lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“criaturas de la noche” de lázaro covadlo: pulga como animal de compañía.

2 comentarios


“Pero es que yo soy una parte de tí, Dionisio querido. Ahora soy el núcleo de tu ser más íntimo y así seguiremos hasta que la muerte nos separe. Desde que habito en tí, te lo he dicho muchas veces, soy tu verdadera conciencia, encia, encia” L.C.

Lázaro Covadlo, escritor argentino, nacido en Buenos Aires en 1937, – cuyo origen judío se destaca en ciertas biografías como si elemento racial fuera significativo a la hora de elaborar una obra literaria. Sus obras más destacables son La cámara del silencio (1973), Conversación con el monstruo, finalista del premio Planeta Sur 1994, Remington Rand. Una infancia extraordinaria (1998) y la colección de relatos Los humaneros, de 1965 y Agujeros negros (1997). Criaturas de la noche obtiene el premio Novela Café Gijón 2004.

Esta obra es una pequeña novela de humor con múltiples lecturas, a medio camino entre la parodia y la crítica social, entre el relato del absurdo y la novela filosófica, pues de todo cabe en sus pocas páginas.

La estructura de la novela se desarrolla en dos partes; una primera parte nos ofrece el relato en primera persona del protagonista, Dionisio Kauffman, agente inmobiliario un poco patético y ruín, con una clara carencia de las habilidades sociales básicas y una acentuada distorsión en la concepción de sí mismo. Con una evidente referencia kafkiana, Dionisio despierta una mañana no convertido en insecto pero sí parasitado por uno, la pulga, un ser microscópico antediluviano que lleva habitando este planeta durante milenios hospedado en el oído interno de los animales, humanos y no humanos, de los que extrae los humores vitales necesarios para su alimento y subsistencia; un insecto que se autodenomina pulga y que se nutre no solo de excrecencias y fluidos del ser que convierte en huésped sino que lo manipula y dirige a su antojo para el cumplimiento de sus deseos egoístas.

La segunda parte de la novela alterna las peripecias de Dionisio con el relato de la pulga, sus orígenes, sus motivaciones y, a modo de disgresiones –con distinta tipografía-, el relato histórico de sus experiencias con otros personajes, paródicos como Vito Tarsicio o históricos como Einstein o la célebre Condesa ”Sangrienta” Bathory (¿quién ha visto la película “Los Cuentos Inmorales” de Walerian Borowczyk ?.

Con la novela nos llega el eco distorsionado de otras referencias literarias, como el “Fausto” de Marlowe, “el maestro y Margarita” de Bulgakov o “el Diablo Cojuelo” de Velez de Guevara (salvando grandes distancias): la pulga se erige en una figura mefistofélica pero de rango menor, el pepito grillo del protagonista, que le conduce, orienta y dirige, y frena esas meteduras de pata de Dionisio que le hacen fracasar social, profesional y personalmente. Con su ayuda Dionisio alcanza la fama, el “amor” correspondido y la fortuna, pero pagando un precio. El pacto, siempre presente con toda figura demoníaca, trae como consecuencia una pérdida esencial para el personaje; en el caso que nos ocupa, la pérdida de sí mismo, la incapacidad de disfrutar de la soledad y de la libertad de pensamiento propios. Al final el personaje cumple el destino que le vaticina su propio nombre y acaba en una bacanal.

Intencionadamente o no, la novela puede contener una reflexión sobre si el personaje actúa por sí mismo o por el contrario la intervención de la pulga verdaderamente rige su conducta; también sobre la motivación humana y sobre en qué medida pueden llegar a predominar las pulsiones sexuales en la conducta; sobre el mundo de las apariencias y la volubilidad, vacío e incertidumbre del progreso social.

Es una novelita interesante, divertida, y muy corta.

Un saludo.

  • editorial: EL ACANTILADO
  •  año de edición: 2004
  •  páginas: 176
  •  formato: RÚSTICA
  •  isbn: 978-84-96136-88-5
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

2 pensamientos en ““criaturas de la noche” de lázaro covadlo: pulga como animal de compañía.

  1. He amado la nota y me ha encantado. No he tenido el gusto de leer el libro, ya que lo he buscado por todos lados (físico y en pdf) y no he podido adquirirlo. Así que me atrevo a hacer una solicitud un tanto pretenciosa ¿Podría darme alguna información de donde conseguirlo en electrónico?
    Me urge conseguirlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s