lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“el hombre sombra” de cody mcfadyen: esa zona oscura del alma donde palpita un horror más allá de la sombra donde acaba la luz.

Deja un comentario


“Estoy hecha un lío, un amasijo de dolor y confusión aderezado por pequeños estallidos de pánico. No es la emoción lo que me abruma, sino la realidad” C.M. 

Con una metódica periodicidad, el mercado editorial nos va ofreciendo primeras novelas, o de autores que son desconocidos, cuya característica principal es que se convierten casi inmediatamente en “best seller” y encumbran a su autor a la categoría de “maestro” del género. Nosotros, pobres depositarios de la sabiduría ajena, ya no tenemos un criterio propio sino que aceptamos sumisamente la valoración del oráculo editorial. Seguramente nunca hemos tenido otra herramienta para juzgar y criticar el trabajo de un escritor distinta de la lectura directa de la obra. Y aún así, siempre tenemos que sortear comentarios externos, a veces interesados, que predisponen hacia su estimación o, por el contrario, su rechazo. 
La presente novela, como muchas otras, viene con la etiqueta de “fascinante” “impactante”, “magistral” y ciertamente cumple con esos adjetivos aunque a mi juicio ello no obsta a que sea una continuista, ni novedosa ni innovadora. Un poco más de los mismo en cuanto a temática, argumento y técnica narrativa. Por un lado, el asesino en serie, que se hace llamar Jack Jr. (como guiño al famoso Jack el Destripador), no deja de ser otro super-asesino más, con una capacidad de anticipación casi precognitiva, una mente brillante totalmente supeditada a su instinto sexual, asesino, sádico y depredador. Tampoco el argumento se aleja de otras novelas del género, igualmente retorcido, con giros y recovecos que despistan pero cuyo predecible final no se nos acaba de ocultar. También cuenta con los habituales ingredientes escatologicos y viscerales (literalmente) que son tan habituales en este tipo de novelas.
A pesar de todo ello, o gracias a ello, es entretenida, adictiva en algunas ocasiones. Y de fácil lectura.
Los personajes, sin embargo, son algo estereotipados pero porque todos ellos son tratados con un exceso de psicologismo que llega a hacer dudar al lector sobre si en esta historia hay algún personaje vulgar y corriente. Más que eso, desde el psiquiatra de la protagonista, hasta la menor de cuya tutela se hace cargo, siguiendo con sus compañeros profesionales, o incluso una simple señora mayor que pasaba por ahí, en los baños de una cafetería, TODOS, TODOS, son terriblemente perspicaces, empáticos, clarividentes, comprensivos, y conocedores de la naturaleza humana. Son personajes muy trabajados cuyas reflexiones personales son siempre profundas y su comportamiento es excepcional y siempre normalizado respecto de la tipología en que le encuadra el autor: el perfecto psicólogo, el perfecto policía veterano, el perfecto marido y la perfecta esposa, la niña perfecta y el perfecto compañero borde, hasta el perfecto novato y el perfecto asesino. No hay incoherencias, no hay divagaciones, no hay banalidad y de haberla, sería la perfecta banalidad.
En resumen, una muy buena novela de entretenimiento pero totalmente prescindible, de esas que se olvidan a los pocos días.
Un saludo.

SINOPSIS EDITORIAL:  Un cuerpo lleno de cicatrices y pesadillas cada noche es todo lo que le queda a Smoky. La mejor jefa del equipo FBI nunca imaginó que ella también sería una víctima, que una noche un maníaco entraría en su casa y mataría a su marido y su hija. Aunque ella misma acabó con el asesino, ahora sólo le queda la soledad insoportable. Sin embargo, descubre otro motivo para vivir: está dejando un reguero de cadáveres. Smoky reúne a su viejo equipo y vuelve a escarba en los secretos más íntimos de Smoky y saca a la luz recuerdos a los que nadie podría enfrentarse sin perder la cordura.

Cody MCFayden: escritor norteamericano, nacido en Texas en 1968. Sus dos novelas publicadas en castellano son  El hombre sombra, y El rostro de la muerte.

Editorial: Books4pocket (2010)
544 páginas
ISBN: 9788492801299
Traducción: Camila Batles Vinn
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s