lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“todo lo que muere” de John Connolly: todo, todo, muere o se le mata.

Deja un comentario


“—¿Quién es ese hombre? —pregunté.                            

La mujer habló, y en su voz se oyeron cuatro voces distintas: las de una esposa y una hija, la de una anciana obesa recostada sobre una cama en una habitación oscura, y la de una chica anónima que padeció una muerte solitaria y brutal entre el barro y el agua de un pantano de Louisiana.

—Es el Viajante.” J.C

John Connolly (Dublín, 1968) estudió filología inglesa en el Trinity College de Dublín y periodismo en la Dublin City University. Fue funcionario en la Administración local y trabajó en los almacenes Harrod’s de Londres, y como camarero, antes de ejercer como periodista freelance del Irish Times, para el que sigue escribiendo. Es autor de la serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Charlie Parker, alias «Bird»: Todo lo que muere (Shamus Award 1999 a la mejor primera novela y finalista del Bram Stoker Award y del Barry Award), El poder de las tinieblas, Perfil asesino, El camino blanco (Barry Award 2003), El ángel negro, Los atormentados, Los Hombres de la Guadaña, Los amantes, Voces que susurran y Más allá del espejo. Cuervos. (extraido de su “biografía oficial” de la editorial Tusquets)

El detective Charlie «Bird» Parker, fue inspector del Departamento de Policía de Nueva York, que pierde su placa raíz del asesinato brutal, e irresuelto, de su mujer y su hija. Se ha convertido en una persona alcoholizada, violenta e irascible, con un sentimiento de culpabilidad que pretende redimirse con una clara determinación de venganza en todo criminal que se convierte en su objetivo profesional. Cuando acepta un caso de una desaparición de una joven, se cruza con las huellas criminales del probable asesino de su familia, “el Viajante”. Acción, sangre y tiros, un perfecto “hard boiled” con algo más.

Esta es otra de esas primeras obras iniciales, que luego se desarrollan en grandes (largas) series, que impacta y apasiona: por su novedad, por el trabajo desarrollado por el autor a la hora de definir un personaje distinto (aunque anclado al tópico reconocible y, por eso mismo, admirado), por una trama compleja con muchas subtramas y sobre todo por su mucha sangre y balas (si eso es lo que estas buscando) y ese asesino en serie de un equívoco aire infernal. Pero no solo por eso, sino también por abordar el tema del detective privado desde una perspectiva sobrenatural, parapsicológica, paranormal, muy sutil, sin convertirla en una historia de superhéroes de cómic ni en una parodia de Expediente X de lo criminal. A lo largo de otros títulos de la serie se acentúa la presencia de otros seres de naturaleza ambigua, entre lo terrenal y lo infrahumano, que confieren a la novela ese carácter tan especial.

¿Más cosas positivas? Desde luego. En primer lugar un merecido reconocimiento al traductor, pues entiendo que a él puede atribuirse la excelente calidad literaria de la novela en español. Las frases cuidadas, los diálogos creíbles, ni apresurados ni recargados ni estereotipados. Además introduce en el relato un contenido más profundo, reflexionando sobre la sociedad americana, la decadencia de alguna poblaciones venidas a menos, sobre el fracaso personal, sobre la pérdida personal y la falta de autoestima, y sobre el mal y la crueldad en nuestra sociedad.

Otro acierto es la pareja de asesinos “buenos”, Louis y Angel, ambos con una personalidad compleja y una peculiar relación íntima con Bird que en la novela ayuda a la agilidad y contundencia de la acción.

La labor de Connolly ha ido progresando y con otras entregas como “El poder de las tinieblas”, “Perfil asesino”, “Los amantes” se definen los personajes, se aclara la naturaleza psíquica de las facultades de medium de “Bird”, aparecen seres sobrenaturales, de extraña definición, personas excéntricas, un variopinto mundo en penumbra que se asoma a la realidad  cotidiana sin abandonar del todo los pliegues de lo oculto, “malos muy malos” como Kaleb, Faulkner, El Coleccionista, etc… Sin embargo, quiero decir que las últimas novelas definitivamente han perdido garra e interés. “Voces que susurran” me defraudó y “Más allá del espejo” no me parece una buena novela, o al menos no tan extraordinaria como las primeras. Igualmente, con “los hombres de la guadaña” la figura del detective Charlie Parker pierde protagonismo y, centrada la acción  en la pareja de asesinos Louis y Angel, también flojea su atractivo. Pero ofrezco una solución: empezar a releer la serie, así se pueden apreciar los matices en perspectiva.

Un saludo   

Portada de Todo lo que muere

NARRATIVA (F). Novela
POLICIACOS (F). Otros
Marzo 2004
Andanzas CA 531
ISBN: 978-84-8310-261-9
País edición: España
432 pág.
Traducción: Carlos Milla Soler
Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s