lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


Deja un comentario

lecturas 2016: listas y más listas. el agua fluye, pero siempre es el mismo río.


“Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran”. André Gide.

Como cada año, presento una relación de mis lecturas de 2016. Viene siendo tradicional, por estas fechas, hablar de que no nos ha vuelto a tocar la lotería de Navidad. Támbién es un recurrente “dejá vu” las listas de lo mejor del año que va acabando y, más adelante, las listas de propósitos y deseos para el año que entra.

Siguiendo, pues, con esta tradición, ahí os dejo mi pequeña contribución a la galaxia de las listas. Vistas en su conjunto, puedo observar una vez más el predominio de la novela sobre el ensayo. La poesía o el teatro apenas aparece (mea culpa), aunque es más por falta de capacidad que de motivación. Ya lo he explicado recientemente.

Dentro de la novela veo, como otros años, un predominio de la novela negra (de intriga, suspense o thriller, como queramos llamarla). También me percato que he leído bastantes novelas de ciencia ficción, lo cual no es raro, pues es hacia ahí donde se orientan mis gustos. Es significativa la escasez de novelas de tipo histórico, teniendo en cuenta que mis apetencia por la Historia alcanza niveles de gula. Analizando esta cuestión, he llegado a la conclusión de que pudiera ser por cierta aversión a historias bastardas cuando los hechos reales superan con creces la imaginación de cualquier autor. En todo caso, mis fuentes suelen ser blogs, reseñas, webs y demás instrumentos digitales que tienen dificil acomodo en este blog.

Visto en perspectiva, echo de menos otro tipo de lecturas como pueden ser los autores clásicos o novela mainstream. A estas alturas, finalizado el año y dando comienzo uno nuevo, siempre afloran buenas intenciones, nuevos proyectos y propósitos de cambio y mejora. Tengo lecturas eternamente “pendientes” como la de autores, para mí desconocidos, o apenas explorados, pero siempre presentes: Pynchon, David Foster Wallace, Philip Roth, o Don deLillo. Siento que debo iniciarme en ellos con una especial disposición y, al final, nunca encuentro un buen momento. ¿Tiene sentido lo que digo?.

En todo caso, sigo en la brecha, con ilusión, con ganas, contando con el apoyo e la gente que me lee, gente que “le gusto”, gente que comparte, opina y colabora, a los que agradezco su permanente presencia callada y atenta. 

Un saludo.

LECTURAS DE 2016

.- “Porqué fracasan los paises“, de Daron Acemoglu y James A. Robinson.

.- “Matar a un ruiseñor“, de Harper Lee

.- “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” (versión de Andres Trapiello)

.- “Nos mienten“, de Eduardo Vaquerizo

.- “Reamde“, de Neal Stephenson

.- “España contraataca”, de Pablo Victoria

.- “Bajos fondos”, de Andrew Jachss

.- “Gente de barro“, de David Brin

.- “Los cazadores de la oscuridad“, de Donato Carrisi

.- “Flashfoward”, de Robert J. Sawyer

.- “Policía”, de Jo Nesbo

.- “El partido“, de Richard McGregor

.- “Justicia Auxiliar”, de Anne Leckie

.- “Carbono alterado”, de Richard morgan

.- “El año del diluvio“, de Margaret Atwood.

.- “Khimera”, de Cesar Perez Gellida

.- “El sindrome E“, de Frank Thilliez

 .- “La décima víctima”, de Rober Sheckley

.- “El día de pasado mañana”, de Robert H. Heinlein

.- “El libro del Día del Juicio Final”, de Connie Willis

.- “Relojes de hueso”, de David Mitchel

.- “Camino de servidumbre”, de Frederick Hayek

.- “El cristiano mágico“, de Terry Southern

.- “La verdad sobre el caso de Harry Quebert“, de Joel Dicker

.- “Hijos del dios binario”, de David B. Gil

.- “Los impunes”, de Richar Price

.- “El resplandor“, de Stephen King

.- “Dr. Sueño“, de Stephen King

.- “Steelheart”, de Brandon Sanderson

.- “La mano izquierda de Dios”, de Paul Hoffman

.- “Los viajeros de la noche”, de Helen Wecken

.- “El problema de los tres cuerpos”, de Liu Cixin

.- “El misterio de Salem´s Lot“, de Stepehn King

.– “La zona muerta”, de Stephen King

.- “El psicoanalista”, de John Katzenbach

.- “Cuesta abajo”, de Michael Connelly

.- “Joyland”, de Stephen King

.- “Fria venganza“, de Dan Simmons

.- “Moros y Cristianos”, de Jose Javier Esparza.

Anuncios


Deja un comentario

lecturas 2015: lee lo que yo leo y lo que no leo. enumeración y valoraciones


Always Remember To Fall Asleep With A Dream And Wake Up With A Purpose

Si algo tengo claro, es que el mundo va a seguir girando. Que el tiempo sigue su curso y que, pese a nuestras vanas quejas y lamentos, no se nos escurre de las manos, sino que, de vez en cuando, somos nosotros quienes nos distraemos y nos apartamos de su camino , momentáneamente. 

Así ha sido y así será.

Podemos argumentar en contra. Podemos oponernos racional o visceralmente. Da igual. No vamos a cambiar nada. Como no cambiamos el color de los objetos sólo con el guiño de nuestra mirada.

El mundo va a seguir girando… Es un hecho.

Y algunos nos lamentamos de que las cosas no deberían ser como son. Incluso cuando nuestra ansiedad no es más que una cuestión de percepción, interpretación y falta de criterio.

De todos modos, ya asoma el nuevo año 2016. Ahora toca hacer esas interminables listas sobre lo bueno que fue esto o aquello en el año que dejamos; sobre nuevos proyectos o quimeras para el año que afrontamos. Listas y más listas en las que sometemos a juicio lo inevitable o adormecemos nuestros remordimientos con proyectos futuros que también, este año, volveremos a incumplir.

Bueno, el hombre del siglo XXI no parecer ser muy distinto del del siglo XX. Únicamente hemos cambiado las listas manuscritas por las listas digitales. Unos y ceros, en cualquier caso.

Aquí os presento la mía. 

Veo que cada año, la lista de mis lecturas parece menguar. Me digo y me repito a mi mismo que la causa es la falta de tiempo. Perdón. No es esa la verdad. La falta de dedicación y el empleo de mi tiempo -el tiempo- a otros menesteres, ese es el motivo. Es cuestión de cambio de rutinas y de la adopción de otras aficiones imposibles de compatibilizar con la de la lectura (desgraciadamente carezco del don de la ubicuidad).

También las estadísticas me están diciendo que no publico entradas en el blog con la regularidad de antaño. Quizás padezco cierto pereza bloguera (flojera, desidia, apatía, dejadez, galbana, gandulería, haraganería, indiferencia, vagancia, pachorra. ¡Viva el corta y pega!).

A pesar de ello, me mantengo fiel a los compromisos adquiridos antaño, renovando mis votos:

SILENCIO, como abstención de palabra vana y estúpida, al menos bajo mi criterio, que cada uno perfectamente puede pensar y expresar su opinión sobre mis carencias intelectuales, mi pretenciosas opiniones y mis juicios equivocados.

OBEDIENCIA, como acatamiento a las normas de respeto y libertad autoimpuestas al crear este blog.

POBREZA, como independencia económica total, en tanto que no obtengo (ni yo ni nadie, espero), ni un duro en publicidad, ni patrocinios espurios. Eso sí, tampoco soy ingenuo, no quiero el que quiera acallar este blog pierda la posibilidad de intentarlo con una muy significativa (millonaria) cantidad: por favor, hacedmelo saber, estoy esperando.

CASTIDAD. Bueno, también tendréis que entender que mientras estoy escribiendo en el blog no estoy en otras cosas… 

“La columna de hierro”, de Taylor Caldwell.

Los héroes“, de Joe Abercrombie.

Mr. Mercedes“, de Stephen King.

“Sangre Guerrera”, de Christian Cameron.

“Africanus, el hijo del cónsul”, de Santiago Posteguillo.

“Legiones malditas”, de Santiago Posteguillo.

“El color de la magia”, de Santiago Posteguillo.

Linda, como en el asesinato de linda, de Leif G.W. Persson.

El murcielago“, de Jo Nesbo.

Quien mate al dragón“, de Leif, G.W. Persson.

“El leopardo”, de Jo Nesbo 

“A ciegas”, de Josh Malerman.

“Lágrimas en la lluvia”, de Rosa Montero.

El fantasma de Harlot“, de Norman Mailer.

“El invierno del lobo”, de John Connolly.

La suave superficie de la culata“, de Antonio Manzanera.

“Memento mori”, de Cesar Pérez Gellida.

“Un millón de gotas”, de Victor del Arbol.

“Alex” de Pierre Lemaitre.

“La Estrella Polar”, de Martin Cruz Smith.

“La economia no miente”, de Guy Sorman.

“La rebelión del Atlas”, de Ayn Rand.

“Cucarachas”, de Jo Nesbo.

“La mejor venganza”, de Joe Abercrombie.

“Lo que no te mata, te hace más fuerte”, de David Lagencrantz.

“Pilgrim”, de Terry Hayes.

“La agonía del asesino”, de James Sallis.

“Odiseo: el juramento”, de Valerio Massimo Manfredi.

“Limpieza de sangre”, Arturo Pérez Reverte.

“Las aventuras del capitán Alatriste”, de Arturo Pérez Reverte.

El cártel“, de Don Winslow.

“Arena en los zapatos”, de Juan Sasturain.

“Fulgor de muerte”, de Elmore Leonard.

“Personal”, de Lee Child.

“Luna peligrosa”, de Lee Child.

“El camino difícil”, de Lee Child.

“Mala suerte”, de Lee Child.

“Fantasmas”, de Jo Nesbo.

“Locke en 90 minutos”, de Paul Strathern

“Legión”, de Brandon Sanderson.

“Limbo”, de Bernard Wolfe.

Observo que hay mucha novela. Sobre todo novela negra y literatura de evasión, en el buen sentido. Los autores ya son conocidos y repetidos. Veo que es como si instintivamente no hubiera querido arriesgarme con otras lecturas o autores que pudieran arrebatarme los pocos momentos dedicados a la lectura. En cualquier caso. Os puedo decir que he disfrutado con cada una de ellas. Ahí están las reseñas (pocas), que lo reflejan.

Eso eso es todo. Con el nuevo año volveré con mis locos proyectos de lectura siempre incumplidos.

Un saludo.  

 

 

 


Deja un comentario

lecturas de 2014, lo que yo leí en “lo que yo leo”: conflicto y desgaste


A continuación, la relación de mis lecturas del año 2014 que apenas ha iniciado la cuenta atrás de su propia consunción. 

Si los números no fallan…, son 37 obras de las cuales abunda el Ensayo (11) la Novela de Ciencia Ficción (11), y la Novela Negra o Trhiller (9), también Novela (2), el  relato (2) y las biografías (2).

Si la memoria no me falla…, creo que he leído mucho menos que el año pasado. Debe ser cosa de la crisis (crisis ambiental, mental, de gestión de tiempo, de organización… si algo abunda en una crisis son los adjetivos). Hoy tengo la sensación que no he sabido aprovechar adecuadamente mi tiempo personal. Al final del año siempre tengo la sensación de que haber roto el reloj de arena y de que sus finos granos se me escurren entre las manos la dimensión espacio temporal y que eso ha afectado a mi actividad intelectual.

De cualquier modo, lo que sí queda claro es que ha bajado mi “producción” en el blog. Pese a la evidente merma en las entradas vuelvo a reiterar el compromiso personal asumido cada año de continuar con este trabajo, y  de hacerlo con la misma seriedad y rigor (el que me permitan mis capacidades). 

Lo mejor de este año que acaba son sin duda las efemérides de la I Guerra Mundial y la profusión de ensayos y novelas al respecto, y el rescate del olvido de otras obras clásicas, como la de Barbara Tuchman (los cañones de  agosto) y la de Sebatian Haffner, reseñada en el blog.

Lo peor del año quizás haya sido la sensación de hastío repecto de la novela, lo que se ha traducido en la busca de otro tipo de lecturas con más “contenido” como los ensayos o el redescubrimiento de las biografías, como la extraordinaria  de Stefan Zweig, subgénero que tengo previsto degustar este año que arranca. También ha habido alguna decepción, ya comentada en el blog. 

Haffner, Sebastian. “los siete pecados capitales del Imperio Alemán durante la I Guerra Mundial” E

Leonard, Elmore. “un tipo implacable” N

McFayden, Cody. “el hombre sombra” N

Rojas, Mauricio. “historia de la crisis de Argentina” E

Higgins, George V. “los amigos de Eddie Coyle” N

Rand, Ayn. “vivir” N

Stephenson, Neal. “snow crash” N

Varley, John. “la persistencia de la visión” (relato)

Stross, Charles. “accelerando” N

Hotchschild, Adam. “para acabar con todas las guerras” E

Gibbson, William. “conde cero” N

Koch, Stephen. “el fin de la inocencia” E

Taibbi, Marc. “cleptopía” N

Vinge, Vernor. “un fuego en el abismo” N

King, Stephen. “apocalipsis” N

Barry, Max. “lexicon” N

Bueso, Emilio.”cenital” N

Nesbo, Jo. “la estrella del diablo” N

Connolly, John. “la ira de los angeles” N

Connolly, John. “malvados” N

Rankin, Ian. “sobre la tumba” N

Tartt, Donna. “el secreto” N

Block, Lawrence. “cuando el antro sagrado cierra” N

Tuchman, Barbara. “los cañones de agosto” E

Rallo, Juan Ramón. “la economía del empobrecimiento común” E

Perez Abellán, Francisco. “matar a Prim” E

Redondo, Dolores. “el guardián invisible” N

Muller, John (coord..) “Podemos, deconstruyendo a Pablo Iglesias” E

Somalo, Javier y Noya, Mario. “porqué dejé de ser de izquierdas”

Tocqueville, alexis de. “el Antiguo Régimen y la Revolución Francesa”

Umbral, Francisco. “Cela, un cadaver exquisito”

Eco, Umberto.”apostillas a <El nombre de la rosa>”

Carrasco, Jesus. “Intemperie”

Zweig, Stefan. “un mundo de ayer”

Dick, Philip K. “tiempo desarticulado”

Dickens, Charles.”canción de navidad”

 

Eso es todo, el próximo años mucho más.

Un saludo