lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“ready player one”, de ernest cline: para los que conocimos el comecocos y las máquinas de marcianitos de a 5 duros.

1 comentario


“Poco tiempo después, miles de millones de personas de todo el planeta trabajaban y jugaban en Oasis todos los días. Algunos se conocían, se enamoraban y se casaban sin poner siquiera los pies en el mismo continente. Las líneas que distinguían a una persona de su avatar empezaron a difuminarse”. E. C

Si reconoces los dibujos de la portada del libro ya sabes de lo que estamos hablando. Si jugaste a Space Invader y al Comecocos con monedas de 5 duros, definitivamente ya sabes de lo que estamos hablando.

Con alguna excepción debida principalmente a que la España de los 80 (y los adolescentes de esa época) estaba a años luz de los USA de los 80 (y que aquí no llegaba todo y no todos podíamos aspirar a todo lo que llegaba), esta novela vive de los recuerdos compartidos del Spectrum, el Commodore y el Atari y, mucho más cercano, de los juegos de rol, de Dragones y Mazmorras y similares.

Ernest Cline, (1972, Ohio) ha conseguido una obra entretenida, tan adictiva como los propios “juegos de marcianitos” a los que algunos fuimos aficionados y ha sabido fusionar a la perfección las peripecias del protagonista con ese mundo adolescente de los videojuegos, comics de fantasía y superheroes, los juegos de rol, la literatura de ciencia ficción y el cine de ciencia ficción (con la incipiente industria de los efectos especiales) .

El argumento trata sobre un joven preadolescente que vive en una torre de caravanas superpuestas que forman un suburbio de chabolas de una gran ciudad americana, en el año 2044. Huérfano de padres, con una familia desestructurada, marginal y predelictiva, su única vía de escape es la conexión a un mundo virtual llamado OASIS que le proporciona educación y ocio. A la muerte  del creador de ese mundo virtual designa como único heredero de una fortuna multimillonaria al que encuentre  “huevo de pascua” escondido en los miles de mundos virtuales que ha creado. Para ello organiza un juego de rol con pistas y enigmas que descifrar para llegar al premio final. Cientos de miles de personas se afanan en su búsqueda y entre ellos una gran corporación IOI, competidora comercial del fallecido que pretende, además de obtener la fortuna multimillonaria, tomar el control de OASIS y explotarlo economicamente. Con tantos interés en juego recurrirán al chantaje, la coacción y el asesinato, arriesgando en el juego la vida virtual “créditos” sino también la propia integridad física.

La acción transcurre en dos planos divergentes: por un lado la realidad social de un mundo en decadencia donde la población malvive miserablemente acosada por la escasez de materias primas y por el otro el universo virtual de OASIS donde cada uno participa con una “avatar” a medida y se convierte verdaderamente en director de su propio destino, aun cuando no deja de haber diferencias de equipamiento virtual según el crédito de cada partícipe .

Sin alcanzar el nivel de “El Juego de Ender” de Orson Scott Card o las novelas “Neuromante” y “Conde Cero” de William Gibson, sí participa en de algunas de sus características como el protagonizarla un joven, desorientado en un universo virtual altamente tecnificado, que es impelido por las circunstancias a actuar en un escenario cuya tramoya ignora y obligado a ganar para poder sobrevivir.

Es una novela muy entretenida y muy recomendable para nostálgicos de un mundo (el de la infancia) que ya no existe.

Nota: no te dejes engañar por la portada, pues yo la leí por una feliz casualidad al recalar en mi buzón una reseña sobre ella, cuando días atrás la había desdeñado de un simple vistazo superficial.

RPO

Título: Ready Player One
Autor: Ernest Cline
Traducción: Juanjo Estrella
Editorial: Ediciones B
Páginas: 461
ISBN: 9788466649179

Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

Un pensamiento en ““ready player one”, de ernest cline: para los que conocimos el comecocos y las máquinas de marcianitos de a 5 duros.

  1. Pingback: repaso breve sobre las mejores lecturas del año 2012 « lo que yo leo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s