lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“el muñeco de nieve”, de jo nesbo. tensando un poco más el fino hilo de la novela negra escandinava.

4 comentarios


“Enfermera, ¿qué es más malvado? ¿Quitarle la vida a una persona que quiere vivir o la muerte a una persona que quiere morir” J.N

Parece que últimamente todas mis reseñas (y casi mis lecturas)  giran alrededor del tema de la novela negra que se escribe en los países nórdicos. Aún me quedan en el tintero un par de entregas sobre este tema (entre ellas la reseña sobre otro trabajo de un escritor escandinavo). Tanta saturación respecto de la misma temática puede provocar un hastío, un empacho intelectual que acabe como reactivo, en una aversión sistemática a todo lo que tenga algo que ver con la literatura que nos llega del frío norte europeo. Pero por otro lado creo que permite vislumbrar, desde cierta perspectiva general, en el conjunto de autores, una tendencia, una corriente, una orientación que la lectura aislada de alguna de las novelas quizás me hubiera impedido percatarme de ello. Me refiero al abandono de la postura crítica frente a los logros del alabado estado de bienestar y la adscripción a la novela criminal neta.

Es cierto que los autores que leemos pueden tener un estilo muy diferente, pertenecer a distintas generaciones y beber de fuentes distintas, cuya influencia se refleje de distinta forma en sus obras. Pero concretamente con esta novela de Jo Nesbo he percibido un cambio sutil: el autor se ha apartado ya del camino emprendido en novelas como “Petirrojo”. Además del hecho criminal concreto que caracteriza a toda novela negra o policíaca, el autor iniciaba magistralmente un acercamiento a la historia reciente de Noruega, país natal del autor y donde se ubica la acción, alternando el plano temporal coetáneo de la novela y los antecedentes históricos de las motivaciones del personaje, concretamente la Segunda Guerra Mundial, ofreciéndonos un apunte de lo que significó dicha contienda para los ciudadanos noruegos, las secuelas de la ocupación nazi y la posterior Guerra Fría y la influencia sobre toda una generación de noruegos que finalmente vieron emerger de sus aguas el oro negro que les ha permitido una independencia económica y varias negativas a integrarse de pleno en la CEE y en la posterior Unión Europea, no así respecto de su inequívoca adhesión atlántica (NATO)

Donde aquella novela destacaba, en contraste con la que es objeto de esta reseña, era, principalmente, por la carga de crítica social que contenía o quizás el trasfondo sociológico de una sociedad en transformación, pareja al resto de la Europa del norte, en el quicio entre el deseo de integración y la voluntad de independencia.. Obviamente no alcanza a la figura de escritores como Faulkner, Camus, Milan Kundera o Norman Mailer (ni creo que sea esa la intención de su autor) ni tampoco es representativa de la literatura de la contracultura, pero sí se servía del cauce formal de la novela negra para expresar algo más: los rescoldos de las secuelas de la guerra en un país que había alcanzado, aparentemente, cincuenta años después, la estabilidad social aparejada al progreso económico. Todo ello sin perder de vista el objetivo principal de la novela, narrar una historia de tintes criminales y la consiguiente investigación policial.

A mi juicio, la novela “el muñeco de nieve” carece de esta trascendencia, sin que por ello, ciertamente, se resienta en lo más mínimo su gran valor como novela negra. La trama es interesante; el argumento no tiene fallos apreciables de coherencia, aunque cojea un poco su verosimilitud; el protagonista que da continuidad a la saga, Harry Hole, aparece perfectamente definido y caracterizado como tal, y es reconocible para los seguidores de este autor y personaje. Es una muy buena novela negra, atractiva y entretenida, que es la esencia del género.

Creo yo que la enormidad de autores y argumentos, cada cual más rebuscado, obliga de algún modo a aquellos a encontrar elementos diferenciadores respecto del resto de sus colegas, que no dejan de ser competidores directos dentro del mercado editorial. Esta es la circunstancia a que aludía al principio. Creo detectar un abandono de la crítica social y una búsqueda de originalidad casi que a cualquier precio, con tal de ofrecer algo distinto (que no mejor).

Afortunadamente, vuelvo a reiterar, Jo Nesbo aún no ha roto el hilo que ya está suficientemente tenso. Esta novela, aunque no es la mejor del autor sí es mejor que muchas (y aún mucho mejor que la mayoría) y tiene atractivo suficiente como para seguir siendo fiel a la saga de Harry Hole. Las dos únicas pegas que le reprocho no necesariamente pueden ser compartidas por el resto de lectores a quienes gustan las novelas de Jo Nesbo. Una es la excesiva truculencia de los asesinatos, lo rebuscado de la técnica asesina. Yo creo que un simple asesinato por celos o por dinero (los de toda la vida) aún pueden ofrecer novelas muy interesantes.La otra pega es que propone excesivas soluciones fáciles al enigma de la identidad del asesino en un intento de retorcer aún más la trama y esto le quita credibilidad, espontaneidad y frescura, pareciendo una técnica algo artificiosa. Pero si lo que buscas es sangre e intriga, la tienes a raudales. Un saludo 

SINOPSIS EDITORIAL: Pronto caerán las primeras nieves. Y entonces él reaparecerá. Y cuando la nieve se haya fundido, se habrá llevado a alguien más. Un chico se despierta y descubre que su madre ha desaparecido. La busca por toda casa; no hay ni rastro de ella. Pero al mirar hacia el jardín, ve que su bufanda favorita cuelga del cuello de un muñeco de nieve. Y cuando Harry Hole y su equipo empiezan a investigar, descubren que un número alarmantemente alto de esposas y madres han ido desapareciendo en los últimos años. Todo parece indicar que este no es un caso aislado. Poco después desaparece una segunda mujer y las peores sospechas de Harry parecen confirmarse: se enfrenta a un asesino en serie que opera en su ciudad

Jo Nesbø (nacido el 29 de marzo de 1960 en Oslo), Noruega, Líder y cantante del grupo musical de rock noruego Di Derre. Escritor de novela negra cuya primera obra apareció en 1997 publicó su primera novela negra Flaggermusmannen, que inaugura la serie del inspector Harry Hole, y que fue galardonada con el premio Riverton a la mejor novela negra noruega y el premio Glassnøkkelen a la mejor novela negra de los países nórdicos.

  • Autor: NESBO, JO
  • Editorial: RBA
  • Año de edición: 2013
  • Traducción: Carmen Montes y Ada Bermúdez
  • ISBN: 9788490067628
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

4 pensamientos en ““el muñeco de nieve”, de jo nesbo. tensando un poco más el fino hilo de la novela negra escandinava.

  1. Me alegra leer tu comentario, pues parecía ser yo la única persona a quien molestaba la truculencia innecesaria de Snow Man. Luego, empeora. Me resultó insoportable en El Leopardo, con una trama imposible de creer, y sobre todo el final. Otra crítica que le haría (he leído hasta Police) es que se va desprendiendo de personajes interesantes que estaban en sus novelas anteriores, a las que prefiero por sobre todas las siguientes. Por ejemplo, nunca más oimos hablar de su hermana Sis, y así con otros casos. La crueldad extrema de Police y sus trampas al lector me superaron. Por ahora, no pienso leerlo más. Una lástima, porque escribe muy bien, pero ha desarrollado una veta sádica, gore diría yo, que es muy desagradable.

    Me gusta

  2. En el comentario anterior me olvidé de incluir el blog. ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s