lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


Deja un comentario

“otro tiempo, otra vida” y “en caída libre como un sueño”: de leif gw persson: sobre quien vigila a los propios vigilantes


“La verdad te afecta infinitamente más que la mentira. Cuando realmente  las ves delante de ti, puedes caer libremente, como en un sueño” L. G. W. P.

Estas dos novelas completan la trilogía sobre la serie escrita por el autor sueco Leif G W Persson titulada genéricamente  “el declive del estado del bienestar” cuya primera parte ya ha sido objeto de mi anterior reseña, a la que me remito expresamente. Aun cuando el título global nos pudiera inducir a pensar en un ensayo de contenido económico-político, cada novela cuenta en su título con una indudable carga poética: “entre la promesa del verano y el frío del invierno”, “otro tiempo, otra vida” y “en caída libre como un sueño”; ciertamente ni uno ni otros nos ilustran sobre el contenido de la obra: una extraordinaria serie de novelas de intriga política calificada de novela negra nórdica que destacan en calidad tanto por lo que tienen de negra y de nórdica como por lo que las diferencia de ambos subgéneros.

Aunque mi intención inicial no fue leerme seguidas las tres novelas, lo cierto es que en esa dura transición que sufre todo lector compulsivo en el momento de acabar una lectura e iniciar la siguiente, esa indecisión en la elección de un nuevo libro que nos abre a un mundo distinto al que acabamos de abandonar, fue resuelta inmediatamente a favor de la segunda parte, que ya estaba a mi alcance, y de la tercera, más adelante, cuando la incertidumbre  no pudo quebrar ya una voluntad determinada a consumar el asunto –lo que demuestra que la disponibilidad de los medios y la ocasión del momento son las principales causas de comisión de un delito. Son casi dos mil páginas, cuya mera lectura son un buen argumento para la recomendación, a menos que uno gozase de la gloria de la vida eterna o del infierno de un insomnio permanente, que no es el caso.  

Sin pretender calificar a la sociedad sueca de adultera y voluble, me sirvo de la literalidad de la cita de Juvenal “quis custodiet ipsos custodes?” -que no de  su contexto, comúnmente ignorado-  para titular mi reseña y resumir en una sola y genial frase la premisa que fundamenta esta trilogía: una visión irónica y ácida sobre la descoordinación, ineficacia, corrupción y inoperatividad de las instituciones policiales suecas y una crítica subyacente de la acomodada sociedad sueca en los tiempos previos al derrumbe del bloque comunista. El fracaso en la resolución del magnicidio de Olof Palme y el interés de encontrar una solución políticamente necesaria aunque chapucera y apresurada, deja en evidencia la falta de compromiso de la sociedad sueca con los valores que fomentaron sus logros económicos y sociales.

Estas dos novelas comparten personajes de la primera aunque varía el protagonismo de cada unos de ellos al variar también el marco histórico y temporal donde se desenvuelve la trama, me remito a la sinopsis de la editoria extractada más adelante. Su lectura puede ser independiente pues el oficio del autor, con sutiles referencias internas y aclaraciones, permite disfrutarlas separada y autónomamente. Personalmente creo haber disfrutado más con la última de ellas pues me ha parecido más entretenida, de lectura más rápida, sin dilatorias presentaciónes de los personajes, ni excesivas digresiones, ni quiebros de la trama. Continua con el tratamiento magistral del punto de visto subjetivo del personaje y ese juego a dos niveles en el dialogo mediante el que nos muestra lo que dice literalmente el personaje y a la vez sus pensamientos íntimos mientras lo dice.

“Otro tiempo, otra vida” está protagonizada principalmente por los detectives Bo Jarnebring y su joven compañera Anna Holt, quienes investigan un asesinato relacionado con el asalto a la embajada de Alemania Occidental en Estocolmo en un remoto 1975 por integrantes de la banda terrorista de Baader-Meinhof. A raíz de la caída del muro de Berlín y la disolución de las agencias de espionaje comunistas, la ingente cantidad de información “sensible” sobre ciudadanos occidentales colaboradores del bloque comunista que queda liberada es objeto de comercio al mejor postor y de su contenido se revelan antiguas afinidades que pueden afectar a altos cargos de las instituciones suecas. Por otro lado, la prescripción de los delitos de antaño acelera la urgencia y necesidad de una resolución definitiva de antiguos casos policiales abiertos.

“En caída libre como un sueño” está protagonizada por  Lars Martin Johansson, cercano a la jubilación y una veterana Anna Holt. Su argumento gira en torno al irresuelto asesinato del Primer Ministro Olof Palme, casi veinte años después, cercano al momento de la prescripción del delito y dentro de una trama política donde la tensión entre la necesaria sujeción a la jerarquía administrativa-policial y la voluntad de resolver un crimen que quebró la imagen de tolerancia, neutralidad y eficacia de la sociedad sueca de la época.

Frecuentemente se nos presenta esta serie de novelas como un retrato sociológico de la sociedad sueca y se enfatiza la condición de criminólogo y periodista de su autor. Sin desmerecer dicho análisis, yo considero que constituyen más un retrato psicológico de una serie de personajes que, quizás, sean estereotipos del ciudadano sueco o de ciertos funcionarios policiales y como elementos de esa sociedad reflejan y describen su paradigma.  Las reflexiones que puede suscitar el tema planteado no debe apartarnos de su condición de una serie de novela de género negro.

El auge mediático y editorial de la novela negra sueca, nos ofrece  este tipo de novelas como un nuevo boom literario de reciente aparición que nosotros, lectores afortunados -léase compradores-, tenemos oportunidad de descubrir. El desafortunado fallecimiento del autor Stieg Larrson, unido a la circunstancia del anatema y persecución promovida en su contra por ciertas organizaciones filonazis, así como la rocambolesca peripecia de su legado literario –y pecuniario- acercaron al público su trilogía literaria sobre el personaje de Lisbet Salander y abrieron un camino a la novela negra sueca, nórdica o escandinava –que en estos lares sureños nos suena a lo mismo.

Leif G W Persson no comparte con la mayoría de los autores suecos –o escandinavos- el gusto por lo macabro y sangriento. El delito que relata es trivial, ordinario -trágicamente real e histórico- y el argumento tiene más que ver con una trama política que con personajes sociopatas o psicopatas. Su interés no estriba tanto en la resolución del enigma como el propio proceso de resolución y las intrigas y escollos administrativos, políticos y burocráticos que los personajes deben sortear para conseguir sus objetivos.

También tiene en común con otras novelistas suecos del género negro cierta exposición sutil de la trastienda del estado sueco, las grietas e imperfecciones del edificio sueco de la laboriosidad y eficacia de su sociedad y administraciones pública. Aunque tampoco es un instrumento para la radiografía de la sociedad sueca; carece del componente de crítica social que iniciaron los precursores Maj Sjöwall y Per Wahlöö y continuó con acierto Henning Mankell. Finalmente, es de agradecer que no abuse de largas descripciones de la topografía escandinava y su agreste climatología -elemento pintoresco de las estampas de  la iconografía nórdica de la que a veces abusan algunos autores, siendo novelas eminentemente urbanas, centradas en la ciudad de Estocolmo (magnífica en sus canales, puentes, callejuelas y plazas), aunque la ciudad no cuente con un circuito Persson y sí un circuito Stieg Larsson (sí, tuve que decirlo, yo estuve allí).

Un saludo

SINOPSIS DE LA EDITORIAL, otro tiempo, otra vida
A partir de la ocupación de la embajada de Alemania Occidental en Estocolmo en 1975 por simpatizantes de BaaderMeinhof, el autor teje una trama impecable de secretos inexplicables, retratando una sociedad enferma de corrupción política y policiaca. Bo Jarnebring, detective policial de la vieja escuela y su colega Anna Holt, joven y brillanteagente, se enfrentan a una increíble conspiración que alcanza hasta las bases más sólidas y respetadas de la sociedad sueca.

 SINOPSIS DE LA EDITORIAL, en caída libre como un sueño

Llega la última entrega de la trilogía sobre el asesinato de Olof Palme El jefe de la Policía Nacional sueca, Lars Martin Johansson, un hombre criado en el Norte, agradable y simpático, está a punto de jubilarse. No obstante, antes de abandonar su cargo toma una decisión que tendrá graves repercusiones: revisar los archivos del asesinato, aún no resuelto, de Olof Palme, una herida todavía abierta de la sociedad sueca. Lars Martin Johansson decide formar un nuevo grupo de policías para reanudar la investigación y consigue abrir una vía entre los miles de archivos que esconden la verdad. Con una prosa concisa, rica y sobria, de humor sardónico y perspicaces detalles de la vida real, Persson va desgranando la investigación original. En su momento se equivocaron en todo: el arma del crimen, la vía para escapar, los testimonios clave. En pocas semanas, el equipo de policías de Johansson reconstruye el caso, obteniendo una versión muy distinta de lo que en su día se llamó «la pista policial». Sin embargo, el simpático jefe de policía a punto de jubilarse se convertirá en un títere de la trama recién descubierta; y su historia en el retrato de una persona agradable que vende su alma al diablo. En caída libre, como en un sueño es una obra maestra del suspense y la sociología, un escalpelo que se abre paso entre mentiras y sandeces con el ingenio mordaz y el ojo clínico que caracterizan a las novelas de los grandes maestros.

otro tiempo, otra vida (parte ii)-leif gw. persson-9788408093183en caida libre, como en un sueño-leif gw. persson-9788449321573

Ficha técnica

Fecha de publicación: Mayo/2010 y Sept/2008
512 y 720 páginas
ISBN: 9788408093183 y 978-8449321573
Formato: 12,5 x 19 cm.
Editorial: Booket
Colección: Bestseller Internacional
Traducción de Mayte Giménez y Frida Sánchez
Anuncios


Deja un comentario

“los 500” de matthew quirk: crimen, riesgo, influencias y corrupción política


“Lo llamaban el Rey de Corazones porque, bueno…, porque comía corazones humanos. Según decían, había leído un artículo en The Economist sobre un señor de la guerra liberiano de diecinueve años con gustos similares. A Rado le pareció que esa modalidad de maldad atroz brindaría a su marca criminal el toque que precisaba en un mercado tan concurrido y adquirió sin más ese hábito” M. Q.

Con la prosperidad se apoderaron del pueblo el desenfreno y la soberbia, vicios inherentes a la misma y, mientras que los dirigentes ponían su grandeza al servicio de sus pasiones, el pueblo hizo lo mismo con su libertad quedando el Estado, entre ambos bandos, hecho jirones.

No estoy hablando de la capital del imperio USA, Washington, donde se desarrolla la acción de la novela “Los 500”, ni me estoy refiriendo a un tiempo presente. La reflexión anterior la expresó en el año I a.C. el historiador romano Gayo Salustio Crispo en el quicio de transición entre la República y el Imperio Romano al relatar las causas del desastre y del derrumbe de un sistema político que había gobernado el mundo conocido y que sentó las bases de nuestra cultura occidental. Dicho autor, militar y político a la ordenes de Julio Cesar, con una más que dudosa – moralmente- actuación en el desempeño de su cargo, que le procuró una fortuna nada despreciable, se retira de la vida pública y plasma por escrito en “de Bello Iugurthino” su análisis de la decadencia republicana y la corrupción del Senado Romano que posibilitó su humillación y la derrota ante un reyezuelo menor como fue Yugurta. En efecto, con una prosa magistral, que ha servido para que generaciones de estudiantes se iniciaran en los rudimentos del latín, Salustio documentó uno de los más celebres casos de tráfico de influencias de la Antigüedad.

Esta digresión nos introduce el ambiente en el que se desarrolla la novela “Los 500” de Matthew Quirk, cuya portada anuncia que todo hombre tiene un precio, incluso si forman parte de los 500 hombres y mujeres más poderosos de la capital política mundial. Lo mismo debió pensar el rebelde africano Yugurta cuando decidió librar sus batallas no en la polvorienta Numidia sino en la reluciente y marmórea Roma Imperial a los pies del Capitolio, engrasando los oscuros mecanismos del poder y las influencias políticas.

La novela reproduce en similar medida los vicios y defectos del Imperio Americano, a los pies del Capitolio, esta vez en Washington y no en Roma,  carcomido por la ambición, la irresponsabilidad y la corrupción de alguno de sus oscuros funcionarios quienes amparados en la sombra y maraña de las instituciones, ostentan un poder conferido por un pueblo inconsciente y ciego que se autodenomina soberano cuando lo cierto es que es una víctima incauta de la manipulación y del engaño.

La trama de la novela trata sobre un joven recién licenciado de la Facultad de Derecho de Harvard que es fichado como asociado junior en uno de los mayores  “lobbies” de influencia política en la capital americana y que, gracias a sus habilidades adquiridas en los años duros de la adolescencia, donde tuvo que afrontar y superar el ambiente de delincuencia que llevó a su propio padre a la cárcel, consigue trasplantar sus conocimientos psicológicos y de la naturaleza humana desde los escenarios del trilero y timador a los grandes despachos y pasillos de las instituciones americanas. Bajo la apariencia formal de respetabilidad, solvencia profesional y un conocimiento cabal de la legalidad estricta, la empresa donde trabaja nuestro protagonista se dedica a satisfacer intereses espurios de un antiguo criminal de guerra balcánico pretendiendo retorcer la legislación americana a su favor mediante la introducción de enmiendas legislativas y la obtención de fallos judiciales. Poco a poco va descubriendo las implicaciones de su trabajo que se entrecruzan con la vieja historia que llevó a su padre a la cárcel.

Estilísticamente el relato es ágil, fresco y desenfadado, muy entretenido y adictivo, sin complicaciones formales ni una  técnica digna de resaltar. Es un producto de consumo que cumple con su función, entretener.

La temática, si bien es sobradamente conocida y redundante, no pierde atractivo puesto que se ayuda de una corriente argumental paralela con unas pocas dosis de intriga, referida a un antiguo crimen cometido por el padre del protagonista con incidencia directa en la trama principal hasta la que llega a aflorar. Nos habla de la competitividad en las universidades americanas que posteriormente se traslada a las jornadas agotadoras de los yuppies empresariales en constante supervivencia por un puesto de trabajo privilegiado en el que no se admite ni un solo fallo. Nos cuenta también la hipocresía y falsedad de un sistema de valores que persigue únicamente la apariencia formal en los políticos sin que importe su verdadera condición humana y profesional. Nos dice, en suma, cómo el poder siempre sufre las fuerzas de la corrupción y la desviación hacia intereses particulares siendo la vida pública un escenario sobre el que se representa la ficción del bien común.

Destaco, por un lado, como detalle positivo, por ocurrente, las insistentes alusiones del protagonista sobre la honradez y fiabilidad del criminal de la vieja escuela frente a la  elusiva y camaleónica moralidad de la gente respetable. Como detalle negativo, destaco igualmente, por ingenuo o por contemporizador, la moralina final sobre la percepción del protagonista respecto del cambio operado en esa legislatura al desbaratar la trama criminal y disminuir las maniobras políticas y aumentar la colaboración partidista en la aprobación de leyes más positivas para los ciudadanos.

Un saludo

 

  

  • traductor: DEL REY, SANTIAGO
  •  editorial: ROCA EDITORIAL
  • año de edición: 2012
  •  páginas: 320
  •  isbn: 978-84-9918-465-4