición con la voz autónoma de cada personaje, sus pensamientos y reflexiones que se solapan con la acción que lentamente va encaminándose hacia la previsible tragedia final. Se destaca algunos pasajes en que el hilo conductor es la música que suena en la emisora local y que varios personajes simultáneamente incorporan a sus pensamientos mientras interactúan entre ellos.

George Pelecanos es un escritor. productor y guionista  estadounidense , nacido en Washington D.C. en 1957. Licenciado en la Universidad de Maryland. Especializado en la literatura del género policíaco muy alabado en su país natal y cuyas obras apenas están siendo traducidas al español: Sin retorno 2010; El jardinero nocturno 2009; Drama City 2008 (2000); Revolución en las calles 2005; Música de callejón 2004; Ojo por ojo 2003; Mejor que bien 2002 (fuente lecturalia.com). Quizas sea más conocido por la afamada serie televisiva “The Wire”.

La trama es insustancial porque no es necesaria ni importante para conferir el carácter de “telerealidad” a la novela: en medio de un procedimiento judicial con posible condena de pena de muerte para un cabecilla de las bandas de la ciudad, los subalternos se dividen en facciones que pretenden asumir el control total; en este contexto, el detective privado Strange y su compañero Quinn aceptan un encargo del hermano mayor de uno de los capos del güeto para encontrar a una antigua novia, a la que al final asesina y, a su vez, es asesinado por miembros de la banda rival. La novela acaba con una saturnal sangrienta en la que uno a uno van siendo eliminados los pandilleros y el compañero de Strange, en una subtrama paralela en busca de otra joven desaparecida.

En vez de asesinatos truculentos, tramas enrevesadas, afiladas disecciones psicológicas y desdichados lamentos acerca del poder limitador de la burocracia sobre la iniciativa e intuición del héroe de turno, la novela abunda en reflexiones sobre la pena de muerte, el poder de las bandas, la integración de los pandilleros en la sociedad, la polémica sobre la prohibición de las armas o su legalización y las argucias para sortearla así como los intereses creados en torno a este comercio alegal, la falta de permeabilidad entre negros y blancos . Recomendable.

Un saludo.

portada del libro

  • 01 ed. 2004
  • Ediciones B
  • Colección: LATRAMA
  • Traducción; Eduardo Iriarte Goñi
  • ISBN: 978-84-666-1796-3
  • EAN: 9788466617963
  • 336 páginas