lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“cuervos” de john connolly: las cartas del mal siempre están mal barajadas.

Deja un comentario


“Conocía la existencia de una forma del maldad que rebasaba toda capacidad humana, el manantial del que bebían todas las demás manifestaciones de la maldad” J.C

Ya hice una reseña sobre la novela “todo lo que muere” de este mismo autor y un breve análisis personal sobre la serie “Charlie Parker” y a ella me remito; a falta de algo mejor… ahí dejo mi autocita  (http://wp.me/p2Dojb-6z).

En esta nueva novela, el autor, en mi opinión, a diferencia de anteriores entregas como “voces que susurran” o “a traves del espejo” , vuelve a la senda de “todo lo que muere”; pero el camino aún es largo y tortuoso y la cima de la excelencia se vislumbra en la lejanía.

Se nota en esta novela un trabajo más pausado, quizás escrita menos apresuradamente y por ello más detallista en la descripción de ambientes, paisajes y personajes. Pero, como puede pasar en otras largas sagas literarias (me refiero a la  serie sobre Rebus de Ian Rankin, o la serie de novelas de Hening Mankell dedicadas a Wallandera o las de Connelly sobre Harry Bosch)  la caracterización del personaje principal está ya muy definida y condiciona entregas posteriores, por lo que pocas novedades nos puede ofrecer y, si acaso, el público adicto reclama más de lo mismo que otra orientación la buscan en otros autores.

La trama, como todas las de Connolly, es atractiva por su truculencia y monstruosidad explícita, lejos de nuestra percepción de la realidad cotidiana que la maldad subyacente se nos antoja como lo que es, una representación novelada cuya premisa inicial es la confluencia en una pequeña población americana de aberrantes pederastas y pedófilos, aderezado con presencia de la mafia irlandesa, intrigas policiales, e intereses divergentes entre distintas agencias gubernamentales. Afortunadamente, para nuestra tranquilidad espiritual, la novela no pierde su condición de obra de ficción pese a que los hechos relatados bien puede haber ocurrido.

Para mayor desdicha de sus incondicionales lectores el autor se ve obligado a “meter” en la novela a todos los personajes secundarios de la serie, quizás para dotarla de continuidad y facilitar el reconocimiento e identificación con la misma y en este caso destaca sorprendentemente la fugaz aparición de los hermanos Fulci quienes, a modo de cameo televisivo, pasean por un par de páginas, con un dialogo insulso y una presencia fugaz e innecesaria en el desarrollo de la trama de la novela.

Con otros personajes esenciales como son Angel y Louis ocurre algo parecido. Siendo importantes en la serie parece obligado incorporarlos a la presente historia, pero su intervención es apresurada, episódica y vanal (sólo tiros y poco más); sin embargo, el autor desecha seguir con una subtrama referida a la trata de mujeres que interrumpe tan bruscamente como la inició y que no aportan nada ni al argumento ni a la caracterización de dichos personajes, paródicos de sí mismos.

A pesar de estas notas negativas es una buena novela, con una acertada combinación y alternancia entre los relatos introspectivos de los personajes y la penetración psicológica en sus procesos mentales que nos muestran la personalidades de seres que vivieron tempranamente una traumática experiencia y se convirtieron en instrumentos del mal, verdugos de inocentes y victimas de la enormidad inconcebible de su depravación.

Ligeros elementos paranormales no aparecen sino mediada la novela y se mantienen hasta el final, sin abuso ni exceso, en una correcta proporción y enmascarados bajo la fragmentada psicología del criminal, por lo que, otra vez magistralmente, Connolly consigue reforzar ese aspecto de su obra sin convertirla en un remedo de expediente X o de los relatos de ultratumba.

Un saludo.

  • NARRATIVA (F). Novela
  • Septiembre 2012
  • Traductor: Carlos Milla Soler
  • Andanzas CA -787
  • ISBN: 978-84-8383-427-5
  • País edición: España
  • 384 pág.
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s