lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“el olvido que seremos”, de hector abad facciolince: la vida habita en la memoria.

4 comentarios


“Yo quería a mi papá con un amor que nunca volví a sentir hasta que nacieron mis hijos. Cuando los tuve a ellos lo reconocí, porque es un amor igual en intensidad, aunque distinto, y en cierto sentido opuesto. Yo sentía que a mí nada me podía pasar si estaba con mi papá. Y siento que a mis hijos no les puede pasar nada si están conmigo.” H.A.F.

Un hombre yace muerto en el centro de la calzada de la calle Girardot de Medellin; su cuerpo ha sido acribillado a balazos; en su bolsillo lleva escrito su propio epitafio; veinte años después, su hijo erige un cenotafio en su memoria para arrebatarle del olvido ineludible: un monumento confeccionado con palabras de amor, dolor, melancolía, nostalgia, agradecimiento y admiración hacia un padre que supo alcanzar con igual amor el corazón de su hijo.

El Doctor Hector Abad Gomez, profesor universitario, médico de profesión, fue una figura pública en un tiempo de inestabilidad, desorden y confrontación política. Se significó en la lucha contra la desigualdad, la marginalidad, la pobreza y la precariedad de los más débiles: audiciones radiofónicas, editoriales periodísticas, promoción pública de campañas sanitarias, jornadas de protesta y concienciación a favor de los derechos humanos y de los derechos que nos confieren la dignidad humana –educación, sanidad, trabajo-  Y por dicha causa fue arrollado por la violencia anónima de los sicarios, ejecutado por grupos de poder, de intereses políticos.

Sin embargo, el libro que reseñamos no gira en torno a su vida pública, que puede ser meramente accesoria, anecdótica, una sucesión de hechos cuya efeméride no es éste libro. No, Héctor Abad Facciolince ha escrito una biografía íntima del personaje y su familia, una autobiografía personal y privada, un relato brillante, conmovedor, visceral, de una gran calidad humana, que surge al final del camino del llanto y de la pérdida, en el que el dolor  se convierte en duelo: la expresión de la pena, la reconciliación y el perdón. Como dice el autor “Al escribir este libro la quemé también [la camisa ensangrentada que había guardado todos esos años como un recordatorio de su promesa de venganza] pues entendí que la única venganza, el único recuerdo, y también la única posibilidad de olvido y de perdón, consistía en contar lo que pasó, y nada más”.

Este libro tiene una apostilla en forma de relato, recogido en “traiciones de la memoria” 2009, que se titula “poema encontrado en un bolsillo” y que es la reconstrucción minuciosa de la investigación llevada a cabo por el autor para determinar la veracidad de la atribución a Borges del poema inédito  “ya somos el olvido que seremos” que llevaba su padre escrito en un bolsillo en el momento de su asesinato, el cual en un principio fue negado por especialistas en contra de las afirmaciones del autor.

Con un formato a medio camino entre la biografía y la novela, está estructurado en cortos capítulos que relatan, en primera persona del autor  y orden cronológico, la infancia del mismo y su relación con su padre, desde sus inicios en el “kínder” hasta el asesinato de éste y su propio exilio de Colombia por amenazadas de muerte.

Es un libro muy recomendable por su gran calidad literaria, con una prosa clara que transmite, sobre todo, la sinceridad de su testimonio, la hondura del sentimiento ante la muerte y una seria reflexión filosófica ante el hecho de la trágica y repentina desaparición de una persona querida. El autor nos hace cómplices –y lo consigue- de su intento de postergar el olvido con la memoria y con el recuerdo.

Héctor_Abad_Faciolince es periodísta y escritor colombiano (Medellin, 1958). Ha escrito las siguientes obras: Malos Pensamientos, 1991; Asuntos de un hidalgo disoluto, 1994; Tratado de culinaria para mujeres tristes. 1996; Fragmentos de amor furtivo.1998; Basura.2000; Palabras sueltas. 2002; Oriente empieza en El Cairo. 2002; Angosta. 2004; El Olvido que seremos, 2005; El amanecer de un marido, 2008; Traiciones de la memoria, 2009.

Un saludo.

  • INDICE:
  • 1. Un Niño De La Mano De Su Padre. Pag. 11
  • 7. Un Médico Contra El Dolor Y El Fanatismo Pag. 40
  • 13. Guerras De La Religión Y Antídoto Ilustrado Pag. 69
  • 17. Viajes Al Oriente Pag. 94
  • 20. Años Felices Pag. 113
  • 26. La Muerte De Marta Pag 145
  • 30. Dos Entierros  Pag 172
  • 32. Años De Lucha Pag 178
  • 33. Accidentes De Carretera Pag 184
  • 35. Derecho Y Humano  Pag 199
  • 37. Abrir Los Cajones Pag 224
  • 38. Como Se Viene La Muerte Pag. 229
  • 41. El Exilio De Los Amigos Pag. 260
  • 42. El Olvido Pag. 272
Fecha de publicación: 11/05/2010
288 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-322-5073-6
Código: 736660
Formato: 12,5 x 19 cm.
Tomo 2310
Presentación: Rústica sin solapas
Colección: Novela y Relatos
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

4 pensamientos en ““el olvido que seremos”, de hector abad facciolince: la vida habita en la memoria.

    • No, no, en absoluto, es un libro triste y conmovedor que trata,puntualmente, sobre una experiencia sobrecogedora, pero que refleja el recuerdo del cariño de un hijo hacia su padre y viceversa. Al ser un libro autobiográfico te hace sentir bien y te hace reflexionar sobre la importancia de mimar cada día a las personas que quieres porque al final todos seremos olvido. Gracias por participar y un saludo.

      Me gusta

  1. No lo conozco, intentare buscarlo. Felices fiestas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s