lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“aguas gélidas” de michel koryta: no, definitivamente no es stephen king

2 comentarios


“Muchacho, te prometo una cosa: aquí nadie va a estar a salvo a no ser que lleven mi apellido y mi sangre” M. K.

Como la auténtica comida tradicional que una vez probaste en casa de tu abuela y cuyos recuerdos sensoriales nunca te abandonaron, como una maldición que ha alterado para siempre la objetividad de tu criterio y todo te sabe ahora demasiado artificial, demasiado elaborado, notoriamente insípido, así me siento yo al acabar de leer esta novela y descubrí, demasiado tarde, que Michael Koryta no es Stephen King.

Los recursos utilizados para pintar el ambiente de “terror paranormal”, como los sueños inducidos por la bebida, o la tormenta perfecta cuya venida se va a anunciando  desde el principio, no llegan a forjar la personalidad de la novela; los elementos de intriga son insuficientes y el final muy, muy, muy esperado. Quien haya leído “el Apocalipsis” o “la Tormenta del siglo” de Stephen King puede dejar a un lado el presente libro si busca una temática de terror o efectos paranormales (incluso me aventuro a proponer que puede leer cualquier otro libro mejor que éste).

La machacona comparación con “El resplandor” de Stephen King no es más que una ofensa a la objetividad que encubre un reclamo publicitario bastante poco sutil. Por otro lado, la existencia de un balneario es meramente anecdótica puesto que la trama no transcurre en su interior, ya entiendo que tantos libros que reseñar… no estamos para perder el tiempo leyéndolos, ¡¡faltaría más¡¡.

A mi juicio, la voluntad de justificar y explicar las capacidades precognitivas del personaje añade un elemento de lógica racional que anula posteriormente toda intención de regresión onírica al pasado: la explicación rompe la magia.

La trama es interesante, a priori, pero el desarrollo se me antoja predecible e insípido. El protagonista, dotado de ciertas capacidades paranormales  precognitivas, inicia una investigación sobre el pasado de un agonizante multimillonario con intención de hacer una película homenaje por encargo de un familiar. Para ello acude a su pueblo de origen y descubre a través de los sueños inducidos por el agua embotellada hace más de setenta años que la historia del pueblo oculta una tragedia antigua y que el personaje facineroso que provocó, en su juventud, la huída del millonario, vuelve en forma de ente que ha poseido el alma de su nieto, pretendiendole utilizar como instrumento de venganza.

Una subtrama sobre el conflicto sentimental del protagonista y su fracaso profesional, así como la larga espera de una meteoróloga aficionada que lleva prediciendo una tormenta apocaliptica, aumentan artificialmente el peso de las páginas de la novela lo suficiente para que el futuro lector no considere que ha gastado su dinero por nada.

¿Se me nota que no me ha gustado nada y que me arrepiento, como fue mi intención inicial, de no haber abandonado su lectura en la página 10?

Michael Koryta nació en 1982 en Bloomington (Indiana, EEUU), ha escrito varias novelas de serie negra protagonizadas por el investigador Lincoln Perry: Esta noche digo adiós (Tonight I Said Goodbye, 2004), El lamento de las sirenas (Sorrow’s Anthem, 2006), Una tumba acogedora (A Welcome Grave, 2007) y The Silent Hour, 2009, cuyas buenas críticas no deben ser empañadas por la presente reseña.

Un saludo 

  • Nº de páginas: 430 págs.
  • Editoral: ROCA EDITORIAL DE LIBROS
  • Traducción: Carlos Isern
  • ISBN: 9788499181790
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

2 pensamientos en ““aguas gélidas” de michel koryta: no, definitivamente no es stephen king

  1. Pues a mí me llama la atención. Sobre la comparación con Stephen King no creo que sea buena ni para el propio Koryta.

    Me gusta

    • Buenas tardes, ante todo gracias por participar en este blog. .
      Respecto de la fuerte crítica de la reseña que comentas, lo cierto es que sin ser una mala novela, las expectativas que la editorial ha sembrado con su comparación con Stephen King se han confabulado contra el pobre M. Koryta. Stephen King es un novelista extraordinario generalmente encasillado en el género de terror pero que, a mi juicio, cuenta con muchos registros y utiliza ese género como vehículo de expresión al igual que otros hacen con la novela de ciencia ficción o novela negra. Aunque definitivamente no es S. King no he descartado leerme otra de las novelas de Koryta protagonizadas por Lincoln Rhime, dentro del género de novela negra, para poder hacerme una idea más cabal de este autor. Lo correcto sería abordar la lectura de un libro sin prejuicios pero es difícil dejar de lado las ideas preconcebidas. Nuevamente, gracias por participar.
      Un saludo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s