lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“el don” de mai jia” no se qué, pero eso no es.

Deja un comentario


“La muerte y el sueño tienen el mismo nombre de pila pero diferente apellido. Dormir nos prepara para la muerte” M.J.

 Como dijo Goethe, nadie nos engaña, nos engañamos a nosotros mismo, o dejamos que nos engañen. Por ello, a nadie he de culpar por haberme leído casi quinientas páginas del libro “el don” del autor chino Mai Jia sino a mí mismo. Y a mí mismo he de reprochar el haber sufrido una tremenda decepción por haber volcado en su lectura tan altas expectativas que luego no he podido ver satisfechas.

Cuando me enfrento a una nueva lectura orientado por las críticas recibidas en los medios, o en las páginas del universo de internet, casi siempre me adentro prevenido sobre la usual falacia de los elogios mediáticos.

Sin embargo en este caso me interesó el argumento contenido en la sinopsis editorial. También atrajo mi curiosidad el hecho de que fuera un autor de origen chino, sobre cuya literatura apenas tengo experiencia lectora, salvo las referencias obligadas de Xingjiang y Mo Yan o de Xiaolong Qiu.

Estos autores, aun partiendo desde unas biografías dispares, tanto generacionalmente hablando como respecto de su respectiva formación cultural, así como desde un estilo característico propio: quizás más reflexivo y de cierta complejidad estructural en el caso de Xingjian, ciertamente kafkiano respecto de Mo Yan y dentro de la influencia cultural del género negro norteamericano de Xiaolong Qiu, han ido convergiendo en la literatura china sin despegarse de la tradición cultural milenaria y reflejando dentro de sus respectivas obras la realidad (compleja y contradictoria, incoherente a veces) de una sociedad que amalgama el poso cultural oriental con las influencias netamente occidentales, como puede ocurrir en la cultura actual japonesa.

En sus obras, la acción constituye el entramado que sustenta la descripción de la vida cotidiana china, el carácter tradicional de sus gentes, sus costumbres y valores  y esa contradictoria convivencia actual entre la herencia maoísta y el desarrollo económico, que no deja de ser puesta de manifiesto y, a veces, criticada veladamente o explícitamente.

Sin embargo, la presente novela, cuya acción transcurre básicamente a lo largo del siglo XX, no nos ofrece, como éste ingenuo lector hubiera esperado, un relato detallado de dicho periodo: las vivencias del cambio de régimen dinástico hacia un régimen republicano, inicialmente, y la posterior experiencia de la república popular; la guerra con Japón; la segunda guerra mundial; la época maoísta; el Gran Salto Adelante y la Revolución Cultural.

Si es cierto que no pretende ser un ensayo histórico sino un relato sobre un personaje concreto, el genio matemático Rong Jinzhen, pero el autor no desarrolla, según mi opinión, el contexto histórico, social y cultura en el que vive el personaje, que apenas queda esbozado.

Se nos vende la novela como un thriller, y a su autor como un nuevo Gabriel Garcia Marquez o el John Le Carré chino,  cuando no lo es en absoluto, pues la intriga no va más allá de la curiosidad por el devenir biográfico del personaje. La mera mención de la criptología o la denominación del personaje como “espía chino”, no convierte la novela en lo que no es. Tampoco no ofrece mucho atractivo desde el momento en el que, con una estructura en formato documental, el autor del texto, en la novela, nos va ofreciendo la trama de la gestación de la biografía del personaje, alternando el relato de su vida con las supuestas trascripciones de las entrevistas realizada a otros personajes que convivieron con el protagonista, y en ocasiones, salvo el cambio de grafía, apenas nos damos cuenta de la transición entre la tercera persona del narrador y la tercera persona del entrevistado.

Pese a las críticas entusiastas, personalmente encuentro la novela aburrida. Siempre que emito una crítica negativa sobre una novela, tengo el pesar de no haber entendido a su autor, algo así como el estar bajo la influencia del síndrome de Estocolomo, buscando justificaciones a la falta de interés en carencias personales mías. Y siempre digo lo mismo, cada uno tiene la opción de formarse su propio criterio, sólo basta con leerla uno mismo y luego cotejar impresiones. Un saludo

 Mai Jia, seudónimo de Jiang Benhu,  nació en 1964, en China; estudió en la Academia de Bellas Artes del Ejército Popular de Liberación. En 2002 publica su libro “el Don” recibiendo importantes premios en su país. Igualmente ha cosechado un enorme éxito en Estados Unidos y en más de veinte paises.

SINOPSIS EDITORIAL: Rong Jinzhen es un chico fuera de lo común: educado por un extranjero en la China de los años veinte, vive una infancia solitaria, sumergido en su propio mundo. Pero pronto desarrolla un don que lo hace extraordinario. Rong puede ver lo que nadie más ve, sus conocimientos van más allá de lo que una persona corriente puede entender. Convertido en un genio de las matemáticas conocido en todo el país, Rong es obligado a abandonar su carrera académica cuando es reclutado por el departamento de criptografía del servicio secreto chino.

El don de Mai Jai

  • Editor: Destino
  • Fecha de publicación: 2014
  • Colección: Novela Narrativa Extranjera
  • Nº de páginas: 480 págs.
  • ISBN: 9788423348060
  • Traducción: Claudia Conde
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s