lo que yo leo

Un blog sin pretensiones, sobre reseñas literarias para leer en 10 minutos; contiene comentarios sobre libros, recomendaciones, divagaciones y toda clase de digestiones literarias que un lector compulsivo ha aderezado a su gusto. Por supuesto, abierto a colaboraciones y opiniones. Casi es obligatorio equivocarse aunque, evidentemente, yo soy yo y tú, eres tú, por supuesto; pero ni yo soy tú ni tú eres yo, por lo tanto, todo lo que escribas es tu responsabilidad: cada uno es dueño de sus palabras y de sus silencios, sin embargo, tu libertad no te permite escribir nada ilegal o degradante para otros como tú y como yo. Es por eso que, al menos ese SILENCIO sí impera en este blog.

“deja en paz al diablo” de Johnn Verdon: un globo que se desinfla (con helicopteros).

Deja un comentario


“Eso es lo que lo convierte en un monstruo, en un completo sociopata. Pero también hace que sea más fácil de comprender.Su mente es una calculadora que siente completa aversión por el riesgo…, y las calculadoras son predecibles” J.V

¿Qué reseña puede ser esta que se refiere a libros que no estamos leyendo? Porque con la lectura  de última novela de la trilogía del detective Gurney “deja en paz al diablo” de  John Verdon, he tenido la sensación constante de estar leyendo una novela distinta, una que pudo ser, o que lo fueron las dos novelas precedentes. La novela “no es mala” pero tampoco buena y uno no tiene tiempo ya para estar perdiendolo apurando logros otoñales bien merecidas en su día pero que no han sido renovadas.

Si la novela “se lo que estas pensando”  alcanzó una calidad extraordinaria con un argumento y una intriga novedosa o, incluso, la novela “no abras los ojos”, continuó en esa misma linea (disminuida la novedad del autor y del detective), esta nueva y (esperemos) última entrega tiene un argumento rocambolesco,  aburrido, predecible y un final que asemeja a la carga de helicopteros de la película  “Apocalipse now”  con pirotecnia y juego de luces incluido, todo ello en formato realitty.

Para colmo, la insulsa subtrama sentimental sobre la relación entre el detective protagonista y su sufriente esposa (donde el autor carga su carácter intuitivo, místico y sentimental frente a la dura racionalidad de Gurney), así como la subtrama de la recuperación del amor filial (que preveo que continuará en sucesivas entregas con mayor un protagonismo detectivesco del hijo, admirador y émulo de su padre) ni siquiera son interesantes ni añaden nada al argumento salvo el contraste entre el prodigio portensoso del detective y su desastrosa vida personal. Peo esto ya lo hemos visto ¿verdad?: claro, Mankell pero sin Wallander.

John Verdon “ha trabajado en varias agencias publicitarias en Manhattan como director creativo hasta que, como su protagonista, se trasladó a vivir al norte del estado de Nueva York en un entorno rural.” es lo que dice su biografía en la Red. Reitero que sus dos primeras novelas son excepcionales, esta última parece más un lanzamiento oportunista aprovechando la merecida calidad de la primera de ellas. Lo que mñas me ha gustado ha sido la portada del libro.

Un saludo

Anuncios

Autor: loqueyoleo

En un mundo mudo y lleno de ruido y furia, resuena el silencio de las palabras olvidadas entre las páginas de un libro: despierta, comparte y lee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s