lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.


2 comentarios

“nivel 26” de anthony e. zuiker y duane swierczynski: manifestación severamente mortal de la alergia al latex


“Para calibrar el nivel de crueldad y de violencia de los crímenes que se cometen, el departamento de policía de los Estados Unidos estableció 25 niveles de violencia (siendo el numero 25 el máximo). Nunca pensaron que se podría llegar a un nivel más alto… El nivel 26.” A. Z.

Una novela de intriga y suspense avalada por el creador de CSI y con un novedoso formato de digi-novela mediante el cual el lector se convierte en espectador al acceder vía web (mediante claves facilitadas por el texto) a diversos vídeos donde se nos muestran distintas escenas que aparecen en la novela.

Pese a la voluntad de innovación considero que al segundo viaje al ordenador para visionar el vídeo el lector genuino se aburre y no interrumpe la lectura y el espectador de TVI posiblemente prefiera CSI.

Por lo que respecta a la novela, la ficción a veces se confronta con la realidad y deja al descubierto un juego de espejos en el que mutuamente se interrelacionan e influyen  ambos mundos, pero aquí NO ocurre así. Le falta esa dosis justa de credibilidad para no romper el equilibrio entre una novela de intriga y un manga de superhéroes y villanos. No es creíble, aunque sea ficción, que un super-asesino casi inhumano, cuente con infinidad de medios técnicos de los que el FBI carece o, al menos, no este protegido frente a la sistemática vigilancia monitorizada por video, audio y GPS. Tampoco es creíble el abuso de sus dotes de yogui para camuflarse, durante horas y sin casi respirar, y en absoluta inmovilidad, en el más minúsculo escondrijo. El único hallazgo de la novela, de argumento ciertamente vulgar y estereotipado es el exótico traje de látex del personaje principal, el malo, quien envuelto en un traje de cuerpo entero, embutido con la ayuda de cuatro barras y media de mantequilla, pasa el trance de vestirse y a partir de ahí  el resto de la novela pierde interés y fuelle.

Siento decir que la novela no es “el silencio de los corderos” o “dragón rojo” ni tampoco “seven” y auque su ritmo sea rápido, trepidante y casi cinematográfico, es precisamente ese artificio el que empaña la calidad de la novela en tanto que se detecta la prisa y no la agilidad, la superficialidad y no el laconismo.

 Su argumento es sencillo y trillado, un asesino en serie que nunca ha podido ser ni identificado se ensaña con la familia del investigador del FBI que una vez casi consiguió derrotarlo para hacer que vuelva de su retiro y aceptar el reto de atraparle, cuando en realidad lo que persigue es el éxtasis masoquista de su sacrificio. Pueblan la novela personajes tipo como el político hipócrita y manipulador, la esposa en perfecta comunicón espiritual con el detective, genio investigador, el jefe amigo abnegado y sacrificado, la compañera de trabajo, admiradora secreta, los esbirros impersonales, las víctimas abundantes y el malo, malísimo e inteligentísimo.

Sobre la base de una supuesta catalogación de criminales, el nivel 26 es, precisamente, ese tipo de criminal que no existe en la realidad sino meramente en la ficción y una ficción, además, sin contraste con la realidad sin “credibilidad” ni verosimilitud, una ficción imposible. Esta es la tara de la novela “nivel 26” .

ANTHONY E. ZUIKER es el creador y productor ejecutivo de CSl (Crime Scene lnvestigation) ; DUANE SWIERCZYNSKI es periodista y escritor de novelas.

Un saludo.

Nivel 26

  • Título original: Level 26: dark origins
  • Editorial: Planeta
  • Año publicación: 2010
  • Traducción por: Aleix Montoto
  • Páginas: 408
  • ISBN-10: 8408095358
  • ISBN-13: 978-8408095354
Anuncios


2 comentarios

“música de callejon” de george pelecanos: bandas, marginalidad y delincuencia que marcan fronteras invisibles, otro país dentro de la ciudad.


“No era más que una forma de marcar territorio: somo enrollados y habrá paz si nos quedamos detras de nuestras fronteras imaginarias” G.P

Música de Callejón es una novela de apreciable calidad pese a contar con la desventaja de mostrarnos un escenario irreconocible, un ambiente desconocido, unos personajes arquetípicos fuera de nuestra órbita sociológica y una banda sonora inidentificable: porque el Washington D.C. que nos describe no es el de la capital del Imperio sino el de el  ecosistema de los barrio marginales donde impera el poder de los colores de las bandas, constituyéndo unas fronteras invisibles y su propio código de supervivencia y depredación; porque la delincuencia no solo consiste en el trapicheo de las drogas y las armas sino que presenta unos contornos difusos donde cada uno bordea la legalidad bien activamente bien pasivamente, asintiendo calladamente ante las infracciones cotidianas; porque la música que suena en el callejón no es nuestra música (al menos la mía, salvo el gran Bruce Springsteen) y no nos identificamos con ella; porque hasta las marcas de los vehículos las oímos por primera vez.

Pese a todo eso, la novela avanza a su propio ritmo, con la voz de fondo del narrador omnisciente que se alterna sin transición con la voz autónoma de cada personaje, sus pensamientos y reflexiones que se solapan con la acción que lentamente va encaminándose hacia la previsible tragedia final. Se destaca algunos pasajes en que el hilo conductor es la música que suena en la emisora local y que varios personajes simultáneamente incorporan a sus pensamientos mientras interactúan entre ellos.

George Pelecanos es un escritor. productor y guionista  estadounidense , nacido en Washington D.C. en 1957. Licenciado en la Universidad de Maryland. Especializado en la literatura del género policíaco muy alabado en su país natal y cuyas obras apenas están siendo traducidas al español: Sin retorno 2010; El jardinero nocturno 2009; Drama City 2008 (2000); Revolución en las calles 2005; Música de callejón 2004; Ojo por ojo 2003; Mejor que bien 2002 (fuente lecturalia.com). Quizas sea más conocido por la afamada serie televisiva “The Wire”.

La trama es insustancial porque no es necesaria ni importante para conferir el carácter de “telerealidad” a la novela: en medio de un procedimiento judicial con posible condena de pena de muerte para un cabecilla de las bandas de la ciudad, los subalternos se dividen en facciones que pretenden asumir el control total; en este contexto, el detective privado Strange y su compañero Quinn aceptan un encargo del hermano mayor de uno de los capos del güeto para encontrar a una antigua novia, a la que al final asesina y, a su vez, es asesinado por miembros de la banda rival. La novela acaba con una saturnal sangrienta en la que uno a uno van siendo eliminados los pandilleros y el compañero de Strange, en una subtrama paralela en busca de otra joven desaparecida.

En vez de asesinatos truculentos, tramas enrevesadas, afiladas disecciones psicológicas y desdichados lamentos acerca del poder limitador de la burocracia sobre la iniciativa e intuición del héroe de turno, la novela abunda en reflexiones sobre la pena de muerte, el poder de las bandas, la integración de los pandilleros en la sociedad, la polémica sobre la prohibición de las armas o su legalización y las argucias para sortearla así como los intereses creados en torno a este comercio alegal, la falta de permeabilidad entre negros y blancos . Recomendable.

Un saludo.

portada del libro

  • 01 ed. 2004
  • Ediciones B
  • Colección: LATRAMA
  • Traducción; Eduardo Iriarte Goñi
  • ISBN: 978-84-666-1796-3
  • EAN: 9788466617963
  • 336 páginas